31 diciembre 2007

Sea revolucionario, quédese en la AFJP


A vos te hablo. Que en los noventa te compraste el buzón propio de la jubilación privada y que guiado por horas de publicidad estabas convencido que, cuando llegaran a viejos, iban a tener casa en el country, un velero y una amante joven gracias a los beneficios del “Sistema de capitalización”. Si, a vos, que tanto pero tanto te la creíste, que llegaste a mostrar con cierto orgullo de pertenencia el pin de Consolidar en el saco. Como si fuera el primer paso al carnet del Jockey Club.

A vos te hablo. Que después de varios años te diste cuenta que te curraban a lo loco con las comisiones y los gastos administrativos y que fuiste relojeando que los que se iban jubilando recibían mucha más guita de la parte estatal que de la “capitalizada”. Y que empezaste a preguntar cómo se hacía para volver a la jubilación del Estado cuando cerraron esa oficina hermosa, a la vuelta del departamento, llena de promotoras ídem.

Bueno, a vos, ahora te quiero pedir algo a cambio de aquel momento de, digamos, confusión: quédate en la AFJP. No te vayas. Si ya sé que tenés tiempo hasta hoy para pasarte. Pero aguantate ahí. Bancátela. Según dicen por ahí, como desde la ANSES esperaban tres millones traspasos y hasta ahora sólo se habrían concretado poco más de un millón, estudian cubrir el rojo de unos 1500 millones implantando éste impuesto.

Ahora te toca jugar. Quién te dice, el día de mañana te reivindicás y le contás a tus nietos que, gracias a vos, nuestro país pasó a cobrar un pedazo de la renta financiera como se hace en los países serios.

3 comentarios:

Lic. Baleno dijo...

Me acuerdo que los de Maxima le repartian caramelos convenientemente envueltos en un envase propio y a mi me daba una verguenza ajena increible...

escriba dijo...

Y me quedé con los ratones eso nomás. Me parece que me quedé sin el pan y sin la torta. En cinco años, otra chance.
Quévacer.
Saludos

pepe biondi dijo...

mendieta cuando nos jubilemos, los que pudimos pasarnos vamos a estar agradecidos, este sin duda fue un acierto de la gestion K. Esto de las afjp, es como las desregulacion de las obras sociales, los jubilados de esas obras sociales no se pueden ir y quedan presos en obras sociales cada vez mas desfinanciada. el primer principio de las obras sociales, como de las jubilaciones es la solidaridad, algo que en las afjp no existe.
buen año 2008