03 abril 2012

¿Qué hacer?

Fernando Merlo ·  Comentarista destacado
Triste noticia, hubiera preferido que muriera ajusticiado como se merecía. Montonero bastardo.

Luis Maria Pitto Hornos
Se fue uno de los terroristas más importantes de la década montonera.Aún quedan muchos

25 comentarios:

Moebius dijo...

Mendieta, gran acto de humanidad el suyo, tratando de enseñar esos valores, quizás unas de las tareas más degradadas pero desde mi percepción, una de las pocas que son indispensables. Desde el comienzo de la humanidad la solidaridad fue uno de los motores del desarrollo (no sólo el económico) y en su seno han florecido líderes como Ghandi o M.L.King entre otros. Es poniendo al ser humano como lo más importante que toda política, toda lucha, toda revolución, toda economía tiene sentido.
Mis más sinceros saludos, yo lo considero a usted todo un poeta del alma humana, así que debe ser que no es en vano, aunque cueste mucho mucho, creo que en algún lugar de la eternidad todo ese trabajo queda grabado.
Saludos!

Claudio (Doma31) dijo...

Mendieta: hay que sembrar sin saber si la semilla va a prender, pero por lo menos se intentó.
Fuí al acto de La Perla, acá en Córdoba, para el 24/03 y vi mucho piberío, mucha juventud y mucha familia joven como la mía (reina y dos princesas de 6 y 2)Eso como que me dejó un gusto a esperanza en el cuerpo.
Abrazo
Claudio

Caíto dijo...

Mendieta, no se desanime, y sobre todo, no le pifie al vizcachazo. Esos comentarios no son el reflejo de "la condición humana". Son la expresión-humana por cierto- de los que cacarean en el gallinero defendiendo los privilegios de otros, los poderosos de verdad. Y eso, que éstos cacareen y los poderosos publican tapas como la nazion de hoy, nos muestra que debemos seguir educando a nuestros hijos/as como siempre lo hemos hecho, con amor, con verdad, con el ejemplo de vida digna que se merecen.
Saludos.

La Corriente Kirchnerista de Santa Fe dijo...

Nunca es inútil Mendieta, y la generación del 70' (de la que Duhalde fue parte, aunque era un poco mayor) es un ejemplo: los padres les inculcaron odio durante años, y pese a eso comprendieron. Siempre vale la pena el esfuerzo, y quien le dice, con que uno de los pibes de esos que se alegran con la muerte se avergüence de su padre y piense distinto, la tarea está cumplida.

maleari dijo...

Estimado Cumpa, la batalla cultural (ud. lo sabe) es la madre de todas las batallas. Es sabido que en un día como hoy, uno sienta que la nafta se está acabando. Simplemente una pausa y a llenar el tanque de nuevo. ¿Como?. Con lo que Ud. y tantos de nosotros hacemos con nuestros hijos. Un abrazo y un recuerdo para el compañero que se fué...

Resentido común dijo...

¿qué hacer? Creo que hay que repudiar esos comentarios y seguir siempre atentos. El huevo de la serpiente siempre está ahí.:
http://resentidocomun.blogspot.com.ar/2012/04/huevos-de-serpientes.html

manuel el coronel dijo...

el facebook es la peor mierda pues replica la mierda que sino se quedaría en su propia cloaca. Lo demás, sentimientos que existen, de miserables, que la puta red social esta, como las otras, masifica.

Capitán Yáñez dijo...

¡Qué lo parió, Mendieta!
Nada muy distinto, sin embargo, a las pancartas de los gauchócratas del 2008 o de las cadenas de mail que siguen -y seguirán- circulando.
Disiento con uno de arriba en que "la batalla cultural es la madre de todas las batallas". Lo único que puede mantener a raya a esa caterva es ganarle la batalla política, la verdadera madre de las batallas.
El odio y la estupidez no tienen cura.

Gaviot dijo...

¿qué hacer? Creo que lo primero es no desanimarse. Además, ¿podrías hacer otra cosa que lo que hacés con la educación de tu hija? Estoy segura que no. Segundo: tu hija y todos debemos aprender que existe mucha gente que no piensa como nosotros, que hay mucho odio también en la vida. Por eso la lucha es constante, siempre hay que dar la batalla (política, cultural, emocional, virtual, etc.) hasta el fin de nuestros días. Si, a veces puede ser doloroso, pero también es el motor de nuestras vidas. ¿a poco no? Saludos.

Esnap dijo...

Hegemonizarlos, que es lo mismo que ellos quisieron hacer con nosotros... peeerrooo... somos más. Ganarles es un deber.

Gustavo dijo...

El otro dia, en el acto que hicimos en la Escuela por el 24 de marzo, se paso un video, donde las Madres hablaban y se recordaba a los desapercidos. Vi a varios de mis colegas bastante incomodos, con un gesto de desaprobacion (Varias profesoras son esposas de militares). Pero en ese momento senti que estabamos ganando la batalla cultural. Hace unos años ese acto era imposible de realizar. Y ahora lo haciamos asi, y si se sentian incomodos, se lo tienen que guardar. Los comentarios en la nacion son anonimos, ahi se desquitan, claro. Pero hoy el odio se lo tienen que tragar. Vamos bien.

kuan dijo...

El sesgo de muchos de los comentarios acá (no los de Clarín) tiene más que ver con "qué hicimos" que con "qué hacer". Se reavivó una guerra, que es una guerra que tuvo su pico hace 35 años (no se puede decir que haya empezado ahí).

Si señalás y acusas al enemigo todos los días, lo MÍNIMO que podés esperar es que festejen la muerte en tu bando.

Salut

oscarfquinteros dijo...

Recordemos aquello que decia " si los perros ladran (Mendieta) es señal que cabalgamos" y en realidad lo que persiguen es que sientamos odio como lo sienten ellos, pero en este terreno también estan perdiendo la batalla, mientras ellos se parecen al Titanic, nosotros pusimos proa hacia un horizonte de esperanza.

Cine Braille dijo...

Patrullas perdidas, Mendieta, patrullas perdidas que van a existir siempre. ¿O no hay nazis aún hoy? De nosotros depende que nunca pasen de eso.

Anónimo dijo...

Siempre tendremos el odio pero cada día lo combatimos mejor. Hace 30 años terminábamos a los tiros con una crisis del campo... y ahora no. Ahora podemos ganar o perder elecciones... pero ahí se dirime todo. Valió la pena lo que aprendimos.

Ellos educan a sus hijos... pero no siempre les hacen caso. Y a la larga, la paz triunfa. Lástima que tarde tanto.

Abrazo,

silvia Cristina ortigosa dijo...

Odio hubo entonces, en demasía, y ahora también hay odio. Siempre que los pobres quieren levantar la cabeza hay odio, siempre que los hombres libres quieren más libertad hay odio, siempre que la mujer quiere igualdad de derechos aparecen odios. Éste es el ser humano. Tenemos que rompernos el alma para ir modificando esto, para alcanzar una real civilización. Tanto si miramos estas reacciones de seres que no han alcanzado el primer escalón de la humanidad, como si prestamos atención a lo que pasa en nuestras cárceles, en Guantánamo etc., veremos qué difícil será remontar esto. Tenemos la obligación de luchar. Vaya el ejmplo de Eduardo Luis Duhalde.

Gabriela Aguar dijo...

"¿Qué les diré a mis hijos cuando me pregunten por qué permití que les pasara esto" preguntó la madre desconsolada ante una situación terrible por la que había atravesado sus hijos por su descuido.
"Les dirás..." dijo su amiga que la abrazaba "les dirás que deben cobijarse en el amor de sus hermanos porque eso les llenará siempre el corazón..." "les dirás que la maldad existe, es cierto, pero que también existe la bondad, la justicia, el amor... y que por esas cosas que nos hacen mejores personas... que por esas cosas vale la pena vivir".
Lo que transcribís, bueno, es lo que leemos, no sólo de los que ocasionalmente opinan, sino de los que arengan, que son los que escriben... y tiran un título -por decir uno nomás- como "bebé montonero". Eso nunca terminará. Me amarga y no lo niego. Me genera tristeza y no lo niego. Y también me genera violencia que es lo que más lamento.
Gracias por tus posts. Son muy valiosos.

Laura dijo...

Hay una canción de teresa parodi a una madre de un desaparecido que se llama marìa Pilar y en un momento dice: "Seguí contando, maría pilar
Los hombres justos te ayudarán
Hay hombres justos,
Ya lo verás", y para mì sòlo se trata de alimentar al mundo de cuantos hombre y mujeres justos/as podamos, como decir solidarios, como decir empáticos con el otros, etc. Los de este bando no podemos perder la fe en cierto humanismo, no?

donchango dijo...

Quisiera creer lo que dicen casi todos ustedes pero no me parece. No se puede convivir con gente así. Y pasados, quien sabe, 10, 20 o 30 años vamos a volver a enfrentarnos.

@tilio ® dijo...

Inodoro Pereira solía decir "Yo no soy pesimista, soy un optimista bién informáu".
Pero esta vez tengo un mensaje positivo para dejarle amigazo.
Si vemos la vida como un proceso, es evidente que lo único que importa es el resultado del mismo, y estaríamos un tanto al horno.
Pero yo soy un convencido de que la vida es un sistema, por lo tanto, independientemente del resultado final, es importantísimo analizar la retroalimentación (el feed back) que el mismo produce, y que hace que al próximo inicio del mismo proceso, la información de entrada sea sustancialmente diferente, y esa retroalimentación es el objetivo mismo de la lucha. El resultado es meramente circunstancial, pero el proceso se repite una y mil veces, y es en el cambio de las condiciones iniciales donde descansa la esperanza de la transformación, y, como nadie se baña en el mismo río dos veces (porque ni el río ni el bañista serán los mismos la próxima vez) eso convierte el resultado final en una probabilidad, y no en un destino.
Un abrazo mi amigo, y siga sembrando, que no es en vano.

Anónimo dijo...

ánimo, mendieta!!!

ese odio de los recalcitrantes habla de lo potente que fue la figura de eduardo luis!!!!

esos mierdas no tienen arreglo, pero su odio expresa todo lo que avanzamos gracias a tipos como él y tantos otros.

un fuerte abrazo,

tapone de punta

ram dijo...

No sè si se fijó en el detalle, Mendieta, pero no estaría mal que entre lo que hay que hacer, le diéramos bola a lagunas que aún hay en el lenguaje que se usa.
El odiador la tiene fácil, vomita sus infamias y desde este lado se le contesta con argumentos ya sabidos, ya muy dichos y no siempre útiles por cuanto se deja espacios para que justifiquen (y una parte de los "espectadores" también) las susodichas infamias.
Fíjese por estos días, gentes de buena voluntad quieren que se juzguen como delitos de lesa humanidad los delitos y abusos cometidos sobre los soldados por sus jefes inmediatos en Malvinas.
Y usted sabe, derechos humanos, lesa humanidad, son ideas locas y mariconadas de civilachos zurdos y revanchistas, no? No lo piensa todo el mundo, claro, pero muchos todavía sí.
Ahora, si nos corremos un poquitín a la derecha (con la mirada solamente, no se asuste) podríamos decir que cada soldado es un "arma de la patria" y torturarlo, humillarlo, cagarlo de hambre y frío y/o dejarlo librado a su suerte en posiciones imposibles - sí, es propio de hijos de puta mal paridos - pero sucede que los hijos de puta ésos llevaban uniforme y debe haber por ahí algún reglamento que determine que, disminuir la capacidad física y moral del soldado es, favorecer al enemigo cometiendo un sabotaje (un soldado con las patas congeladas es una baja y un herido a atender o sea, el daño es doble), entonces ya no estamos hablando de un milico hijo de puta simplemente, sino de un sucio, inmundo traidor que hasta ahora viene gozando de 30 años de amnistía e impunidad y que jamás puede ser digno de llevar el uniforme de San Martín.
No hay que dejar ciertas áreas ni palabras para uso exclusivo de la derecha, especialmente porque aún en sus propios términos tienen muy sucios los calzones.

Anónimo dijo...

Estimado: la raza humana no tiene remedio, usted lo sabe y lo enuncia. Traer un hijo al mundo es la actitud mas egoista que un ser humano puede tener. Hacerse cargo de saberlo y admitirlo puede compensar en parte, junto a los valores que propone durante la crianza, la vida esa que no es suya y sin embargo determina usted que exista y que sea en muchas formas, y que tambien expone usted a los males nuestros de cada dia, que no son males sino condiciones propias, usted mismo, su padre, el primero.
Mi percepcion de todo esto es que una vez que sabemos y aceptamos esta realidad, todo lo otro es circuntancias, superfluo y vano entretenimiento. Lo más sano en este escenario es pasar desapercibido, para eso se lucha con uno mismo, con el propio ego, como usted quiera llamarlo. Se toma la desicion o se sigue dando vueltas en el laberinto que hacemos de nuestra vida con nuestros debates internos que no lo son porque ya sabemos.
Entonces lo simple es lo necesario, lo básico, lo intimo.
Exponerse es desangrarse de una u otra manera.
No pierda tiempo. Tiene una responsabilidad muy grande con usted mismo y su prole. No hay ninguna batalla afuera. Ocupese, lo otro no está en sus manos. Paz

El nanolegend dijo...

Maese Mendieta, si bien yo ya soy un poco grandecito con respecto a todos ustedes (me hago a la idea que son sub 45) puedo decirte que como dice esa canción "nos tienen miedo porque no tenemos miedo", por eso si bien la lucha es diaria, continua y con avances y retrocesos, pero siempre que halla en algun lugar alguien dispuesto a dar lo mejor de si por los demas y por los que mas lo necesitan la humanidad puede seguir siendo algo mas que una manada. Y aquellos que no son capaces de sentir algo mas que ese odio visceral que no es mas que miedo a solo haber sido un ente amorfo que paso por la existencia porque respirar es gratis van a ir siendo cada vez menos.

Pablo dijo...

Asi nos va. La decada del 70 fue violenta y lo que surgio como "solucion" fue aun peor. No hace falta punzar mucho para escuchar frases tipo "con los milicos estabamos mejor" o la contraria "a los milicos y los canas hay que matarlos a todos".
La violencia esta instalada. Todo se "resuelve" a las trompadas, cuando no a los tiros.
La solucion sigue siendo siempre la mimsa: educacion. Va a llevar tiempo, pero es posible.