10 abril 2012

El problema del macrismo


Recuerdo que cuando el macrismo ganó sus elecciones en la Ciudad en 2007 no me cansaba de decir esto: “estamos al horno, estos van a hacer un buen gobierno”. Los compañeros me miraban feo, porque sospechaban que –al igual que por lo menos la mitad de los punteros peronistas de Capital Federal- era un modo de buscar una acercamiento con Ritondo o con el Colorado Santilli. Pero no: yo sospechaba que iban a hacer un gobierno de mierda, pero un gran gobierno de mierda.

Y que era para mí humildísima forma de ver (este es un guiño de reconocimiento para mi ex amigo Lucas Carrasco) hacer “un buen gobierno”? Bueno, digamos que una administración que tomara medidas ideológicas que no fuera de mi agrado, pero que las instrumentara con decisión, eficacia y eficiencia. Por ejemplo: imaginaba, en mi prospectiva, que a esta altura en la Villa 31 iba a haber un gran desarrollo inmobiliario, con mega torres onda Puerto Madero y la “puesta en valor” de esas tierras de por sí carísimas. Imaginaba que la ciudad se iba a endeudar groseramente en el exterior, a tasas altísimas cosa de generar un negoción para los intermediarios, pero que con esos créditos que luego iban a tener que pagar mis nietos iban a, de verdad, construir 10 kilómetros de subtes por año.

La cuestión es que me equivoqué feo.  Y el gobierno de Mauricio Macri resultó ser por demás instrascendente, timorato, gris y, atajensé, conservador. Diganmé una sola acción u obra de gobierno que haya realizado y que cambie de raíz la estructura urbana, o edilicia, o productiva, o social, o algo. Nada. Cero. Ninguna. Seguro que muchos pensaron en las bicisendas, pero bueno, más allá de que personalmente las banco, digamos que parece más bien poco para alguien que se supone viene a demostrarnos que con “capacidad de gestión y espíritu empresarial competitivo” se pueden lograr grandes cosas.

Para colmo, creo notar que la impronta que derrama desde lo más alto el propio Mauricio va pregnando en toda la estructura de su administración. Porque si hay algo que resulta evidente es que a Macri le importa de verdad tres carajos ser Jefe de Gobierno. Su casi nula dedicación se torna evidente a la hora de sacar las cuentas de la cantidad de días que pasa de vacaciones por año. Mauricio se aburre de los expedientes, de los proyectos de ley, de las reuniones políticas, de pasar horas en un despacho tra-ba-jan-do. Y la verdad es que si te gusta la política es porque te gusta el poder. Y si te gusta el poder lo tenés que ejercer. Y para ejercerlo hay que laburar o delegar. Entonces Mauricio delega. Delega en Larreta y en los ministros. Y él se va de joda. Pero hete aquí que por abajo se van contagiando de la actitud paja y se empiezan a copiar. Y sólo zafan los que, uy, tienen, en serio, vocación política. Esa que es tan ajena a Mauricio como el haber pasado alguna vez una necesidad.
Quiere decir esto que tambalea el futuro político de Macri? Para nada, al menos no en la Ciudad. Una ciudad que tiene –merced a su riqueza- un inmenso porcentaje de sus habitantes para los cuales no es necesario en absoluto la labor de un estado municipal más allá de que pase el basurero. No necesitan escuelas públicas, ni hospitales públicos, ni políticas públicas de reparación o fomento, ni nada de eso. El porteño medio recurre a la acción estatal casi exclusivamente para que le garantice el “libre tránsito”. De ahí la preocupación del macrismo –que sí tiene claro su clientela- en dar una batalla “conceptual” contra los cortes de calles. Salvo que sea por el TC2000, claro.
Ahora bien: más allá de publicidades y movidas marketineras, lo ofrecido por el macrismo es escasísimo si de verdad piensan proyectarse como alternativa política de carácter nacional. Y eso sigue siendo evidente a pesar de la buena onda que le pongan los grandes medios. Gobernar un país es algo bastante más complejo que  salir en Hola o en Caras.

(Un paréntesis para criticar a la oposición a Macri: siguen haciendo eje en cuestiones de carácter ideológico, lo cual está bien, pero es insuficiente. Claro que está mal desfinanciar la escuela pública y hay que remarcarlo, pero la bala que de verdad le entra es decir que la ciudad es una mugre peor que antes. Que sigue estando fea salvo en Palermo, que no se cuida la estética, que las veredas esas de cemento son un asco de fuleras. Les garantizo que gran parte de “los vecinos” que hoy no le dan ni bola a la oposición empezarían a parar sus orejas).

El problema irresoluble que tiene el macrismo y los macristas es que el peor de ellos es su líder.

Y conste que ni dije pío con el árbol que está tirado desde el miércoles en la esquina de mi casa. 

16 comentarios:

Román Gorojovsky Sánchez dijo...

Yo quiero ver cómo hacen para proyectar nacionalmente un gobierno que relega sistemáticamente una parte de la ciudad (ni siquiera provincia) que gobierna: la zona sur. Literalmente quiero verlo, va a ser un trabajo de la reputísima madre.

Posdata: ¿Sabía usté que hace ya 2 o 3 años que los pibes de Barracas al fondo se toman el bondi en la Av. Vélez Sárfield todas las mañanas para ir a la escuela en Avellaneda?

Jack Duluz (Sub Cte Bizarro) dijo...

Ay...COLOSAL

fede dijo...

No entiendo porque los diarios "afines" y "opositores" al gobierno le viven sacando tapas criticandolo.
No entiendo como lo sigue votando la gente.

guaio dijo...

Lo de desfinanciar la escuela publica es criticable incluso desde lo económico. Sin escuela publica de calidad y gratuita, somos esclavos del mercado de la privada y te pueden cobrar lo quieran. Lo mismo para los hospitales.

Leandro dijo...

guaio, obvio que es criticable. pero no le resta un solo votito a macri criticarlo por eso. Porque los votantes de macri no usan la escuela publica, y mas aún, consideran que la escuela publica es un gasto innecesario, una dádiva más para esos negros de mierda.
El tipo conoce bien su target. Desfinancia la escuela publica porque ESO ES LO QUE LE EXIGEN SUS VOTANTES

guaio dijo...

Leandro,

Caes en lo que critica Mendieta a la oposicion, con tendencia al asquismo de Fito. Lo que digo es que para robarle votantes a Macri la defensa de la escuela publica "aun si vos mandas a tu hijo a una privada, te va a conviene que exista una escuela publica de calidad y gratuita, porque eso significa que los privados no van a poder cobrarte cualquier cosa"

Anónimo dijo...

Por lo que veo y dicen casi todos, el susodicho intendente es inamovible. Es exactamente lo que quieren los porteños!...Los representa absolutamente.
Ahora,el tema es su proyección para 2015. No puede acceder a un tercer mandato en CABA ¿Y para las presidenciales?...¡Me parece que ni ahí! Tiene un techo bajo(20/25% máximo).
Está procesado en más de una causa judicial,y aunque Magnetto le ponga a su disposición la porción del poder judicial que controla ($$), no le resultará ni sencillo ni barato safar. Me parece que por ahí, es el camino.

Daniel dijo...

Leandro:

Hoy la pseudo progresia se agarra la cabeza con Macri, a mi me gustaria saber que conorno hicieron los peronistas, progresista y radicales que gobernaron la Cdad de Buenos Aires los anteriores 24 años, poco y nada.

Las escuelas y los hospitales publicos estan en decadencia desde hace muchos años antes de Macri, y las villas de Lugano, Soldati, Mataderos, idem. No es de ahora.

Srea eso que muchos militantes y funcionaros del palo tambien envian a sus hijos a escuela privadas como el ex Mtro de Educacion, o la Srta Florencia K. que fue a estudiar a NY.

No mires la paja en el ojo ajeno, si no la viga en el tuyo propio.

Pablo dijo...

Coincido un poco con todo, pero coincido especialmente con Daniel.
Macri me parece un ser detestable social y politicamente, pero su gestion... es TAN diferente a la del resto?
La escuela publica esta en pedazos hace decadas. La salud publica ni hablar. El subte pego un estiron con la gestion Ibarra, el resto??
Milicos, radicales, peronistas y ahora macristas dejaron un monton de nada, eso si, decorado con mucho palabrerio

Diego de Laurentis dijo...

Macri me decepcionó, hace años que se supone que iba a poner en caja a la lacra sindical de la Ciudad y no consiguió nada.
¿Así piensa gobernar a la Argentina'
Hay que poner a trabajar a los vagos de la docencia de Capital.

Alejandro dijo...

La única obra verdaderamente útil del PRO ha sido el Metrobús, sobre todo porque dentro de todo fue una idea novedosa que puede aplicarse en otros lados. Fuera de eso, sapo.

Leandro dijo...

Daniel: La decadencia de la educacion publica desde la gestion macri es indescriptible. Es cierto que el modelo de educacion privada en la CABA viene de lejos, y la educacion publica venia a los tumbos. Pero la aceleración de esa decadenca a manos del macrismo no se puede ocultar. Basta mirar los sucesivos presupuestos donde sistematicamente se aumenta el monto asignado a la educacion privada a costa de los presupuestos de educacioón publica y desarrolo social. No es invento mio, los numeros no mienten. El año pasado recorto becas para los estudiantes mas pobres, este año cierra cursos, y asi, todas las medidas en educacion que toma su gobierno apuntan a destruir sistematicamente la educación publica.

No se puede comparar situaciones anteriores donde se trataba de sostener la educacion publica pero el presupuesto era chico, con esta situacion donde el gobierno de la ciudad duplico sus ingresos, tiene un presupuesto infernal, tiene montañas de guita, pero ELIGE sacarle dinero a educacion publica y pasarsela a privada. En un caso hablamos de consecuencias generales, similares en todos los rubros, de crisis economicas por modelos fallidos, en el otro hablamos de una politica sistematica DISEÑADA ESPECIFICAMENTE PARA ESO.

Asi que, muchachos, no intenten cambiar el eje, Macri es infinitamente peor que todos sus predecesores. Digno seguidor de las ideas de grosso, que resulta que es uno de sus asesores estrella.

el del sur dijo...

Excelente y resumido, al pie (de Teo) y a la cabeza (de Gigliotti). Basura y baches, muchos, Defensa (La Gota) la hicieron hace dos años a nuevo, empedrado, ESTA HECHA MIERDA LITERALMENTE! y eso que frente al Lezama hay un par de lugares estratégicos, pero no, el tipo y los secuaces es tan inútil que ni eso.
Besis #ojotafashion
DFT

Ricardo dijo...

Yo también esperaba que Macri hiciera una buena intendencia, o una mala pero excelente desde el punto de vista de la comunicación, de la propaganda y con alguna que otra cosa para mostrar como novedad.

Nada. Cero. Por algo se quejaba el año pasado de que nadie le quería poner un mango para lanzarse a la presidencia. Por eso hasta Lanata decía que desaprovechó la oportunidad. Más aún si consideramos que Macri esperaba convertirse en candidato del peronismo no K. Aquello de que "lo fueran a buscar".

Saludos.

Victor dijo...

Ok, ponele que Macri es un choto. Sin ánimos de chicana, que hacemos con esto de que el vice está acusado, ya no de robara, sino de poner una fábrica de plata. Y sale a romper el Poder Judicial y lo manda a la casa al mismísimo Righi?

Juan dijo...

Primero las aclaraciones: Macri es un inutil, el gobierno nacional mostro la hilacha de que es como el resto...
Ahora el unico comentario, no por defender a Macri, pero la decision de las veredas horribles (si son horribles) me parece perfecta e incluso la hubiese aplaudido si venia de Filmus. Principalmente porque el responsable de la vereda "linda" es el frentista, excepto cdo se tiene que hacer cargo una empresa de servicios por algun arreglo (lease: Luz, Gas, Agua). Lo mejor que podia hacer la ciudad es demostrar que las va a arreglar, pero de una forma barata, si queres algo lindo, que se haga cargo el frentista.