25 noviembre 2011

Vivir y morir

¿Podré ahora escribir esto, invadir el jardín a machetazos, 
subir por el monte que no es mío, usurpar tu lugar?

Alguien se preguntará alguna mañana, mirando por la ventana de un bar que da al amanecer ¿cómo moriré?

Cómo moriré cuando muera, me pregunto hoy, mientras un rayo de sol de anoche aún me pega en la cara.

Seguro que así no, abandonado hasta por sus propios hijos en un rincón marcial del pasado, solo con los fantasmas buenos y que por eso lo asustaban hasta hacerlo mear encima, fracasado porque el tiempo no sabe de órdenes para pararse firme y sigue, sonriendo, llorando, ignorando las circunstancias, aún las más atroces, el tiempo sigue.

En la vida y en la muerte -como si hubiera algún tipo de diferencia- se es lo que es lo que siempre se ha sido.

Por eso hemos luchado perpetuamente por Justicia acá y no por revancha allá.

Seguro que así no voy a morirme.
Así, nosotros, no vamos a morir. 

4 comentarios:

Omar.- dijo...

Muy bueno Mendieta, es verdad nosotros no vamos a morirnos asi porque somos de buena madera y obramos diferente muy diferente afortunadamente.Que bueno eso de "el tiempo no sabe de órdenes para pararse firme" con tinte poètico. Abrazo.-

@tilio ® dijo...

Nosotros morimos, ellos se extinguen.

Politico Aficionado dijo...

Está visto, que Susana no se equivocaba. Hay todavía unos cuantos dinosaurios dando vueltas por ahí.

Pero es reconfortante que se haya ido con la condena de la justicia y de la gran mayoría de sus conciudadanos.

¡Que Dios se apiade de su alma!

@bradamante7 dijo...

Nosotros no vamos a morir así porque no vivimos así.

Que nadie diga nunca más que da igual o no es necesaria la justicia o no, la verdad o no, la memoria o no. La diferencia, es -nada menos- la forma de morir y de vivir.

Qué bueno es leerte, Mendieta.