08 noviembre 2010

Murió la muerte


Hoy murió la muerte.
Y vamos a hacer un profundo silencio, lejos, muy lejos, de aquellos que se alegran con su presencia.
Somos amantes de la vida y de sus sinónimos: la justicia, el amor, la igualdad.
Hoy, a 34 años, murió la muerte. Y recordamos con nuestros corazones a las vidas que la muerte se llevó en esos años.
Hoy a la tarde murió la muerte y le damos, como despedida, la peor noticia de todas: perdiste.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente! Me lo llevo! Abrazo

Anahí dijo...

Impecable

Jorge Devincenzi dijo...

demasiado generoso, nada de despedida

Anónimo dijo...

antes que asesino, traidor a la patria

valeria gantman dijo...

Hermoso texto.

Ale Wiegand dijo...

Muy hermoso...

El Moncho dijo...

Decí alpiste ..............

jmm dijo...

Muy bueno Mendieta.
Hubiera sido distinto si la muerte sufria un poco (por lo menos) en nombre de tantos que dejo sin vida, justo el, la muerte que mató y castigo tanto en nombre de nuestro querido ispa.
Abrazo

Marcelozonasur dijo...

Derechito a la punta del tridente...

Daniela Godoy dijo...

Muy acertado. Perdió la muerte. A pesar de sus años de impunidad, de no haber estado en cárcel común lo que debió estar, perdió frente a lo que la memoria colectiva está construyendo.
Saludos

Eduardo Boveri dijo...

Excelente Mendieta!

Solo si me permitís agrego un valor a tan excelente síntesis: "Somos amantes de la vida y de sus sinónimos: la justicia, el amor, la igualdad y la valentía."

Muere un GRAN COBARDE!

Julio-Debate Popular dijo...

Seguramente su familia estará triste nada más. El resto estamos aliviados ,se hizo justicia.La más justa para esta gente.

El Coru dijo...

Me queda pendiente alguna vez leer sobre la psicología del asesino. Qué es lo que siente, qué es lo que busca... Y más concretamente: si tienen chance de darse cuenta de lo fatal de sus actos, si en algún momento toman conciencia de lo que hicieron, de lo que facilitaron, de lo que permitieron.

Este tipo se ha muerto y lo único que deja es puro escarnio, dolor y más muerte, habiendo hecho todo el mal que pudo... Calculo que, anque demasiado módico, el mayor castigo que pudo recibir es haber sentido lo que decís Mendieta: que perdió, haber visto en vida que nada por lo que peleó pudo prevalecer (más allá de que alcanzó a hacer tanto daño)

J. Jiménez Gálvez dijo...

Grande el texto. Me encantó. Profunda reflexión. Y a Massena que le den por el...

DP dijo...

http://eldiablosellama.wordpress.com/2010/11/09/menos-que-cero/

Tomás Münzer dijo...

Excelente, y eso es parte de la justicia, aunque no la judicial, saber que lo que él expresó hoy está perdiendo.

bahia ruge dijo...

impecable! un viva por la parca q se lo llevo!!!

Omar.- dijo...

Excelente Mendieta.-

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)