21 mayo 2011

Por dónde ir en la campaña porteña

Cuando Mauricio Macri ganó la jefatura de gobierno porteña en 2007 recuerdo haberle dicho a varios amigos: "preparémonos, en esta ciudad no vamos a ser gobierno por mucho tiempo. Macri, sepan, va a hacer un buen gobierno, Un buen gobierno de derecha, conservador, pero un buen gobierno":
Creo que ya lo escribí alguna vez aqupi o en algún otro lado: imaginaba una gestión potente y transformadora del macrismo. Una transformación exactamente inversa a la que yo deseaba, pero potente al fin. Para que se entienda: a esta altura, yo creía que en la Villa 31 ya habia condominios exclusivos a 10 mil dólares la vista al río, en la Reserva Ecológica mi restaurante naturista y un subte modernísimo (y muy caro) hasta Devoto. Claro, también descontaba que se cagaría en todo tipo de política social integradora, en un descuido absoluto por lo público y en un profundo desprecio por los sectores humildes de nuestra ciudad. De algún modo, la campaña "eficientista" del macrismo me había convencido a mí también.

El tema es que sólo acerté en la segunda parte. Y el macrismo terminó siendo un tristísimo e instrascendente gobierno que no logró plasmar una sóla medida u obra o gestión mínimamente transformadora en cuatro años. Toda, absolutamente toda su estrategia de gobierno y gestión terminó siendo el echarle la culpa al gobierno nacional por cualquiera de sus fracasos, ausencias e ineficacias.

Y si en cualquier municipalidad una gestión con este tipo de estándares es causal suficiente como para perder una elección, en este distrito es francamente indignante. La ciudad cuenta con un presupuesto per cápita ampliamente superior a cualquier otro distrito del país y con una ventaja adicional: gran parte de sus habitantes no requieren del estado municipal absolutamente nada. Ni educación pública, ni salud pública ni políticas públicas. En la Ciudad de Buenos Aires -y esta es una de las enormes diferencias con todas nuestras provincias hermanas- un porcentaje importantísimo de su población vive absolutamente bien sin necesidad del Estado.
Por ende, un gobierno -sea del signo político que fuere- que cuente con esta ventaja comparativa (y disculpen que tenga un abordaje tan poco "ideológico" y tan bruscamente "cajero". Gobernar en serio es prestar atención a estas cosas antes de los bellos discursos y las "líneas estratégicas de desarrollo integral del polo de la sandonga". Sin guita, no hay naranja, estamos?), y que además tiene una infraestructura básica altamente desarrollada desde hace décadas (me refiero a las cloacas, el agua corriente, etc. Me refiero a que los porteños se/nos quejamos, por decir algo, de los baches y a mí, que he recorrido los pueblos más pobres de nuestro país me avergüenza sobremanera esta liviandad cívica -liviandad, para colmo, acentuada y motorizada por sus gobernantes) tiene que ser capaz de ofrecer mucho más que una mera administración de lo existente.
(Paréntesis: este dato del alto porcentaje de porteños que no necesitan del estado más que como ordenador del tránsito es un dato peligroso para una oferta nacional y popular. Allí, intuyo, se asienta el apoyo que continúa teniendo el macrismo hasta hoy)

Sigo y sintetizo: los porteños nacional y populares, y los dirigentes políticos que intenten expresarnos, deben empezar por asumir que su principal responsabilidad tiene poco glamour y es de caráctger municipalista. Son, mal que les pese, mucho más intendentes que gobernadores. Y es alrededor de este concepto que deberán articular su discurso electoral. Por supuesto que se trata de poner a la ciudad en sintonía con la Nación. Pero ponerla en tanto el aporte "municipalista" que se puede hacer.

Y es aquí donde, si pudiera aportar algo, diría de cómo "entrarle" a Macri: por la pasmosa e irrefutable pésima calidad de gestión, se lo mida por donde se lo mida. No creo que el puntal de una campaña exitosa tenga que tener como ejes cuestiones "ideológicas", si no más bien de estricto orden administrativo, gestional. ABL: Alumbrado, Barrido y Limpieza, sería el extremo de mi posición.
Vamos: que ni siquiera puede hacer bien esa pavada.

Así que ahí va. Filmus-Tomada: una ciudad más cuidada.

Porque se gana en el centro. Y yo quiero ganar. Y se puede ganar.
Ese poder ganar marca el fracaso macrista mucho más que una encuesta de ocasión.
Y quiero ganar por la escuela pública y la salud pública y la cultura pública y los derechos ciudadanos y por el sur eternamente postergado. Y para vivir en una ciudad que le devuelva a nuestros hermanos de las provincias algo de lo que históricamente le hemos sacado por el monopolio portuario.
Pero, maldito Mendieta pragmático, para eso primero hay que ganar las elecciones.

Buenas noches. 

22 comentarios:

Bussman dijo...

...y muchas gracias.

Tenía la misma idea que vos... La CABA con todos sus recursos en un país con crecimiento a tasas chinas era la plataforma ideal para Macri 2011... El meollo del asunto, me parece, lo descubrió Sandra Russo cuando cayó en la cuenta que Macri no quiere ser presidente sino haberlo sido...

La clave no está en la indignación progre (que siento porque lo soy) de los partidas subejecutadas en el área social, sino en burradas administrativas como pedir un préstamo al 12,5% para colocarlo en un plazo fijo al 6%...

El discurso progre, muy florido y bonito, no pega en seres profundamente antipolíticos...

Pragmatismo o muerte!!!

Abrazo de oso panda,

::Bussman::

Anónimo dijo...

Muy bueno mendieta!
Tuve el mismo miedo cuando ganó.
En Sociales, un profe argumentó con calentura porque intuía esto mismo.
Me alegro mucho que el pronóstico no se concretó.
Es bueno entrarle por la ineficiencia de la gestión.
Y si, como parece, el alcalde plantea una campaña similar a la anterior, puede ser más fácil

Jorge

joe e. tata dijo...

brillante!!!
totalmente cierto
me impresiona como desde ideologias opestas tiendo a pensar como vos

igual y es aca donde nuestros caminos se bifurcan creo que al gobierno nac&pop sacando las caracteristicas especiales de la ciudad se le puede achacar las mismas debilidades

creo que todo el tema gestion es una bolilla que la esta bochando.
parece que es una cuesion de la politica argentina que estan en campaña permamente pero laburando muy poco y les importan mas los golpes de efecto tipo la AUH que es hermosa que decir che si bajamos la inflacion se reduce mas la pobreza y tiene mas beneficios. pero bueno

saludos y a coger que no se acabo el mundo al final

Anónimo dijo...

Excelente!
Un Abrazo

Gato675 dijo...

Epa... yo no me siento un gurú pero estaba seguro de que Macri iba a hacer un gobierno ineficiente. Quizás no era reflexión sino expresión de deseo... puede ser. Y se cumplió. Ahora, sigue siendo primero en intención de voto. Habría que bucear ahí y ver por qué... Entonces, sabiendo qué es lo que les gusta y qué es lo que no de Macri y la Ciudad sabremos qué ofrecer. Para eso hay que poner plata y cabeza, hay que contratar un Durán Barba como tiene él. Y ahí veo la traba, nosotros somos muy poronga-intelectuales como para "caer" en contratar un consultor político. Y ahí es como perdemos.
Salute.

Eduardo Betas dijo...

Estoy satisfecho con la nominación de Filmus como candidato. Primero, porque a Boudou me cuesta creerle y, segundo, porque se reproduce, inconscientemente, la misma confrontación que hace cuatro años. Nada más que ahora, con el primer chico perdido por goleada. Pavada de diferencia.

Tenés toda la razón cuando decís que las necesidades del ciudadano porteño son municipalistas. Es por tu propia definición: cuanto menos necesitas del Estado, menos te interesan los politicos. Es más, los desprecias porque sentís que se apropian de lo que vos ganas con el sudor de tu frente sin ayuda de nadie.
El porteño mira la subvención de la educación y la salud pública, más como un gasto que como una inversión a futuro.

Ahora, ¿esto implica custmoizar a Filmus, macrizarlo? Me parece que no.

Lo que sí me parece es que lo que hay que mostrar es que si en el país entero el modelo ha logrado resultados extraordinarios en sectores empobrecidos, en una zona privilegiada como lo es la ciudad de Buenos Aires tiene que lograr los mismos resultados extraordinarios, pero con otros objetivos.

En definitiva, creo que hablamos mas o menos de lo mismo con la diferencia de que, a esta altura de la historia, el ABL de la ciudad tiene que ser mostrado como superado dada la eficiencia en términos reales que demostró el gobierno a nivel nacional.
Lo que una gestión Filmus tiene que proyectar es ese ABL pero como base de lanzamiento de una ciudad imaginada como líder de la región en términos turísticos, tecnológicos, culturales, industriales...
Esta elección se tiene que ganar en dos tiempos. Porque el ballotage es esencial. Por lo que hay que tener un mensaje claro y concreto para los que estén decepcionados de Macri y que lo votaron porque en Boca le fue bien.
Tenemos que terminar de convencer al vecino semigorila que no necesitamos una ciudad gestionada con las ideas de un publicista ecuatoriano que pretende darnos la bienvenida a nuestra propia casa. Que necesitamos un intendente o jefe de gobierno culto y con experiencia de gestión.
Como verás, yo también soy pragmático y necesito que ganemos esta elección. Tenemos con qué y con quiénes.

Néstor Dulce dijo...

Les dejo unos consejos a los "amigos" gorilas para q puedan derrotar a Filmus. SLOGANS PARA LA CAMPAÑA POLITICA GORILA
= Para Carrió: "Hinchada hay una sola ... yo". En el afiche se la observa a la gorda en medio de la popular de Boca.
= Para el PO: "¡Proletarios del mundo, uníos! Ultimo aviso ... Altamira se está por jubilar" En el afiche se lo observa a Altamira haciendo fila para ingresar al Anses
= Para Pino: él mismo podría filmarse un corto publicitario en medio de una manifestación anti-subsidio por hijo, encabezada por la Pando. En las pancartas de la muchedumbre se leería: "En contra del clientelismo a temprana edad. ¡No al choripán con mamadera! ¡No a la asignación por hijo! ¡Sí a la resignación de los padres!".
= Para Macri: "Si Cervantes era manco y escribía. Si Beethoven era sordo y componía música. Porque no puedo yo, que he demostrado ser un perfecto inútil, volver a ser jefe de gobierno".
Don Mauri aparecerá en primer plano con un libro en la mano, audífonos en sus orejas y detrás suyo un cartel del PRO, advirtiendo: "Habiendo otras ciudades habitables en el país, el gobierno no se responsabiliza por la permanencia de los ciudadanos en ésta".
Leer mas en el blog
www.kikitodulce.blogspot.com
Gracias

Almita dijo...

Muy buena reflexión la tuya.
He sido intendente edilicio, lo cual obviamente es mucho más fácil que ser intendente de una ciudad, pero además de que primero tienen que ganar, luego vendrá una etapa muy difícil:
es un trabajo hercúleo tomar el mantenimiento preventivo (lo que hacés para que algo no se "rompa") y efectivo (lo que hacés para arreglar "lo roto", a grandes rasgos) de cualquier espacio urbano cuando tu antecesor te deja un desorden descomunal, falta de datos, personal de planta permanente inservible, dependencias creadas al cuete, contrataciones fraudulentas, agujeros negros, cosas hechas sin sentido, y cosas necesarias sin hacer.
Digo, un ejemplo, habrá una primera inundación que no podrán evitar.
Y ahí vendrán las cachetadas.
Y ese, es sólo un ejemplo.

Muy difícil arrancar reflotando un barco hundido.
Ardua tarea les espera.
Saludos.

santix dijo...

Que fácil es decir "laburando muy poco".
Aun si fuera cierto, no creo que eso explique nada.
Hasta creo que los del pro trabajan mucho.
Claro que el error es creer que es una cuestión voluntarista.
(Vamos a hacer las cosas "bien", trabajaremos mucho por lo "bueno" en contra de lo "malo")
Y quedase ahi, conceptualmente.
Y claro, la realidad te aparece, y con esa mentalidad se la ve como trabas, un obstáculo en el recto sendero planeado.
Trabajar es muy importante, pero no es lo unico.
Yo estoy en el sector privado, pero no me animo a decir que los funcionarios publicos trabajan poco (asi en general).

Greta dijo...

Todo muy lindo Mendieta, muy racional, muy lógico. Casi podría firmarlo. Sin embargo, hay un núcleo duro en CABA de gente que odia a Cristina, y a los peronistas, que atraviesa todas las clases sociales (sí, todas, aunque parezca loco), que no sé qué porcentaje son, y a quiénes no hay cómo entrarles, porque todas las cagadas que se mandó Macri, se las van a atribuir al gobierno nacional, que "no lo dejó gobernar".
Mi única esperanza es que ése porcentaje haya disminuído porque una parte de ése sector todavía tiene cierta autonomía para leer la realidad de la gestión Macri, más allá de Clarín-La Nación-Fontevecchia, y de su propio odio.
Ya mismo prendo una vela y me pongo a rezar.

Greta.

Anónimo dijo...

Coincido con Ud Mendieta. Yo le temía a Macri porque esperaba de él una buena gestión, de mierda, pero una gran gestión. Prejuicios ideológicos. Es decir, mis diferencias ideológicas con el macrismo son las mismas que las suyas (que es más importante darles cloacas a los habitantes de la villa 31 que hacer torres en ese mismo lugar, por dar un ejemplo) y mis prejuicios ideológicos (que eran capaces de "gestionar") idem.
Creo que es en este último punto donde hay que trabajar la campaña. Primero con ud por lo obvio: es más fácil ganar aquí. Pero segundo y no menor, porque vencer a estos prejuicios ideológicos (que hasta ud y yo teníamos) es un paso más en la batalla cultural. Decir que "gestionar" lo público es diferente de "gestionar" lo privado es un camino para además decir que se puede "gestionar" lo público. Que el Estado tiene un rol central, que es posible hacer gestión pública no solo del tránsito sino de empresas, que el capital estatal es un camino para el desarrollo y la igualdad. En fin, muchas cosas (y esto para comentario ya es demasiado largo). Y si aún así se pierde la ciudad, si es que se pierde, estaremos igual un paso adelante en muchas cosas.
Atte,

Ignatius

F. Martin dijo...

Muy bueno el artículo. Discrepo con un par de cosas: una, con la de la simple gestión municipalista en CABA. La idea de sencillez municipalista se va al bombo al considerar los 4 millones de habitantes, más los millones que pasan 8 o 10 horas su vida de lunes a viernes, que gastan en la ciudad, 'usan' y 'viven' la ciudad. La Comuna 14 (Palermo) solamente, con 250 mil habitantes, es más grande que varias capitales provinciales. La gestión de distritos tan populosos no está en absoluto exenta de dificultades, y es una sobresimplificación pensar que lo que se discute es el bacheo y otras minucias.
Igualmente, pensar que los porteños "no necesitan" del sistema de educación pública (y en parte, del de salud pública) implica asumir -erroneamente, creo yo- que la mayoría de los porteños pueden pagar una educación privada para sus hijos, y que debe aceptarse la privatización de facto que se ha hecho de un sistema de educación básica pública del que en otra época estuvimos orgullosos, y del continuo desmejoramiento del remanente de la edución pública superviviente, un tema que no hace sino poner más a las claras aún la complejidad del tejido social de la ciudad y la posición nefastamente clasista de la gestión del macrismo.

Mendieta dijo...

Sa ntix: y dónde, en todo el texto yo dijne que un funcionario públco "labura poco". Ni siquiera lo digo del macrismo, digo que labura mal. Y, por cierto, Macri sí labura poco: revisa las veces que salió de vacaciones. Mirá: conozco a alguien bastante cercano que fue funcionario público (de cuarta línea, eh) 3,5 años y en todo ese tiempo tuvo 23 días de vacaciones. ASí que, precisamente yo nunca diría ni que laburan poco ni, muchísimo menos, "que es fácil". No entiendo de dónde sacaste esa lectura.

Mendieta dijo...

F. Martin: sí, rconozco que salió un tanto extrema mi escrito y que es un tnato menos líneal. pero quería sentar posición con un "fuerte y al medio". Pero tenés razón.Otra cosa: yo no digo que los porteños en su totalidad no necesitan del Estado. Digo que un porcentaje apreciable (claro que minoritario) que no usa ni educación ni salud pública. Esto no es una opinión. Está medido. Saludos

santix dijo...

Perdon, fue error mio al no poner que provoco mi comentario.
Fue por el comentario de joe e tata.
Al moderar aparecen los comentarios separados y no se ve la continuidad.

joe e. tata dijo...

no hablo del empleado publico. hablo de los politicos y sus politicas. hay que separar los cargos administrativos de los politicos
yo creo que en este gobierno todo se frena arriba

Mendieta dijo...

Joe: te aseguro, pero te aseguro eh, que "los políticos" en gestión, como vos decís, laburan mucho. Un ministro, cualquiera sea, no mete menos de 15 hos diarias. Lo mismo vale para uhn secretario de Estado. Te acepto, por aceptar, que si sos diputado o senador y además vago, podés tirarte a chanta. Pero nunca en la gestión pública.
INcluyo en esto al macrismo. E insisto troa vez, no a Macri. Que es muy vago y vive boludeando de viaje.
YO sé que no tenés por qué creer en lo que digo, pero te juro que es así.
Ahora bien: otro tema es su eficacia y eficiencia. Pero no la vagancia.

joe e. tata dijo...

mi hermana es asesora de un ministro nac.
el problema es que estan solucionando problemas. no haciendo politicas para no tenerlos

este gobierno desde mi punto de vista tiene un problema de politicas. esta hace 8 años y hace cosas contradictorias todo el tiempo. prohibo exportacion prohibo importaciones incentivo exportaciones. todo esto lo hace simultaneamente
pongo AUH pero incentivo la pobreza.
me quejo de los grupos empresarios. pero en 8 años aumento la concentracion de la economia
moreno con sus planes de acuerdo de precios beneficia a los grandes grupos

cuando vamos de verdad por
techint
aluar
supermercados
alimenticias
automotrices
textiles.

la mayoria del valor se crean en servicios y agro. para que subsidiamos al sector industrial

en el frente NAC&POP hay un fetiche con la industria que no tiene respaldo racional. argentina es un pais mediano y con mano de obra medianamente calificada. incentivar la industria es decir que queres una poblacion pobre asi de simple.

Mendieta dijo...

Joe: y decis que es vago x q te cuenta tu hermana? Ves: ahi estás, en el ultimo comentario dando una opinion, claro que discutible, pero un poco mas interesante que lo que venias diciendo. Me alegro.

pato dijo...

hablar de hacer politica en la capital es perder el tiempo, mi vecina con orgullo me dijo el otro dia, NO LO QUE PASA ES QUE NOSOTROS NOS CARACTERIZAMOS POR VOTAR SIEMPRE DIFERENTE DEL GOBIERNO DE TURNO SEA CUAL SEA, yo la mire y entendi,se merece un macri a la derecha y siiiiiiii,luego otra me dijo aca los negros no pueden vivir ,hay mucho lugar en la argentina porqe aca donde estamos nosotros? ,ACLARO QUE VIVO EN ALMAGRO, TAMPOCO ES BARRIO NORTE NO?? por eso a mi el voto de capital me importa tres carajos,son tilingos totales,y creo no van a cambiar nunca,yo los daria por perdidos,claro por eso no estoyen politica, solo apoyo el gobierno de nestor y cristina,solo eso,pero odio a esta ciudad en la que lamentablemente vivo.

Ángeles del Hoyo dijo...

Excelente nota! Hay que ganarle a Macri,a no perder el objetivo!...Y quedó hermoso el nuevo diseño Mendieta! Saludos

Anónimo dijo...

que laburan mucho, sin duda, el problema es que laburan MAL, estan acostumbrados a ser apagaincendios, no gestionar, cosa que es absolutamente distinta, menos aun planificar, bueno, son politicos, mucho mas que mirar a la proxima eleccion no se les puede pedir