12 marzo 2011

No jodan con Sarlo


Calma peronistas. No, no, no.

No querramos que venga corriendo pidiendo perdón. Al revés: valoremos de y en Sarlo una de las escasísimas voces intelectuales que son capaces de pensar y repensar las cosas. De ver, desde su sombreada vereda, los matices y la paleta de colores que hay enfrente de su calle, donde ahora, en estos tiempos, pega el sol e ilumina. Esa capacidad que, vale decirlo, a veces nos falta a nosotros.

Valoremos y festejemos y felicitemos a Sarlo. Porque es alguien que siempre nos hace pensar. Incluso hoy, cuando pareciera -y solo pareciera- que nos valora, nos festeja y nos felicita. Es tan lindo pensar con otros y hacernos mejores en el intercambio.

(Quizás, y esta es una hipótesis para entendidos intelectuales y no para chapuceros autores de blogs, la peor consecuencia del peronismo es la cerrazón mental que supo producir y que evidentemente aún produce, en ciertos sectores de la intelectualidad clásica de nuestro país. ¿Cuál es el faro que de tanto iluminar ciega los ojos que se posan sobre las letras? ¿Cuál es la distancia que hace que ante la falta de carne en las góndolas algunos imaginemos miles de aromáticas volutas barriales y otros vean los capítulos de El Matadero

Volviendo a Sarlo. Dos cosas hoy me unen a su texto y, por ende, a ella. La primera es su evidente exitación ante la presencia popular festiva y masiva invadiendolo todo. Y ahí es donde nos bifurcamos: quizás ella no pueda ser peronista por la exacta misma razón que yo lo soy: ese pueblo desbordado y desbordante.

La segunda cosa que me ha tocado es esta frase: "También la juventud es distinta. Cada vez que se dirige a ella, la Presidenta celebra que los jóvenes de hoy no hayan tenido que pasar por las pruebas por las que pasaron los de su generación. Aquéllos tuvieron que rebelarse y dar la vida. Estos sólo tienen que profundizar el proyecto. Ustedes la tienen un poco más fácil, podría escucharse como subtexto. Vengo escribiendo sobre esto, de distintos modos y con nula elegancia, desde hace al menos dos años. Mucho antes de que estuviera de moda publicar sobre la militancia juvenil y sus nuevos modos de acercamiento a la política: ya no desde la entrega sacrificial, sino desde lo festivo por realizarse cuando esta realización es -al menos en principio- efectivamente realizable. Y esta cualidad, compañeros-que de algún modo anota Sarlo en su libreta de cronista- no debe ser una virtud a la cual el peronismo encierre en su caja fuerte de riquezas patrimoniales. Por el contrario, seamos humildes en la alegría y digamos: que hoy la política no sea sinónimo de muerte, dolor y sangre, es nuestro pequeño gran aporte a la Nación.Porque como dice Mauro aquí abajo: cambiamos para bien todos.

Así que no jodamos con Beatriz. Dejemoslá libre, suelta, vital. Yendo en subte a Huracán y en remise al diario. Porque además, entre nosotros, hablemos bajito que no nos escuchen ahí enfrente ¿no es mucho mejor que las páginas del tabloide se llenen de Sarlo antes que de esto?

17 comentarios:

José dijo...

Jajajaja... qué gran cierre Mendieta. Ni siquiera tuve que leer la nota de Roberts. Ya viéndole la cara y habiendo leído anteriores de él me cierra todo. Sos groso.

Horacio Gris dijo...

Brillante, Mendieta. Desde la vereda kirchnerista todavía cuesta un poco no ponerse loco ante la primera provocación. Una provocación, además, no necesariamente es algo malo.

Y sí, siempre es mucho mejor leerla a Sarlo que al imbécil ese.

saludos!

Mauro dijo...

Son casi cuarenta años la distancia entre las experiencias de militancia que hace Beatriz. Cambió la cultura política, cambiamos (un poco y para bien) todos. Saludos.

Néstor Sbariggi dijo...

No pretendo que Betty venga corriendo y pidiendo perdón, incluso la vengo bancando desde hace bastante tiempo así como es, aunque a veces critique lo que escribe de nosotros porque naturalmente no podemos estar de acuerdo en muchas cosas.

Betty es lejos la mejor pluma republicana, al menos la que mejor escribe sobre el kirchnerismo desde la tribuna de Mitre y a contracorriente de la operación que están montando reconoce que lo de ayer se inscribe detro de la tradición peronista en lugar de fogonear eso de "el kirhnerismo vs el peronismo" que agitan estos días.

Saludos

Escribidor dijo...

Es muy bueno que Beatriz (sin ser kirchnerista, claro, ni mucho menos) pueda reconocer cosas y no se mezcle en esa ola del "pancho y la coca" que anda dando vueltas. Hace tiempo que estoy buscando alguien de la derecha que me haga pensar. Betty estaba en un lugar muy incómodo, se notaba. Hoy parece rumbear a lugares mas saludables para todos. Ojala pueda.

Gran post, Mendieta

Vicky dijo...

No veo lo bueno en el "pensar y re pensar" de Sarlo...es una mina que detesta lo popular. Siempre va a estar en la vereda de enfrente. Siempre va a estar del lado del enemigo. Y ni siquiera lo admite. Cree que tiene la razón y que los demás somos estúpidos. Durante muchos años se toleró al infeliz de Sábato que no hizo más que ir y volver en su vida confesando errores que volvía a cometer una y otra vez. Es gente que hace daño. La inteligencia o buena pluma no las hace menos peligrosas sino más.
Hay muchas plumas nacionales y populares escondidas, desconocidas, ocultadas y ¿les vamos a dar lugar a las Sarlo? Jamás voy a estar de acuerdo con eso.

Néstor Borri dijo...

Un silogismo que te dejo, pegueñado en los 90: martirio sin sacrificio, memoria sin martirio (ni repeticion), historia sin memoria-repetición.

oscarfquinteros dijo...

Al leer lo que escribió Beatriz, se me ocurrio pensar que la señora se encontró ante lo inevitable e inexorable.Hasta hace poco tiempo atras, casi nadie podía avisorar este "tsunami" politico que desató Nestor Kirchner, cuya realidad ya no se puede disimular, ni menoscabar desde cualquier tribuna a pesar de los ingentes esfuerzos económicos/mediaticos que estan realizando. Lo que Betriz Sarlo vivió en Huracan, seguramente la llevaran a replantear nuevamente no el nuevo fenomeno político que nos supera a todos, sino la manera de "observarlo" de forma más adecuada.
Muy inteligente la posición de Beatriz.

Cané dijo...

Carlos Reymundo de vicepresidente, es mas peligroso que Duhalde de presidente de mesa.

lalectoraprovisoria dijo...

Sarlo no puede con su cholulismo de multitudes. Les reenvío una reflexión de un amigo:

"Como todos sus amigos de la izquierda residual, Sarlo cree en el fondo que la violencia y el sometimiento de los demás son parte indivisible de la política deseable. Todas sus aristas de modernidad las reproduce de oído, en el fondo sigue en los '70. De ahí que se haya pasado tantos años tratando de convencernos de que en los '70 nadie se daba cuenta de que matar gente estaba mal."

Qle

mumi dijo...

mendieta perdone mi ignorancia pero, de quien habla este salame ?? quien es el elegido del cual habla? ud.sabe??

PC dijo...

debo admitir que la vi a Sarlo en el subte, y me lleve una sorpresa al verla sorprendida ante tanta emoción y demostración política en la gente.
Se nota que se dejo llevar por lo que transmitía y contagiaba todo aquel que estuvo en Huracán y se dejo llevar al escribir su ultima columna. Que tenga cuidado se puede quedar sin trabajo así.

Ricardo dijo...

Sarlo trata de que la realidad sea más importante en sus notas que los deseos. Es la única o casi la única que, desde la vereda de enfrente, intenta entender al fenómeno kirchnerista sin que el odio la ciegue. Ayer, después del acto, sabía que iba a entender mejor que Jorge Asís lo que había pasado en Huracán:

http://loshuevosylasideas.blogspot.com/2011/03/jorge-asis-beatriz-sarlo-y-yo.html

Saludos.

Marcelo dijo...

Igual que Quintin, que para entender lo que sucede,se sumerge en la pileta de mundo marino y desde ahi escribe sus columnas en Perfil. Y se da el lujo de criticarle lo que él no hace, a Sarlo, en fin, profesionalidad que le dicen.

Francisco dijo...

PC contra lo que pensas La Nación está más interesada en buenos columnistas que en ultra alcahuetes. Que es precisamente lo contrario de lo que sucede en los medios Nac&Pop, lo que explica a Jorge Giles, a Forster y a un monton de otros malos escritores y peores argumentadores.

Sarlo es la pluma política más lucida de este país. Tiende a ofenderlos porque siempre les pega donde más les duele.

Anónimo dijo...

"está más interesada en buenos columnistas que en ultra alcahuetes"

y que hace Majul ahí entonces?

Francisco dijo...

Majul, Grondona, Morales Solá, Roberts, Sirvén, Pagni... ¿sigo?