31 mayo 2011

Lo urgente y lo importante


Esa manía peronista de tomar los apelativos, los insultos y los sarcasmos con que intentan despreciarte, darlos vuelta, resignificarlos y llevarlos como bandera a la victoria.
Así que #ConmigoNoBarone.

7 comentarios:

pedro picapiedra dijo...

Compañero Mendieta
Su blog es excelente y lo hemos seguido desde siempre. Hoy le hemos robado la invitación, sepa Ud. disculpar la choreada´Es muy bienvenido a conocernos indecquetrabaja.blogspot.com
y para cualquier cosa que necesite o quiera difundir
rojogalloclaudio@yahoo.com.ar
Nos hemos hecho seguidores.
Gracias por todo
Un abrazo peronista
Cristina 2011

Flavia dijo...

Como nos hizo de bien "la mierda oficialista".
Salimos del closet

Quintín dijo...

Desde el poder, sobre todo desde la impunidad que conlleva, es fácil ejercer el cinismo y hacerlo pasar por espontaneidad juvenil, como en el bar ese en que venden la tabla de fiambres "Aramburu". Cuando nadie tiene que dar cuenta de sus actos (ni Barone, ni Schocklender, para poner dos nombres) es lógico festejarlo organizando fiestas y milongas. Posiblemente a ustedes les haya hecho bien la mierda oficialista. Al resto del país, ni un poco.

Diego Montoto dijo...

don't feed the troll

Unfor dijo...

Che Quintín, porque no hacen su fiesta con Fernando Iglesias, Prat Gay, Morán y demás tipos buena onda y se dejan de hinchar las pelotas.
No quieren tampoco que el que quiera divertirse lo haga.
Y ahora que lo pasaron a viernes, porque jueves para un jovato como yo era demoledor.

diana dijo...

Mendietas ladrantes!
Pensé kizás demasiado freu-diana-mente, sobre el "caso" schoklender...
si fuera probado su delito..no podría interpretarse como un "parricidio- matricidio" a la manera simbólica?
Si el anterior fue en lo " real" ( psicosis) este hombre habrá logrado " progresar" en lo simbólico?
Tomen esto con humor, si es posible.
VAMOS HEBE!
CRISTINA 2011!!!!

Carlos G. dijo...

Yo también creo que Barone debió haber cometido, en cámara, un sacrificio ritual y arrancarse las tripas, luego de que el dedo admonitorio proveniente de los mas altos niveles de la ética libertaria, académica e inclaudicable, lo señalara dejándolo expuesto para siempre.