26 septiembre 2009

El arte y la política de la simplificación

La polémica es esta: Dario Gallo, periodista, aseguró en una nota que todos los blogueros K tienen “contrato con el Gobierno”. No voy a abundar en andar aclarando dos errores, pero permitanmé al menos citarlos:
a) No todos los blogueros que defienden la nueva Ley de Servicios Audiovisuales son kirchneristas. Así como no todos los que se oponen son de la “derecha destituyente”, verdad, Darío?
b) “Todos tienen contratos con el Gobierno”. Otra falsedad o, al menos, una generalización absolutamente exagerada.

Para fundamentar su posición ante la andanada de críticas recibidas por la comunidad nac/pop bloguera, no se le ocurrió mejor idea que usarme a mí como “botón de muestra”(?). El silogismo es el siguiente: “Mendieta es funcionario del gobierno y por eso le pagan. Tiene un blog. Cobra por eso”.
O también podría ser: “Mendieta tiene un blog. Es oficialista. Por eso le dan un cargo”.
O también: “Le dan un cargo. Se hace oficialista. Hace un blog”.
O el orden que quieran.
En realidad no necesito dar demasiadas explicaciones, salvo las que dicta mi conciencia y sobre todo a aquellos que pudieran confundirse por no leerme con frecuencia y dar por cierto lo que es solamente un prejuzgamiento de Gallo. Oportunamente conté mis devaneos con respecto al uso de seudónimo, y oportunamente –cuando tuve ganas de hacerlo- conté en este mismo blog mi identidad real. Digamos que quien quiera saber quién es Mendieta está a un guglazo de distancia.
Hasta este momento siempre ejercité con absoluta libertad mi derecho a expresarme en este blog y en Artepolítica y espero que esto siga así. En ese marco he escrito más de una crítica al gobierno del cual formo parte y he apoyado lo que consideré debía apoyar. Lamentablemente, creo que muchos periodistas no pueden hacer lo mismo con respecto a las empresas en las que trabajan.
Tengo, por supuesto, algunas limitaciones que me autoimpongo. Y que no hablarían mal precisamente del gobierno. Pero lo que escribí o dejé de escribir es pura responsabilidad mía.
Muchos me dicen que no debiera entrar en una polémica con el periodista porque podría traerme problemas en el trabajo. No creo. Tengo la conciencia muy tranquila y hasta me divierte el cruce.
Pero no es justo que por mi caso, haya cientos de blogueros kirchneristas, peronistas, solanistas, sabatellistas, nacanpopistas e independientes que sean bastardeados. Tampoco es justo que digas que también estamos pagados para hacer Artepolitica. Y ya te veo venir: “no es lineal” me dijiste por Twitter. Claro que no es lineal, lástima que vos sí lo seas en este punto.

Quizás a algunas personas les cueste comprender, cuando están absolutamente seguros de sus propias convicciones, que haya otros que pensamos diferente y también las tengamos.

Las cosas, casi siempre, no son blancas o negras. Casi siempre.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

es mucho mejor q te pague fontevecchia para q seas su vocero en nombre del puro periodismo.
puaj.
normis

Cosas dichas dijo...

Lo de Darío Gallo falla desde la lógica pero el problema está en que nadie le reclame lógica. Ajustado a rigor, su mamarracho estadístico (si Ud es el botón, sabrá Darío Gallo que esa muestra no pasa el chi cuadrado) y el silogismo sin apoyo es su lógica y la lógica de sus "seguidores". Lo cual indica todo lo que queda por hacer...una lógica nuestra que no podemos ceder.
Sólo para que asiente el copyright de la frase que me inspiró la oelea twittera antes de que Ud escribiera ese post:
LeilaLuna @_natanael "Se miraron en la arena los dos gallos frente a frente el gallo negro era grande pero el rojo era valiente" @dariogallo
5:30 PM Sep 23rd from web
(Tamos en onda)

Saludos

Primo Louis dijo...

Es que hay que simplificar para que la gente simple entienda cosas que no necesitan ser explicadas de lo simples que son.

Es mucho más cómodo en el mundo de Gallo creer que la gente hace, escribe y opina porque le pagan, es la unica razón por la que alguien podría hacer algo. Las convicciones no entran en su relato, no son necesarias en el periodismo. En su periodismo.

Su relato sobre el mundo y como funciona es muy pobre. Pobre el mundo en el que Gallo vive.

Para otros, en la argumentación (o la vida misma) simplicidad y pobreza no son lo mismo.

Vale la pena seguir haciendo el esfuerzo para marcar esa diferencia.

El Asesor de Mirtha LEpatrieGRAND dijo...

Lo de Gallo es común. Común en la gente. Lanata también suele ejercitar ese criterio muy asiduamente. Trabajas para el Estado = cobrás = opinas a favor del Gobierno.

Durante el bolonqui de la 125, discutiendo con un amigo mio, este intentó impugnar mis acotaciones a favor del Gobierno, de la misma manera en la que Gallo intenta impugnarte a vos, Mendieta, y a otros. "Vos no podés opinar, porque tu vieja es empleada pública".

Mi reacción más inmediata fue la siguiente: "Si, mi vieja es empleada pública, pero no por eso va a opinar siempre en favor del Gobierno de turno; hubiese sido menemista, por ejemplo. Y yo también".

Lo de Gallo no es más que las ansias de vedettismo internacional. A cualquier precio.

Mariano dijo...

Es un gil.
El problema que tiene es que siente necesidad de sentirse contenido en un colectivo (y hasta de liderarlo). Entonces lo inventa, se crea uno a su medida, y a partir de ahí se arma un relato en el que lo muestra como un espacio de contra-poder o algo así.
No viste que habla de la forma en que la "blogósfera" "reaccionó"(?) frente a la ley (rechazándola!!!!!!).

Y, aparte, Mendieta, no te calentés, porque basta leer un ratito tu blog para darte cuenta que puede ser cualquier cosa menos un órgano de propaganda.
Un abrazo.

Colo dijo...

Lo llamativo es eso que marca Mariano, tu blog no es para nada una barricada política, al tipo no le importa. Ha decidido que todo funcionario del Estado Nacional que escribe un blog es pagado para hacerlo y anda estirando sogas para atar cosas imposibles de encajar como ponerlo a Noguera de "capo" (??????????)
Ah, eso sí, los funcionarios PRO de la CABA que twittean y tienen blogs son re grosos, re modernos porque usan las herramientas 2.0 para hacer política. Maniqueismo salame. Un tarado el tipo.

Anónimo dijo...

Soy Lucas Carrasco; pero no me deja poner mi dirección de Gmail (desconozco porqué):

Leí todos los links. La verdad es que resulta complejo descender tanto en un debate.
El nudo del asunto deviene en la construcción de tipo comunicacional, errada (y que lleva a la locura) de que a este gobierno no lo apoya nadie. De que, en realidad, son todos pagos, comprados, no tienen autonomía, etc.
Por errores de interpretación de este tipo el peronismo sigue vivito y coleando: los Libertadores (que no eran, ciertamente, tan brutos como los defensores corporativos de ahora: no es lo mismo discutir con quien entiende de cuestiones políticas que con un banana que busca aumentar sus visitas) también supusieron esta tesis de la impostura: por eso prohibieron los símbolos y la verticalidad (entendida por ellos) y esperaron, sentados, la "democracia". La política es más compleja; pero imposible sino se entiende al Otro.
En cierto modo, las tesis neoconservadoras son interesantes: todo lo que deviene del estado tiene un fin impuro, lo que deviene de la lógica del mercado tiene un fin puro. Es interesante, prende mucho en las conciencias, tenemos, todos, un poco de eso.
El problema es cuando no se puede discutir seriamente, cuando se cierran los canales, y el bardeo se transforma en una vulgar pantomima para atraer visitas, renovar un poco el olor a encierro y de paso, redimir rencores. Todo eso también es la política, porque todo eso somos también las personas. Pero en ese caso, siempre conviene apartarse del chiquero, porque es inevitable que el chiquero te trasforme en chancho.
Es más conveniente decir: por supuesto, escribo un blog porque me pagan, de hecho, tendría otras conviccione si otra empresa me pagara. ¿No querrías contratarme?

La respuesta, inevitablemente, tendría que ser del tipo: no, no aceptamos mercenarios...¿Entonces, ciertas empresas también son un partido, que delimita entre mercenarios y creyentes fieles de la misma línea editorial? ¿Y cómo se disiente, hay internas, organización, líneas distinas? No, te dirán: sólo es escribe distinto y listo. Y uno debe creer ese chiste. Tan vulgar, tan pequeño.
Si el mundo trasncurriese entre soberanos librepensadores -que, no está demás en este punto marcarlo: dicen boludeces absolutamente faltas de rigor y conocimiento d ela materia- no harían falta los partidos y partidarios, ni este sistema constitucional ni la actual división de poderes. A un boludo, es imposible explicarle esto. No lo comprende. Se ofusca en la negación, la negación, la negación. (SIGUE)

Anónimo dijo...

Porque, cuál es el planteo? Ninguno.
Fontevechia, que no en vano dirige publicaciones que son una cloaca periodística pero él siempre sobresale hablando como si dirigiera un periódico sueco; sí se nota un tipo más receptivo, comprensivo, del argumento del mounstruoso Otro. Con la Ley de Medios, se dio ese caso: sobreactuación del antikichnerismo, para esencialmente pegarle a Clarín.
El problema son los boludos, que en su herida narcisista, no se bancan que nadie los reconozca como héroes por ser los primeros en imitar a Cisneros (el venezolano) en nuestro país, los primeros anti K, etc. Todo mechado con la verdadera discriminación que sufrió la editorial Perfil en la publicidad oficial, mientras se enriquecía a varios delincuentes (incluídos los ex desarrollistas, los ex menemistas, los ¿ex? delincuentes). El Grupo Clarín, Hadad y Vila, De Narvaez y Manzano se forraron en guita. Eso es cierto. El problema es cuando se encubren los negocios en los que uno quedó afuera con grandísimas éticas que nadie se las cree.
Cuando haya espacios para debatir, hay que debatir. Perfil, empezando por su director ( a quién me da gusto leer, de verdad) tiene mucha gente piola, que piensa distinto, y puede argumentar con solidez, de modo pesado y serio.
Después está esto.
Que también, qué se yo, todo bien. Pero adolece de espíritu constructivo, lo cual no es un pecado (yo no lo tengo la más de las veces) pero tampoco discutimos nada, m ás que un boludo y un amigo. Obvio que nos quedamos con el amigo. El problema es que el boludo hace más negocio. También se queda con sus amigos de antes. Pero rehúsa el debate porque en el fondo se sabe un boludo.
Como dijo Edmundo Burke; célebre filósofo de cabecera de un tipo que se asume (sin entender una goma, evidentemente) como, ja, "liberal" y de "izquierda"; como dijo Burke: "che, sacalos, que me parece que se están dando cuenta"
TERMINó.

Martín (Latino) dijo...

Que nivel de respuestas, y yo que iba a decir que el tipo este es un pelotudo.

Me quedo con algo genial: "si Ud es el botón, sabrá Darío Gallo que esa muestra no pasa el chi cuadrado"

¡Totalmente! ¡basta de la frase trucha esa del botón por dios!

Saludos.

Es para difundir dijo...

Logremos que Kraft de marcha atras con los despidos

Por favor difundir!

Javier Noguera dijo...

muy bueno amigo. Fuerte abrazo

Daniel San Cristobal dijo...

Estos tipos, Mendieta, lo único que conocen es eso. Ideas por plata.
Yo también tengo un sueldo del estado, pero no escribiría dando mi cara por ese sueldo. Jamás.
Que no te melle Mendieta, quieren limar el apoyo intelectual, que no lo limen.