01 agosto 2010

Cibermilitancia las pelotas



Bueno. Ya más o menos me recuperé del regreso. Confieso que anoche, cuando era la una de la mañana y estaba con un poquito de frío en la terminal de Santa Fe, más solo que un perro, y el micro no venía más, tuve un momento de vacilación que se puede expresar elegantemente así: qué carajo hago a esta hora, un sábado, acá.
Después subí al bondi, agradecí al Gauchito Gil que los nenitos se sentaron un par de asientos más atrás, me puse en el mp3 los discursos completos de Giustiniani en el Senado para que me diera noni y me vine mirando por la ventanilla hasta Gálvez (ojo, el mp3 lo apague al toque porque queria disfrutar un rato de la helada mo-nu-men-tal que caía sobre los campos sojeros y no sea cosa de dormirme en el primer semáforo).
Pero me estoy yendo por las ramas. Este post es un post cortito para agradecer la invitación de los compañeros al Encuentro de Cibermilitantes del Movimiento Santafesino que se hizo ayer en, carajo voy a tener que repetir, Santa Fe.  También para agradecer a Hernán Brienza porque me llevó (el temita ese de caminarme el terrirotrio blogueroya lo vamos a charlar en su momento), a Jorge Hoffman de ATE por la casa y por la charla y a los compañeros del Sindicato de Prensa, donde nos morfamos un tremendísimo asado y brindamos, como corresponde a los 1 de agosto, con caña con ruda en honor a la Pacha. Salvo @Negroviejo/Flavia que le dio verguenza que la vean conmigo charlando, el resto estuvo muy bien. Hasta Carrasco, mire.
Confieso que me quedé con muchas ganas de darle algunas sugerencias de campaña al Chivo Rossi, pero como desde que llegó hasta que se fue no paraba de reírse, me pareció que no era el momento indicado. Mejor lo dejamos para otra elección.
Para terminar: acá, en el blog de Evelyn, todas las exposiciones: José Sentis, Rodolfo y Julio, Brienza y uno que después de escucharse se perdona las parábolas que dice.

Ya se lo que hacía allá. ¿A dónde vamos ahora?

10 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

si el título expresa el tono de la nota, ok

Mendieta dijo...

No te entiendo Jorge. Me estás peleando? Eh? Eh?

PARTIDO JUSTICIALISTA VILLA MARIA dijo...

proxima parada en v maria, te esperamos con tu verborragica sabiduria que guia a los blogueros.... abrazos sergio

Flavia dijo...

Ah, pero que fea la buchoneada, y eso que ya había hecho mi descargo. Aparte, técnicamente yo te saludé, pero si no tenés dotes de adivino, ¿cómo le hago?

Pero bueno, no todo siempre tiene que estar muy bien, ahí estuve entonces para aportarte el lado negativo, que tanto. ;P

Jorge Devincenzi dijo...

No peleo. Por un lado, convengamos que la blogósfera K es caótica y desigual. Por otro, no veo que los concurrentes representen algo más que a sí mismos. Hay una cuestión de construcción política no resuelta, me parece. Y, en fin, confraternizar es muy bueno, pero queda pendiente lo de la construcción.

Mendieta dijo...

Jorge: digamos que, precisamente algo así, es lo que yo digo en la exposición. Ja. Quizás con la diferencia que yo hago un planteo un tanto más escéptico: planteo que no hay cibermilitancia si no hay militancia. Y que organizar "en una orga" los blogs (al cabo nada más que una herramienta) no sólo es imposible. Creo que es malo. Pero bue: Brienza decía lo contrario.
Y es un debate que no terminará.

Matías dijo...

Para mí la cibermilitancia no es militancia, simplemente. Es escribir.

PARTIDO JUSTICIALISTA VILLA MARIA dijo...

Matias, militar en política es realizar acciones para convencer a otros de votar por lo que nosotros consideramos la mejor opcion, si eso lo haces escribiendo por blogs, tuiter,facebook es cibermilitancia...
si lo haces por mensajitos de texto es telefonomilitancia, si salis en bolas con un letrero en la mano es bolasmilitancia, y asi sucesivamente abrazos sergio

Jorge Devincenzi dijo...

OK, PJ, pero esa es una descripción solamente. La construcción política es algo más que convencer a los otros, y la cibermilitancia, me parece, es leernos entre nosotros, o entre ustedes si lo prefieren. Algunos, por ejemplo, están analizando el fenómeno de twittear, el reino del fin de la palabra, es decir, del pensamiento, es decir, de la acción. La crítica puede entenderse con ánimo destructivo o superador.

Jorge Devincenzi dijo...

Y me había quedado algo: el error conceptual que hay, y no solo en la ciber, es que termina siendo un apéndice de funcionarios, estructuras de gobierno, etc. Así no va