24 febrero 2011

Juventud, divino tesoro



No pensaba escribir nada hoy, pero recién ahora leo esta nota del domingo pasado y algunas cosas desordenadas me vienen a la mente.

Nunca compartí demasiado el endiosamiento que se le hace a la juventud en los tiempos modernos. La creación de ese mito es una operación funcional al mercado y oportuna para aumentar el consumo de determinados bienes y servicios. Así como, lamentablemente, formamos parte de una cultura que desprecia a los viejos por “obsoletos e improductivos”, tenemos todo un sistema que hace de la juventud una virtud en sí misma. Y, digamos, por decir, la juventud es algo que envejece con el tiempo y que no te hace, en sí, ni mejor ni peor que otra persona de otra edad. Así que, acá, al menos, nada de contemplaciones. Y muchísimo menos a la hora de hacer un abordaje sobre las “juventudes políticas”.

Intentar una comparación de La Cámpora con los Montoneros de los 70, como se esboza por suerte tímidamente en esa nota, me parece absolutamente equivocado. Podrá haber, y seguro lo hay, algunos vasos comunicantes alrededor de ciertos valores comunes propios, mucho más que de la juventud, de la propia acción política: deseo de cambio social, lucha contra lo que se considera “injusto”, búsqueda del poder. Con quien sí debe compararse a los actuales jóvenes militantes es con la agrupación política que moldeara, para bien y para mal, la acción juvenil militante del 83 hacia aquí: la Juventud Radical y, más específicamente, Franja Morada, su brazo universitario. La JR en los 80 supo ser masiva en militancia, con fuerte vocación para ocupar espacios de poder reales y una influencia “cultural” fuerte hacia el resto del radicalismo. Pero cometió, en mi opinión, un error estratégico que tiñó hasta nuestros días la militancia política joven: en vez de hacer política siendo jóvenes, se dedicaron a hacer “política juvenil”. Los “recitales de rock”, las “campañas por los derechos individuales”, repartir forros contra el SIDA, cosas así. Por cierto: esto no impedía que superestructuralmente pelearan espacios, pero solitos se encasillaron en ese lugar que era cómodo para el resto del radicalismo: “diviértanse con eso, tomen cargos y contratos, pero no jodan con las cosas de grandes”. Ese modelo impregnó fuertemente al resto de las juventudes políticas. El peronismo intentando “renovarse” con el enorme peso de heredar la trágica historia de la Juventud Maravillosa, la Juventud Intransigente y luego la del Frente Grande emulando el accionar franjista.

Dicho esto, vayamos al presente: lo que hoy jode de las juventudes peronistas y kirchneristas, tanto la de La Cámpora como la del Evita, la Güemes o distintos grupos territoriales, universitarios y hasta “virtuales”, no es que sean muchos ni que estén muy movilizados ni que tengan posiciones políticas “extremas”. Lo que jode al establishment político-cultural-mediático argentino –y por eso la moda de las notas contra “la Juventud”- es que los pibes decidieron dejar de hacer “política juvenil” y se lanzaron a hacer política a secas. Se arrojan al hermoso charco de la política real. Y desde ahí, con aciertos u errores –ese es otro tema- es de dónde convocan a otros jóvenes. Y desde ahí es desde dónde ocupan espacios muy importantes de poder. Eso jode. Y para intentar desgastarlos o frenar su crecimiento se usan argumentos muy pobres y, hay que decirlo, muy bajos (Por ejemplo: criticar al Cuervo Larroque por su falta de título secundario habla mucho más de quien lo critica que del propio Cuervo. Por si no lo saben, Larroque estudiaba en el CNBA, donde fue Presidente de su Centro de Estudiantes, y se fue para fundar, en 2001 creo, una agrupación que hacía laburo social en un par de villas de la Ciudad.  Hizo, al dedicarse a la militancia y no a una carrera universitaria, una elección de vida personal que para mí es muy meritoria. Mucho más que un MBA en “Business Administration” para luego manejar la empresa de papá o algo así. Hace esto que sea un buen funcionario? No. Los parámetros debieran ser otros, pero nunca el tener o no tener un título).

Para finalizar: cuando los pibes y las pibas hicieron el acto del Luna Park yo escribí uno de los posts que más satisfacciones me trajo. Allí puse: “Aviso a la comunidad: vamos a seguir rompiendo las bolas 30 años más. Mínimo

Esto, y no otra cosa, es lo que en verdad les preocupa. Que hay recambio.

31 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente! y lo digo como ex-joven que soy.
Lorena

Ariel dijo...

En el blanco! Abrazo Mendieta!

Cané dijo...

Exacto mendieta. Yo tengo 23 años y me van a sentir rompiendo las bolas desde ahora hasta que no me quede mas garganta, aerosol o banda ancha.

Y estar "bancando los trapos" junto a compañeros, que se han decepcionado varias veces, que nos superan en edad. Al menos a mi, me deja tranquilo de que el tiempo me va a dar la razon.. De que vamos por el camino correto..

K
V

Mariano Abrevaya Dios dijo...

Me parece que hay un elemento común entre los jóvenes de los 70 y los de ahora: la desición -inquebrantable- de ir por proyecto político nacional y popular. Nuestros padres tuvieron a Perón -hasta el 74- y a Cámpora -por unos meses. Nosotros -y también nuestros padres- a Néstor y Cristina, nuestros próceres, aún más influenciables que Perón y Evita, por una cuestión generacional, de época. Néstor deja, me parece, un escenario político mucho más promisorio que el que dejase Perón cuando cierra con López Rega y le da la espalda a la juventud maravillosa.

Volvió el fervor y la pasión por la política. A Néstor se le cantada con lágrimas en los ojos durante diez minutos, cada vez que aparecía en la escena. En los 70 eras un gil si no estabas en alguna orga. Hoy eso no sucede, pero falta cada día un poquito menos.

Matías dijo...

Muy bueno, Mendieta! Tenés mucha razón en qué es lo que molesta. Igualmente, no perdamos de vista que muchos de los que bancan el Proyecto también tienen rechazo a la introducción de los jovenes a la verdadera disputa política. Si lo único que hicieramos fuera folklore, no joderíamos a nadie.

El Conurbano dijo...

muy bueno loco. Me gustó la historicidad que hiciste de las juventudes políticas.

y que la sigan mamando

Jorge Devincenzi dijo...

Comparto hasta lo que no dice

Anónimo dijo...

muy bueno, hago una aclaración, criticar a quien sea por no tener título pinta al critico de cuerpo entero y de pelaje,criticar al Cuervo por eso constituye además no una incerteza sino una mentira, el Cuervo termino el secundario, quinto año lo hizo con sus compañeros de toda la vida

http://www.cnba.uba.ar/ex-alumnos/busqueda?nombre=&apellido=&egreso=1995&division=10&profesion=&email=&paginar=20&op=Buscar&form_build_id=form-bc55dfa1ed199f48dc773430e7c3fff3&form_id=exalumnos_form

y ya desde el 98 por lo menos hace laburo barrial en Lugano(villa 20)

joe e. tata dijo...

no estoy de acuerdo mendieta
en la epoca cavallo habia mucho joven en la administracion en cosas "importantes"

lo que jode es que no son eficientes y dan una imagen de que estan haciendo demasiada "politica" y poco trabajo. una cosa es militar y otra ser funcionario publico.

el cuervo es contemporaneo de amigos mios del CNBA en el 2001 ya debia tener 21 años no es que dejo el colegio secundario para irse a trabajar a las villas

Quintín dijo...

"En los 70 eras un gil si no estabas en alguna orga. Hoy eso no sucede, pero falta cada día un poquito menos."

Pocas veces leí algo tan desatinado, tan peligroso: la militancia como frivolidad, como moda. Espero que todavía falte un poquito más antes de que la imbecilidad nos destruya.

Anónimo dijo...

Quintín, la lectura de la militancia como frivolidad y/o moda es un aporte tuyo.
"En los 70 eras un gil si no estabas en alguna orga." quizás tiene que ver con valores: de construcción colectiva, de compromiso ideológico, de vivir la historia y la política con pasión, ponele...
Ahora respecto a "Espero que todavía falte un poquito más antes de que la imbecilidad nos destruya." ¿Por casa, cómo andamos?

A lo importante: Mendieta, siga siguiendo!
Juventud: a no preocuparse: ya se nos va a pasar. Lo que no se nos tiene que pasar es la pasión por pensar, por repensar, por construir un país cada día mejor.

Juanchi

Mensajero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mensajero dijo...

No coincido en que lo que jode sea que haya recambio.
Siempre hay recambio.
Lo que jode es la subversión del "orden natural de las cosas".
Que le hayan capturado algunas cajas a los carcamanes.
Por otra parte, puede ser una novedad, o un renacimiento en el plano de lo político (aunque aún es muy pronto para confirmarlo), pero la juventud ocupa cargos de responsabilidad en infinidad de empresas y organizaciones.
Es más, las últimas revoluciones fueron hechas por jóvenes (Microsoft, Apple, Google, Facebook...), esos que impusieron la herramientas que ahora utilizan los militantes de todas partes.

Quintín dijo...

Pido disculpas si entendí mal lo del gil. Pero una pequeña cuenta dice que no había tanta gente en las orgas y que, por lo tanto, el resto eramos todos giles.

Puede ser que lo fuéramos, pero el tono de la frase original revela qué fácil era en cierto momento entrar en una de esas orgas sin entender nada, por puro contagio generacional. Algo de eso es lo que está pasando ahora, aunque por suerte no te dicen cuando entrás "boleteá a ese cana".

Resentido común dijo...

¿Por qué esa subestimación de la juventud Quintín? Simplemente repasá en lo mejor de su desempeño las edades de San Martín, Belrano, Moreno, el Che, Fidel, Lenin, etc., etc.

Anónimo dijo...

mendieta, la página de la guemes juventud es www.laguemes.com

Anónimo dijo...

dejo una nota de miradas al sur sobre el tema

http://sur.elargentino.com/notas/la-nueva-juventud-maravillosa

joe e. tata dijo...

resentido. es un error de apreciacion el suyo
la espectativa de vida en esa epoca era diferente
la adolesencia es un producto de la revolucion industrial
en esa epoca eras niño a los 16 y adulto a los 17

M. Ángeles del Hoyo dijo...

Su nota me encantó y... es especial y oportuna. La especificación de los rasgos comunes y no comunes de los jóvenes en las distintas épocas. Los actuales que hacen política a secas. que se lanzaron "al hermoso charco de la política real, con aciertos errores": Me llena de placer encontrar muchos jóvenes leyendo en el subte libros sobre la historia del peronismo,entre otras obras de autores valiosos y olvidados. Le mando un abrazo Mendieta

Anónimo dijo...

Una boludez lo de criticarlo por lo del título, mas boludo porque es mentira. El cuervo tiene título secundario, ni en eso se informan, escriben una nota con pura sarasa.

Resentido común dijo...

Joe: Hablé de distintas épocas. Cuando el Che y Fidel entraron en La Habana la Revolución Industrial ya había sucedido hace rato. Además era en respuesta a Quintín que habla de "puro contagio generacional" subestimando la inteligencia y la voluntad de muchísimos militantes, dirigentes y funcionarios jóvenes.

Populista dijo...

Es un gran tema para escribir muchos otros post. Historice, cuente cual es la rosca que vale para usted. Me gustó.

Anónimo dijo...

como no le va a joder este tema al Bambi si para él cuando tienen mas de 11 los gurises son too old

Anónimo dijo...

a quien? al "critico" que publica su culo a todo color en Perfil, el terror de los pebetes del Partido de la COsta

ignacio dijo...

Voy a hacer una aclaracion y espero no se malinterprete, pues respeto y aprecio al cuervo. Su trabajo en la villa comenzo en el año 1998, como invitado en el GEP, grupo fundado por Tomas Eliaschev, periodista de Veintitres y quien escribe. La villa es Lugano. Saludos.

Anónimo dijo...

MBA es abreviatura de "masters in business administration" asi que sólo puede ser en "business administration". Sino es como decir "profesorado de educación física en educación física". slds

Mendieta dijo...

Anónimo de 8:50: Era una ironía. Posta que una vez escuché a uno decir eso. Perdón si no lo entendiste.
Otra cosa: mi redacción está equívoca y pareciera que dice que Larroque no se recibió del secundario. Gracias a los comentaristas por los aportes y correcciones.

@tilio ® dijo...

Que lo parió. Se ha ganado un pase directo a mi blogroll. Compañero Mendieta, lo invito a que compartamos este camino, que como diría Machado se hace al andar. Desde http://necodata.blogspot.com/ un abrazo peronista.

Politico Aficionado dijo...

Me sorprendería mucho que Quintín no haya integrado alguna orga allá por los '70.

pancho dijo...

LA JUVENTUD COMPROMETIDA CON UN PROYECTO , ESTO ES BARBARO, NESTOR LO HIZO , MI PAIS CAMBIA ,MI PAIS CRECE Y TIENE ESPERANZAS, GRACIAS NESTOR KIRCHNER POR TODO Y FUERZA CRISTINA .

Quintín dijo...

Político Aficionado. No integré ninguna orga. Era JUP de supereficie en Exactas. Cuando abrieron la inscripción en las orgas (73, con Cámpora en el gobierno), me borré. Me pareció que no era el momento de "continuar la guerra popular y prolongada".