13 junio 2011

Democracia o Mediocracia

"El poder de los medios es estratégico ya que les permite seleccionar, discriminar, ordenar, hacer inteligible la información en el marco de sus intereses, mientras la política pública queda cautiva y mediatizada víctima de esta lógica". 


La nota completa, un extracto de la tesis de grado de Sandra Castillo, acá
Y sería todo 10 puntos si no se le hubiese escapado hacia el final un "tod@s", así con el arroba. 
Asi que tiene un 9,50 y si se quiere quejar que recurra al Inadi.

3 comentarios:

Luis Quijote dijo...

¡No se "le escapó", Mendieta, no se le escapó!
Las minas nos vienen atropellando MAL.
MUY MAL... ¡para ellas! Jejeje.
Ya no tenemos obligacion de ceder el paso ni el asiento.
¿Quieren ser NUESTRAS iguales?
¡¡Agua y ajo!! (Agua_ntarse y ajo_derse).
=================
Entre nosotros... ¿Cuanto va a tardar en "Aprobar" mi comentario?
Durante ese tiempo NINGUNO lo podrá refutar o coincidir).
Abrazo.

Francisco dijo...

"... Clarín se instaló en el lugar del saber absoluto, pontificando y recomendando distintas acciones."

Tomo una frase para resaltar el grado de subjetividad de la tesis, el extracto y la nota. Ni me molesto con la conclusión o con la calificación de "mediocracia" en la que supuestamente vivimos.

El caso "Schocklender" es la contracara de esto y muestra el verdadero peso de los medios en la agenda. La denuncia fue de los medios y solo el "escandalo" motivó el inició de acciones judiciales y administrativas.

Pero eso no logró cambiar la "agenda" de gobierno, que escapó al debate, al análisis y a las repercusiones. Es como si nada hubiera sucedido. La presidente no se refirió al tema, la administración pública nacional, no hizo una autocrítica (o tomó medidas), las Madres siguen en la misma: Hebe ni amagó en renunciar. Y los medios oficialistas... guardo un generoso manto de piedad sobre los "periodistas militantes"

Ese es el peso de los medios.

@tilio ® dijo...

Me gustó la nota, pero algunas cosas me parecen mas devenidas del lado del deseo que del razonamiento.

El problema del discurso único no pasa por la formación de periodistas.
La Nata, Castro, Eliaschev, y tantos otros, son periodistas formados, y no por eso en algún momento dejaron de sucubir a los encantos de "el lado oscuro de la fuerza"

En ese sentido me parece mas acertado el análisis de los que implementaron la ley de medios, porque la multiplicación de voces, y la reglamentación del tamaño y diversificación de medios, garantiza que no se ahoguen las voces de los disidentes del monólogo mediático.