01 julio 2008

Confieso que estoy perdido


Hay un proverbio chino que dice algo así: “Cuídate de lo que deseas, puede hacerse realidad”. Mi amigo el Negro lo cita a menudo, y como él cita a menudo a Borges, debe andar en algún cuento de Jorge Luis. Pero la verdad que no lo sé. Ni me importa. Nunca me importó demasiado quién decía qué. Y siempre me importó demasiado qué decía quién.

La cuestión es que últimamente leo seis o siete diarios por día, todas las revistas “políticas de actualidad”, recibo cables de tres agencias de noticias, me llegan desgrabaciones de dos empresas, entro quichicientas veces diarias a los portales de noticias, laburo en un lugar donde hay cinco televisores prendidos (por suerte en uno está ESPN con Wimbledon), a cada rato chequeo las alertas de google, navego por los diarios del interior. A la noche, cuando llego a casa, hago un zapping desenfrenado por el cable yendo de un canal de noticias al otro. Ah, me olvidaba: escucho mucho AM. Y ya que estamos lo confieso: duermo con la radio prendida, bajito, debajo de la almohada.

Para colmo sigo leyendo cotidianamente una veintena de blogs.

Digamos, por decir, que he vuelto –desde hace poco- a hacer algo que siempre me gustó y que hace un par de años que no hacía: laburar de esto.

Pero, siempre hay un pero. No me da el bocho para escribir un puto post que tenga algún sentido y que merezca ser leído acá. Mucho menos en Artepolítica. Todo lo que se me ocurre ya lo leí, ya lo escuché, ya lo vi.

Vayan sabiéndolo: estar sobreinformado es mucho peor que andar desinformado.

Apaguen todo. Salgan a caminar. Piensen. Sientan. Hagan.

Sabrán disculpar. Ya volveremos.

24 comentarios:

chacall dijo...

Idem Idem Idem...

saludos!

Néstor Sbariggi dijo...

Pasa, pasa Mendieta. Y el consejo final que das es lo mejor que se puede hacer.

Al fin y al cabo en los blogs uno va haciendo amigos ejerciendo la libertad de decir como uno siente, como uno piensa y eso està ligado a cierto disfrute, a cierto gozo.

Arriba compañero.

Un abrazo

Julián dijo...

Oiga Mendieta, ¿LEyó la revista Contraeditorial?

Esa sí que está buena, no como Noticias.

Saludos

Ana C. dijo...

Así es, Mendieta, en el mundo moderno hay demasiada información y además de terminar agobiándonos, no sabemos dónde está la realidad. Pero lo suyo es un caso agudo, la verdad. Eso de dormir con la radio prendida...

Mi plan para esta semana es salir a oler los tilos por Bruselas. Y si usted sale a oler el invierno por Buenos Aires y después nos lo contamos?

Un saludo

balvanera dijo...

Un sano toque de sensatez. Viene muy bien que viene muy bien. No sé si para cumplir al pie de la letra la recomendación pero sí para tenerla muy en cuenta.

balvanera dijo...

Error de redacción: me olvidé de borrar "que viene muy bien".

escriba dijo...

Ah, viste que no es fácil la vida...
Abrazo

Primo Louis dijo...

"El ciudadano bien informado" diría Schultz.
La verdad es que así como en algún momento la agenda política estaba abierta por todos lados, acá parece lo del riesgo país: cuanto cede el gobierno frente a las retenciones. Y sobre eso ya se dijo todo, no hay nada más para agregar...

Juanedu dijo...

Mendieta:

Aflójele al tranco, ¿quiere?

Viendo la foto del post veo que va a terminar como Nanni Moretti en su peli: enrollado en una inmensa sábana de diarios pegados.

Abrazo

Paula Carri dijo...

Está jodido, no? Yo estos días me voy a dormir sin engancharme en los programas políticos del cable. Al menos es algo. Que pase pronto. saludo :)

Cosas dichas dijo...

Es la sobredosis Mendieta. Esta noche me voy a Rosario y si bien tengo que laburar, voy a experimentar eso de "entrar en el campo" y alejarme de las medios. A veces, hay que reflexionar sobre las propias mediaciones

Abrazo

Ni buena ni mala... dijo...

Siendo politologa y tratando las retenciones aqui en mi trabajo, tampoco tengo nada nuevo para decir. La sobreinformación e involucramiento me paralizaron.
Asi que somos dos.

Mendieta dijo...

Chacall: Reidem?
Néstor: es verdad. Gracias por el apoyo.
Julián: y sí, la leí. También.
Ana C: espero el cuento de los tilos. Yo le tiro ya una maravillosa de invierno en BsAs (que por cierto, cada vez pasa menos): el aroma a café que sale de los bares a eso de las 7 de la mañana.
Balvanera: gracias.
Escriba: no me digás, en serio?.
Primo: por ahi anda la cosa. Ya no hay qué decir.
Juanedu: trataré-
Paula: toda adicción es jodida, que le vamo a hacer.
Cosas Dichas: buen viaje, lindo Rosario. Medite.
Ni buena ni mala: el lunes arrancamos de vuelta, no?
Saludos para todos,

Cine Braille dijo...

¿Pero cómo se lleva con la comprensión de la realidad con tanta data, Mendieta? ¿Al menos logra entender algo o le pasa como a mí, que cuanto más diarios leo, menos entiendo?

Mendieta dijo...

Cine: a mí me sucede algo así como "hartazgo". El riesgo de eso es que perdés capacidad de reflexión y cierta creatividad del pensamiento crítico que uno pueda tener.
Siempre me gustó jugar mentalmente conque "informar" también puede ser comprendido como IN-formar, o lo que es igual: no formar.
Y algo más, que daría para largo (capaz hasta le meto un post derivado de esto): creo que hay un punto en el desarrollo personal, político, intelectual o como quieras llamarlo en que "la información" que te llegue dificilmente te haga cambiar de opinión sobre las cosas más profundas de cada uno. Que son las que importan de verdad, ¿no?: el amor, la amistad, la justicia, la solidaridad o lo que cuernos le guste a cada cual. Y eso tiene bastante poco que ver con la información o el periodismo y mucho más que ver con los cordones de las veredas, el ruido del mar, un vestuario después de perder por goleada y cosas así.
Me puse tanguero.
Abrazo
PD: ahora caigo en la cuenta. Que envidia. Escuche el mar por mí. Gracias.

Rob Rufino dijo...

no tengo datos... pero se debe estar c.... poco en estos días...


No olvide hacer eso también Mendieta.


Abrazo.

Tux dijo...

¿puedo ser un poquito kitch/naif/berreta?... "Lo esencial es invisible a los ojos" (y a los medios también). Si así no fuera no quedaría nada por escribir.

Anónimo dijo...

Es la primera vez que entro y me encantó. Creo que leer/ver a los medios a esta altura se parecen a saber sólo lo que los medios piensan sobre lo que los medios eligen pensar, mucha suerte en la desintoxicación
Ah, y gracias por recordarme el olor del café de mañanita (vengo durmiendo hasta tarde)
Lau

Anónimo dijo...

Quiere info, viaje, pare en lugares chicos, hable con la gente, con los parroquianos del bar, con el kiosquero, el mozo...

Carlitos dijo...

A seis meses nos preguntamos
¿va a estar buena Buenos Aires?
La misma pregunta de siempre y la misma re-pregunta
¿va a estar bueno para quien?
Este gobierno nuestro, que algunos no votamos, comenzó con la figura de un Mauricio bien plantado, con unos equipos técnicos preparados desde dos elecciones atrás, venía saltando en el trampolín político desde hacía tiempo, tejiendo alianzas con cuanto sector de la derecha muestre interés y apoyo. Saltando charquitos y fotografiandose en pequeños valdíos
La gente que no quiere las villas, los cartoneros y que no le toquen los ahorros, puso al zorro a cuidar a las gallinas. Por supuesto que el aval eran las ansias presidenciales de Mauricio Macri, así arrancamos.
Así estamos aún, a la espera y van seis meses, con una lista extensa de cosas que nos prometió y no hizo.
Claro que no era tan fácil, claro que no es una empresa aunque aún insista en convertirla en eso. También está claro que se recauda mucho, casi como lo hacía Aníbal Ibarra.
Sigue blindado e intocable gracias al conflicto de los ruralistas y el gobierno K. pero esto no va a durar mucho mas, las escuelas sin gas, la inoperancia en salud y educación particularmente, el cambio de uniforme de la guardia urbana, ahora se vienen los zorros grises, los 2300 contratados que fueron despedidos y los mas de 8000 que contrató y pocos saben, a, me olvidaba, y que no llueva.
Cuando se empiecen a evidenciar los negocios, una parte de la ciudad (La politizada) va a tirar la bronca, y la que no quiere las villas y los cartoneros también cuando vea que la ciudad no es una pyme.
La única verdad es la realidad, y la verdad es que a seis meses... no pasó mucho bueno.
A seis meses preguntémonos
¿va a estar buena Buenos Aires?
La misma pregunta de siempre y la misma re-pregunta
¿va a estar bueno para quienes?

Carlitos dijo...

perdonen, parezco el serafín... me equivoque en el post. muy bueno el blog, ya los agendé en el mio, pasen y vean

http://kindergardel.blogspot.com/

sebastian dijo...

siempre hay lugar para un ladrido

Sirinivasa dijo...

Mendieta: haga un experimento, dése un día por enfermo y no vaya al laburo, desenchufe el cable de la tele, échele un sifonazo al diariero cuango aparezca con la parva de papeles, sáquele las pilas a la spica. Entonces, y sólo entonces, manotée de la estantería algún libro, ficción, sólo ficción, si es posible de algún autor que haya estirado la pata cincuenta años o más tiempo atrás. Si es ruso y del s.XIX mejor. No hay que morfárselo todo en un día, es sólo experimento. Cuando haya abrevado bastante, salga de paseo con su cría, a la plaza o al cine, o a visitar a la tía pocha. A la nochecita prenda la tele de nuevo, pero vea un sólo noticero, de la tv abierta. Vió? Va a ver que no pasó nada!

(Ah, algo importante también, apague el celu, por las dudas sáquele la batería, y si es posible el chip)

Recuerde cuando no era una antena pararrayos de noticias y, sin embargo, también podía seguir viviendo.

ac dijo...

Coincido con el título Mendieta y con Seba, me gustó el consejo final, lo voy a poner en práctica.