17 junio 2011

Asco, mucho asco.

Me mandan por correo algunos capítulos del nuevo libro de Majul.
Luis Majul, periodista, argentino, mayor de edad, con todas sus facultades mentales en correcto estado de salud.
Como está en un archivo no puedo decir que lo ojeo, más bien veo los títulos de los capítulos y rápidamente imagino su contenido.
Pero hay uno, en especial uno de ellos, que, cuando comencé a leerlo me hizo marear, literalmente. No les miento. Recién lo leí y me mareé. No sé si de la indignación, del asco, del morbo o de qué. No voy a repetir ni copiaré lo que este escritor pone en lo que, sin dudas, será un éxito editorial.
Solo diré estas cosas, muy lejos de la correción política y de lo aceptable entre gente bien: hay límites que sólo un perverso hijo de mil putas puede cruzar. y Majul los cruzó.

Yo ví morir, junto a mis hermanos y a mi padre, a nuestra madre. Es ése un momento tan inmensamente íntimo, tan abrumador y doloroso, que nadie ajeno a esa habitación y a ese instante tiene derecho a vulnerar. Nadie. Y así creo que debe ser en cualquier caso.
Incluso con las personas públicas-, no vale todo. Hay, insisto, límites humanos y éticos que no se debieran cruzar ni siquiera para combatir a un supuesto "mal absoluto". Mucho menos para vender más libros.

Y entonces, voy a decir lo que pienso de esta porquería que acabo de leer: pienso que Majul escribió eso (no me refiero al resto del libro, me refiero específicamente a un párrafo, un sólo párrafo, que el cobarde pone, encima, en boca de una supuesta fuente) precisamente para que alguien vaya y lo cague a trompadas. Yo, personalmente, si él hubiera escrito eso de mi vieja, lo busco y lo cago a piñas. Antes de eso llamo a TN para avisar y todo, pero lo cago bien a trompadas.
Pero no lo hagas. Sí, vos, te hablo hoy a vos. No lo hagas.Sería darle el gusto y facilitarle las cosas.
Cada uno elige qué tipo de persona ser en la vida mucho antes de a qué partido afiliarse o de qué cuadro ser. Y, algo importante: todo vuelve Majul.
A mí me da orgullo saber que si Majul está en esa vereda, yo estoy exactamente al otro lado de la calle.
Demuestra ser tan poca cosa ese tipo. Una basurita en el ojo de la historia. Caquita de paloma.
Y ni eso, siquiera.

15 comentarios:

Marcela Fumale dijo...

Yo lo pasé con mi viejo, y puedo imaginar exactamente lo que leíste, por eso siento el mismo asco por esta rata que ya hace rato dejó de ser una persona común y corriente. Y sí, lo recontra cagaría a trompadas si hace eso con ese preciso instante de mi vida.
Pero también, y siendo nadie, me tomo el atrevimiento ya no solo de pedirle, a él, que no lo haga... voy un poquito más allá y le digo: POR FAVOR, NO LO LEAS!!!
Salú, Mendieta.

fede_mandel dijo...

Tengo la suerte de no haber leído el texto que induce a la lipotimia (o hipertensión, vaya uno a saber) que te ocasionó el mareo. De todos modos me es familiar la sensación que genera el veneno malintencionado que inocula el luis chiquito de la realidad mediática local.
Coincido con que la reacción natural a quien interpela la ética y la moral de lectores y televidentes desde lo más bajo de los valores humanos es cagarlo a trompadas, por lo menos hasta que que algún halo de justicia baje y nos bañe con la sensación de que el mundo es, en definitiva, un lugar más o menos justo. Pero creo que este no es un mundo justo y que los majules son inevitables. Siempre habrá quien se sienta cómodo nadando entre la mierda más hedionda -siempre y cuando pueda llegar a la otra orilla limpito y con algún billete en el bolsillo. Agradezco que, a su vez, exista gente como vos que saque a la luz este tipo de soretes humanos (con el mayor de los respetos hacia los soretes).

knazabal dijo...

buen mensaje, ahorrarnos leer el libro...
el cambio tremendo que estamos haciendo como pueblo, saca lo peor de estxs tipxs que nos vivieron históricamente, no toleran la felicidad que vamos construyendo...
pero eso, para nosotrxs, es la mejor vitamina... ladran Mendieta, señal que cabalgamos!

Carpe Diem dijo...

El problema de Luis Majul es que él es el primero en saber que cosa es ser Luis Majul, y que esa cosa, miserablemente inmunda, va a serla toda la vida.

rolo dijo...

YO HOY DECIA ,MIENTRAS ESCUCHABA DEFENDERSE A VICTOR HUGO DE TODAS LAS CANALLADAS DE ESTE MISERABLE QUE SI LO VIERA LO CAGARIA A TROMPADAS,PORQUE ES LO QUE SE MERECE ,PERO , CREO QUE ES LO QUE ESTA BUSCANDO, LASTIMA QUE UNO NO DEBA DARSE TAMAÑO GUSTAZO.

Ricardo dijo...

De sólo imaginar lo que dice (o hace decir) me da bronca.
Todos pasamos por situaciones como esas. O vamos a pasar.
Hay límites que, cuando se cruzan, implican que no hay vuelta atrás nunca más. Majul viene cruzando varios.

Saludos, Mendieta.

Best Seller dijo...

Mendieta, creo que en la reflexión del final está la cuestión. Cuando veo que tipos como Majul, Chiche Gelblung o Mariano Grondona están en contra del gobierno más me convenzo entonces que están haciendo las cosas bien.
Saludos.
Best

http://www.estructuradesequilibrada.blogspot.com/

Eduardo Real dijo...

De esta larva purulenta que derrama su miasma maloliente por todo lo sagrado que hay, no me extrañaría nada. ¿Qué les dirán a sus hijos en la escuela?

El camote Acuña dijo...

Compañero Mendieta usted recomienda no arruinar la dentadura de esa cosa que recibe el nombre de periodista?

Anónimo dijo...

no te preocupes que no pienso comprar ni leer ese libro

Mendieta dijo...

qcancionq: ni te gastes. Nunca, pero nunca, te voy a aprobar un comentario. Dejá de perder el tiempo.

misterzeta dijo...

ese tipejo es la clase de gente que te da ganas de pegarle hasta que caiga al piso y una vez en el piso seguir dandole patadas hasta cansarse, o quizás ni siquiera merece eso.

el otro día no sé con quien lo escuché que hablaba y le preguntaba al tipejo si en la calle lo puteaban mucho y muy suelto de cuerpo dijo que no, que solo lo había puteado el de la bicicleta, en que quedamos no es que temía por su vida, que se sentía hostigado, es un pelandrún.

saludos mendieta,

ale z

Politico Aficionado dijo...

Pareciera que no puede hacerse nada contra estos insultadores profesionales. Lo mejor es ignorarlos.

@tilio ® dijo...

Majul, tu condena es la misma que la de Smeagol, del señor de los anillos.
Ya pueden llamarte Gollum, tu nivel de corrupción (putrefacción) humana es tan alto que ya no se reconoce en vos la persona que alguna vez debés haber sido.
Ya ni se te entiende cuando hablás. No inspirás odio. Sólo asco.

Anónimo dijo...

Lo q pasa es q te genera violencia. Este hijo de puta te genera una violencia desde lo mas profundo del cuerpo. Yo trabaje en la editorial q lo publica. Ahí lo veneran, y te aseguro que majul tiene sus soldaditos que son mas perversos q el. Yo leí ese capítulo, genera bronca y tristeza... Ojalá no venda ni un puto libro! Por el y por los forros q se lo editaron!
Luciana Escudero