15 marzo 2012

La "clarinización" de La Nación.

Acá pasa algo. No sé qué, pero algo.
La Nación siempre supo ser un medio muy crítico del gobierno nacional, tanto en lo ideológico como en lo político. A diferencia de Clarín, que los primeros años del kirchnerismo fue, por cierto, bastante "amigable" (sí, lo digo yo antes que algún "iluminado": hasta que se acabaron los negocios conjuntos. Sí, ajá. Uy, que polémico que estoy), la "tribuna de doctrina" recibió a Kirchner con el famoso "pliego de condiciones" en el que Escribano intentaba marcarle la cancha al flamante Presidente.

Sin embargo, y a pesar de esta oposición clara, coherente y consistente, La Nación siempre mantuvo algún tipo de elegancia, por la menos en el modo de redactar, y algunas secciones de calidad (nunca me voy a cansar de recomendar algunas notas del suplemento económico de los domingos. He aprendido bastante con su lectura).

Bueno. Eso se acabó. Y la edición de hoy es un escándalo, una barbaridad, una desmesura, una polémica. Miren: Obarrio, Pagni, Majul, Mitre (?).

En la lucha interna -sí, lo sabemos, todos sabemos que hay internas en La Nación- acerca del modo de trabajar, como diría @escriba, parece que ganaron los "gurkas" y perdió el periodismo. Una pena.

9 comentarios:

Mordi dijo...

¿Al final, Nora Bär sigue trabajando en La Naci&on como responsable de la sección dedicada a la Ciencia? ¿O finalmente la echaron?

Mendieta dijo...

Sigue, pero cerraron la sección que, por otro lado, tambièn era muy buena.

Ariel dijo...

La verdad que los 4 juntos, hablando sobre un mismo tema es muy fuerte. Sólo para resaltar: Obarrio usando derivados de la palabra "crispación" y Majul volviendo con el "qué les pasa" (en este caso qué le pasa a ella)... es mucho...

manolo dijo...

Mendieta

Compañero, déjese de hacerse el humilde; el descontrol del Estado Mayor Intelectual se debe a la tarea que venimos realizando en los últimos años desde la Blogosfera.
Les vivimos “desarticulando” muñecos, columnistas; y operaciones, notas de exterior editadas.
No saben para donde salir disparando, simbólica y literalmente.
Un abrazo

chinoclau dijo...

perdieron el rumbo y están escribiendo para la galera de comentaristas.

Anónimo dijo...

Supongamos por ejemplo por un momento que Pagni no tuvo ningún tufillo antisemita, luego veamos parte de su afirmación respecto de lo 'dogmático' relacionando 'rabino', 'psicoanalista' y 'marxista'. Resulta que falta formación en los escribas de 'La Nazi en ON'... cualquiera con un poquito de formación sabe que en las tres tradiciones culturales, la judía, la psicoanalista y la marxista, es donde más se ha discutido contra los dogmatismos.

Caen feo, cada vez más. Y coincido con Manolo, es fruto al menos en parte de ustedes los blogueros.

Saludos
Ladislao

Eduardo dijo...

Mendieta, del universo de lectores que tiene los diarios (tanto en su version web como en su version papel), cuantos se toma el trabajo de leer las editoriales o columnas de opinion?
Digo. Para usted por ahi Pagni es un actor fundamental de la politica. O Ricardo Roa.
Pero nadie los conoce ahi fuera. Nadie. A nadie le importan lo que dicen. La importancia de estos articulos de los diarios, en gran medida, estan totalmente sobrevaloradas.
Clarin no entro en decadencia por sus notas de opinion, sino por sus titulares y por sus noticias. Eso es lo importancia.

Pagni? Quien es? Un pelado al que le hicieron hace un tiempo una camara oculta?

Sergio De Piero dijo...

Nora Bar, de lo mejor de La Nación y del periodismo.

¿Se clarinisó? Te parece, acaba de utilizar le ahora dicen, de clro sello Magneto: http://www.lanacion.com.ar/1456802-donzis-ahora-dice-que-la-daia-si-cuestiono-a-la-nacion-por-un-articulo

el del sur dijo...

Como dijo @escriba un día de reflexión, y de ahí lo que me preocupa no es lo que están escribiendo sino lo que están transmitiendo y evaluando (si digo pensando me trosqueo, no?)
Besis
DFT