08 mayo 2012

Comunicado desde la clandestinidad


Desde algún lugar del monte chaqueño

Decimos:
La clandestinidad no existe en internet. Lo que existe, en el mejor de los casos, son los seudónimos.
El anonimato, en internet, tampoco existe. Porque el anonimato implica la existencia de un sujeto que oculta su verdadera identidad, pero en internet lo que se construye con el tiempo es una identidad "virtual", donde poco importa -en definitiva- quién dice lo que dice y lo que importa es qué dice alguien (oh, belleza de un mundo ideal, donde no estuviéramos atravesados por los prejuicios del "emisor" y simplemente, cual almas bellas y puras, debatiéramos los contenidos y no los contenedores). Ya sé, eso tampoco existe, pero bueno, algo así, más o menos así, sí existe en internet. Cuando yo empecé con este blog era anónimo y a nadie le importaba. Después dejé de serlo, pero porque me importaba a mí.

No voy a detenerme demasiado en responder las inexactitudes de esta nota de Clarín. En parte porque los que sí leen blogs y transitan las redes sociales saben de la inmensa cantidad de pavadas que allí se vertieron (no dejemos de valorar que hay alguien, un trabajador de prensa, un periodista, o varios, que dijeron: a esta pelotudez no le pongo mi firma. Tampoco dejemos de valorar positivamente que un periodista, un trabajador de prensa, o varios, dijeron: señores del generalato de Clarín, ya entendimos que quieren que esta sea la noticia del día, pero no da. No podemos inventar tanta fruta que amerite llenar las páginas 3,4 y 5 de la edición de hoy. Ni a ganchos da.).

Tampoco voy a detenerme demasiado en discutir la profundidad, veracidad o no del informe que Jorge Lanata presentara el domingo en Canal 13. Si me preguntaran diría: es probable que sea cierto, claro. Es probable que haya alguien que haya hecho equis cantidad de perfiles truchos en tuiter o en facebook o dónde corno sea para venderle el paquetito a alguien del gobierno. Y que alguien del gobierno haya comprado ese humo. Claro que es probable. Porque, lamentablemente, es algo habitual en estos nuevos formatos, medios, soportes o como corno quieran llamarlos. Lo hacen en la política y lo hacen en la actividad privada. Y como cuando algo nuevo aparece, es el momento de los que se aprovechan del desconocimiento generalizado para hacerse unos manguitos. Porque el problema no es si eso existe o no (sí, existe, insisto), el problema es que no te sirve para un carajo. Pero tampoco voy a abundar en esto. Porque si quieren mi opinión de qué cosas sí sirven que me garpen. Invertí demasiadas horas pelotudeando acá como para andar regalando tips. Lo único que queda claro del informe de Lanata es que no probó (al menos hasta ahora) que esas cuentas truchas estaban financiadas de algún modo por alguien del gobierno. Punto. Aparte.Lo otro que queda claro es que es una enormidad de desconocimiento -o bien de guachada- pensar que 40 o 400 o el número que sea de cuentas truchas en tuiter te instalan o te condicionan la "agenda pública". Como bien dijo el propio Lanata, aunque luego se dedicó a desmentirse todo el resto del tiempo, se la da demasiada importancia a tuiter.

En verdad todo este post es para decir que estoy en contra, decididamente en contra, radicalmente en contra, de lo que anda diciendo mi ex amigo Carrasco (tampoco voy a contar por qué es mi ex amigo, tenemos códigos HTML que preservar): en absoluto perderá credibilidad él o cualquiera que, en internet, en un medio, como cualquier medio, como cualquier espacio, como sentarse delante de otra persona, o muchas personas, en un bar, en una plaza, en una básica, en un cordón o dónde corno sea, se siente, decía, y diga cosas. A veces inteligentes, a veces no, a veces importantes, a veces no. Pero con contenido.

Lo que importa, siempre, en cualquier lado, es el contenido. Y ahí no hay RT, ni cuenta trucha, ni "denuncia" vacía, ni nada que te salve cuando no tenés nada que decir que no sea un cachito interesante.

El resto, amigos, son anécdotas.
Marche un pasamontañas para Mendieta.


15 comentarios:

Lucas Carrasco dijo...

Al final, regalás la clave, yo por lo menos me hago el enojado.

Anónimo dijo...

Espere que mi nuevo amigo Lucas hablara, ahora que habló te digo que con pasamontañas o sin él,PAGÁS EL POSTRE EN LA GOTA!! y nunca me vuelvas a retar en público por participar en tu blog y no firmar algo a favor del Cuervo (El Ciclón, a ver si se confunden)
Besis #ojotafashion

DFT

Anónimo dijo...

Jajaja como los escrachó Lanata, van a tener que buscarse otro laburo.

Jorge.
Saludos

Pibe Peronista dijo...

Tiene razón Jorge! Yo me hago pasar por Pibe Peronista pero soy Melchor, el rey mago radical, con un nick trucho. Es que necesito la guita para comprarle merca a Lanata. El mundo es un pañuelo!

Politico Aficionado dijo...

Se me pueden ocurrir 30.000 razones para firmar con un nick o subir la foto del Oso Yogui en vez de la propia.

Sigo siendo una persona real que no percibe un centavo por decir lo que pienso y siento.

Anónimo dijo...

Cuatro cosas al pasar: 1- ya me parecía que Carrasco se hacía el enojado...
2- muy buen texto. Yo no aprendí todavía cómo tener ese poder de síntesis, leo y leo y no aprendo. Quizá a mi edad ya no se puede.
3- no vi la clave que le dice Carrasco
4- Lo que más me molesta es encontrarme después de mucho tiempo con gente conocida a la que le cae la ficha del tipo de pelotudeces que compraban cuando leían Perfil y escuchaban a Lanata y te dicen: vos me tratabas como boludo por lo que repetía no?
Y...sí.

Saludos
Ladislao

Anónimo dijo...

me gusta lo reflexivo de esta nota. Hay que salir de los microclimas.

Lic. Baleno dijo...

Un ejercito de blogueros hubiera hecho que el gobierno de de la rua durara 4 años? No lo creo. A las redes sociales se las coje maniqueo, o se les da demasiada importancia o ninguna. A lo mejor, por el medio, estamos mas cerca de el secreto de su exito.

Anónimo dijo...

Soy los más ferviente anti k que existe. La porquería que es este gobierno lo van a ver, todos Uds., cuando Mauri sea presidente y, con la misma arbitrariedad que Cris, haga lo que se le de la gana.
Dicho esto el programa de Lanata es una porquería: el gordo también está kirchnerizado. No es humorista y sus análisis políticos se reducen a un par de humoradas y alguna que otra denuncia.
Y eso es feo porque el país tiene serios problemas, que no son solo económicos, y Lanata podría ser la voz para intentar explicarlos.
En fin. Mientras la joda dure sigue la fiesta y Lanata es parte de los festejos. Cuando se acabe viene Mauri (o Scioli).
Ahí van a llorar.

tiovik dijo...

...anonimo de las 9:16, usted parte de una premisa equivocada: que mauri haga algo. A ver si se entiende, este gobierno puede ser malo o bueno segun la optica de cada quien. Podemos discutir inclusive sobre ese topico. Lo que usted no puede decir es que mauri va a hacer algo, sea o no positivo o arbitrario. Ahi esta la falacia...

Laura dijo...

Ladislao, la clave es esta : "Lo que importa, siempre, en cualquier lado, es el contenido. Y ahí no hay RT, ni cuenta trucha, ni "denuncia" vacía, ni nada que te salve cuando no tenés nada que decir que no sea un cachito interesante."

Udi dijo...

¿Y porqué debería contener algo interesante un blog? Que, como todo el mundo sabe y Carrasco lo explicó, está hecho para levantarse minitas.
Mire, entre pitos y flautas el mío cumple por estos días 7 añitos. ¡7!
Y siempre me he mantenido fiel a una premisa: debe divertirme hacerlo. Me importa un pito que lo lean o comenten (bueno, bueno, me importa algo...) Debe divertirme. Y me divierte como loco que alguien piense que me pagan por hacerlo. ¿Qué mecanismos mentales operan en esa persona? ¿Leyó realmente lo que escribí? ¿Miró más abajo? (en el blog, no en mi persona).
Ultimamente entro a comentar en LNOL, pocas cosas más saludables. Me divierte ver el odio de esa gente. Y es la mejor guía, también, para evaluar la profundidad de impacto de algunas (pero pocas, eh !) medidas del gobierno. La Nación es como un amigo íntimo y querido al que uno le banca todos los defectos y lo sigue hasta el fin del mundo. Si él te dice que es carnaval, vos apretás el pomo. Bueno, La Nación es igual, pero al revés. No falla. Hace casi 40 años me lo enseñó un viejo militante de izquierda sin partido (lo habían echado del PC en una de sus frecuentes purgas luego de las autocríticas para otros) y lo sigo al pie de la letra. ¿Algo básico? ¿Un poco pobre? Si, pó essere, pero a esta altura del partido no voy a andar cambiando de hábitos. La edad y la neurosis obsesiva me lo impedirían.
Salute Mendieta !
Un abrazo !

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

¡Por fin alguien dijo varias cosas sensatas y todas juntas sobre la berretada de Lanata! Este post suyo autodemuestra su hipótesis Mendieta: el formato no interesa, interesa el contenido.

Anónimo dijo...

Che, ustedes que lo conocen, díganme la verdad: Carrasco está loco, no?

Politico Aficionado dijo...

Está un poco loco, pero es un loco lindo.