19 abril 2009

Panorama: el día después del 28/6

Alguna vez, hace unos cuantos meses, escribí en este post (por cierto, mirenló, es de octubre y tiraba números para la Ciudad. Creo, incluso errando algunos candidatos, que andaba bien rumbeado, no?):

“La verdad número 17 del Manual de Campañas del Mendietismo reza lo siguiente: “las cosas siempre tienden a terminar siendo, puntito más, puntito menos, como empezaron siendo”.

Bueno. No pienso cambiar de idea ahora. Así que este post va a plantear un escenario, institucionalmente preocupante, para el día después del 28 de junio.¿ O se creen que a los populistas no nos importan las instituciones?

El oficialismo será la primera minoría a nivel nacional. El porcentaje de sus votos oscilará entre un piso de 32 y un techo de 37 puntos. Nótese que pongo “oficialismo” y no “kirchnerismo”, que no es lo mismo y a los efectos prácticos de la política real dependerá del resultado que Kirchner obtenga en la provincia de Buenos Aires. Hacia dentro del PJ y de su actual conducción nacional, esos pocos puntos de diferencia serán importantísimos: cuanto más cerca del 30%, más cerca de un confederal de gobernadores el lunes 29. Cuanto más cerca del 40%, más cerca de que Néstor sea el gran elector para 2011. Y acá no está prohibido votarse a sí mismo.

Ahora bien. La tapa de los diarios, las columnas de opinión y balance de los comicios y las declaraciones de las principales figuras opositoras ya están escritas. Como las necrológicas de los papas. Dirán que el kirchnerismo perdió, ya sea por la reducción de sus bancadas en Diputados y Senadores, ya sea por la cantidad de provincias obtenidas, ya sea por sumar el total de votos opositores (aún cuando provengan de listas distintas) y compararlo con el obtenido por el FpV. Incluso no faltará una remake de la carriotista “legitimidad segmentada”, esta vez entre “distritos grandes” y “provincias chicas” superpuesto al original “clientelizados” vs. “ciudadanos libres”.

Y a este punto pretendía llegar para plantear algo que me preocupa y de lo cual espero equivocarme redondamente: el “clima social”, es decir aquellos sectores que constituyen y son constituidos por la opinión pública, ¿están dispuestos a aceptar democráticamente un resultado electoral adverso a sus deseos? Porque hasta aquí he leído un par de veces, creo que en Grondona o en Joaquín, pero no cambia demasiado, que Néstor Kichner no está dispuesto a aceptar una derrota (lo cual, francamente, resulta gracioso: ¿ustedes conocen a alguien que antes de entrar a la cancha esté dispuesto a perder?) Así como sólo en la cancha se ven los pingos, sólo con la chapa puesta se ve quién respeta o no el mandato popular.

Reconozco que ando medio obsesionado con cierto tratamiento que los medios (especialmente la televisión) viene haciendo de ciertos hechos y de cómo están generando, voluntaria o involuntariamente, reacciones violentas de la ciudadanía.

Es de desear que no sea un ensayo para el día después.

11 comentarios:

Mordisquito dijo...

Leí la nota de Pagina12 en donde Verbistky insinua la posibilidad de un nexo entre Narvaez y El traficante Segovia y me quedó picando una duda. Creo haber escuchado por radio (no se cual ni cuando, pero fue en el transcurso de la semana pasada) que este señor Segovia va (o despues de la nota de Verbistky iba) como candidato del Pro por el partido de General Rodriguez.
Si alguien lo escuchó ¿lo podrìa confirmar?

Anónimo dijo...

Si Mordisquito, Segovia va en General Rodriguez, y el Petiso Orejudo va para concejal por el Pro en Necochea.

C.A.T. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
C.A.T. dijo...

Cito:
"(...) el “clima social”, es decir aquellos sectores que constituyen y son constituidos por la opinión pública, ¿están dispuestos a aceptar democráticamente un resultado electoral adverso a sus deseos?Respuesta: NO.

Sea cual sea el resultado electoral, la presión destituyente tomará nuevos bríos. Ahora, el gobierno nacional... ¿Esta preparado para un escenario con esta conflictividad? ¿Es consciente que solo la movilización popular lo podrá parar? ¿Es consciente de los intereses que se animo a tocar? ¿Tiene los "cuadros de conducción" necesarios para la tarea? ¿Tiene un partido orgánico e ideológicamente coherente detras? ¿A estudiado concienzudamente la correlación de fuerzas? ¿Sabrá que a golpes de mística solo se termina rezando? ¿Sabrá que el stablishment solo acepta a esta altura la rendición incondicional como advertencia para los que vengan después? ¿Que la única causa de la permanencia de Cobos en la vicepresidencia responde a esta estrategia

Respuesta: NO

Eva Row dijo...

Mendieta, hace falta más pensamiento en el día después, es la gran incógnita. Hay que poner posibles resultados en la mesa e imaginar posibles escenarios. Por ejemplo supongamos que cambien los números como para que la oposición tenga quorum propio, y que puedan votar la anulación de las retenciones al agro. ¿Qué pasaría entonces? ¿Usaría el veto la presidenta?
Creo que de cualquier manera vamos a pasarla más, que el clima obturador de las acciones del gobierno a través de los medios, va a aumentar hasta hacerse insoportable. Ahora, no sabemos los conejos de la galera que saca Kirchner. Así están dadas las cosas, no hay convocatoria masiva ni popular. El destino está en la habilidad y destreza de manejo político de las situaciones.
Espero oir más hipótesis para el día después.

Fede M dijo...

Muy lindo lo tuyo CAT, pero... ¿y?. Sabe acaso el establishment enfrentarse a alguien que le dice no todo el tiempo?. Tampoco. Lo mas probable es que se manden la cagada de acortar los tiempos con lo cual no van a hacer falta esos conductores que vos pedis. La reacción va a ser espontánea. Lo que no sé es si el 65% gorila va a salir a la calle, como sí probablemente va a salir el 35% restante.
OJo al piojo.

C.A.T. dijo...

Para Fede M:

No es “lindo” lo que dije; tal vez no entendiste desde donde digo “NO”, es un no de profunda amargura.
Decir que el establishment no sabe enfrentarse a alguien que le dice no todo el tiempo es voluntarista y ahistórico; que los intérpretes de sus intereses sean intelectualmente lamentables (Macri, Carrió, Reutemann, Rodríguez Larreta, Morales y demás) no implica para nada que no sepan lo que tienen que hacer. Lo saben y lo emplean a fondo. Caer en la subestimación del enemigo (como se hizo tantas veces) nos puede llevar a una derrota catastrófica; ellos mueven sus fichas todo el tiempo, crean consenso, “sentido común”, imponen su ideología de clase, llevan las contradicciones hacia adentro del campo popular, cooptan voluntades mediáticas, hábilmente agitan espantajos del inconciente colectivo como la inseguridad.

Y cuando digo que saben lo que tienen que hacer, no me refiero a los bufones de la corte como los anteriormente nombrados, que en la estrategia de la burguesía apenas si son figuritas intercambiables, sino a la Asociación Empresaria Argentina, a los banqueros, al complejo agro-financiero, a la propia UIA colonizada por las multinacionales y por supuesto, al padre de todos ellos, los EEUU (me imagino que por acá nadie se traga que ahora se volvieron buenos, ¿no?) que como ya dijo alguien por allí no tienen “amigos permanentes” sino “intereses permanentes”.

Con respecto a la supuesta reacción espontánea y siguiendo las crudas lecciones de la historia, con huevos solamente suelen hacerse tortillas, no construcciones políticas (nos costó demasiados muertos no comprenderlo); de existir una reacción popular (cosa que me permito poner en duda) sin conducción, sin consignas, sin objetivos claros termina en nada; los argumentos testiculares están bien como consigna inmediatista para agruparse, como hacen los jugadores de fútbol cuando están por salir a la cancha, pero no para defender y profundizar lo conseguido.
Aquí en este punto entra a tallar lo que dije acerca de los “cuadros de conducción” (categoría setentista, podes ponerle el nombre que vos quieras); si la Presidenta tiene que anunciar y propagandizar todo, desde los acuerdos con China hasta el plan para comprar electrodomésticos, hay algo que esta fallando profundamente en lo táctico. ¿Dónde están (si existen) las segundas o terceras espadas del gobierno yendo a los medios de comunicación para dar el debate, para desmontar la maquinaria destituyente, para rebatir con conocimiento? Esta es una batalla de múltiples frentes y nos guste o no, uno de ellos es ese, que entra a toda hora en todos los hogares de nuestro país con su discurso machacador y agobiante. Para dar un ejemplo, quizás la gestión de Alicia Kirchner al frente de la cartera de Desarrollo Social sea excelente, pero si nadie lo sabe es igual a decir que no existe.

No importa que tan bien se hagan las cosas si dejamos que el establishment construya su verdad y logre convencer a la mayoría que esa es LA verdad.

OMIX dijo...

Los bandazos son de una parte de sectores medios y parte de la dirigencia obra en consecuencia.
Lo que decís tiene que ver con la preocupación de que no se produzca uno en el peronsimo conducido por los kirchner y que comparto.

Sabias sus palabras don Mendieta : """el “clima social”, es decir aquellos sectores que constituyen y son constituidos por la opinión pública,"". Tal parece que lo que importa (a mi tambien) es la reacción de esa semana posterios a la victoria.
No se enoje por la comparación, pero lo mismo le pasó a Menem en 2003.
Corresponde al bandazo que dió la parte más influenciable de la sociedad (algunos sectore smedios consumistas o admiradores del consumismo) que otrora daba el respaldo del 70% a la política de DDHH y hoy dice "¿acaso nosotros no tenemos DDHH?".
Ahora bien cual es la solución, darle la razón a determinados sectores y no permitir que algunos dirigentes que caen bien en ese publico se desgasten explicandoles la parte de sinrazón que tienen y que no se nos caiga la imagen (es decir continuar con la lógica de mantener imagen alta). Es decir no intentar liberarlos del yugo de la manipulación que consiguen excerbando sus prejuicios fundamentalmente.
En el segundo cordón el bandazo no se produce (aunque están ganando una importante batalla entre los que hoy viven como clase media, ¿viste a los camioneros de Andreani en Avellaneda exigir mano dura?, pero lo cierto es que el peronismo está quedando en una situación residual, arrinconado en el conurnbano.
Y cuando digo peronismo quiero decir los que de alguna manera construyen su idea de movimiento y su "programa de gobierno" a partir de un laborismo sui generis.
Mezclé todo, ¿no?

Anónimo dijo...

Estimado Mendieta:
Lamentablemente el gobierno perdió toda posibilidad de influir en la lectura pública de los hechos. Somos testigos de la fiesta mediática de la oposición, y el desparpajo con el que en alianza con los más "prestigiosos formadores de opinión" construyen la guía de lectura de todo lo que acontece: Dengue, "seguridad", candidaturas, etc...
Conciente de esto, y renunciado a cualquier posibilidad de modificar este estado de cosas, NK se refugia y atrinchera electoralmente en los distritos más pobres "la" provincia. Donde lentamente (o no tanto), presiento que también va a ir perdiendo sustento. Una carrera desperada contra el reloj (y contra el efecto de las campañas opositoras que avanzan a paso firme) de aquí al 28/6.
No logro comprender por qué abandonaron todo intento de conquistar franjas medias. Las regala. Y es como entregarse. Es suicida.
Un buen ejemplo de como esto facilita el trabajo de la oposición se da en "la" ciudad: El PRO y la Coalición se dicen: "ya está, no discutamos nada porque ya ganamos".
Triste desenlace para la mejor agenda de políticas de estado que recuerdo haber vivido.
Pero tremenda enseñanza: no alcanza.

Saludos,
P

Ezequiel Meler dijo...

Un muy buen post. Yo vengo en la misma línea hace unas cuantas semanas.
Me temo que es el borrador del 29 / 20 de junio, pero por sus aciertos y sus virtudes, no por sus defectos.
El problema esencial es el equilibrio entre la Mazorca y los Feudales, en términos de Manolo. Kirchner ya no puede funcionar como un árbitro bonapartista, a lo sumo puede aspirar a Rex Primus Inter Pares. Y sería demasiado pedir. Pero hay que pedirlo igual.
Un abrazo,
Ezequiel
PD: Es posible que lo cite, con mención de fuente.

Ezequiel Meler dijo...

PD2: Sobre la presión destituyente, hay algo que ha cambiado, y es la opción de relevo. La presión destituyente es más fuerte, como estrategia y como táctica, en el conglomerado de la nueva Alianza que en el peronismo disidente. El fortalecimiento de este, que llega hasta el punto de convertirlo en sucesor vía alianza con la Liga de Ex Gobernadores, garantiza, al menos, una transición ordenada.
Lo que no veo, porque no lo imagino, es que saliendo terceros en Córdoba, Santa Fe, con suerte cuartos en Capital y perdiendo Mendoza, alcance con un 40 para contrarrestar a la confederación de poderes provinciales, como suplemento no negociable del poder político, hasta 2011.
Abrazo,
EM