03 noviembre 2011

Invitación +Bonus Track Anecdótico



Trataremos de estar ahí esta tarde Chino. Gracias por la invitación.

(Qué loco. Nunca tuve nada para mandar al documental del Topo y el Chino. Nunca tuve una foto con NK, ni aparecí aunque sea en el fondo de una imagen, ni nada.
Lo más cerca que estuve de él fue la vez en que, a poco de asumir, ponele un par de meses -y cuando yo todavía formaba parte del ARI, corcoveando fuerte, pero todavía parte del ARI-, soñé que me llamaba a la Casa Rosada, subía al primer piso y entraba a una salita al lado del despacho presidencial, cerca de la esquina norte. Entraba y Néstor, sin saludarme siquiera, me ofrecía el Ministerio de Defensa. Primero suavemente - Abe, a Defensa, sí?. Luego, y ante mi racional argumento de que no sabía un carajo de Defensa, de manera enfática: "Si yo digo que te necesito de ministro de Defensa, vos sos Ministro de Defensa. Estamos?", medio que gritaba.
En el sueño yo estaba sentado delante de su escritorio, y atrás de él la ventana que daba al río. Cuando me pegó ese grito yo me levantaba, me paraba lo más derechito que podía y decía, con toda la pompa que me permitía estar con el cuello de la corbata torcida y zapatillas topper blancas (sí, me acuerdo que en el sueño tenía unas topper blancas llenas de polvo de ladrillo y dejaba marcas en la alfombra de la escalera). Como venía contando, cuando me gritó, me paré y le decía: "Señor Presidente, tenía en mí hasta hoy a un simpatizante. Tiene, a partir de ahora, a un soldado"

Creo que esa mañana me levanté kirchnerista del todo. Vieron como somos los peronistas con los cargos).

2 comentarios:

Lisandro dijo...

Yo tampoco tengo foto.
Lo mas cerca que estuve fue en Parque Lezama (el sábado 4/7/2009), cuando Valentina me dijo "no te soporto mas, deja de llorar y sino andate al plenario de Carta Abierta" y gracias a ella fui uno de los que se sorprendieron son su llegada y sus palabras luego de la derrota, le pude dar una abrazo, pero foto no me quedó, siempre me arrepentiré de ese pudor tonto que por no quedar cholulos nos hace perder de guardar recuerdos invalorables en fotografia, y solo nos queda la memoria...

Daniel Rico dijo...

Tampoco tengo foto, ni anecdota, nada. Te puedo decir que cuando se presento a las primeras elecciones, de la mano de Duhalde, no lo vote, de hecho pensé "otro sorete peronista que viene a terminar la obra del turco".

Y cuando murió, en casa lo lloramos todos, tres generaciones, abuela, padres e hijos. Y en navidad brindamos por el, no se como salio, levantamos las copas y brindamos y el nombre de el apareció y todos sonreímos y brindamos por el y por cristina, y por sus chicos, como si fueran parte de nuestra familia.

En fin, extrañamos a Nestor.