11 febrero 2008

“Soy el liderazgo, soy la oposición, soy la que soy”

La cosa es así. Este domingo por la mañana leíamos las infaltables notas semanales con las que Elisa Carrió nos instruye sobre la realidad política nacional y, al llegar a un tópico que ella visita con asiduidad, nos asaltó un deja vu.

Se trata de la transformación del “yo soy la jefa de la oposición” de aquel lejanísimo octubre de 2007 al actual “yo soy la única oposición” de este febrero gris post pejotización de Lavagna. Sin embargo, este tipo de sentencias de Lilita no es para nada novedoso: antes de empezar a emitirlo en público lo practicó en su propia fuerza política (la de aquel entonces, el ARI).

Paso a contar:

Mar del Plata, abril de 2006, Congreso Nacional del ARI. Hay mar de fondo en la fuerza política desde, al menos, la elección de 2005. Varios distritos (Córdoba, Entre Ríos, Neuquén) están intervenidos por la Dirección Nacional al negarse a acatar a pie juntillas la política de alianzas del ARI Nacional (que, recordemos, entre otras cosas impedía coaliciones con el PS). Capital Federal en estado de ebullición post desembarco de Enrique Olivera y Anchorena como candidatos a legisladores. Provincia de Buenos Aires con su tradicional tensión entre “La Corriente” (los ahora ARI autónomos de Macaluse, Maffei y cía.) y “los Lilitos” (Adrián Pérez y…y…Adrián Pérez). Los compañeros de Mendieta -que ya se había abierto a mediados del 2005 de la militancia partidaria activa, era conocido como “el renegau” y usaba el cuarto oscuro para votar a conciencia-, le prometen que, si va a Mar del Plata, le regalan dos conitos Havanna de dulce de leche y dos días de discusión política y rosca a fondo. Con el sí fácil ante tamaña oferta, decide participar. Albergaba una remota esperanza de que los congresales y dirigentes del interior del país plantarían históricas banderas centroizquierdistas y populares en el Congreso.

El sábado lo dedico a lo que mejor sé hacer: escuchar a todo el mundo mientras cebo mate, medir las posiciones y, por la noche, tomar bastante tinto y cantar la marcha peronista (sí, incluyendo esas estrofas que se sumaban al final) en compañía de un coro de borrachos setentistas y jóvenes ARI. Los debates se suceden en múltiples comisiones y hay para todos los gustos. ¿Carrió? Bien, gracias. Ahí no estaba, pero todos esperaban su intervención.

El domingo amanece con un sol radiante. Me clavo dos cafés bien cargados y me dispongo, como otros 200 tipos, a escuchar. Carrió habla durante dos horas sin parar y, con parábolas, anuncia lo que ella va a hacer. Esboza por vez primera lo que ahora es su tronco discursivo: pre ideología, post política, alianza de conductas. Desbarata, una por una, las posiciones críticas a su línea con el siguiente e irrefutable, y democrático, y republicano, argumento: “Al que le gusta bien, al que no que se vaya”. Lo interesante del caso, y de ahí este post, es que repite dieciséis veces (de verdad, las conté) “mmdigo, yo soy el liderazgo”. ¿Alguna vez vieron a un líder, de lo que sea, repetir(se) 16 veces “yo soy el líder”?

Abrazo a varios compañeros, me subo al auto, prendo la radio para escuchar el fútbol, me despido en silencio del mar y me como los dos havannets de un saque a la altura de Vivoratá. El sol se va escondiendo, hay nubes hermosamente violetas en el horizonte y, llegando a Dolores, asumo que estoy listo para ser cooptado y empezar, una vez más, de nuevo.

18 comentarios:

Raúl dijo...

Mendieta:
Se acuerda de ese refrán que decía: "Dime de qué alardeas y te diré de qué careces"
Con la gordita pasa eso y necesita repetirlo tantas veces para creerlo ella y, eventualmente, algún desprevenido/a que ande por ahí.
De todos modos, el Havanna estaba rico, no? - Lástima la sensación de desperdicio con semejante "líder".
Saludos

Que mal me cae el Cholo dijo...

sì existen líderes que repiten una y otra vez que lo son: Aquellos "iluminados" que encabezan sectas variopintas y que se autoproclaman continuadores de:
Jesucristo
Mahoma
El Che
Lenin
Trosky
Jose Barrita

Faco dijo...

Comento rápido, después me extiendo cuando vuelva a casa:

Si no lo dice el Manual (que no leí), lo dice el Pocho en una entrevista. Y si tampoco lo dice ahí, igual es verdad: El que tiene que andar diciendo cada dos minutos "yo soy el jefe", seguro no lo es. El mandato, la conducción no se enuncia, se ejerce.

No camine por la sombra que está fresco, Mendieta.

Julián dijo...

Mendieta:

Gracias por compartir la vivencia.

Lilita cada día me hace acordar más al inyenieri Alsogaray durante el 83-89 cuando usaba semanalmente a la Tribuna de Doctrina pàra embatir contra el "socialismo alfonsinista que es totalitario". La diferencia consiste en que Carrió no se articula tan exitosamente con el poder económico como don álvaro y que toca más a las capas medias.

Saludos

Juan dijo...

Interesante experencia antropol[ogica de vida la suya, Mendieta!!!!

Ud. no se priva de nada, eh!!

Me alegro que haya vuelto a ser "cooptado".

Un abrazo.

Ps: y si, en un punto me da lástima Carrió, realmente pintaba para mucho más. Y eso mucho más hubiese sido muy importante para Argentina, creo.

Jorge Luis Gonano dijo...

Querido Mendieta, me alegra que despues de unos meses tu blog a remontado y decir que se a vuelto muy popular en este ciber mundo, todavía recuerdo mi primera visita a tu blog, y te quejabas nadie comentaba tus escritos y sólo eran spam, pues en ese momento deje mi primer huella en tu blog y opiné que tuvieras paciencia que daría sus frutos y me alegro de ver que ha sido así, pues amigo continúa en esta línea, y felicidades.

Escleroftalmia dijo...

Claro, totalmente de acuerdo. Quien necesita subrayar constantemente que e la lider, evidentemente tiene miedo de que no se la reconozca como tal, al igual que aquellos que repiten constantemente que son progresistas, o de centro izquierda, o centro progresistas.

Norman dijo...

Ud Mendieta nunca entenderá las parábolas de la líder. ud se clava Havannets, mientras ell se clava sopresatas, ahí radica la diferencia entre el líder y sus adláteres (o adlatereschuks)Saludos

Anónimo dijo...

Que tiempos aquellos. Yo recuerdo los del 2003: Cuba resiste dignamente, Nunca haría alianza con Lopez Murphy y Macri, en mi partido nunca entrará gente que voto contra los pobres. Que tiempos aquellos, Mendieta. (se acuerda "es una gorda nacional y popular")
Nos habremos equivocado tanto? No escuchamos? La gorda fue siempre eso?
lilita es eso, pan con queso. Cuanta contradicción junta, no?
Me fui por las ramas de su post de hoy (que realmente los noto cada vez mejor) pero recordé los tiempos aquellos.
Abrazo
Erik

Diego F. dijo...

Para mi que el próximo cambio de discurso va a llevarla a afirmar algo así como "soy la hija de dios, la reencarnación de jebús". Igual una cosa es certera: prefiero a esta lilita, sincera en sus alianzas y planteos, que la Lilita que nos hacía creer que era la opción de centroizquierda.

Abrazo Mendieta!

tute cabrero dijo...

Fue Kirchner el que puso a Lilita en el lugar en donde esta, y no solo a ella, a toda la oposicion.
Kirchner no solo crea, modifica, renueva, agranda su propio espacio sino que además al hacerlo crea, modifica, renueva, achica el espacio de la oposición.
Kirchner dijo: por izquierda: No.
Solo pueden por derecha, pero ahora les esta corriendo también ese espacio...
La alianza Lilita Mauri no esta lejos

Hal dijo...

Según tute, a Kirchner sólo le falta el ratoncito Pinky y ya puede salir a conquistar el Mundo.

El resto es discusión de alta peluquería y ahí ya no me meto.

tute cabrero dijo...

Fulera la diyuntiva ¿no?
Hay dos interpretaciones posibles a los cambios de Lilita:
O, ella decidió, como estrategia política pasar del progresismo de centro izquierda al conservadurismo de centro derecha, fuleria I,
O, se le corrio el espacio (Kirchner)y no le queda otra si quiere sobrevivir en política, fuleria II

Mendieta dijo...

Raúl: eso quise decir.

Que mal me cae el cholo: el cholo es de Racing, no se zarpe porque con Hal lo corremos hasta Rosario. Quiere insinuar que lo de Carrió es una secta? No toy de acuerdo.

Faco: Y, si el General lo decía debe ser verdad.

Juan: y eso que no conté mucho de mi militancia universitaria. Pero tiene razón, nunca me privo de fracasar.

Jorge Gonano: Me acuerdo bien de Usted. Fue mi primer comentador y decía eso. Y acertó. Dígame un numerito para la quiniela ya que estamos. (Abrazo!!!!!)

Escloraftalmia: Yo soy de centroizquierda, y qué? Y Populista y? Y estoy lleno de dudas.

Norman: Sopresata!!! Con razón me iba mal.

Erik: Y? Cuándo cuenta Ud. nuestro viaje con la Sra. hacia la cancha de Atlanta eh? Vamos, yo se lo publico.

Diego: tiene razón, yo también la prefiero así.

Tutte: las dos a la final, combo y sale Carrió 2.0

Hal: Que grande Sava, Hal!!!

Saludos para todos.

walter besuzzo dijo...

BUENAS LLEGO TARDE,la ultima vez,que hablamos me dijo que no me empecine con carrio asi que no se si escribirle algo,hace tiempo que no sabia si escribirle,lo unico que puedo aportarle es que yo comi Havanetes cuando conoci a Meijide que es mas o menos lo mismo...¿donde queda la peluqueria de Hal ?
hay algo que escribi sobre un sentimiento extendido en Avellaneda,por ahí le gusta,sobre nlos desangelados de los viernes solo puedo decirle ,que me conmovio un poquito ,nada mas ,un abrazo

Faco dijo...

¿O sea, tute, que antes de que viniera Kirchner a correrlos a la derecha, Carrió estaba en la selva tucumano-oranense organizando un foco guerrillero de vanguardia para combatir a la burguesía y Mauri tiraba molos con los cumpas de Quebracho?

No seamos ingenuos. Ud lo dijo, la misma genia de Lilita vio que por izquierda tenía todos los espacios ocupados y que en el nicho de la derecha podía andar. Fue una decisión propia, lo cual me da mucha confianza en sus posturas e ideologías. Simplemente cambió de carril para pasar al Scania con semieje. De ahí a que despiste a la altura de Atalaya, bueno...

Hal dijo...

Aflojen, muchachos, que Kirchner no es Fidel Castro y Lilita no es Margaret Thatcher. Sus trayectorias y presentes son demasiado sinuosos como para permitirnos caer en la linealidad Kirchner=Izquierda/Carrió=Derecha. Se alternan en esas coordenadas según los temas y en más de un caso se exageran las diferencias. Que ellos aparenten gravedad no implica que nosotros debamos interpretar literalmente sus relatos.

Paula Carri dijo...

Lilita hace todo sola: se proclama oposición, denuncia, se "pone" en mártir, se baja de la candidatura presidencial cuando faltan...4 años!, se vuelve a subir... al día siguiente -cuando faltan 3 años y 364 días!-, vuelve a denunciar, vuelve a proclamarse oposición...Aflojá!!! Un saludo, Mendieta (cuanto me alegro que haya ido a la playa, al menos) :)