15 junio 2008

Lo que le debemos al conflicto con el “campo”

Habitualmente, los domingos no hay posteo central en Artepolitica. No fue una decisión consciente, se fue dando así. A todos nos gusta leer tranquilos, tomando mates, los editoriales de los diarios. Pero anoche, luego de una reunión mitad de trabajo y evaluación para ver cómo seguimos, mitad de festejo por lo contentos que estamos todos por cómo venimos hasta ahora, comenzó el enésimo debate de la jornada: mañana algo hay que postear.

La tarde la habíamos visto pasar con los canales de noticias de fondo, a dos televisores: TN, C5N, Crónica, 26, América, fue la calesita interminable del zapping: queríamos informarnos para entender. La nochecita produjo algunas escisiones momentáneas: “voy hasta la plaza y vuelvo”, dijeron algunos; “voy a la comprar unos churrascos, prendé el fuego”, dijeron otros.

Bien entrada la noche, ya de domingo, la última discusión que ya conté: “mañana hay que postear, ¿quién va?”. Bueno: ahí voy con algunas reflexiones de las cuales tengo más dudas que certezas.

(Seguir leyendo en Artepolitica)

3 comentarios:

Martínez dijo...

Que lindo sería un anuncio en la plaza... ¿ya se sabe si habla cristina el miércoles?

Anónimo dijo...

"Cuando es difícil definir si se está frente a un bobo o a un genio, a un violento o a un impotente, a un personaje frío y calculador o a un estómago resfriado que responde a los estímulos como una ameba, a un victimario amenazante o a una víctima paranoica; queda poco por preguntarse respecto de un grave desequilibrio mental. Con los desequilibrados no se dialoga ni se los hace entrar en razón. No hay situación en la cual se sientan seguros y se pueda establecer una comunicación, salvo que se acepte vivir bajo sus caprichos.

A nuestro loco lo vimos anteayer terminando una jornada que empezó como un suicidio político con la detención de de Angeli, en la Plaza de Mayo abrazado a doscientos pacientes de su manicomio gritando boludeces contra fantasmas que hay en su cabeza. Está loco, a ver si nos entendemos. Está fuera de control.

Pero esa no es la cuestión. Seguir al loco enloquece. En su entorno íntimo mucha cordura no hay y algunos están para acompañarlo al mismo destino que Charly García. El problema nuestro es que a un desequilibrado no se le debe dar poder. La factura debe hacerse a nombre de quienes lo pusieron ahí y de quienes lo ratificaron en octubre, algo que es más grave aún.

Sin embargo no es momento de sacar el talonario. Insisto un poco más con mi idea de ayer. Se debe trabajar para despertar a los recuperables dentro del gobierno (no hablo de recuperables políticos ni morales, sino sólo gente que pueda percibir la realidad como algo distinto e independiente del pingüinismo) y pensar en un juicio político. Porque la otra opción es que sigan provocando a la gente que está protestando hasta que marchen sobre Buenos Aires con un final imprevisible. Ahí la locura va a ser general."

copiado de José Benegas

DEB dijo...

Soy extranjera y elegí este país para vivir hace 5 años. En estos momentos es mi única explicación para -ser de otra parte y no captar algo de esta idiosincracia y/o historia argentina - para lo que está ocurriendo. No puedo entender como un país que venía creciendo de la manera que lo venía haciendo - o lo hace aún, no lo se - esté en medio de esta zozobra institucional e inestabilidad social.
Inseguridad, desigualdad, pobreza hay en muchos otros países que con mucho menor crecimiento no sufren crisis provocadas por voluntad - o falta de ella - política.
Su texto me da algunas luces, pero aún así, no puedo entenderlo muy bien y es agotador tratar de hacerlo.