10 agosto 2015

Los lunes

Los inundados siguen inundados.
Los hospitales y las escuelas que se construyeron, se construyeron. Y las que faltan siguen faltando. Como las cloacas. O las alcantarillas.

Los que están en negro siguen en negro. Los que ganan poco, siguen ganando poco. Y los que ganan demasiado siguen ganando demasiado. 

Los que leen la realidad sesgadamente, siguen tuertos y cómodos en sus certezas de papel maché. Y los que no, no.
Lo que existía el viernes, existe el lunes. Y el otro lunes. Y el otro. Y el domingo dentro de dos meses y pico.

¿Para qué sirve entonces? Sirve para hacer películas y no fotos. Sirve para tratar de mirar lejos y no cerca. Sirve para seguir siendo lo que somos y tratar de ser lo que queremos ser. Que quede cada vez más claro, que no lo sabemos.

A veces parece poco. A veces parece mucho. No sé.

Lo que es, es. Y nosotros, ahí, somos los eternamente incómodos. Desde esa frontera hicimos, hacemos y haremos. Porque hay cosas que no terminan nunca. 

4 comentarios:

Alcides Acevedo dijo...

La que no se termina nuca es el caradurismo de los peronistas, los felicito por el terrible fraude, por suerte el ausentismo les jugó a favor... vamos a ver en Octubre....

Mendieta dijo...

Gracias querido. Un abrazo eh.

OMARELI dijo...

Quisiera saber si algun partido político efectuó denuncia de fraude, robo de boletas ó algo similar.
Por que si no es así, estamos ante una nueva leyenda urbana.
¿Hay algun dato certero?
Saludos

Hernán Sinagra dijo...

Qué grande sos, Mendieta! Siempre tan preciso y poético al mismo tiempo ♡ Gracias por compartir tu realidad con todos, nos sirve y nos abre los ojos. Un abrazo!