26 junio 2011

Cómo llenar las plataformas políticas



Escuchen o lean con atención este discurso del filósofo Michael Sandel (del cual tienen aquí un reseña de su pensamiento) y que agradezco a Ramiro su envío luego de una charla de este tenor una noche de estas.

Me interesa rescatar dos puntos: a) observen con atención los tópicos que plantea como modo de "reconectar" la política con la sociedad: matrimonio igualitario, aborto, eutanasia, distribución de la riqueza. Cotéjese luego con la agenda de debate público en la Argentina los últimos años y esbócese una hipótesis de por qué "nos politizamos". Luego, los kirchneristas, pueden pensar qué cosas de este tenor aún no se tocaron. Personalmente, como hay muchos activistas a favor de un debate acerca de la despenalización del aborto, cuenten conmigo para empezar a pensar y debatir el tema de la eutanasia asistida. Creo que que hay que hablar de esto. Creo que hablar de esto es humano.

b) Particularmete interesante, para reflexionar, es ir a este enlace, en donde se explica para giles como yo el "comunitarismo". Me excede ampliamente todo debate acerca de sus virtudes y defectos (trataré de leer un poco para acercarme), pero sólo diré lo que generó en  mí su lectura: creo que los dos grandes polos "ideológicos", el liberalismo y el comunismo, adolecen de un defecto fundamental: su inobservancia de la "condición humana". Es decir: no somos sólo valores morales y éticos puestos en acción de modo "ideal". Los hombres y las mujeres somos, por el contrario, contradictorios en nuestras vidas cotidianas. Tenemos momentos de bondad y altruismo e instantes de egoísmo y miserabilidad, por poner como ejemplos extremos de una larga lista de grises. Y una lucha permanente y cotidiana con nuestras propias conciencias y un deber de elegir a cada instante "dónde pararse". Las ideologías "cerradas" (admito aquí estar haciendo una valoración de ellas) ignoran esta, como llamaba, condición de humanidad, y pretenden un tipo ideal. Y como los tipos ideales no existen, la culpa de no alcanzar los objetivos deseados por la ideología deja de ser culpa de ella y pasa a ser culpa de los hombres, incapaces de "ejercerla bien". Ejemplifico y admito: no puedo ser el Hombre Nuevo del Che. Y no quiero ser el egoísta perfecto que con mi egoísmo contribuye a la sociedad de los mejores. Yo soy una mezcla de todos eso, mezcla inconstante, inestable, variable, modificable. Soy, apenas, un hombre que hace lo que puede. 
Y este es el escrito absolutamente descarado de un comunicador que se puso a filosofar. Les pido disculpas por esta paparruchada que intenta pensar un camino profundamente humanista para justificar cierta peronchez.   

3 comentarios:

J. P. dijo...

Mendieta:
http://es.wikipedia.org/wiki/Think_tank
Un tanque de pensamiento o think tank es una institución investigadora u otro tipo de organización que ofrece consejos e ideas sobre asuntos de política, comercio e intereses militares. El nombre proviene del inglés, por la abundancia de estas instituciones en Estados Unidos, y significa ‘depósito de ideas’. Algunos medios en español utilizan la expresiones «laboratorio de ideas» o «fábrica de ideas» para referirse a los think tank.1 El Real Instituto Elcano español, declara su objetivo ser un "foro de análisis y discusión”.
http://www.march.es/informacion/
Creada en 1955 por el financiero español Juan March Ordinas, la Fundación Juan March es una institución familiar, patrimonial y operativa, que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura humanística y científica.
La Fundación organiza exposiciones de arte, conciertos musicales y ciclos de conferencias y seminarios. En su sede en Madrid tiene abierta una biblioteca de música y teatro. Es titular del Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, y delMuseu Fundación Juan March, de Palma de Mallorca.
En 1986 se creó el Instituto Juan March de Estudios e Investigaciones, como órgano especializado en actividades científicas que complementa la labor cultural de la Fundación Juan March. De él depende el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales. La Fundación, a través de este Centro, promueve la investigación especializada en el ámbito de la sociología.

Abrazo.-

Contradicto de San Telmo dijo...

Mendieta, sabueso filosófico, mi primer comentario es que la agenda a la que se refiere es un poco más larga que esa, empezó hace ya un par largo de décadas con el debate laica vs libre, y más cerca la ley de divorcio de Alfonsín.

Mi segundo punto es una curiosidad: si usté observa, existe un factor común a la hilación de temas de la agenda que propone Sandel (matrimonio igualitario, aborto, eutanasia, células madre, distribución de la riqueza, etc.): en todos, la médula ideológica opositora se teje alrededor y adentro de la Iglesia Católica (sí, la distribución de la riqueza también).

Digo yo, no ahorraríamos plata y tiempo si en lugar de tantos debates chiquitos que la Iglesia infla hasta el paroxismo damos de una única vez un debate bien grande y nos ahorramos miseria, tristeza y muerte? (muerte, leyó bien: cada día que pasa mueren chicas en las villas en manos de aborteros inescrupulosos e informales).

Un debate para remover el artículo 2 de la Constitucion y convertir a la Argentina en un estado verdaderamente laico.

Tendremos capacidad, muñeca y huevos kirner?

columnadehumo dijo...

Mendieta, resulta atinado pensar la relación de la política con la sociedad mediante temas sensibles de su incumbencia. Ahora bien, lo que dice Contradicto está muy bien y sería tan genial como impracticable (hoy).
Permitime que disienta de la opinión respecto del liberalismo y el comunismo (¿marxismo en lugar de comunismo no te parece mejor? digo, así las categorías están en un mismo nivel). Me parece que ambas están mal caracterizadas: lo que vos describís como liberalismo se parece más bien al utilitarismo de tipos como Bentham. La exacerbación del ejercicio de las libertades, te diría un liberal, no necesariamente resulta en egoísmo. Y tampoco el socialismo ES esencialmente ser el "hombre nuevo" del che. Ese hombre nuevo es, si, un tipo ideal y como tal, no tiene correlato en la realidad (tal como está planteado por Weber que no es precisamente socialista). Lo que tampoco es el marxismo, es una valor ético o moral "ideal". Justamente no es ideal, sino que parte de premisas lógicas y materiales.
Admito que lo del comunitarismo me provoca algo de desconfianza, pero ahora leo el powerpoint y ahi podré decir.
Ahora bien, si. Aborto y eutanasia. Ya. Hay que discutirlo, fogonearlo. Nada más edificante que incomodar la moral pacata y, encima, ganarle en la que fue casi siempre "su cancha" (la política o el diseño de políticas públicas).

Salute y ya veremos.