22 noviembre 2011

Reconquistas

Una de las políticas más elogiables del actual ciclo político iniciado en el 2003 es la recuperación del Derecho Laboral. Sin entrar en tecnicismos leguleyos, la década del 90 había hecho casi desaparecer en la práctica -producto de desregulaciones y flexibilizaciones varias- la posibilidad de que los trabajadores pudieran contar con el acceso a la justicia para defender sus derechos. Porque, y aquí vale ponerse lanatista, el Derecho Laboral viene a ser una herramienta para intentar equilibrar el natural desbalanceo de poder existente entre el capital y el trabajo.

Similar éxito, ya no en el plano de la Justicia si no en el del "mercado" laboral, puede contabilizarse a favor del kirchnerismo con la recuperación de las discusiones paritarias entre los sindicatos y las patronales. Si quieren datos duros, pueden entrar al sitio del Ministerio de Trabajo que los hay.

Ambos ejemplos aquí descritos marcan, en principio, una tendencia que es constitutiva del proyecto kirchnerista: la recuperación de las herramientas gubernamentales de gestión y administración. Pero también algo más profundo: la recuperación del rol del Estado como actor central en el quehacer económico y social de la Nación.

Como bien dijo hoy la Presidenta no se puede ser neutro. Y esa imposibilidad de neutralidad alcanza a cuando se disputa la renta entre los trabajadores y el capital.
Tácticamente puede entenderse el rechazo de Cristina al proyecto de la CGT de la distribución de utilidades empresariales en momentos en que algunos sectores del sindicalismo "pulsean" con el gobierno en diversos campos y ámbitos.
Estratégicamente es discutible, debatible: la CGT ha jugado un rol importante en defensa de este modelo en momentos en que las papas quemaban.
Pero ideológicamente, en mi opinión, resignar el rol del Estado y del Gobierno en esta tradicional, natural e inevitable disputa entre el capital y el trabajo, es -por lo menos- una contradicción y un error.

24 comentarios:

Opinador dijo...

Como tantas veces, escribiste mas rápido de lo que yo pensé...
Es así, no me toca a mi definir si tácticamente es correcto, pero ideológicamente el rol del Estado es central y jurídicamente el 14bis nos habilita a participar por Ley las ganancias empresarias con los trabajadores

Anónimo dijo...

Total y absolutamente de acuerdo: con las disidencias puntuales que se puedan tener con el proyecto Recalde, remitir la discusión de la participación en las ganancias a las paritarias implica que los que no tengan fuerza para negociar allí, no obtendrán participación; y no se puede hacer ese distingo en un derecho constitucional. De hecho, si el Estado no hubiera regulado por ley la obligación de sentarse a negociar en paritarias, ¿cuántos empresarios lo harían voluntariamente?

DP dijo...

¡Marche un bonapartismo antiobrero para Mendieta...!

DP

Mendieta dijo...

DP: es tan pero tan sencillo ser trosco que en cualquier momento me hago. Eso sí: te quisiera ver a vos bancando un oficialismo. Bah, no.

diego tirelli dijo...

El Estado tiene que estar donde estaán los que no se pueden defender. Si hay que elegir entre combatir el empleo en negro o pelear por el reparto de ganancias, yo elijo la primera. Hay un tercio de personas que no tiene ninguna cobertura y un 7% que no tiene laburo. Estamos hablando de 4 de cada 10 trabajadores.
Los que podrian participar de las ganancias de las empresas no tengo idea de cuantos son, pero arriesgo un 10%. Y creo q exagero. A mi me suena obsceno que la CGT ponga tanto énfasis en las ganancias. Lo digo sinceramente. Habiendo tanto tercerizado y tanto negreado o esclavizado, presionar por la ley de ganancias me hace ruido.
Desde mi punto de vista, tanto estratégica como tacticamente es tiempo de discutir condiciones para todos los trabajadores. Y que los "privilegiados del modelo" arreglen de la mejor forma posible.

Mendieta dijo...

Diego: comparto 100% lo que decís. Lo cual no quita lo otro. QUe es una señal preocupante el modo en que se dijo lo que se dijo. Tengo el textual. Abrazo.

diego tirelli dijo...

Ah, mendieta, en eso si concuerdo. No solo LO que se dijo, sino DONDE se dijo. Y, tambien, que se dijo antes del discurso de Cristina. Esta el discurso de Moyano en algún lado?

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Ahí leí completo el discurso de CFK. Me pareció bien tu post, porque siempre tenemos que tener esa gimnasia pero analizando un poco me parece que:

Al compañero Moyano, Cristina le dio bastante duro. Se ve que le rompe soberanamente algo ahí y parece ser un tema de poder. Me da la impresión de que en esta etapa no le interesa que nadie le dispute poder. No es contra los dirigentes sindicales. No quiere que nadie le dispute poder.
Ella realiza la crítica a Moyano, pero dice a la UIA:

a) Ni se les ocurra volverme a hacer una corrida porque los hago mierda. Los voy a hacer mierda todas las veces que sea necesario ahí.

b) El único liderazgo es el mío. Charlamos todo, pero van a tener que charlar acá, ni se les ocurra ir "por afuera" porque afuera no hay nada. "Por afuera" también es tratar de imponer metas de política económica. Por ejemplo, lo de "metas de inflación" para el BCRA. Yo no hago metas de inflación muchachos, no me jodan. Acá no hacemos metas de inflación. Eso es en otro lado, "por afuera" y como verán, "por afuera" no hay.

c) Yo acá les traigo la famosa ley de reparto de ganancias, si tanto les jodìa, pero no me jodan a mí. Y van a tener que reinvertir muchachos, porque los estoy mirando.

d) El capitalismo "negociación por negociación", digamos, sigue, y acá la única en condiciones de negociar soy yo. Reinviertan porque estoy mirando todo, no me jodan, no me pidan guita para fugar porque les puedo hacer daño.

e) No voy a entregar el apoyo social. Ni a los jubilados que cobran la mínima ni a todos los que están consumiendo y más o menos son mi base. Discutamos todo, la inflación, lo que quieran pero no me toquen mi base.

Bueno, eso

Abrazo

Helmut Gregor dijo...

Flaco, no entendés: El sueño Nac&Pop terminó, ahora empieza la realidad... la dura realidad.

Se terminó la mentira, se vencieron los plazos, hay que pagar la cuenta, de ahora en más las expresiones "disonantes" de Cristina irán en aumneto en relación inveras al monto de las reservas y el superávit comercial.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Helmut:
Sabés la de opiniones disonantes que tengo encima. Quedate tranquilo.
Y quedate en el molde que es un arte esto, no es dos más dos.
Saludos

Anónimo dijo...

HELMUT:La tenes adentro,y se nota.

Mariano Montes dijo...

Gran post Abe.
Creo que el punto que toca Diego es central. Algunas de las demandas más importantes de los sindicatos muchas veces resultan ser contradictorias de las demandas de los sectores más postergados de la sociedad (el reclamo por la reducción de las ganancias es un ejemplo, porque implicaría menores recursos que el Estado podría reorientar a determinadas políticas sociales destinadas a los pobres -o a los trabajadores informales-). Cuando aparentemente no lo son, como en el caso de la pelea por la participación en las ganancias, aparecen las cuestiones vinculadas a las prioridades. Por supuesto que la CGT jugó y va a seguir jugando un rol importante en la defensa de este modelo, pero el establecimiento de las prioridades y la potestad del liderazgo son del Estado. Después de ocho años de amplísimos beneficios salariales y organizacionales de los sindicatos, altas ganancias empresariales y paz social, hay cosas, digamos, menos discutibles. Por eso subrayo tu último párrafo.

Alejandro Bresler dijo...

No comparto lo que dice el Escriba. Esto no es sólo una señal; es convicción ideológica. Cristina no quiere la ley. Si estoy equivocado yo, entonces es un error gravísimo. Es un día preocupante para todos los que defendemos (y vamos a seguir defendiendo) este proyecto de país. Ahora bien: si la profundización del modelo no toma por otros carrilles es como que podemos llegar a estar en el horno, ¿no?

diego tirelli dijo...

Perdón, Alejandro, pero Cristina no dijo que estaba en contra, dijo que se tenían que poner de acuerdo. Son dos cosas distintas.

Alejandro Bresler dijo...

Diálogo y consenso... me suena feo. Sobre todo si aparece en una cena con la UIA. Repito: por ahí tenés razón y no es convicción ideológica (yo creo que sí lo es, pero no tengo muchos más argumentos que mi creencia); entonces es un error. Grave. A mí me consterna bastante.

Flavia dijo...

Tal cual como dijo Diego. Cristina dio a entender que hay otras prioridades que le tocan al Estado, pero en lo que hace al punto de la distribución de ganancias lo dejó para el Parlamento. No que no está de acuerdo pero que no lo va a hacer por medio de la fuerza. Debatan el proyecto Recalde u otros si quieren pero en el Parlamento.
No quiere que Moyano la apriete para que lo largue por decreto sino que sea por acuerdo entre las partes.
Para mí es muy claro, no sé

DP dijo...

Mendieta: cortita: no podría nunca bancar a un oficialismo patronal. Eso hoy quedó claro en el discurso de Cristina: con los empresarios (del campo y la ciudad), todo. Con los trabajadores: nada (bah, sí, algo: que produzcan... ganancias para las patronales).
Le pegó a Moyano y le dijo que ni sueñe con que haya una ley por el "reparto de las ganancias". Te pregunto, Cristina ¿de qué lado está?...

diego tirelli: el Estado (y el gobierno que lo maneja: en este caso del kirchnerismo) siempre que eligió, lo hizo para los patrones y banqueros. El trabajo en negro persistió (y persiste aún) con un país creciendo a "tasas chinas". Y lo que puso sobre el tapete la brutal precarización del trabajo fue la lucha de los ferroviarios del Roca, donde cayó asesinado Mariano Ferreyra, a manos de la patota de la UF de Pedraza, el amigo de Tomada.
Si era por el gobierno, seguían miles de laburantes ganando menos de 2000 pesos por mes ahí.

DP

Emiliano Falcon dijo...

Gran post Mendieta.

Creo que hay que ir por partes.

Estoy de acuerdo con Escriba, acá hay una lucha de poder atrás, está más que claro. La CGT viene hace semanas reclamando por el minimo no imponible, una medida que va beneficiar a cuantos, 8, 10% de los asalariados? Artemio dice que el 9% de la masa salarial formal se reparte entre el 30% de los q menos ganan y el 52% de la masa se la lleva la cima de los que mas ganan. Es ilógico que en un contexto como ese la prioridad y el mayor reclamos sindical sea el mínimo no imponible. Eso tiene que ser un reclamo del sindicato que representa a esos trabajadores, no de la CGT en su totalidad.(Nota: Y ni hable del trabajo en negro, ese deberia ser el objetivo Nº1 de la CGT) Cae de maduro entonces que atrás del reclamo hay otro objetivo, subir el mínimo no imponible claramente no lo es. Es un reclamo de poder. Cristina esta respondiendo a eso en parte (Y a eso sumale el comunicado bancando a Venegas y, aunque tibiamente reconozco, a Cirielli con lo de Aerolíneas y tenes la mezcla ideal)


Con respecto al reparto de las ganancias, no creo que sea ideológico el NO de hoy de CFK. Si, es verdad eso de que todo lo que no se legisla a favor del mas débil queda implícitamente legislado a favor del más fuerte. Pero es verdad también que gobernar es hacerse de metas y objetivos.
Y acá acuerdo con Diego. Si me das a elegir entre bajar el laburo en negro y lograr que toda esa gran mas de 36% acceda a los beneficios que implica estar dentro del sistema y la ley del reparto a las ganancias, yo sin dudar opto por lo primero.

Pero entonces, dirás, porque hay que optar. Buen, entonces ahí se engancha con el tema de la inversión que hablo CFK hoy. Quizás no suene lindo lo que voy a decir, pero en un contexto de crisis mundial como es ahora le llegas a meter una ley de reparto y las empresas no meten un peso. Esto es asi (no estoy haciendo un analisis "valorativo" digamos, es meramente fenomenológico) y Ella lo sabe. No es boluda.

Nos puede gustar mas o menos lo que dijo hoy, pero hay que ver donde estaba y por que lo dijo. Después de todo, es peronista, ja.

D.P: No me suena que este sea un oficialismo patronal. A los empresarios también les repartió (hablo de resistir corridas, de perseguir a los que hacían "contado con liqui", prestamos a tasas subsidiadas


Emiliano.

P.S: Pispeó algo de mi libro, Don?

diego tirelli dijo...

Tenés razón DP, no lo había pensado. Este es un gobierno de patrones y naqueros, claro. POr eso 9 de cada 10 empleos nuevos son en blanco, por eso hay paritarias, por eso hay salarios de convenio que crecieron 500% en 7 años, por eso existe la AUH, por eso se cambió la ley de flexibilización laboral y por eso hay mil medidas mas a favor de los trabajadores. Tenés razón, perdoname, no lo había visto. Este es un gobierno de los bancos, de los patrones, del FMI y del banco Mundial. Me iluminaste.

Laura dijo...

Suscribo al post.

Cuánta incomodidad genera todavía en muchos Moyano, eh, espero que después del 2015 no tengamos que lamentarlo.

Estoy de acuerdo que el trabajo en negro es un problema grave pendiente de solución, pero no veo que sea excluyente en relación a la ley de repartición de ganancias. Por otra parte, dónde y cómo se materializa ese reclamo? Cómo lo militamos?
A veces pareciera que ser oficialista es sinónimo de aplaudidor serial. Si la militancia no sirve para correr los límites de lo posible, la verdad es que no sé para qué sirve.
Ah, con la R125, que todavía éramos bien pocos, en las 2 concentraciones grandes que se hicieron en apoyo, yo me crucé con la columna de camioneros. Impresionante. Y algunos le quieren sacar ese poder...

Napule dijo...

Muy buen post y comentarios. Creo que lo que nos preocupa a varios es que se tomen como ciertos los grititos de miedo y dolor de los que manejan poder economico de verdad. La experiencia muestra que si les das una, te piden tres. Son dificiles los muchachos con plata. Darles este regalo en la UIA puede ser un error. Veremos.

Opinador dijo...

Mendieta, estuve leyendo el discurso completo y la verdad que el contexto y la explicación táctica de los 3 o 4 largos párrafos que dedica al tema, encabezando con nombre y apellido cuando pregunta si esta el compañero secretario general, son muy buenos y explicarían de manera acabada esta idea de prioridades y momentos que defiende varios de los comentaristas del Blog.
Y no caben duda que son de los que me hacen ser K, en buenas, en malas, estando de acuerdo o teniendo dudas.
Lo que me sigue haciendo ruido son dos frases especificas: "...Si la economía pudiera regirse por leyes sancionadas por el Parlamento, no tendríamos necesidad de tener una UIA ni una CGT ni montón de cosas, la economía realmente se rige por otras leyes..." y "...es una cosa que tienen que decidir entre los empresarios y los trabajadores, no la puede imponer el Estado por la fuerza a través del Parlamento..."
Y me hacen ruido por dos cosas: una, porque no son operativas sino conceptuales, es decir no dicen, "ahora no", "mejor de esta manera", "charlémoslo en la mesa del salario", o cualquier otra formulación que se les pueda ocurrir sobre que no es el momento o la forma (lo que deja muy en claro cuando habla de los mensajes por los diarios) sino que lo establece como "Ley de la economía" y como "Ley extrapolitica", es decir que esta diciendo "ni ahora, ni nunca se puede participar ganancias por decisión estatal, eso es una LEY DE LA ECONOMIA, las ganancias van por acuerdo de partes", en ese sentido es como vos decís una contradicción ideológica o un error.
Pero lo otro que me hace ruido es que eran innecesarias, porque efectivamente por un lado estamos en un momento económico internacional y por otro Cristina (y con ella todo el kirchnerismo) goza de una legitimidad política, que le/nos permitía plantarse y decir: "ahora NO, los gremios que puedan discútanlo en paritarias y dejemos para otro momento la discusión de si esto puede o debe generalizarse", eso alcanzaba para ponerle el tentempié al compañero Hugo y para tranquilizar a los muchachos UIA sobre que no les estamos reclamando que dejen la guita acá para sacársela sino para que inviertan en producción.
Sin embargo ella optó por la declaración de principios ideológica, y perdónenme los que lo crean posible, pero yo no creo que en un punto tan sensible Cristina sea capaz de tergiversar su pensamiento profundo por conveniencias tácticas, ella (igual que él) no vino a dejar los principios en la puerta, y cuando hace una definición de este tenor, que no es reclamada por el contexto, es porque quiere hacerla y fijar posición profunda en cuanto a su convicción.
Entonces lo que me pasa es que en este punto debo admitir que opino distinto a mi conducción, táctica, estratégica, ideológica y emotiva (en todos esos planos me conduce Cristina) ¿y eso qué significa? en realidad nada, muchas veces he tenido diferencias con mi conducción, y esta en cada uno asumir su rol, saber que en el momento de debate uno expresa sus opiniones y, cuando la conducción resuelve el curso de acción, uno acata (o abandona el barco, cosa que tratándose de este barco, construido por Néstor y capitaneado por Cristina no estoy dispuesto a hacer ni con los pies por delante, el día que me muera a mi me entierran en territorio K)
Abrazo

DP dijo...

diego tirelli: me parece que estás un poco afiebrado... o le creés al IndeK.
¿En serio 9 de cada 10 empleos son "en blanco"?... Me parece mejor que revises eso.
¿En serio hay un cambio importante en la "flexibilidad laboral"?

No sé, che, por la data que tirás parece que revivió Allende y llegamos por la vía pacífica al socialismo...

Más bien la verdad parece que va por la "sintonía fina" que hay entre los empresarios y CFK, me parece...

DP

diego tirelli dijo...

DP Empleos NUEVOS dije. Un abrazo