04 febrero 2008

La herencia que el Frepaso nos legó

Quienes son habituales y atentos lectores de este blog ya sabrán hace rato que Mendieta militó muy activamente en el Frente Grande y el Frepaso. Y entre las cientos de autocríticas que suele realizar de esa etapa de la cual no se arrepiente, decide colocar a dos en el “pedestal de mocos que supimos cometer”. Son estas:

a) Instalar en la opinión pública, como “sentido común”, que todos los males de nuestro país eran producto de la corrupción imperante durante el menemismo. Lo que primero fue una convicción y una táctica (crecer políticamente en torno a denunciar la corrupción del Carlos M., ponele “"La carpa de Alí Babá" de Ivancich y Barcia), terminó siendo un cómodo paraguas que nos excusaba de ir contra la convertibilidad y sus nefastas consecuencias político-sociales. O sea: la denuncia como acto moral, la denuncia como abandono de lo ideológico, la denuncia para mostrarse bien peinado con los poderes económicos. He conocido cientos de compatriotas bienpensantes que, aún hoy, están convencidos de que “sin corrupción seríamos Suecia”. Son los que, a continuación mentan a “Dejemos de afanar por dos años” Barrionuevo como ley histórica inexorable.

Pero no. La cruel realidad evidencia que no alcanza para cambiar el país en forma de Justicia Social con J mayúscula acabar/disminuir/atenuar/menguar “la corrupción”. Hasta estoy tentado de asumir que, para hacerlo (eso de cambiar para bien de las mayorías), ni siquiera es imprescindible empezar por ahí (dije empezar, eh) Pero no sería políticamente correcto para todos y todas, así que mejor no lo digo porque me van a llenar la cara de dedos, ¿no?

b) Esta es más de entrecasa, pero tiene repercusiones que llegan hasta nuestros días. Producto de una construcción casi exclusivamente basada en “lo mediático”, el Frepaso acostumbró a los periodistas a ser la “polea de trasmisión” de sus movidas políticas. Llegamos al delirio de operar notas de doble página contando lo que íbamos a hacer, cómo, cuándo, dónde y con quién, en la próxima elección. O sea: contábamos nuestras estrategias en vez de simplemente ejecutarlas. Merced a esta actitud, éramos muy queridos por los periodistas de política de los diarios que se enteraban antes que nadie “cómo venía la cosa”.

A esta altura se preguntarán qué tiene esto que ver con la actualidad. Bueno: a dos cosas. Por un lado al Licenciado Baleno, que cita las páginas 171 y 172 de un librito por demás recomendable y que precisamente en esas páginas habla de esto.

La otra cosa es la noticia que trajo ayer Clarín en su tapa, que viene a ser un ejemplo bien práctico de aplicación de ese librito y de una manera de ser “no frepasista”. Quizás por eso haya muchos periodistas un tanto más molestos de lo habitual. Y también muchos progresistas confundidos y asustados, pero eso no es tan grave si decidimos, como diría el Escriba, embarrarnos un poco.

Sí, ya sé. Estoy viendo la mitad del vaso lleno. Pero la vida es una apuesta incierta, ¿no Lucas?

22 comentarios:

Tavos dijo...

coincido con su apreciación sobre la corrupción como eje de la crítica al menemismo...

lo que dudo es si uno de los problemas es que en este país la gente que hace política no entiende nada de economía
no se me ocurre otra forma de que un gobierno asuma en 1999 decidido a mantener el uno a uno

quizás no se trate de que los políticos sepan de economía, sino de que para colmo suelen escuchar a los economistas equivocados

abrazo!
tavos

fabricio dijo...

Mendieta me acuerdo de ese libro, lo lei, esta todo lo de Entel y demases negociados.
Como bien citas la base de la contruccion del Frepaso era electronica, (puro medios).
Y coincido que al calorcito que era mas rentable despues del 95, que ya se dejo de criticar al modelo de fondo sino las formas o desvios de opulencia, corrupcion. era cambiarlo por algo mas pasterisado, es decir el 1 a 1 pero sin el carlo y sus secuaces.
Graciela F. Meijide declaraba "El problema del modelo es la corrupcion". Imaginate, el modelo era bueno solo los malos, sucios y feos lo ariunan.
Este ejemplo es algo valido para ver la base de sustento de muchas contruciones neo-partidistas de la actualidad.
No para NK que es rancio a la construccion desde el poder mediatica. (tiene mas interes por una entrevista con un intendente que por ser reporteado por los periodistas).
Saludos.

Lucas Carrasco dijo...

Tres cosas: 1- la crítica al Frepaso es central, incluso para entender el período progre de Carrió.
2- Le da en la tecla a la ideología profesionald e los periodistas.
3- La vida, esa herida absurda...


Sigo en mi duelo.

Anónimo dijo...

Mendieta: Que en el apogeo del Frepaso yo recién me paseara por los patios del colegio primario me priva de aportar vivencias personales al debate. Ahora, algunas cosas:

1- Sin dudas qeu el Frepaso logró instalarse en los medios como una alternativa opositora y los mismos significaron un puente entre ese Partido y el resto de la gente (ojo, en los principales "centros urbanos", cualquier coincidencia con Octubre/07 es pura coincidencia y si no miremos los números de las elecciones del 95 y ahora de la 2º alternativa en dichos lugares y en el Norte argentino). Ahora, Ud. que perteneció a ese espacio, no cree que fue la última vez que un Partido político instó a una porción de la sociedad mayor que la actual a participar, ya sea abriendo locales en muchos barrios, acercándose a los mismos (no sé si es su caso), fiscalizando, etc??

2- Por suerte, y esto ha sido eje de discusión en otros posts suyos, no alcanza con mediatizar una campaña (ni una gestión) para asegurarse ganar una elección. Y sí, Escriba tiene razón cuando habla de embarrarse. El problema es cuando eso lo confundimos con tirarle barro o tierra encima al contrincante...

3- Patricio: Tratemos de no tener un pensamiento tan superficial sobre los medios como para creer que la construcción desde el poder mediática depende de dar o no una entrevista a Van der Kooy o Silvestre... Tenés a la vuelta de la esquina nomás la tapa del diario del domingo y fijate si eso no es mucho más relevante que una entrevista. O acaso la foto que le sacaron a Lavagna en Olivos fue de un paparazzi detrás de los arbustos?? La utilización de la televisión pública para llegar a lugares casi desconectados de la realidad que nosotros (equivocados o no) vemos desde CABA y Gran Bs. As., y más en época de campaña, es muchísimo más importante que una nota en "Desde el llano". Y ya que hablamos de libros interesantes, te recomiendo que leas "Publicidad K", de María O'Donell (sí, la co-conductora del programa de la "gorila" Ruiz Guiázú je). Ahí, en el manejo irracional de la pauta oficial, veremos si el gobierno actual le da o no importancia a los medios...

Saludos,

Seba.

distressed abd dijo...

ay, Mendieta, me hizo lagrimear un poco al recordar la promesa del Frepaso mas alla de que acuerdo con su "auto?"critica del discurso anticorrupcion como eje articulador. Yo tambien veo el vaso medio lleno y prefiero quedarme con recuerdos de la defensa institucional que representaba el Frepaso, cuando eso aun no era patrimonio de la derecha. Personalmente, es una bandera que me niego a regalarle a los que mal se autodenominan republicanos en estos dias.

Tavos, me parece que sostener que los politicos argentinos no saben de economia o no escuchan a los economistas adecuados es un poco simplista como para entender la continuacion de la convertibilidad en 1999. Es mas, dudo que la convertibilidad deba ser entendida meramente como politica economica, sino que hay verla en el contexto mas amplio de la decision y los motivos politico-economicos que la impulsaron.

En pocas palabras, si acordamos que una de las principales motivaciones de los politicos es ganar elecciones, ningun candidato que se presentara con una plataforma anti-convertibilidad podria haber ganado en el 99. Es decir, mas alla de los hechos reales de la economia (que estimo seran discutibles tambien pero como no es mi tema no voy a ahondar al respecto) y aun suponiendo que los politicos tuvieran informacion completa al respecto, las motivaciones cortoplacistas de los politicos chocaban de lleno con este conocimiento de la realidad economica.

Si te interesa el tema, te recomiendo mucho un articulo de un politologo argentino que se llama Hector Schamis, el paper es "Argentina: Crisis and Democratic Consolidation" y esta en
Journal of Democracy - Volume 13, Number 2, April 2002, pp. 81-94.

Mendieta dijo...

Tavos: creo que distressed ira una punta interesante para entender esa cuestión. Aunque también es cierto que a veces la conducción política no entiende los fundamentos económicos (por cierto, hay numerosos elogios a NK por, supuestamente, "entender", mantengo la posición que siempre debe primar la mirada política por sobre la técnica. Es para largo, pero creo que se entiende.

Fabricio: lo interesante es encontrar dirigentes que sepan que "todo en su medida y armoniosamente". Ningún dirigente político puede darse el lujo, hoy, de desconocer aunque más no sea lo rudimentario sobre la importancia de la comunicación. Si es por mí: 2 intendentes y una nota.

Lucas: gracias por el elogio de "dar en la tecla". Se ve que, a pesar de los años que hece que abandoné el periodismo, no perdí las mañas para intuir sus cabezotas.

Seba: me hace sentir viejo. Lo que para Ud. es un recuerdo de la infancia, para mí es anteayer. Le contesto: 1) Quizás sea la última experiencia que logró (en esos sectores urbanos que Ud. dice) generar algo así como "expectativas positivas", pero no participación masiva. Se lo digo yo, que fatigué locales y me embolaba de lo lindo esperando que alguien viniera a algo. Similares "expectativas positivas" genera el actual gobierno en los sectores populares. Ninguno logró, todavía, trasladar esas expectativas en esperanzas y participación de veras.
2) 100% de acuerdo.
3) Algo contesté arriba. Voy a leer ese libro. Pero mi humilde opinión es que la comunicación de un gobierno es muchísimo más que la pauta oficial. Digamos que la pauta oficial es a la comunicación de un gobierno lo mismo que la pauta oficial es al total de la pauta publicitaria para un medio. Me salió difícil, pero creo que se entiende.

Distressed: Digo "auto" porque me hago cargo en mi doble función de militante y de parte de los equipos de campaña, prensa y análisis de discurso del FG. Y en aquel momento no tuve ni la suficiente claridad política como militante ni la capacidad profesional de avizorar que nos equivocábamos. Y porque no me gustan los que se borran cuando se pierden las batallas como si hubieran visto el partido de afuera. Debo ser medio gil.
Con el resto: comparto su análisis, lo que no quita que un político de fuste debiera sobreponerse a la "dictadura" coyuntural de la opinión pública. Que para eso son "dirigentes" caracho, para dirigir. Si quiere se lo pongo en dificil: hay una doble función, representativa y pedagógica (esta última bastante ausente, por cierto).
Uy, me emocioné y me escribí un post. Gracias por la altura de los debates, sunorgullo perruno.

Hal dijo...

Se lo digo con todo el ánimo de armar quilombo, la linealidad y el cortoplacismo presentes en aquellas lecturas que terminaron en la Alianza son los mismos elementos que hoy tienden puentes hacia el kirchnerismo: correr rápido hacia el poder y enancarse en construcciones territoriales que nunca serán propias.
Se dirá que este es un proceso en disputa, puede ser, y yo responderé que lo mismo se planteaba respecto el acuerdo con los radicales. En ese sentido, me permito arriesgar que hoy tampoco estamos ante un proceso con potencialidad para democratizar el poder y redistribuir la riqueza ni ante una dirigencia preocupada por tales fines.

Mendieta dijo...

Amigo Hal: eso, armemos quilombo. Anote al pasar una pequeñísima y sutil diferencia: aquel gobierno recortaba salarios y jubilaciones. Este, éste no. Aquel flexibilizaba, este no, ¿no? POr citar dos pavadas a estas horas de la madrugada.
Efectivamente, es un proceso en disputa. Y permitame confesarle un secreto romántico: no quiero enancarme en ninguna construcción "propia", simplemente, formar parte de alguna.
Pero admito de buen modo sus remilgos y valoro su consecuencia en esperar lo perfecto. Si ya me equivoqué una vez, por qué no dos.

distressed abd dijo...

Si ... yo tambien creo en la autonomia de la politica, pero una cosa es no prestar atencion a los caprichos de la opinion publica (a la Madison, Hamilton y Jay) y otra muy distinta arriesgarse a perder una eleccion.

Con respecto al cortoplacismo, la literatura especializada le diria que es lo que mantiene a los gobernantes controlados por los gobernados (la famosa accountability), pero ustedes y yo sabemos que del dicho al hecho hay mucho trecho.

Un lindo ejemplo de superacion exitosa del cortoplacismo y de la construccion territorial, relativamente coherente y estructurada es el PT en Brasil. Es posible en la Argentina?

Musgrave dijo...

Mendieta, Distressed tiene un buen punto. Digamos que en esa epoca nos faltaron estadistas. Igual es cierto que quien proponía la convertibilidad sería casi un cadaver político. Duhalde perdió por eso.

Le tiro una hipótesis, la justicia social requiere una mayor intervención del estado. Sin los 100.000 cuadros y militantes propios que desea Manolo y teniendo como bandera la lucha contra la corrupción, la salida más probable es la inacción en la gestión.
Se acuerda de ELLA?

Por eso es clave el punto de Manolo, solo con una tropa propia tan grande y con mística se puede avanzar a la velocidad necesaria.

saludos

Hal dijo...

Disculpe, mendieta, pero en el transcurso del 2007, vía inflación, sí se recortaron salarios y jubilaciones. También le digo que, considerando la cantidad de trabajadores informales (¿casi un 40 por ciento del total?), sólo un optimista puede aseverar que hoy no hay flexibilidad. Vale preguntar, ya que estamos, cuánta de la legislación flexibilizadora ha sido removida en estos años.
Finalmente, reiterarse en la afirmación de que hay disputa no hace del dicho un hecho. Correspondería demostrar, más allá de las expectativas puestas en el proceso, la existencia de esa disputa. Y me gustaría saber cuál es la construcción territorial con la que usted se identifica y de la que desearía formar parte, si puede ser.
Saludos.

PD: la chicana sobre "esperar lo perfecto" no se acerca bastante a ciertas respuestas de la conducción frepasista?

Norman dijo...

¿Tiene permiso de la "Guardia Pretoriana" para citar a Croqueta? Vaya despacito porque ese libro no hablaba sólo de corrupción.
Por otro lado, le recuerdo que desde la Revolución del Parque hablar de principios morales, en vez, o mezcaldos con la política, es uno de los males endémicos de nuestra cultura. Ni siquiera en eso ha sido original el experimento frepasista. "Buenos muchachos" hubiera dicho el general riéndose con compasión.

Escleroftalmia dijo...

Mal endemico hablar de principios morales?
El frepaso no proponía una mirada desideologizada. Concuerdo con todo lo que dijeron. Sobre todo con lo de funcion pedagógica del dirigente, que es lo que pudo haber fallado en el FREPASO; cuando no había espacio para criticar el modelo. Pudo haberse hecho si no se hubiese caído en el vértigo del crecimiento repentino.

No entro a hablar de la Alianza ni de la renuncia de Álvarez para no envenenarme/nos.

Para aquellos que culposos intentan remedar el recotre del 13% con el pase a la política K: no hay que olvidar que la lógica del poder PJ sigue siendo la misma, el dominio sobre el conurbano sigue siendo el mismo. se aspira a la representación de los sectore populares por la mínima. dijo Casullo: Gracias a Dios que existe el clientelismo porque impide que el sometido sienta "menos d esto no soy". Por qué no proponer lo máximo que puede ser? Actualmente hay una mirada romantica pejotista que intenta revivir la polémica populismo-institucionalismo como pobres-oligarcas, peronismo-antiperonismo, etc. Yo creo que es un error.
Puede retomarse las banderas del FREPASO sin por eso sacrificar la redistribución y la justicia social.

Ah, y para mi el apogeo del FREPASO tambien fue en la primaria, pero lo vivi de muy cerca.

Anónimo dijo...

Muy bien, amigo Mendieta, me encantó la foto que ilustra su post. La "Guardia Pretoriana", Norman, acepta la inclusión del Croqueta, ya que los fines de la nota son justos.
Hal, entiendo que defienda su idea con sumo fervor, pero por cierto, no trate de encasillar la realidad a su idea. Decir que este gobierno flexibiliza es desconocer la realidad, no sólo estadística, sino social. Mire a su alrededor y pregunte, pero pase la Capital eh, pregunte si estamos igual que durante el periodo aliancista. Pero pregunte a los laburantes, a esos flexibilizados a ver que dicen.
El resto, que no distribuye y no democratiza es cierto, pero parece que algunos, no sólo usted Mendieta, también miran la mitad del vaso lleno
Abrazo
Erik

Lic. Baleno dijo...

Voy a defender al Frepaso (total... defiendo a cada uno) si uno ve en perspectiva lo que empezo con 8 diputados marginales (creo que ninguno encabezo una lista... nunca) en medio de una furiosa ofensiva continental (remember la region) se hizo una tremenda construccion politica.
Que crujiera por todos lados y volcara en la primera curva era logico, lo contrario era tener un partido de santos... y no queremos santos, nos basta con que sean hombres (mmmm eso se lo escuche a alguien...).

goloviarte dijo...

te invito a participar en mi modesto blog de directorio y votación de otros blog http://aquiestatublog.blogspot.com
te conocerán un poco mas y podrás disfrutar con otros blog
soy un particular en esta aventura,no una empresa y visito muchos blog para invitar
pero si consideras que esto es spam,te pido perdón y disculpas,por cierto si tienes algo de estrés,mira en mi blog algo de publi,relaja

Roberto dijo...

Si puedo hablar por los relatos de amigos de izquierda de lo que fue la convocatoria de Unione e Benevolenza, hubo otro pecado. El FG nunca se propuso ser eso (un Frente) como el PT o el FA uruguayo. Exigieron disolución de siglas e historias; cooptaron y verticalizaron. Quemaron cuadros y cerraron la discusión de alternativas.
Cierta izquierda orgánica se frotaba las manos creyendo que serían los beneficiarios del fracaso que preveían. Los amigos a que me refiero, en cambio, veían ese fracaso como una tragedia que supondría derrota y retroceso para todo el campo popular.
En ese sentido (inclinar la balanza histórica) el kirchnerismo sería como navegar en un bote armado con los restos rescatados del naufragio de un galeón.
Discúlpeme si parezco muy duro, no es mi intención pasar facturas. Sólo traté de pintar esa historia como me la contaron. Abrirse al análisis de los errores para aprender de ellos es siempre encomiable. Gracias.

Mendieta dijo...

Alguna vez me tenía que pasar, que no todas son rosas. Me pegan por frepasista antes, por kirchnerista ahora. No importa, sigan que soy de Racing y nunca, nada, es tan tremendo.
Ya contestaré en serio. Ahora trato de ganarme el sueldo.

Hal dijo...

Erik, querido, ¿quién te dijo que tu perspectiva de la realidad está menos encasillada que la mía? Además de las poco confiables conclusiones que se pueden extraer del micro empirismo, está bueno revisar las propias cifras oficiales sobre la informalidad en la que desempeñan buena parte de los trabajadores. De paso, pegale una mirada a la legislación laboral vigente y contame, después, cuántas leyes flexibilizadoras fueron derogadas. ¿Ok?

Mendieta, usted pone a Racing en el medio y se me acaban los argumentos para molestarlo. No sea cosa que las contradicciones secundarias nos hagan perder de vista aquello que divide al pueblo racinguista de sus enemigos.

Sirinivasa dijo...

Estimado: le iba a comentar ayer pero andaba con fiaca, ahora veo que la cosa se fue de madre!

Punteo al pasar:

1 - Que ocho tipos se fueran del Pj por aquellos tiempos para pretender construir una alternativa por "afuera", era nada menos que una osadía. Tanta como cuando un sector de gremios se van de la CGT para construir una nueva central de trabajadores. Quién se animaba a sacar los pies del plato esa epoca???

2 - Coincido en que ir a elecciones en el 99' con una propuesta de salida "ordenada" del 1 a 1, era un suicidio. Pero tampoco dentro del FG -o de la alianza- se hablaba de eso como el problema dl modelo. (lo iba a hacer De la Rúa?)

3 - Usted le baja el precio, Mendieta, pero creo que el FG fue lo unico nuevo que hubo en cuanto construcción política desde el 83' para acá. Al menos en sus fases primigenias. Realmente convocó expectativas de mucha militancia y no por nada mucha gente compañó con el voto.

4 - Sí, después se verticalizó (Chacho, Chacho...), se ajustaron las tuercas, y las disonancias fueron quedando excluídas. Distorsiones de la mirada capitalina? Se pensó que se podía quebrar el bipartidismo desde Buenos Aires? (Macri tendría que aprender de esa expèriencia).

5 - A quién se le podía ocurrir ir a internas abiertas con la UCR???? Uydió!!!

6 - La realpolitik salvaje chachista en una fuerza nueva como el FG, adonde se iban a sumar los desencantados, quizá quebró, creo, tanta gente como el menemismo.

7 - del 99' en adelante, no es para solazarse y decir "uh, qué boludos", es más bien triste, porque perdimos todos.

8 - Los medios... Farinello en Octubre de 2001 no tuvo ni el 5% de exposición mediática que la parturienta y sin embargo anduvo sólo unos puntitos abajo. (Don Luis me parece un chanta, pero vale como ejemplo). El problema quizá sea que, algunos, ciertos, sectores, del Frepaso proclamaron alegremente la muerte y ausencia de todo sujeto histórico. Si el pueblo ya fue, vamos a la tele a que nos vea la "gente"

Aclaro: no anduve ni cerca del FG en esos días. más bien estuve en lugares desde donde se lo cascoteaba. (Mendieta, un día le cuento de cuando este servidor le impidió el paso a Chacho para entrar al HCN)

manolo dijo...

Mendieta
Para seguir con el agite.
1/ Desde los 8, hasta poco después de la elección del 95, la trayectoria del Frente Grande/Frepaso fue una reacción de los “anticuerpos ortodoxos”.
La inspiración fue la maniobra de la Renovación, crecer lo suficiente por afuera, como para regresar victoriosos.
2/ El objetivo principal del GAP, Grupo de Apoyo al Petiso, era evitar a cualquier costo el acercamiento entre Frepaso y la Mazorca Duhaldista.
3/ TODOS, quieren olvidar la sociedad política mas perdurable del ultimo cuarto siglo.
El Gallego y el Turco, se consideraban iguales.
Ya en el 85, Menem era el candidato cantado para la vicepresidencia del Tercer Movimiento Histórico.
Sin Alfonsin y el Pacto de Olivos, Menem no llegaba al 2ª Mandato.
4/ Durante el incendio, y UD es testigo Mendieta, el funcionamiento conjunto de los que quedaron de la Alianza y la Mazorca fue impecable.
La Presión y la Incertidumbre no son para cualquiera, es más fácil ser Oposición, con la banca incorporada.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Alfonsín sí tuvo malos precios de los commodities