13 abril 2011

Volver, llorar, soñar





El siguiente post está escrito por un compañero que es funcionario. Lo escribió, casi como catarsis, hace un par de semanas y me lo mandó diciendo: "mi informe de gestión". Yo lo guardé, porque como saben, pienso que -precisamente al revés de lo que dicen los que Majules y Solases y Fontevecchias acerca de los jóvenes kirchneristas y su amor por los cargos- los héroes del modelo son los buenos burócratas con compromiso político. Sean de la edad que sean. Sí, son funcionarios. Sí, y cobran por eso. Sí, viajan en avión a las provincias para laburar y militar. Sí, muchos tienen blackberries. Como yo hasta hace unos días. A los que piensan que es sencillo les invito unos mates y les cuento algunas cositas. Yo estoy orgulloso de haberlo sido y orgulloso de los compañeros míos que lo son.
Lo que escribió Santiago, largo, eso sí, es una buena pintura de cómo se cruzan, en la vida cotidiana de un militante que tiene responsabilidades de gestión, la política, las broncas, los sueños, los sentimientos personales, los expedientes, los chantas, los diablos y los dioses que todos llevamos dentro. Hoy le pedí permiso para postearlo. Le ofrecí que fuera anónimo por si lo podía perjudicar. Se negó con este argumento: no tengo porque ocultar lo que soy. Eso también es signo de los tiempos que corren.
Mendieta.


Volver, llorar, soñar.

Estoy por volar de regreso hacia Buenos Aires. Estoy con alguna ansiedad por volver. Nadie me espera. Antes, en otros tiempos, sabía que alguien me esperaba. Hoy no.
Subo al avión algo fastidiado, vengo de tener algunas charlas y algunas reuniones con compañeros que quieren sumarse. Algunas pocas buenas charlas, y otras malas, muy malas. Esas charlas donde uno quiere meter política, meter proyecto y todo a vuelve a la guita, a la rosca por la rosca misma, y la típica pregunta que se cuela en el medio: para mí que voy a caminar para ustedes, qué hay?
Pienso: para vos no hay nada, la puta que te remil parió! Hay un proyecto de País! Te parece poco?
Vivimos un nuevo tiempo y mi tolerancia a los mercenarios ya es casi nula. Y entonces les digo lo que pienso y la reunión se termina.
Si, ya sé. Néstor nos enseñó  que hay que construir con todos, que la mayoría –incluso algunos malos- mejor adentro que del lado de enfrente haciendo daño, total conducimos nosotros. Que no seamos unos pendejos troscos, que todos los cambios de un día para el otro no se pueden. Cada transformación, a su tiempo. Si la correlación de fuerzas no es favorable, violín en bolsa,  a comerse el sapo y esperar. Ahora, cuando las relaciones de fuerza estén a nuestro favor, ahí si, a fondo, sin retroceder, darle con todo, a los garcas tirarles la topadora encima, hasta romperle los huesos.
Siempre pienso esto: si el Flaco no acordaba con Duhalde no era presidente, y dónde mierda estaríamos ahora, no?

Subo al avión y es un Embraer de esos nuevos que compramos a los brasileños, en el camino de recuperar nuestra línea área de bandera. Aerolíneas Argentinas, ahora argentinas de verdad, la que están a cargo de dos grandes compañeros Mariano y Wado. Estos aviones tienen detrás de cada asiento unas pantallas de vídeo. Ahí se puede ver la TV Publica, Canal Encuentro y algunos canales más que no me acuerdo.
Estoy fastidiado, quiero llegar. Reviso los vídeos disponibles, hasta que sorpresivamente aparecen micros de homenaje a Kirchner, de Canal Encuentro.
Meto play. Imagen: Néstor en la ex Esma. Y viajo seis años atrás: recuerdo ese día muy bien, fue el día que definitivamente sellé  mi lealtad eterna con Néstor. Era 24 de Marzo de 2004. No podía creer lo que estaba escuchando en boca de un presidente argentino: "En nombre del Estado argentino, pido perdón por todos estos años de silencio", "...aquellos que crearon estos campos de concentración, son unos A-SE-SI-NOS!!!"  ( A su derecha está Cristina, el gesto de su cara lo dice todo, esta Juan Cabandié, reciente nieto recuperado numero 77, esta también Aníbal Ibarra, demasiado pequeño para tal momento histórico)
En aquel momento me emocione con lágrimas. Nunca imaginé, en mi puta vida,  que un político argentino podría hacerme emocionar así,  hasta ahí. Creo que fue la primera vez que sentí esa hermandad única de cantar el Himno en comunidad, con los dedos en V. Con los dos dedos en " V",  que para mi significa la memoria de miles y miles de compañeros que dieron la vida por la construcción de esa anhelada "realidad efectiva".

Sigue el vídeo en el avión y me vuelvo a emocionar. Lloro. Pasan muchas imágenes. La plaza  que despide a Néstor. El pingüino leyendo el poema "Quiere que me recuerden", donde pareciera que ya sabía lo que iba a pasarle años después. Es una imagen que te interpela, es Néstor diciéndote a los ojos: Pibe  hace tu propio balance!
¿Cómo me recordás? Viste? Di todo, todo lo que podía de mí para lograr el cambio ¿Viste que no te cagué? Cumplí pibe, cumplí! Jamás deje mis convicciones en la puerta de la Casa Rosada.
¿ Y vos? ¿ todos los de tu generación van a poder hacer lo mismo?
 Mi anónimo compañero de butaca, que hasta ese momento dormía, se despierta y me mira con cara de sorprendido. Estoy llorando. No aguanta la situación, prende la pantalla de su asiento. Le da play y arranca algún otro vídeo de Néstor. En ese instante de complicidad sin haber cruzada una palabra, dije: es compañero!
Y si no lo es, lo fue en ese instante, y está en pleno proceso interno de pasarse de bando y venirse para este lado. Como tantos otros, en estos últimos tiempos. En la pantalla, siguen las imágenes. Me olvido de esas tristes charlas de la política mal entendida de ese día. Hasta que la reproducción del video se corta, para anunciar que estamos pronto a aterrizar.
Miro por la ventana, la imagen del Gran Buenos Aires, del Conurbano, se extiende por el horizonte. Esta atardeciendo, cae el sol. Es viernes y miles de autos huyen de la ciudad como hormigas por las avenidas y autopistas. Estamos entrando por el norte, creo que estamos por Tigre.  A la izquierda se abre por sobre la hiperpoblación de casas y edificios, una enorme mancha verde. Una gran mancha verde con lagos, techo de casas, piletas, caminos zigzagueantes y canchas de fútbol. Es algún barrio cerrado.
Detrás de la gran mancha verde, se ve un desordenado y apiñado conjunto de casillas. Se ven también algunos basurales, es algún barrio humilde y castigado del conurbano.
Es una imagen que lo dice todo, los dos mundos, las dos argentinas  que conviven.
Esos alambrados, que dividen y marcan las diferencias sociales y de clases. No es Pilar, mi pueblo, pero podría serlo perfectamente. Es la imagen que me obsesiona hace ya varios años. 
Pilar. Me vuelvo a maquinar. Me vuelvo a maquinar  con el proyecto, con todo lo que tenemos que hacer aún. Con como estarán los compañeros allá? Como les habrá ido estos días? Pienso. Pilar! De donde mierda vendrá ese apego al pedazo de tierra donde uno creció?  Porque mierda será eso de sentir tan nuestro un lugar en el mundo?
Esos dos mundos sociales, que conviven en Pilar, me obsesionan.  Lo pensé muchas veces, son parte de mi historia. Ahí me crié, casi casi, una pata con los de  adentro del alambrado y otra pata con los de afuera. Tengo amigos, y personas a las que les tengo mucho afecto, de uno y otro lado. Tuve la suerte de que mi viejo me dio todo, llegó de Francia hace cincuenta años, en bolas, sin nada, huyendo del hambre de la posguerra. Se fue a vivir ahí. De Angers a Pilar, cruzó el mundo, para venir a parar acá. Se rompió el lomo para darnos todo, una vida sencilla, me dio de morfar y me educó. Pero me enseño ese valor universal de que todos somos iguales. Ese respeto inviolable por cada persona que camina en este mundo. Y esas cosas que nos decía a mi y mi hermano Lucas; pelotudos ustedes no saben lo que es cagarse de hambre?
Me mandó a colegios privados. Pero siempre me gusto la vida de pueblo, la de los de afuera del alambrado, como a mi viejo. Y me crié cruzado por la contradicción entre esos dos mundos.
Mi viejo, que no piensa lo mismo que yo pienso de Néstor, debe creer que nada tienen en común. Yo si lo creo. Esa misma obstinación de que los principios no se cambian, no se negocian, la tenacidad de sostener las banderas arriba, pase lo que pase, que no hay nunca lugar para defeccionar, ni quebrar las convicciones.
Dos fuertes tesimonios: mi viejo que me crió y a quien le debo todo. Néstor, nuestro otro viejo, el padre político, al que le debemos todo este presente lleno de esperanza,  al que debemos a honrar siempre, honrar desde nuestra práctica y nuestro comportamiento. Como Argentina y como Pilar. Ese maldito pedazo de tierra, en el que debemos construir otra realidad, sabiendo de las diferencias, otra realidad, de muchísima mas justicia, de una integración real y  pacífica.
Tengo un sueño,  que no lo cuento mucho por miedo a parecer demasiado ingenuo o pelotudo.  Ese sueño es que algún día esos alambrados no sean necesarios, que todos podemos tener esa vida digna que nos merecemos. Que algún día muchos resignemos un poco de lo que nos sobra, para que los que no tienen nada, tengan algo.
Sin miedos entre unos y otros. Es el cagazo, el miedo al otro, y la injusticia lo que genera la violencia.
Se que trabajando por ese sueño de igualdad, estaré honrando al francés, mi viejo, y a Néstor.
En eso creo. También creo en algunas cosas más. Creo en mis hijos, en el amor, en la amistad, en la lealtad y creo en el futuro. Creo en hacer realidad los sueños. Y tengo la certeza que estamos en ese camino.
Ya termina el atardecer, llegamos a Buenos Aires, todo continúa. Continúa esa tarea de llenarse las manos de barro y bosta todos los días por esos sueños.
Por suerte ahora somos muchos, somos los pibes de vuelta. Somos muchos de verdad y eso es lo que importa. Lo demás no importa nada.
Santiago Laurent



15 comentarios:

Anónimo dijo...

empeza donando tu sueldo y viaticos para los q menos tienen.

Mendieta dijo...

Anónímo: sos un cagón. Firmá.

Francisco dijo...

Los Embraer son muy lindos.
Yo también me estoy por pasar de bando... ¿Cómo no hacerlo si hasta en la sopa aparece Néstor?

Anónimo, nos das mal nombre a los gorilas vende patria. Se más sutil.

Anónimo dijo...

No ataquéis a los anónimos y no sereis denostados por José Pablo Feinmann

Moraleja: Lo importante no es lo que se dice sino tener una cuenta en google.

Anónimo,
PD: Ojo, solo homónimo de Anónimo, eh.

Anónimo dijo...

Ahá... a ver si entiendo:
El padre lo alimentó, lo mandó a los mejores colegios y él en, agradecimiento, se hizo peronista...

La veradad es que no sé qué decir, estoy azorado.

¿Hace falta recordar quién era Kirchner en la época de Menem?
Una sóla muetra de sus "principios"
(Kirchner celebrando la privatización de YPF)
http://www.youtube.com/watch?v=f0sVahmUAps

La psicología humana no deja de sorprenderme... si uno no supiera quién fue Kirchner pensaría que estaban hablando de la cruza entre la Madre Teresa y el Che Guevara.

Déjense de joder ¿consiguieron un curro a partir de la "militancia"?
Bárbaro, agarren la plata y cállense... seguro que el día de mañana, si cambia el clima político, van a cambiar de camiseta también, mirenlo sino a Boudou y lacras por el estilo, ellos sí que supieron cambiar con el tiempo (lo mismo que Néstor)

(Alcides Acevedo)

Tommy Barban dijo...

No sé si "lo demás no importa nada" pero estoy seguro de que lo demás pasa y lo que queda, lo que nos quedará, de este tiempo ha cambiado a la Argentina de una manera profunda y perdurable.

Luciano dijo...

Che, ¿En serio en los aviones de aerolineas hay videos homenaje a Nestor?

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Opción no más comentarios anónimos. Política de Estado. Abrazo

yanoreniegodepapá dijo...

Lo ingrato de la funcion publica, siempre lo digo, encima le sumas a estos muchachito, ay dios.
Abrazo Amigo, y abrazo para su amigo, los que fuimos empujados al barro por NK nos entendemos y entendemos de esas sensaciones que nos produce recordarlo.

NoTe dijo...

Muy lindo. Simple, sencillo pero por sobre todo sentido. Mis sinceras felicitaciones.

peronistaykirchnerista dijo...

PENSAR EN TODO LO QUE HIZO NESTOR , COMO SE JUGO POR TODO, Y AHORA VIENE UN ANONIMO A HABLAR BOLUDECES ! LA POLITICA ES INGRATA PERO A NESTOR NO LE IMPORTO ! SE JUGO,HIZO LO QUE DIJO QUE IBA A HACER Y SE FUE, Y DESDE ESE DIA ES MAS GRANDE AUN, YO LO EXTRAÑO ,UN LIDER ASI JAMAS PENSE QUE IBA A CONOCER ,UN LIDER DE MI TIEMPO, QUE FANTASTICO!!! QUE ALEGRIA ! VIVA PERON,VIVA EVITA,VIVA NESTOR!!

vikyvirtual dijo...

Pobre Alcides, tendría que nacer de nuevo para entender lo que es militar, el amor a un proyecto, los ideales. Juro que me da penita

nickydamico dijo...

ESTOY DE ACUERDO CON NICOLÁS,COMO SIEMPRE LOS COBARDES HIJOS DE PUTAS SE ANIMAN SOLO DESDE EL ANONIMATO,NO HAY QUE DARLE BOLA A ESTOS GILES DE CUARTA HAY GOBIERNO POPULAR PARA RATO..LA TIENEN BIEN ADENTRO Y LES DUELE..JAJA.. CHAU COBARDES...

Esteban dijo...

No se puede criticar parece.
Que te saltan a matar.
Nos vienen a correr a nosotros los peronistas con el tema del financiamiento.
Eso me jode mucho. Hay gente que hace mucho más, que viaja en el sarmiento todos los días para salvar pibes del paco y tienen que entrar con punteros a las villas. No lloran. Y no tienen ningún puesto relevante.
Esas cosas hay que empezar a hablarlas loco.
Mucha juventud con blackberry twitteando que tiene sueldazos (lo hacen de corazón!) pero a la puntera de la manzana 14 que te controla a la negrada para que no se te desbande cuando te aumentan los precios ni un mango? Esa onda inmaculada berreta estilo feinmann no me va ni un poco.

Politico Aficionado dijo...

Hermoso post, Mendieta.

Muchos militantes se reconocerán, seguramente, en las dudas y certezas del que escribió.

Lo que no entiendo es porqué no borra a Alcides y a los otros enfermitos que vienen a defecar a su blog.