18 julio 2010

Un cuenquito con las manos



- Así como me ves -me dijo-, tengo mi cuota, mi pequeña cuota, de esnobismo.
A esa altura casi que ya no podía escucharlo más. Nunca supe si era por la música que sonaba desde arriba o porque cuando me pongo así me acuerdo de Aquaman y se van cerrando mis oídos. También, cuando me pongo así, no puedo parar de bostezar.
-Ajá, dije muy bajito. O capaz nada más pensé el ajá pero no lo dije. Supongo que quería que no me escuchara así se callaba la boca de una vez y me dejaba en paz.
- En serio. Aunque sé que es un esnobismo de cabotaje. El peor modo de ser esnob, con culpa. Y no me pega bien...
Basta. Que cierre la boca de una vez. Tengo que pensar en otra cosa. Urgente.
- Es difícil de explicar. Es un malestar, un vértigo, las pulsaciones altas, bostezar, un bombo en negra en las sienes, transpirar frío...
Hijo de puta, porque no te vas a la reconcha de la lora. Acá está lleno de gente, elegí a otro más interesante. No te das cuenta que no te escucho. No te puedo escuchar. Tengo que pensar en otra cosa.
- Y sabés qué cosa es angustiante? Sabés que no te pasa nada, pero te sentís mal igual. Entonces te empezás a castigar por pelotudo...
Si será conchudo. Qué tengo? Cara de psicólogo? Vaciá el vaso de vino, mirá esas minas, andá al baño, tomate una pastilla. Lo que sea. Pero no me rompas más las pelotas.
- Lo loco es que si me distraigo con algo, siempre y cuando no sea conciente, así como viene se va...
Eso. Como viene, se va. Como las mareas. Al fin, me tengo que agarrar de esto. Olas que vienen, olas que van, olas marinas, hola, qué tal! Hola olas, burbujas, espuma, arena. Tengo que agarrar la espuma con las manos. Así, un cuenquito. Quedate ahí. No te vayas espuma.
- Ahi tenés mi esnobismo: los ataques de pánico. Che, te estoy aburriendo? No parás de bostezar.
- Para nada. Pero salgamos a caminar ya.

6 comentarios:

Artemio López dijo...

Mas vale unos ataques de pánico que tanquilos transcurrir hacia la nada Mendieta.
No le des demasiada bola a eso, malbec , malbec !

Mendieta dijo...

Gracias Artemio.

guille dijo...

Si, eso, a la calle, llueve, vamo hasta el chino, antes que cierre, por un tinto y un alfajor.
Abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias Mendieta !


Ahora puedo decir que alguna vez fui snob y lo superé (je)....Como no tomo alcohol, caminar me parece la mejor alternativa, pero un rico vino no debe caer mal tampoco.

Un beso


Madys

Cris dijo...

Me tranquiliza pensar que no soy la única snob, y ya va para bastante tiempo. :( Madys: cómo se hace?

Anónimo dijo...

un regalo para mendieta: estando hoy en salta me meto en la compu del hotel y este blog estaba entre los favoritos. orgullo. normis.