22 noviembre 2015

Apuntes desbocados.

- El peronismo suele reconstruirse "imitando" a sus vencedores. Para más datos, veáse la "alfonsinización" de la renovación peronista en 1984.
- Es falso que "aquellos dirigentes que se fueron" del peronismo "no pueden formar parte de su reconstrucción". Veáse, precisamente, la entrada Antonio Cafiero de la peronpedia. Antonio "se fue" en el 85 y volvió como máximo dirigente de la renovación en el 87.
- Lo anterior nos permite colegir dos cosas: a) que Massa puede volver al PJ b) que de volver lo hará "macrizándose". Sus declaraciones de recién hablando de "modernizar la política", "renovar los dirigentes", es el primer paso de eso.
- También nos permite sospechar, haciendo casuística, que no será Massa el próximo "jefe" del peronismo. O al menos no lo será "necesariamente". Veáse, al respecto, la entrada "Menem, Carlos Sául vs Cafiero, Antonio. Internas PJ 1988.

- Acápite para la militancia. La tentación, el acto reflejo, el primer músculo, manda a "resistir". Bueno, habrá que tratar de evitar esa diagonal. Elegir desde ya la épica resistencial es seguir cometiendo alguno de los errores que venimos cometiendo pero al revés. Es seguir dándole la espalda a las mayorías de nuestra sociedad. Y por eso, entre tantísimas cosas, es que se pierden elecciones. Hay que guardar esa épica resistencial para cuando sea efectivamente necesaria. Y será necesaria o no lo será según efectivamente gobierne Cambiemos.
- Mientras tanto, como siempre, hay que apostar a lo que permitirá, hipotéticamente, resistir las medidas impopulares del nuevo gobierno macrista: la organización. Y eso es volver a apostar a la política.
- Es falso que "la gente nunca se equivoca". Claro que "la gente", como vos, como yo, como cualquiera, nos equivocamos. Eso no quiere decir caer en el resentimiento o el enojo contra los que pretendemos representar. Lo primero, siempre, es tratar de entender por qué hacen lo que hacen y votan lo que votan. Y tratar de repasar lo que hicimos mal. Y tratar de no volver a repetirlo.
Sobre estas cosas se escribirán toneladas de papel.

- Córdoba: Capital Nacional del Centralismo Porteño ¿70% para Macri? Manden mucho boldo de esas sierras.

- Me habrán leído más de una vez relativizar o poner entre paréntesis la centralidad de los medios masivos de comunicación en los resultados electorales. Porque con este mismo mapa de medios, CFK sacó el 54% en 2011. Pero bueno, es un monstruo grande y sigue pisando fuerte. Porque el kirchnerismo logró demostrar que dejó de ser cierto que 5 tapas negativas de Clarín te tiraban un gobierno. Pero 11.357 tapas seguidas te lijan de lo lindo, eh.
- Como siempre, mantedremos nuestro esfuerzo en diferenciar a los propietarios de los medios de los periodistas que ejercen su oficio en ellos. En diferenciar a los magnettos de los pasantes. Y en diferenciar a estos dos extremos de un tercer subconjunto: el lado Majul de la vida. Eso sí que es abyecto y lo seguirá siendo, salgamos como salgamos.

- Los que jugaron "a perder" no merecen perdón. Los que ahora hagan leña del árbol caído (especialmente si hasta ahora la única crítica que ejercieron fue la literaria) merecen ser llamados a la discrecionalidad y al silencio (de ser posible cara a cara). Será todo un desafío, al menos así lo siento ahora, mantener ese sano equilibrio de la autocrítica que evite caer en autoflagelos con la misma intensidad que evite caer en "cargar las tintas" contra un otro (sea ese otro quien sea).

- Hacemos política (en ciertas épocas militando, en otras escribiendo, en otras trabajando) desde hace demasiados años. Es nuestra responsabilidad, la de aquellos que hemos atravesado etapas muy lejanas al poder, acompañar ahora a los que empezaron a militar en buenas épocas. Y vamos a hacerlo.

- Los balances se hacen de a poco. Lentamente, con el paso de los días, con la atenta escucha de otros compañeros, con la lectura de los analistas. Y con racionalidad.

Pero además tenemos corazón. Y ese es el motor siemrpe. Y estamos orgullosos de haber sido parte. Y no nos arrepentimos. Y gracias a todos, a todos, por todos estos años de tantas alegrías, emociones, rutas, asados, reuniones, militancia.

Existimos. Somos. Seremos.
Gracias a todos, compañeros.
Abe.


9 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

http://poesiayramosgenerales.blogspot.com.ar/2015/11/el-siglo-veinte-se-fue-pero-el.html
disculpe compañero la invasión,pero ahi va mi analisis en caliente

Anónimo dijo...

Ojalà no tengamos q resistir ,Ojalà nos hayamos equivocado fiero ojalà nos hayamos preocupado de màs


/Mabel

Alcides Acevedo dijo...

Todo bien Mendieta, pero la pregunta es: ¿de qué vas a laburar de ahora en más?

Se vienen tiempos difíciles, espero que tengas ahorros.

santix dijo...

Alcides Acevedo sos un forro. Siempre lo fuiste. Y lamentablemente seguirás siéndolo. Lo tuyo no tiene arreglo.
Dentro de un par de años te veré explicando porque el laburante cobra la mitad en dolares y eso es bueno.

Michael Madison dijo...

Comenzamos la Resistencia. Luche y vuelve.

marcelo ignacio dijo...

No, Santix, no lo verás. No tiene las pelotas para eso.

Pedro dijo...

Me avisan cuando empiece piquetes cacerolas la lucha es una sola, hasta tanto estaré durmiendo, en días bajará la efervescencia y siquiera leeré los blogs y las noticias. Suerte muchachada, ya saben cuando llamarme.

Tilo dijo...

Independientemente de lo que el troll AA pueda rebuznar, los doce años transcurridos desde el 25 de mayo de 2003 son los mejores que Argentina y los argentinos han podido disfrutar desde el 17 de setiembre de 1955. Desde esa infausta fecha hasta ese bandito 25 de Mayo, Argentina careció de gobiernos dignos, a excepción de Raúl Alfonsín, con sus más y sus menos. Al menos, con él volvió la democracia.

Y el resultado de esta segunda vuelta, con el 98,80% de las mesas analizadas, arroja una diferencia favorable a CAMBIEMOS de 2,88 puntos equivalentes a 719.222 votos, de un total de más de 25 millones de votos positivos. No hubo triunfo contundente ni goleada. Simplemente, ganaron por menos de 3 puntos. Está muy claro que lo que importaba era ganar, aunque fuera por 1 punto. Y no hay discusión alguna.

Tampoco se le ha entregado a Macri un cheque en blanco. No quiero adelantarme al 10 de diciembre haciendo pronósticos desoladores. Prefiero esperar para ver qué es lo que CAMBIEMOS propone CAMBIAR. Y con qué reemplazará a lo CAMBIADO. Espero que sea muy superior, mucho mejor, habida cuenta de su avidez para echar por la ventana al finado Néstor y a la "señora de enfrente".

Espero que en su afán por la seguridad jurídica, acate las decisiones de las legislaturas y que la amenaza de Sanz de gobernar por decretazos no sea más que una fanfarronada que se vaya por la canaleta del disimulo y el olvido ...

Vamos a ver qué tal es esa mentada "alternancia" cuando se pretende alternar al blanco con el negro.


Martín Lat. dijo...

Excelente Mendieta. Organización y evitar el fuego amigo son las claves para los años venideros, y fundamentalmente para la semana que empieza.

Lamentablemente algunos no saben perder ni tampoco ganar. Lo felicitamos a Alcides Acevedo, aunque sea de esos pocos pobres tipos que se quedaron en la adolescencia.

Ojalá no haya que resistir, lo que no quiere decir que no vamos a ser oposición. Lo vamos a ser, que eso lo tengan perfectamente claro. De ahí a la resistencia hay una diferencia, esperemos no tener que llegar a eso, por el bien de todos.

Y buen punto el de Tilo, casualmente también lo mencionaba en otro blog. Macri ganó por menos de 3 puntos, entre 48 y 49 de cada 100 argentinos votó por una opción diferente, redondeando: uno de cada dos argentinos va a ponerse de la vereda de enfrente si Macri comete una estupidez. Confiemos en que el presidente electo sea lo suficientemente inteligente y sensible para no cometerlas.

Ah, y otra cosa: Massa va a tener muchos problemas para explicarle al peronismo la "mano" que dio en la PBA, haciéndonos perder la gobernación e intendencias que se hubiesen ganado (en Quilmes y Lanús ganó el peronismo hoy). Dudo que haya mucha simpatía en el peronismo bonaerense para abrazar a Massa como nuevo lider, mas aún con la macrización de la que hablás. Me parece que asoman nuevos liderazgos, habrá que ver. Y será interesante ver que papel jueguen Scioli y Cristina en toda esa reorganización.

Salutes.