25 agosto 2010

Cuidar las palabras



Dijo Quintín, en un comentario del post anterior:

Mendieta. El discurso fue una vergüenza, el informe de Moreno otra y el intento de controlar los medios, desde una red K cada día más grande es una estrategia permanente. Que se hayan abstenido a último momento de medidas y declaraciones aun más truculentas no los exime de ser responsables de uno de los momentos más siniestros de los últimos años en este país, cuyo prólogo fue la disparatada medida terrorista contra Fibertel que ni siquiera saben cómo van a instrumentar. ¿O ahora tenemos que agradecerles que no hayan expropiado Papel Prensa por DNU? ¿O que no hayan metido preso a Magneto después de declarar el estado de sitio?

Digo yo, en este:

Apreciado Quintín: de verdad quiero pedirte un favor. Aunque vos no me creas, soy de esos pelotudos que realmente cree que un país grande y justo se hace entre todos. O mejor dicho, porque tampoco es cosa de ponerme en hipócrita a esta altura: entre casi todos. Y con esto no quiero decir que a esos pocos que no quiero desee eliminarlos, encarcelarlos o alguna barbaridad por el estilo. Esos pocos que no quiero prefiero que en vez de hacer el país hagan otras cosas: bailen en Tinelli, se vayan a la isla de Caras a pasear o, simplemente, sean felices sin ocuparse ni preocuparse por la “cosa pública”.

Sé que no es tu caso. Se que a vos te interesa lo público. Y por eso quiero que hagamos el país entre los dos. Hacerlo juntos no significa que lo hagamos poniéndonos de acuerdo en el cómo ni el cuándo. Ni siquiera en el por qué (aunque acá debiéramos hacer un esfuerzo, vos y yo, y al menos tratar: es la parte de la ideología) ni en el para qué (acá entramos quizás a un terreno que te es más afecto: la moral como fundamento último de la acción pública, el bien común, etc. Creo que discutiríamos bastante, pero sospecho que, luego de mucho discutir, de muchos vinos y asados y caminatas por la orilla del mar, nos pondríamos de acuerdo. O al menos me gustaría que así fuese: soy populista y quiero convencer y ser convencido por mayorías).

Como sea, te escribo porque te vengo leyendo y me preocupa la radicalización de tu discurso. Y el problema de la radicalización es que hace, perdón si te suena pedante lo mío, que se pierda seriedad. Y sólo siendo serios podemos construir un país, je, serio.

Ya sé: me vas a decir “pero ustedes...bla, bla”. No, Quintín. No hay uniformidad ni en esta vereda ni en la tuya. Las dos veredas tienen sombras de distintos árboles, hojitas secas en el suelo y brotes verdes asomando. Matices, claroscuros, rayitos de sol y una calle de tierra que las une.
Así que desde esta vereda interpelo a la tuya, me siento en el cordón, y te hablo. Vos sos un tipo grande Quintín, ¡que escribe una columna en un diario nacional! ¿Tenés idea de lo que me gustaría a mí poder opinar una vez por semana en un diario nacional? Y me enorgullece que un columnista venga y discuta en mi blog, o en Artepolítica, porque me das entidad. (Abro un paréntesis: nobleza obliga, te escribo todo esto mitad para intentar hacerte reflexionar y mitad para agradar y hacer reflexionar a los de mi vereda. En especial a los que, en mi vereda, están tan gurkas como vos en la tuya).

Mirá: voy a ir al punto y poner un ejemplo. Porque no hay nada más gráfico que un ejemplo de todo esto que quiero decirte. Recuerdo que un día nuestra Presidente dijo, refiriéndose a Fútbol de Primera, que “habían secuestrado los goles”, en una desafortunadísima analogía con nuestros secuestrados y desaparecidos de la dictadura. No sólo me pareció un error grave desde lo conceptual y lo escribí acá en el blog. Me dolió. Me dolió porque no hay nada más frágil que las palabras. Me dolió como me duele ver que hablás –legitimando a una tristemente desaforada Carrió- de “medidas terroristas”, de “falanges”, de “stalinismos”. No es necesario abusar de las hipérboles cuando a uno le asiste una parte de la razón. Siempre, he aquí algo esencialmente democrático, nos asiste tan solo una parte de la razón y nunca toda. Por cierto: no te lo diría demasiado porque, ya te dije, soy populista y lo hago hoy que estoy en un momento de sensibilidad, puesto que mañana seguiré discutiendo con vos diciendo que te equivocás en todo (ya sé que es mentira, y vos también sabés que es mentira. Pero el juego es así).

Por todo esto que te digo, en tu vereda y en la mía, tenemos que cuidar el valor de las palabras. Que no se vacíen de sentido. Allá y acá es nuestra obligación -ya que las usamos- cuidarlas, quererlas, amarlas, respetarlas. Sin las palabras, Quintín, no somos nada. Sin ellas no somos humanos.

Y pero eso me gustaría que traigas lo mejor de vos a los blogs y no lo peor. Para lo peor estamos nosotros: los blogueros irreponsables, poco serios, rentados, guerrillas 2.0, AK47s de la semiótica, bárbaros irresponsables. 
Debiéramos, nosotros, poder subir el nivel por gente como vos.
No te contagies de nuestra mediocridad y busquemos un consenso. Pero que sea para subir el nivel y no para bajarlo.
Con sincero respeto te lo pido.
Mendieta

Por algún error técnico que ignoro, el comentario de Quintín sale cortado. Como no quiero que me acuse de censor antes de tiempo, lo copio y lo pego antero aquí. Cuando termine de laburar Q, te contesto. Como adelanto, te digo, tu argumento es propio de aquellos que gritan "Cenemos a esos tipos porque son caníbales".
Estimado Mendieta

Lamento que entre su post, que acabo de descubrir, y mi respuesta se haya interpuesto justamente algún comentario de quienes usted llama "los gurkas" de su bando. Pero lo mismo da, podemos prescindir de ellos por el momento.

Aprecio sinceramente su preocupación por discutir civilizadamente y agradezco que en su momento tuvieran usted y Fernández la deferencia de invitarme a un programa de radio. En cuanto al hecho de que yo escriba en un medio nacional, me parece una casualidad y una circunstancia poco relevante en esta polémica. Nunca creí que fuera más importante un diario que un blog.

El problema que tenemos, usted y yo, es que cada día parece haber menos lugar para un discurso moderado, porque como suele suceder en algunos momentos de la historia, las posiciones se radicalizan siguiendo la intención de unos pocos y contra los deseos de una mayoría que preferiría la paz y el equilibrio. Así es como hoy van quedando pocos kircheristas moderados, tanto como pocos opositores moderados. La única diferencia que parece subsistir es la que media entre los que seguimos intentando utilizar un lenguaje civil y quienes nos incitan a la guerra a diario gritando "La Konchuda KK" o "Los sojeros gorilas hijos de puta".

El gobierno, con su estrategia del todo o nada (la oposición es culpable de muchas cosas, pero no de haber instalado ese escenario en cada debate), va obligando a mucha gente a definirse, aun más allá de sus intenciones originales. Así, la moderación se va perdiendo y en el camino queda el discernimiento de muchas cosas.

Usted dice que es "populista" y para mí allí reside el problema. Porque el único sentido práctico de definirse populista hoy es que quienes así lo hacen se obligan a defender cada una de las acciones del líder de ese populismo. En otra época eso no se llamaba populismo sino de otras maneras (fascista, estalinista, incluso peronista cuando esos movimientos estaban en el poder) pero la obediencia no tenía que ver con la ideología ni con un modelo de sociedad sino justamente con la práctica cotidiana y la convivencia diaria (o la falta de ella) con el resto de los ciudadanos. El populismo, entendido como se entiende entre kicheristas, es equivalente por definición a la obsecuencia, sin que ese sea un calificativo personal sino una práctica política. Dentro del kircherismo no hay alas ni tendencias que converjan hacia un equilibrio y orezcan alternativas, sino solo roscas. Pero, y este es el problema, ese ha sido el funcionamiento de la política argentina en la democracia reciente. Durante el alfonsinismo (lo quiero ver intentando discutirle a los militantes de esa época algunas de las medidas disparatadas del caudillo de Chascomús) o del menemismo. Solo el gobierno de Duhalde estuvo exento de esa práctica de obediencia ciega, tal vez porque no tuvo tiempo de nada. Este modo de pensar la política y la radicalización consecuente nos llevan inevitablemente a pensar en los setenta, cuando el hospital de niños se iba a hacer en el Sheraton Hotel y lo que ocurrió después o o que hubiese ocurrido si esos proyectos triunfaban. (Continuación)

Con esto quiero decirle que no es importante cuán a la izquierda o a la derecha puedan estar nuestros pensamientos respectivos, sino cuán dispuestos estamos a defender lo indefendible. Le pongo un ejemplo fácil: Fibertel. Es un caso perfecto de abuso administrativo, que yo llamé terrorismo abusando un poco de las palabras, es cierto, aunque sin intentar compararlo con otros terorismos, ni con el de Videla ni con el de Bin Laden, pero sí para señalar que es el tipo de medida contra la que los ciudadanos (clientes y empleados en este caso) no tienen defensa. Lo de fibertel es una tontería, un error, un disparate técnico y un retroceso. Pero cuando desde su bando no hay manera de reconocerlo, cuando pululan como hongos los defensores de este disparate con los argumentos más groseros y más ofensivos para el prójimo ("así vas a aprender a no contratar servicios truchos") la convivencia democrática queda rota aunque el tema parezca insignificante: no hay diálogo posible entre vecinos si uno desea el mal del otro para beneficio del Estado. Se rompe uno de las convenciones más importantes de la vida civilizada: el estar, en principio y casi automáticamente, en contra del abuso de poder en todos los órdenes. Esa es la parte del peronismo que el kircherismo ha destruido (que el gobierno, ante todo, se ocupa de beneficiar al pueblo y no de joderlo) para embarcarse en luchas ideológicas imaginadas después de la Libertadora y en nombre de las cuales nos hemos precipitado en tragedias irreversibles.

¿Usted se cree que me gusta, como dijo bien Lanata, estar del lado de Clarín porque hoy es el más débil? Pero es así: nosotros no tenemos más remedio que estar del lado de Clarín y ustedes no tienen más remedio que creer que el 70% de la sociedad que no los votó están operados por los agentes del demonio. Esa es la Argentina.

Disculpe por la desprolijidad de esta respuesta casi sin pensar frente a su meditado texto, pero es lo que me salió frente a su oportuna interpelación, que no dejo de agradecer. Pero sucede que estoy muy preocupado y soy muy pesimista sobre lo que viene. Tanto que hoy, después de leer el artículo de Mario Wainfeld en Página/12 le escribí a la dirección del diario este mail:

"Wainfeld. Hace mucho que no te leía pero lo hice hoy. Nunca pensé que llegarías a este grado de obsecuencia y que deshonraras de tal modo la profesión de periodista. Vos, yo, todos sabemos que Papel Prensa se vendió antes de que secuestraran a los Graiver. Vos, yo, todos sabemos que lo de ayer fue una fantochada que forma parte de una estrategia para controlar a los medios y que tu diario forma parte de ella. Hace algún tiempo matizabas tus comentarios, te daba vergüenza estar asociado a personajes como Guillermo Moreno, tenías cierto pudor que definitivamente perdiste al calor continuo del poder.

Este país es trágico. Produjo asesinos hace cuarenta años y hoy produce mentirosos y arribistas. En ningún caso hubo retorno. Vos sos otra pérdida. Saludos"

Tal vez Wainfeld, al que supe tenerle aprecio, no se lo merezca. Pero creo que estamos en es punto de las cosas. Casi sin retorno.

Un abrazo
Q

69 comentarios:

De Vierde Man dijo...

Maravilloso, altísimo.

EL COLORÁU dijo...

Lo mismo dijo Aliverti en 678 y en su columna de Página 12. Hay que cuidar las palabras, los conceptos. Usarlos con mucho cuidado y respeto; por lo que se dice y sobre lo que se habla. Y creo que va para todos esto.
A Quintín se lo marqué en el post anterior,que origina esto. Le remarqué exactamente lo mismo.
Abrazo y buen gesto, pedir bajar un poco los cambios.

Anónimo dijo...

Bien, Reneagau!
Que nivel! deberias tener una columna...urgenchi!

Escribidor dijo...

Comparto. Yo no quiero un país con los que piensan como yo. Quiero un país con todos, eso nos hace crecer. Un abrazo

Udi dijo...

No se gaste, Mendieta, a usted "le parece" que Quintín puede discutir con altura, y calibrar con honestidad el valor de las palabras. Pero está sobrestimando su racionalidad (de Quintín, digo) y lo que brota de su discurso (de Quintín, digo) son sus tripas alborotadas, sus vísceras sublevadas (de Quintín, digo) ante la comprobación de que en este país, y aunque sea en dosis homeopáticas - como lo hace este gobierno - se discute "la renta".
Pierda cuidado que en lo atinente a la defensa de los intereses de Papel Prensa no habrá discurso más respetuoso del valor de la palabra que el de M. Solá, Van der Kooy y Quintín. Fariseísmo, le dicen. Yo prefiero apodarlo con la famosa frase de un filósofo setentista: "Yo toco el aire, a Usted no lo toco"

Marcelozonasur dijo...

Momento siniestro? Medida terrorista? Guats? Esto fue dicho antes del discurso de Cristia no? como pasó anoche con Fonte y Lanatta... editorializaban sobre la expropiación, hablaban de ilegalidad, de avallasamiento sobre los otros poders... y resulta que se procedió a recurrir al Poder Judicial y al Poder Legislativo jaja... nada mas institucional, claro y republicano... no pedían esto? y ahora se quejan...

El tema es ese, quejarse... "porque la yegua está por expropiar papel prensa... que hija de puta la yegua... ah no expropio? es una hija de puta, amenazó con expropiar y ahora es doblemente hija de puta porque quiere que le agradezcamos que no expropio"

La verdad, estos K son malévolos...

Il Capo dijo...

Excelente, Mendieta.

Inmanente dijo...

Quintín es tan inteligente como Carrió

guille dijo...

Quintin es un pelotudo con mayúsculas un pequebús y un no periodista, vos seguí con el flower power que para otros casos se aplica,no en este resentido total.
Ayer me saludaron varios radicales por el tratamiento del tema que había hecho cristina, como si yo tuviese algo que ver?, pero los tipos ven la república, las instituciones y también los monopolios de prensa, a esos si que los respeto, no a los cínicos como carrio,sola y quintin.
Abrazo,mendieta.

Chiclana dijo...

Mendieta: le arruinaron el momento con los comentarios.

Quintín dijo...

Estimado Mendieta

Lamento que entre su post, que acabo de descubrir, y mi respuesta se haya interpuesto justamente algún comentario de quienes usted llama "los gurkas" de su bando. Pero lo mismo da, podemos prescindir de ellos por el momento.

Aprecio sinceramente su preocupación por discutir civilizadamente y agradezco que en su momento tuvieran usted y Fernández la deferencia de invitarme a un programa de radio. En cuanto al hecho de que yo escriba en un medio nacional, me parece una casualidad y una circunstancia poco relevante en esta polémica. Nunca creí que fuera más importante un diario que un blog.

El problema que tenemos, usted y yo, es que cada día parece haber menos lugar para un discurso moderado, porque como suele suceder en algunos momentos de la historia, las posiciones se radicalizan siguiendo la intención de unos pocos y contra los deseos de una mayoría que preferiría la paz y el equilibrio. Así es como hoy van quedando pocos kircheristas moderados, tanto como pocos opositores moderados. La única diferencia que parece subsistir es la que media entre los que seguimos intentando utilizar un lenguaje civil y quienes nos incitan a la guerra a diario gritando "La Konchuda KK" o "Los sojeros gorilas hijos de puta".

El gobierno, con su estrategia del todo o nada (la oposición es culpable de muchas cosas, pero no de haber instalado ese escenario en cada debate), va obligando a mucha gente a definirse, aun más allá de sus intenciones originales. Así, la moderación se va perdiendo y en el camino queda el discernimiento de muchas cosas.

Usted dice que es "populista" y para mí allí reside el problema. Porque el único sentido práctico de definirse populista hoy es que quienes así lo hacen se obligan a defender cada una de las acciones del líder de ese populismo. En otra época eso no se llamaba populismo sino de otras maneras (fascista, estalinista, incluso peronista cuando esos movimientos estaban en el poder) pero la obediencia no tenía que ver con la ideología ni con un modelo de sociedad sino justamente con la práctica cotidiana y la convivencia diaria (o la falta de ella) con el resto de los ciudadanos. El populismo, entendido como se entiende entre kicheristas, es equivalente por definición a la obsecuencia, sin que ese sea un calificativo personal sino una práctica política. Dentro del kircherismo no hay alas ni tendencias que converjan hacia un equilibrio y orezcan alternativas, sino solo roscas. Pero, y este es el problema, ese ha sido el funcionamiento de la política argentina en la democracia reciente. Durante el alfonsinismo (lo quiero ver intentando discutirle a los militantes de esa época algunas de las medidas disparatadas del caudillo de Chascomús) o del menemismo. Solo el gobierno de Duhalde estuvo exento de esa práctica de obediencia ciega, tal vez porque no tuvo tiempo de nada. Este modo de pensar la política y la radicalización consecuente nos llevan inevitablemente a pensar en los setenta, cuando el hospital de niños se iba a hacer en el Sheraton Hotel y lo que ocurrió después o o que hubiese ocurrido si esos proyectos triunfaban.

(Continúa)

Quintín dijo...

(Continuación)

Con esto quiero decirle que no es importante cuán a la izquierda o a la derecha puedan estar nuestros pensamientos respectivos, sino cuán dispuestos estamos a defender lo indefendible. Le pongo un ejemplo fácil: Fibertel. Es un caso perfecto de abuso administrativo, que yo llamé terrorismo abusando un poco de las palabras, es cierto, aunque sin intentar compararlo con otros terorismos, ni con el de Videla ni con el de Bin Laden, pero sí para señalar que es el tipo de medida contra la que los ciudadanos (clientes y empleados en este caso) no tienen defensa. Lo de fibertel es una tontería, un error, un disparate técnico y un retroceso. Pero cuando desde su bando no hay manera de reconocerlo, cuando pululan como hongos los defensores de este disparate con los argumentos más groseros y más ofensivos para el prójimo ("así vas a aprender a no contratar servicios truchos") la convivencia democrática queda rota aunque el tema parezca insignificante: no hay diálogo posible entre vecinos si uno desea el mal del otro para beneficio del Estado. Se rompe uno de las convenciones más importantes de la vida civilizada: el estar, en principio y casi automáticamente, en contra del abuso de poder en todos los órdenes. Esa es la parte del peronismo que el kircherismo ha destruido (que el gobierno, ante todo, se ocupa de beneficiar al pueblo y no de joderlo) para embarcarse en luchas ideológicas imaginadas después de la Libertadora y en nombre de las cuales nos hemos precipitado en tragedias irreversibles.

¿Usted se cree que me gusta, como dijo bien Lanata, estar del lado de Clarín porque hoy es el más débil? Pero es así: nosotros no tenemos más remedio que estar del lado de Clarín y ustedes no tienen más remedio que creer que el 70% de la sociedad que no los votó están operados por los agentes del demonio. Esa es la Argentina.

Disculpe por la desprolijidad de esta respuesta casi sin pensar frente a su meditado texto, pero es lo que me salió frente a su oportuna interpelación, que no dejo de agradecer. Pero sucede que estoy muy preocupado y soy muy pesimista sobre lo que viene. Tanto que hoy, después de leer el artículo de Mario Wainfeld en Página/12 le escribí a la dirección del diario este mail:

"Wainfeld. Hace mucho que no te leía pero lo hice hoy. Nunca pensé que llegarías a este grado de obsecuencia y que deshonraras de tal modo la profesión de periodista. Vos, yo, todos sabemos que Papel Prensa se vendió antes de que secuestraran a los Graiver. Vos, yo, todos sabemos que lo de ayer fue una fantochada que forma parte de una estrategia para controlar a los medios y que tu diario forma parte de ella. Hace algún tiempo matizabas tus comentarios, te daba vergüenza estar asociado a personajes como Guillermo Moreno, tenías cierto pudor que definitivamente perdiste al calor continuo del poder.

Este país es trágico. Produjo asesinos hace cuarenta años y hoy produce mentirosos y arribistas. En ningún caso hubo retorno. Vos sos otra pérdida. Saludos"

Tal vez Wainfeld, al que supe tenerle aprecio, no se lo merezca. Pero creo que estamos en es punto de las cosas. Casi sin retorno.

Un abrazo
Q

Quintín dijo...

Salió solo la segunda parte del comentario. Esta es la primera. Lamento el desorden.

Estimado Mendieta

Lamento que entre su post, que acabo de descubrir, y mi respuesta se haya interpuesto justamente algún comentario de quienes usted llama "los gurkas" de su bando. Pero lo mismo da, podemos prescindir de ellos por el momento.

Aprecio sinceramente su preocupación por discutir civilizadamente y agradezco que en su momento tuvieran usted y Fernández la deferencia de invitarme a un programa de radio. En cuanto al hecho de que yo escriba en un medio nacional, me parece una casualidad y una circunstancia poco relevante en esta polémica. Nunca creí que fuera más importante un diario que un blog.

El problema que tenemos, usted y yo, es que cada día parece haber menos lugar para un discurso moderado, porque como suele suceder en algunos momentos de la historia, las posiciones se radicalizan siguiendo la intención de unos pocos y contra los deseos de una mayoría que preferiría la paz y el equilibrio. Así es como hoy van quedando pocos kircheristas moderados, tanto como pocos opositores moderados. La única diferencia que parece subsistir es la que media entre los que seguimos intentando utilizar un lenguaje civil y quienes nos incitan a la guerra a diario gritando "La Konchuda KK" o "Los sojeros gorilas hijos de puta".

El gobierno, con su estrategia del todo o nada (la oposición es culpable de muchas cosas, pero no de haber instalado ese escenario en cada debate), va obligando a mucha gente a definirse, aun más allá de sus intenciones originales. Así, la moderación se va perdiendo y en el camino queda el discernimiento de muchas cosas.

Usted dice que es "populista" y para mí allí reside el problema. Porque el único sentido práctico de definirse populista hoy es que quienes así lo hacen se obligan a defender cada una de las acciones del líder de ese populismo. En otra época eso no se llamaba populismo sino de otras maneras (fascista, estalinista, incluso peronista cuando esos movimientos estaban en el poder) pero la obediencia no tenía que ver con la ideología ni con un modelo de sociedad sino justamente con la práctica cotidiana y la convivencia diaria (o la falta de ella) con el resto de los ciudadanos. El populismo, entendido como se entiende entre kicheristas, es equivalente por definición a la obsecuencia, sin que ese sea un calificativo personal sino una práctica política. Dentro del kircherismo no hay alas ni tendencias que converjan hacia un equilibrio y orezcan alternativas, sino solo roscas. Pero, y este es el problema, ese ha sido el funcionamiento de la política argentina en la democracia reciente. Durante el alfonsinismo (lo quiero ver intentando discutirle a los militantes de esa época algunas de las medidas disparatadas del caudillo de Chascomús) o del menemismo. Solo el gobierno de Duhalde estuvo exento de esa práctica de obediencia ciega, tal vez porque no tuvo tiempo de nada. Este modo de pensar la política y la radicalización consecuente nos llevan inevitablemente a pensar en los setenta, cuando el hospital de niños se iba a hacer en el Sheraton Hotel y lo que ocurrió después o o que hubiese ocurrido si esos proyectos triunfaban.

(Continúa)

Escribidor dijo...

Estimados, el problema radica en quien se cree dueño de la VERDAD. Es decir, yo pueso sostener una postura, hasta defender todas y cada una de las medidas y los proyectos del gobierno, o sea, ser un ultra-k en lenguaje clarinista. Puedo apoyar muchas y criticar algunas, seria un sabatellista. Puedo, como pasa, criticar mucho y apoyar un poquito, como hacen los solanistas. Incluso puedo criticar todo, como hacen el PRO y el PF, con un claro sentido electoralista. Es mas, hasta admito que alguien crea q esto es una dictadura, como dice Lilita.
Lo que no se debe admitir, es la noción de verdad absoluta. Todos tenemos una verdad parcial. Todos tenemos convicciones que no vendemos. Todos tenemos historia, recuerdos, militancias y varios etc. Todos tenemos banderas en nuestras manos y todos tenemos banderas que nunca vamos a usar. Pero yo no soy el dueño de la verdad. Ni lo es Mendieta, ni ninguno de los que habitamos este suelo.
Cuando ud, Quintin, le dice a Wainfeld "vos, yo, todos sabemos que lo de ayer fue una fantochada que forma parte de una estrategia para controlar a los medios y que tu diario forma parte de ella.", es su verdad, que por supuesto no comparto. Y deseo que ud tenga la honestidad intelectual de reconocerlo cuando el tiempo pase y el "vienen x la libertad de prensa" no suceda.
No le quepa ninguna duda, que si es al reves, muchos de los que hoy estamos aca, que luchamos contra el poder de la dictadura desde muy chicos y estamos acostumbrados en serio a enfrentar poderes grosos y monopolios (en especial el de la fuerza) vamos a ser capaces de ver la realidad

Un abrazo argentino y fraterno
Diego

Quintín dijo...

Por alguna razón, no logro subir la primera parte del comentario. Lo intento de nuevo

Estimado Mendieta

Lamento que entre su post, que acabo de descubrir, y mi respuesta se haya interpuesto justamente algún comentario de quienes usted llama "los gurkas" de su bando. Pero lo mismo da, podemos prescindir de ellos por el momento.

Aprecio sinceramente su preocupación por discutir civilizadamente y agradezco que en su momento tuvieran usted y Fernández la deferencia de invitarme a un programa de radio. En cuanto al hecho de que yo escriba en un medio nacional, me parece una casualidad y una circunstancia poco relevante en esta polémica. Nunca creí que fuera más importante un diario que un blog.

El problema que tenemos, usted y yo, es que cada día parece haber menos lugar para un discurso moderado, porque como suele suceder en algunos momentos de la historia, las posiciones se radicalizan siguiendo la intención de unos pocos y contra los deseos de una mayoría que preferiría la paz y el equilibrio. Así es como hoy van quedando pocos kircheristas moderados, tanto como pocos opositores moderados. La única diferencia que parece subsistir es la que media entre los que seguimos intentando utilizar un lenguaje civil y quienes nos incitan a la guerra a diario gritando "La Konchuda KK" o "Los sojeros gorilas hijos de puta".

El gobierno, con su estrategia del todo o nada (la oposición es culpable de muchas cosas, pero no de haber instalado ese escenario en cada debate), va obligando a mucha gente a definirse, aun más allá de sus intenciones originales. Así, la moderación se va perdiendo y en el camino queda el discernimiento de muchas cosas.

Usted dice que es "populista" y para mí allí reside el problema. Porque el único sentido práctico de definirse populista hoy es que quienes así lo hacen se obligan a defender cada una de las acciones del líder de ese populismo. En otra época eso no se llamaba populismo sino de otras maneras (fascista, estalinista, incluso peronista cuando esos movimientos estaban en el poder) pero la obediencia no tenía que ver con la ideología ni con un modelo de sociedad sino justamente con la práctica cotidiana y la convivencia diaria (o la falta de ella) con el resto de los ciudadanos. El populismo, entendido como se entiende entre kicheristas, es equivalente por definición a la obsecuencia, sin que ese sea un calificativo personal sino una práctica política. Dentro del kircherismo no hay alas ni tendencias que converjan hacia un equilibrio y orezcan alternativas, sino solo roscas. Pero, y este es el problema, ese ha sido el funcionamiento de la política argentina en la democracia reciente. Durante el alfonsinismo (lo quiero ver intentando discutirle a los militantes de esa época algunas de las medidas disparatadas del caudillo de Chascomús) o del menemismo. Solo el gobierno de Duhalde estuvo exento de esa práctica de obediencia ciega, tal vez porque no tuvo tiempo de nada. Este modo de pensar la política y la radicalización consecuente nos llevan inevitablemente a pensar en los setenta, cuando el hospital de niños se iba a hacer en el Sheraton Hotel y lo que ocurrió después o lo que hubiese ocurrido si esos proyectos triunfaban.

Eva Row dijo...

¡qué medida terrorista la que va contra de Fibertel!

El sábado llamé por teléfono a Telecentro. Me atendieron enseguida, me dijeron que el martes me ponían el cable. El martes me pusieron toda la instalación, muy prolija, en una hora hicieron todo. Dejaron andando dos televisores, tres computadoras unidas en red por un rooting, y un teléfono con una línea nueva. Le digo chau a Telefónica y a Cablevisión-Fibertel.

Estoy contentísima, todo anda muy bien, tengo más canales de TVcable, está la BBC por ejemplo. Además, como hay otros vecinos que ya tienen Telecentro, ya hay puesta una cámara de regalo en la puerta del edificio y por canal 5 puedo ver quien me toca el portero eléctrico.

Como si eso fuera poco, todo entra por un solo cable (menos cables es magnífico) y pago $100 pesos menos.

Pero además, dejé de ponerle mi libra de carne mensual a Magnetto y Ernestina.

¡qué medida terrorista la que va contra de Fibertel!

Mendieta dijo...

Quintín: ahí te subi toda la respuesta al post. Ya te vua a atender, je!.

Quintín dijo...

Hace un rato que itnento subir la primera parte del comentario y no lo logro. Queda un rato y después desaparece. Un misterio.

Q

Quintín dijo...

Nunca se me hubiera ocurrido acusarlo de censor, Mendieta. No sea paranoico que no le pongo sal cuando lo cocinemos.

Quintín dijo...

Eva Row. Su actuación con lo de Telecentro es patética. Pídales que le hagan un descuento por hacerle propaganda. ¡Lástima que no hay Telecentro en San Clemente! Pero, de bronca, capaz que me borro de Arnet para no darles de comer a las telefónicas. ¡Por dios!

Chiclana dijo...

Eva Row: ¿antes no podías pasarte a telecentro? ¿el maldito monopolio no te dejaba opción?
¿cual es el sentido de tu post?

Anónimo dijo...

Sr. Quintin: Que si se vendio antes o se vendio despues. No le parece que lo mas democratico que nos puede pasar,en este tema, es que lo esclarezca la justicia?

Quintín dijo...

Hay miles de cosas que tendría que esclarecer la justicia, y no por eso el gobierno habla en cadena una hora y media con una posición tomada de antemano.

Leandro dijo...

Q: Sus definiciones de populismo y kirchnerismo son mas parte de su fantasia, necesaria para sostener su andamiaje de malos, malisimos, monstruos y demases. Usted entiende al kirchnerismo no en relación a lo que es y la realidad muestra, sino de la forma que le permite odiarlo mas. Su problema es de odio, primero nos odia y despues nos analiza de la forma que resulte mejor para justificar ese odio. A partir de ahi, su analisis es irreal, casi comico si no fuera tan terrible ver su odio tan desplegado que no sabe como hacer para replegarlo. Cuidese del odio, el odio mata mas que el cancer o los accidentes de transito (y no interpete esto como amenaza, me refiero a la forma en que el odio internalizado afecta al propio cuerpo).

Quintín dijo...

Leandro. ¿Y por qué piensa usted que los odio antes de analizarlos? Y por otra parte, ¿no odian ustedes a mucha gente con mayor saña y menor voluntad de comprensión que la mía? No soy el único, en todo caso, que sostiene un andamiaje de "malos y malísimos, monstruos y demases". Basta leer cualquier post K para verlo.

Udi dijo...

Dice Quintin en su carta a Wainfeld: "todos sabemos que Papel Prensa se vendió antes de que secuestraran a los Graiver".
Todo la argumentación farisaica de Clarín/La Nación y sus escribas (y esto es lo lamentable, de los capitalistas ya sabemos que esperar) demuestra un apego por los modales comparables al del señor que a gran velocidad me pasa sus manos delante de la cara, amagando pegarme. Su argumento - irrefutable - es que "está tocando el aire", a mi no me toca. Cierto ¡Qué duda cabe! Tanto como la seguridad jurídica que por aquellos días campeaba ¿No?
Puajjj

Leandro dijo...

Q: yo no odio a nadie, menos a usted. No ve como le quiero cuidar la salud? no proyecte sobre los demas, el primer paso en la rehabilitacion es la aceptacion.

Quintín dijo...

El problema que señalo es justamente ese. Que contra todas las declaraciones previas, contra todos los testimonios, hay gente dispuesta a creer que Magnetto la torturó con una picana a Lidia Papaleo para que firme solo porque Kirchner lo dice. Y encima dicen "puaj" como si se hubieran bañado en agua bendita. Hoy somos todos especialistas en lo que pasó con un contrato en 1976 y estamos dispuestos a matarnos por él. Y también sabemos cuál es el adn de los hijos de Ernestina aunque la justicia no haya probado nada y también estamos seguros de que Fibertel tiene que desaparecer. ¿Pero a quién mierda le importa todo esto salvo al gobierno y a Clarín?

Escribidor dijo...

Se ve q te importa a vos Quintin, que estan tan preocupado. Yo, cuando los temas los analiza la justicia, dejo de ponerme nervioso

Quintín dijo...

Sí, claro. Quedó todo en manos de la justicia. Mendieta, tome nota. Decir estas cosas es también abusar de las palabras. Hablar con eufemismos que siempre van en el el sentido en que el poder lo quiere. Escribidor, por qué no dice también que no vale la pena discutir por la inflación ya que está en manos del indec.

Escribidor dijo...

Nunca dije que no los discutamos. Dije que dejo de ponerme nervioso, como se pone ud con el tema Papel Prensa. Discutamos lo que quiera, pero con tranquilidad, para llegar a una verdad superadora, no para chicanear

Leandro dijo...

Q: yo no creo que magnetto haya torturado a nadie personalmente. Lo que si creo es que toda la compra de papel prensa fue MUY irregular, y tambien me consta que sobre esto hay denuncias hechas desde muchisimo tiempo atras, cuando kirchner era un mero intendente o ni eso. Y tambien se que papel prensa tiene el monopolio del papel para diario, y que por ejemplo aprovecha esa posición dominante para venderle el papel a 480 dolares por tonelada a sus propios medios y a 600 u 800 a la competencia.

Si sumamos el hecho de que es un monopolio, cosa indeseable en cualquier rama de la economia y regulada hasta por la ley antimonopolios, y si encima le sumamos que la creacion de esa empresa monopolica tiene muchos puntos oscuros, tan oscuros que la ligan a secuestros, torturas y asesinatos, yo, como ciudadano, siento por un lado que no deberia pasar ni un minuto mas sin que la justicia investigue la posible comisión de delitos en su creacion, y por otro, que es deber del gobierno intervenir ya mismo para desmantelar ese monopolio que perjudica la libertad de prensa al discriminar a algunos diarios frente a otros.

Y le recuerdo que hasta el padre del liberalismo, don adam smith, se dedico bastante a teorizar sobre los peligros de los monopolios y como debe el estado intervenir para evitarlos, asi que ahorremosno la postura de indignados liberales.

Me parece que de lo que tendriamos que estar hablando, deberia ser sobre por que tuvieron que pasar tantos años para que un gobierno se anime a esto, y por que tuvo tanto poder politico el grupo economico dueño de esta empresa como para lograr que ningun gobierno se animara a proponer esta investigación.

Le recuerdo lo que paso ayer: se completo una investigacion importantisima sobre los posibles origenes delictivos y las posibles practicas monopolicas de una empresa muy grande, en un rubro critico como es la provision de papel para los diarios. Como consecuencia de eso se presentara una denuncia judicial, para que la justicia decida sobre la parte criminal, y un proyecto de ley, para que el congreso decida sobre la parte economica. No entiendo que es lo que usted encuentra tan terrible en esto.

No lo vi tan indignado cada vez que la doctora Carrio llamo a una conferencia de prensa, que fura transmitida por todoss los canales como si fuera la noticia mas importante del mundo, para denunciar algun nuevo supuesto "negociado" de los kirchner, que estaria sustentado en cajas y cajas de pruebas, que al abrirse contenian solo recortes de diario.

Quintín dijo...

¿Pero es que no se da cuenta de que no hay una verdad superadora posible? Cuál sería esa verdad superadora después de que el PE presenta un informe elaborado por Moreno y Paglieri, par de mentirosos profesionales, con el título "Papel Prensa: la verdad", y la presidente asume así funciones de fiscal, como antes asumió que la viuda de Noble era una apropiadora antes de que la justicia dictamine nada. ¿No tienen forma de ver que eso no es democrático por mas que se trate de Clarín? Esto no es una chicana, es lo que pasó. No hay manera de encontrar una "verdad superadora" si de un lado está nada menos que Moreno. ¿No tenían otro funcionario para la tarea? ¿O se trata solo de intimidar?

Udi dijo...

Conclusiones provisorias: si usted ve llamas, el humo le impide respirar, el calor le hace imposible soportar hasta la camisa, pero Moreno y Pagliari gritan ¡FUEGO!.
Siga sentado tranquilo, nada superador saldrá si corre hacia la salida del cine.

Escribidor dijo...

Perdón, como no va a haber una verdad superadora? Para eso se envío en informe a la Justicia. O ud no cree en la Justicia? Yo tendría q tener mas razones q ud para no creer y sin embargo, me parece que es lo correcto. De igual forma, sus prejuicios sobre funcionarios públicos inhabilitan el debate, pues si ud dice algo y cree que es LA VERDAD, cualquier cosa q yo (o cualquier otro) diga va a ser mentira. Por esto digo que entre todos hay que hacer un esfuerzo para poder llegar a verdades superadoras. Ahora, si ud insiste en que la suya es LA VERDAD, seguramente, no llegaremos a ningun lado.

Un abrazo argentino

Leandro dijo...

Q: como ya le dije antes, nunca lo vi criticar de forma tan denodada cada vez que la doctora Carrio se pretendio erigir en fiscal, denunciando en conferencias de prensa terribles "negociados" del gobierno, que al ser investigados por la justicia arrojaron como conclusion que eran pura mentira basada en articulos periodisticos sin ninguna prueba concreta. Como explica su indignacion en un caso y su apoyo y aplauso en el otro?

El informe lo habra hecho Moreno, mandrake o el pato donald, a mi me da igual, lo que usted hace es recurrir a una falacia ad hominem. Aun cuando moreno fuese todo lo malo que usted dice, eso no implica que el informe no sea 100% verdad.

Y la denuncia es verosimil, primero porque hace decadas que se habla de estos temas, cuando este gobierno no estaba ni en la imaginacion de nadie, y ya se hablaba de cosas sucias, aprietes, secuestros y asesinatos. Mas aún, el secuestro de la señora papaleo es un hecho objetivo y comprobado, y se sabe que guarda relacion con la venta de la empresa y tambien con la posibilidad de evitar que se impugnara la venta por los derechos de los herederos de graiver. Asi que puntos oscuros hay miles, que deberan ser investigados, y hechos objetivos que muestran irregularidades hay tambien montones, que muestran que merece la pena ser investigado por la justicia el tema. Asi que no se preocupe, la justicia investigara y se vera si el informe de moreno era puro cuento (como tantas veces se comprobo con las supuestas cajas de prueba de la doctora Carrio), o si de hecho hay algo de verdad en la denuncia.

Quintín dijo...

Sí, estoy de acuerdo. No se puede discutir cuando uno cree que los índices del indec no son lo que dice Moreno y si lo dice es un prejuicioso.

Ve, Mendieta, ¿cómo se sale de esto? Se podría salir si acá apareciera un kircherista diciendo, "déjense de joder con eso de defender a Moreno". Pero ese kirchnerista existía hasta hace algunos meses. Hoy no existe más. Néstor y Cristina dejaron claro que tocar a Moreno es tocarlos a ellos, con guantes de box y todos. Atacar a Moreno es defender a Clarín. Ser K hoy es defender a Moreno o hacerse el boludo. Por eso estamos jodidos. No porque yo use la palabra "terrorismo". Es su blog el que me da la razón.

Leandro dijo...

Q: lo dice por mi? relea mis comentarios y vera que nunca defendi a moreno. Simplemente le dije, con el respaldo de todo lo que se sabe sobre desde hace miles de años (desde los griegos, digamos) sobre las falacias, que estaba recurriendo a una falacia ad hominem al intentar descartar un informe por la persona que lo hizo en lugar de por la verosimilitud de su contenido.

Vamos, hombre, hacerse la victima no es una forma honorable de dialogar!

Escribidor dijo...

Moreno es un funcionario. El INDEC no es creible. Hay que hacer un INDEC mejor. y eso q tiene que ver con papel prensa?

No entiendo el debate, se va para cualquier lado con tal de tener razón

Quintín dijo...

Tiene que ver que fue Moreno —el responsable de que el indec no sea creíble, como usted mismo dice— el operador K en Papel Prensa, con guantes de box, pegándole a los gerentes e insultando a los empleados. ¿O ahora se trata de Mariano Moreno?

Leandro dijo...

Q: y a mi no me contesta señor? yo se que no soy nadie ni escribo en un diario, preo cfreo que di argumentos variados, sin atacarlo y en forma respetuosa, no?

Marcelozonasur dijo...

Desde la vuelta de la democracia ningún gobierno (Néstor Kirchner incluído) pudo escapar de NEGOCIAR con el grupo Clarín. Por qué? porque tenían una posición dominante del manejo de la información.
Esto lo va a negar el amigo Quintín?
Entonces esta bien, lo que apoyamos este gobierno somos unos boludos bárbaros, estamos equivocados. Hector Magnetto es un pobre director de empresa perseguido y estigmatizado por el gobierno de una loca reventada que se quiere apoderar de todos los medios.
Y si nadie se animó a denunciar... perdón, inventar una historia para denunciar a los mártires empresarios de la prensa, fue porque han convivido dentro de una plena democracia donde no han usado su poder para hacer negocios a través de PRESIONAR a los gobiernos.

Me convenciste Quintín, Viva Magnetto!!

Quintín dijo...

Leandro. No sea paranoico. Nada tiene que ver una cosa con otra. No se haga la víctima.

Le contesto uno de sus argumentos. Se equivoca de medio a medio con respecto a la falacia ad hominem. Si un tipo que se emborracha todas las noches dice que vio insectos gigantes caminando por las paredes y alguien afirma que no es creíble lo que dice porque es un conocido borracho, no incurre en esa falacia. Sí lo hace, en cambio, quien dice que alguien no puede tener razón porque se come los mocos.

Si alguien ha dado pruebas de mentir de manera sistemática en cuanto a la información pública, no es una falacia sostener que sus últimas afirmaciones no son creíbles. Como se sabe, Moreno y Paglieri son dos mentirosos consuetudinarios que nos vienen engañando con el indec desde 2007 y como tales deben ser tratados. Eso no prueba, desde ya, que esta vez mientan, pero los antecedentes son un indicio importante y no cabe hablar de falacia.

Anónimo dijo...

Sin ánimo de entrar en la discusión ,y como no soy fanático K ni anti K,solo puedo decir que para el desprevenido que no sigue la política,enterarse que los responsables de la investigación fueron la dupla Moreno/Paglieri,ejecutores de la destrucción del Indec,solo puede mover a risa y/o sarcasmo y que semejante decisión solo puede beneficiar al denostado monopolio.
Miles de funcionarios y justo eligieron a dos soldados que serian capaces de matar a la madre con tal de defender al gobierno. Esto no es populismo es pelotudismo.

camargen

Mendieta dijo...

Ay, ay, ay. Sigo trabajando. Voy leyendo. Me apeno.
Quintín: Sinceramente no estoy calificado para calificar a Moreno como funcionario. Lo que también sinceramente lamento es que sea tan funcional el personaje que él creó y otros han creado que posibilite usarlo como gran paraguas habilitador de cualquier pelotudez.
Ya trataré de ir a lo prfundo de lo tuyo.

Leandro dijo...

Q: me parece que esta usted equivocado. Lo que usted dice es que, subjetivamente, a usted le parecerá menos verosimil el informe porque lo hizo moreno, y en eso le puedo dar la razon, usted puede creer que moreno es un mentiroso y por eso tener menos fe en sus palabras. Ahora, de ahi a desestimar la denuncia, siendo que hay montones de indicios y hechos objetivos que muestran que hay, cuanto menos, unos cuantos puntos poco claros, hay una distancia enorme. Usted, subjetivamente, le cree menos a ese informe que lo que me creeria a priori ami, porque la persona que lo hizo no tiene su confianza. Pero usar ese hecho para desestimar totalmente la denuncia si que es, bajo todo punto de vista una falacia ad hominem, porque como ya le dije, el hecho deque moreno fuera exactamente todo lo que usted cree no implicaria que el informe no sea 100% verdad.

Por otro lado, no sea timido, respondame alguna otra de las cosas que le dije. Por ejemplo, decia usted que lo indignaba que la presidenta se ponga en un papel de fiscal a dar una conferencia de prensa, y yo le preguntaba como podia ser que le molestara tanto este hecho, pero nunca le hubiera molestado y, todo lo contrario, haya aplaudido, cada vez que la doctora carrio se erigio en fical, acusando al gobierno de algun supuesto "negociado", con conferencia de prensa incluida, hechos en los que lejos de ofenderse usted rápidamente paso a dar por absolutamente ciertas las denuncias sin ni siquiera esperar a que la justicia (que en todos los casos dicto falta de merito) revisara las supuestas "pruebas" para encontrarse que eran puros recortes de diarios. Dele Q, no sea timido, contesteme esta nomas y me quedo contento.

Quintín dijo...

Leandro. No me provoque, no sea berreta con eso de "no sea tímido" o haciéndose la víctima por que no le contesto y después cuando le contesto resulta que me repite de nuevo lo mismo.

No hay falacia ad hominem si uno dice que Moreno no es creíble, por sus antecedentes como mentiroso. ¿Entendió? Y también le dije que eso no prueba que esta vez mienta. Pero no sé de dónde saca que hay tantas pruebas, parece que leyó el informe y quedó convencido.

Ah, y Carrió no acusó a nadie por la cadena nacional. No sé si se da cuenta de la diferencia. Supongo que no.

Leandro dijo...

Q: sera porque Carrio no tenia disponible la cadena nacional (por cierto, al centrarse en eso de la cadena nacional, me dio la razon en que la doctora Carrio se erigio en fiscal, tal cual como lo que dice usted de la presidenta). Aunque los medios monopolicos que a usted no le molestan, en todas ocasiones operaron con Carrio como cadena nacional, transmitiendo al unisono tales denuncias, mucha diferencia no hay, no?

Lo que usted asume es que yo creo que la denuncia es totalmente cierta, y yo nunca dije eso, al contrario, es usted el que asume que la denuncia es totalmente falsa sólo porque investigo moreno. Yo dije que como ciudadano quiero que se investigue a fondo y se llegue a donde se tenga que llegar. A mi la cantidad de libros y material que se han escrito en estos 30 años que hablan de cosas sucias en el caso, mas que este informe en particular, me llenan de dudas respecto a la situacion, de hecho las solas declaraciones de la viuda papaleo serian suficientes para que la justicia investigue de oficio, por eso no me explico su terquedad en negarse a que se investigue. Hay un hecho oscuro, hay denuncias de los involucrados que indican que hubo delitos en los que estuvo involucrada la dictadura y empresas civiles, hay testimonios que aportan su vision, hay testimonios en libros de montones de fuentes, y sólo la última aparicion es el informe de moreno, por que se niega usted a que se investigue algo que presenta tantos puntos raros, sólo porque no le gusta la ultima recopilacion de indicios?

Dice usted por ahi arriba "Cuál sería esa verdad superadora después de que el PE presenta un informe elaborado por Moreno y Paglieri, par de mentirosos profesionales, con el título "Papel Prensa: la verdad",", lo copie textual. Ahi esta incurriendo en la falacia ad hominem. Como Moreno hizo el informe, debe ser todo mentira y no hay verdad superadora, ve que fue usted el que cometio una brutal falacia? aceptelo, hay cosas oscuras, que se investigue, cual es el problema con eso?

Alejandro Turner dijo...

Dios, o lo que fuere, le conserve a usted la paciencia, Mendieta. Alguien que como primer comentario a un post pone un insulto a mí no merece el esfuerzo que usted hace y que no le dejo de valorar.

Quintín dijo...

Turner, no se meta que nadie lo llamó. El señor Mendieta merece todos mis respetos. Usted no.

Leandro. Nunca vi un tipo tan cabeza dura. Lo de la falacia es una cuestión lógica, no fáctica. El cuento del pastorcito mentiroso, para ver si al final lo entiende, no es un ejemplo de falacia sino de deducción inductiva. Es lógico que al pastorcito no le crean, aunque al final venga el lobo. ¿Entendió?

Inmanente dijo...

"no es un ejemplo de falacia sino de deducción inductiva" que mente afiebrada por favor!, sos un comediante Q

donchango dijo...

Cuando estuve en cana en el 77 todo el mundo hablaba, en el patio de la unidad 9, de como los milicos y Clarín y La Nación le habían robado papel prensa a los Graiver. Es más era una práctica usual en esa época. Ahora resulta que lo que todo el mundo sabe es una mentira de Moreno y de no se quien. Muy gusano, querido.

rinconete dijo...

Gran parte de la oposición basa su crítica al oficialismo en el Honestismo, doctrina bien analizada por Cararrós, que establece que lo realmente relevante no son las iniciativas políticas sino la honestidad de quien las lleva adelante.

El Intencionalismo, doctrina complementaria al Honestismo y analizada por elbosnio, sostiene que lo realmente relevante no son las iniciativas políticas sino las intenciones de quien las defiende.

El Intencionalismo tiene la ventaja de centrar el debate en algo completamente irrefutable, como son las intenciones.

En ese sentido da igual que CFK intervenga Papel Prensa o mande una ley al congreso, si ya conocemos sus intenciones satánicas.

El Intencionalismo evita que discutamos sobre el contenido de la ley de medios ya que sabemos, o deberiamos saber, que Kirchner busca con esa medida transformarse en un nuevo Magnetto. Que nada en la ley se lo permita no es un tema que nos deba desviar de lo esencial: sus intenciones satánicas.

Quintín dijo...

Inmanente. Si algo no tengo es una mente afiebrada. Hice un enorme esfuerzo por explicarle a tu amigo los alcances de la falacia ad hominem. Y, finalmente, encontré un buen ejemplo, que permite entender por qué si uno dice que Moreno mintió como funcionario, no es una falacia suponer que mintió está vez también. Moreno es el pastorcito mentiroso, al que nadie le cree, pero no porque se razone falazmente, sino justamente por lo contrario, por la tendencia a practicar la inducción, es decir, a deducir que algo va a ocurrir porque ya ocurrió antes del mismo modo.

Con gente tan obtusa, que insulta y descalifica lo que dicen los demás a priori y sin razonar, ¿cómo va a tener razón Mendieta en el sentido de que se puede conversar con los kirchneristas? Son incorregibles.

Quintín dijo...

Rinconete. La cantidad de medios K filo K, testaferros K que surgida en los últimos tiempos y el manejo de los medios y de la pauta oficiales, ¿permite suponer que los K intentan crear un sistema hegemónico de medios y que la Ley de Medios va a contribuir a ello o son simples paparruchadas de los boludazos de los opositores intencionalistas y honestistas?

Inmanente dijo...

Q, te juro que me divierto mucho con tu activismo blogger, tu tremendismo naive es rabiosamente hilarante. Sos un campeón del estilo que en cine deslumbra y en política naufraga en un mar de arbitrariedades y dislates propios de un sketch de Capusotto

celina dijo...

Quintín: La cantidad de medios Magnetto filo Biolcatti, testaferros Genocidistas que surgida en los tiempos remotos y el manejo de los medios y de la torta monopílica, ¿permite suponer que M posee un sistema hegemónico de medios y que voltear la Ley de Medios va a contribuir aL sostenimiento de ello o son simples paparruchadas de los boludazos KK populistas y autoritaristas?

¿vio que Mendieta tiene razón? SOMOS TODOS GURKAS!!!

Minaverry dijo...

Pero, caramba... ¡Qué fácil se convierte uno en un gurka según el sr. Quintín! Ya mismo me compro el gorrito y uno de esos cuchillos curvos coquetísimos que estos esbirros de Su Graciosa Majestad usan para despanzurrar a sus enemigos.
Por otra parte, leí muy interesado el intercambio entre Leandro y el sr. Q, y a pesar de que me alboroza el hecho de haber comprendido qué es una falacia ad hominem, todavía estoy esperando que el sr. Q conteste la simple pregunta que Leandro le hizo. No pierdo mis esperanzas.
(Si seguimos con las semblanzas bélicas, la bravura con que el sr. Q resistió el embate de argumentos bien fundados con defensas tan humildes me recuerda la heroica gesta de los judíos en Masada).

Comandante Cansado dijo...

Bello texto, Mendieta. Y sí Quintín no lo entiende o no lo acepta, como parece ser el caso, otro lo hará. Un abrazo.

rinconete dijo...

Quintin

Lo que los K pretenden es improbable y en última instancia, irrelevante. Las intenciones de Cavallo al crear las AFJP pueden haber sido angelicales o satánicas pero el resultado es que fundió el país.
Quien te dice Kirchner piense sinceramente que con la ley de medios puede ser Magnetto o el nuevo Zar de la Santa Rusia, pero esa fantasía como los temores, sinceros o forzados, de muchos opositores no tienen fundamentos reales en la ley. Que es lo único relevante.

El gobierno inicia una causa judicial sobre Papel Prensa, uno de los temas tabú de esta sociedad. Si lo hace porque CFK es Thomas Jefferson o por intencionalidad política con Clarin, me da igual. Es un buen momento para abrir una de las tantas ollas tapadas.

Por qué esta y no otras? Por qué justo ahora? Por discrecionalidad política. Es terrible, pero así funciona la democracia, cuyas instituciones no suelen parecerse a un te canasta. Ahí está la oposición para abrir las ollas que quieran.
Focalizar en Moreno, en Kirchner, en las intenciones de uno o lo impresentable de otro es una manera cómoda de no hablar de política. Es la misma pereza mental que hace que quien detesta a Kirchner y siempre criticó las AFJP, se oponga a su eliminación porque es un "saqueo" para la caja K, sin requerir ninguna evidencia más que la claridad de su odio, o quien se dice progre se oponga a la AUH por "clientelista" o se escandalice porque en una democracia presidencialista los parlamentarios oficialistas voten las iniciativas oficialistas (algo nunca visto en Occidente).

La discusion sobre intenciones y honestidad intrínseca de cada actor político es una buena manera de pasar el rato en el taxi o en la cola del banco. No requiere ni de mucha información, ya que todos sabemos que Fulano es un hijo de puta y que Sutano es un chorro, ni de mucha profundidad.
En el fondo, no tiene nada de malo. Es solo irrelevante.

Escribidor dijo...

Estimados, de lo que se trata es de escucharnos para tratar de llegar a conclusiones superadoras. Eso nos hace crecer. Yo lo escucho (bah, lo leo) a Quintín y entiendo el por que de una sociedad crispada. Moreno podra ser un buen o mal funcionario. Tengo elementos para las dos cosas. Algunas cosas hace bien (controlar los precios) otras las hace mal (el manejo del Indec). Ahora, resulta que Moreno es honesto y tiene buenas intenciones. Nadie critica ni su honestidad ni su intencionalidad. Solo critican sus formas.
La pregunta, por ejemplo sería ¿Por que es necesario un funcionario como Moreno? La respuesta puede ser sencilla: porque con los que negocia Moreno son como dicen que es Moreno. ¿O Magnetto es un tipo afable y macanudo? ¿O Pagani esta preocupado por el bienestar del país? ¿O Biolcatti piensa en serio en los niños pobres que tienen hambre?
La palabra clave, entonces, es contexto. En Dinamarca o Noruega, sociedades que no tienen problemas de pobreza o falta de alimentación, donde los empresarios tienen una responsabilidad en lo que hacen y todos tienen el sentido de que pertenecen a una comunidad, un funcionario como Moreno es desubicado. En América Latina, con tanto cipayo dando vueltas, es necesario. Por otro lado ¿quien dice que Moreno miente? ¿Magnetto? ¿Lozano? ¿De Genaro? ¿Solanas? ¿Quien tiene la autoridad para decir que Moreno miente. Que el Indec dice mentiras. Yo no lo se, como no se un montón de cosas. Pero a los que le dicen mentiroso a Polémico Moreno yo no les agarro ni un caramelo. Quizas, estimado Quintin, la verdad superado es que Clarin miente y el INdec dice la verdad. El tema es tener la cabeza abierta a esa posibilidad. ¿no te parece? Ahi nos empezariamos a escuhar del todo.

Un abrazo argentino

Anónimo dijo...

Señor Q:
Me parecio muy interesante la discusión sobre la falacia.

UD. compara a Moreno con el pastorcito mentiroso, y es un ejemplo muy grafico, pero tambien sabe el final de la historia, no?

El lobo se come al pastorcito!!!

Y si en este caso el grito de moreno es cierto? Y Papel Prensa es el lobo?

No cree que sería muy bueno que la Justicia determine esto?

Ud. propone esto desde la certeza de que papel prensa es "impoluto", realmente le consta?

Una empresa argentina creada en directa relación con un gobierno genocida no le genera alguna duda?

Y sin animo de ofender, no como militante de ninguno, sino como simple ciudadano argentino?

En los ultimos tiempos han salido a la luz unos cuantos informes sobre PP, y que en algunos casos tienen muchos años, muchos producidos por personas y personajes bien alejados de los K.

Julio Ramos, se mente en el tema.
Periodistas de Clarin incluso, no recuerdo el nombre, hablan de la relación Clarin-dictadura.

Estos claros ejemplos escritos bastante antes de la era K 2003-2010.

Como simple ciudadano, y aclaro no como militante, Ud. no tiene ninguna duda?

Yo, si.

Abrazos, Daniel 7

Pd: Mendieta, realmente un gusto su post!!!

rinconete dijo...

Escribidor

Creo sinceramente que el problema de Moreno es su inutilidad. No es un problema personal ni de estilo, ni tampoco depende de él sino que es responsabilidad del gobierno. Su función es inútil ya que parte de una hipótesis falsa que es la de pensar que controlar a 3 peces gordos es mas fácil que hacerlo con 300 chicos. Así Moreno se sienta con Coto, le muestra los famosos guantes, Coto se hace el asustado y le baja el precio a los primeros 100 kilos de cuartirolo vendidos. Luego vuelve a subir y la cosa sigue igual. La ilusión del Indec es algo parecido aunque tiene la ventaja de haber sido un dibujo que benefició a las arcas publicas por pagar menos por los bonos indexados por inflación. Creo que es también un error, aunque al menos tiene un sustento real (criticable pero más o menos tangible.
Creo que el foco sobre el estilo del secretario deja de lado la inutilidad de su tarea. Pero la verdad es que Moreno es un segunda línea. Es insólito pensar que Clarin, Techint o la AEA, pesos pesados que sobrevivieron a todos los gobiernos y negociaron incluso con la Capucha le puedan tener miedo o que la inflación editada (basta con preguntarle a Bein para conocer el indice real) o que un truco ridículo como el que el gobierno intentó con Fibertel pueda representar la avanzada de una inminente dictadura K.

Escribidor dijo...

rinconete, me parece correcta analizar la función y no al funcionario, porque eso permite progresar en el debate. Creo que la Secretaria de Comercio Interior es útil para algunas cosas, como dije antes, sobre todo en el control de las importaciones y en lo que sucede en algunas cadenas productivas. Pero pelea contra empresarios que están acostumbrados a no someterse a las reglas del Estado. Creo que este es el quid de la cuestión.
Mas alla de eso, considero que la cartelización es un error que se paga a la larga y que es necesario transparentar la cadena productiva.

rinconete dijo...

Escribidor

Estamos de acuerdo. No padezco ningún fetichismo liberal y creo que es el Estado quien debe controlar que no haya carteles entre empresas y posiciones dominantes.

Me alegro por eso que los representantes del Estado presionen dentro de directorios de las empresas (como presiona cualquier accionista importante, con guantes de box o sin ellos, en el mundo real), antes que sean los silenciosos socios bobos de negocios ajenos.

Hubo una época en que teníamos una secretaria de gobierno que podía sostener sin que nadie le pida la renuncia ni se escandalizaran los republicanos, que el rol del Estado es asegurar una ganancia razonable a las empresas privadas, a la vez que el ministro de economía sostenía que no se podían aumentar las jubilaciones.

Estamos sin duda bastante mejor, pese a la inutilidad puntual del nuevo secretario en controlar el aumento de precios.

Meursault dijo...

Quintín, acá tiene un "K" que le dice que Moreno es un pelotudo!
http://lucascarrasco.blogspot.com/2010/08/y-bue-lo-dije.html
No todos los "K" son lo mismo. Y como bien dice el gran Lucas Carrasco, no todas las "maldades" merecen el mismo grado de repudio...

Diego Kasall dijo...

Mendieta, decime un solo posteo del blog de Quintín que sea superador. Que rompa la lógica k-anti k. Yo no recuerdo un solo posteo que escape a esa lógica, por el contrario, acabo de leer su último post y vuelve otra vez a lo que esto es un dictadura y que hay que pensar en el exilio. Imposible dar cualquier debate en esos términos.

Leí su post sobre Fibertel, donde algunos de sus lectores (a los que llama troll k cuando no opinan como él)lo increpan para romper esa lógica y que de un debate mas interesante que Fibertel bueno-caca. Pero bueno, definitivamente no le interesa. Lo seguiré leyendo cuando escriba de cine.

Diego Kasall dijo...

pego una parte de un comentario del blog de Quintín, sobre un posteo del tema Papel Prensa:
"me parece bueno que algunos acá empiecen a notar que la denuncia no es un invento, que “tienen más que lo que yo pensaba en un principio” (Q) o que algunos testimonios “vale la pena leerlos” (noriega). pensemos que esta discusión arrancó con el posteo de un editorial televisivo de esos que uno ve a la hora de cenar y cierra el tema en su cabeza diciendo “qué barbaridad!”

Ese es el resumen a lo que me refiero. Asi empiezan todos los planteos de Q, con un "qué barbaridad!" cual señora de clase media que se informa por Clarín y La Nación.

Matías dijo...

Che, o leo estos comentarios o leo un libro. Y con esto quiero decir que.

¿Se acuerdan de ese cuento de Cortázar que es un intercambio de epístolas, que arranca en términos íntimos y termina distantísimo? Bueno, una cosa así. Discutir a Moreno es bizantino; hay que centrarse en el sustrato de eso, ahí está el nudo kirchnerista.