01 marzo 2011

Las comparaciones son odiosas

El discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner completo todavía no está en ningún lado.
Supongo que aparecerá durante la tarde de hoy y que los taquígrafos están desgrabando a lo loco.
Pero adelanto algunas opiniones: creo que tuvo puntos muy altos -más allá de que resulta oportuno recordar, señores institucionalistas, que se trata de un informe que da cuenta "del estado de la Nación y...recomienda (al Congreso) las medidas que juzgue necesarias y convenientes" (Art. 99 de la C.N.)- a la hora de anunciar la AUH a las embarazadas, el anuncio formal del plan de Desarrollo Industial 2020 y la que para mí fue la expresión política más interesante: el manifestar a los gremios de transporte que no se pude tener de rehenes a los pasajeros. CFK se pone, allí, como Presidenta de todos los argentinos y no de una facción -ni siquiera de una tan centralmente importante para los peronistas como son los sindicatos- y esto le da mucha autoridad para, al mismo tiempo, impulsar medidas que beneficien a los trabajadores.
Hubo algo que anoche en tuiter, ejem, vaticiné que iba a decir: lo de la reforma constitucional es, en este momento, un delirio que no resiste ningún análisis político sensato. Incluso fue por más: aseveró que nunca había anunciado su voluntad de siquiera ir por la reelección este año. ¿Logrará poner algo de incertidumbre sobre esta posibilidad? Es una jugada interesante e inteligente, aunque me permito apostar a que esta maniobra -casi de manual y, ejem de vuelta, absolutamente opuesta a "la eternidad"- no prenderá. Todos, los oficialistas y los opositores, los socios y los adversarios y, sobre todo, todos los que no están ni en un bando ni en otro, ven como "lógico" que Cristina se presente. O sea: aunque pudiera no hacerlo, hoy por hoy no es verosímil. Y la verosimilitud es condición necesaria para las operaciones políticas.

El punto flojo: contrario de lo que intenta instalar Clarín haciendo esta encuesta acerca de "la inseguridad" (tema que a mi modo de ver abordó consistentemente y que resalta Omix aquí), fue la nula mención a la cuestión inflacionaria. Estimo que se debe a dos motivos: a) no "dar el brazo a torcer" en la disputa retórica acerca de este tema con la oposición; b) a que no es la inflación -aunque pareciera- un tema que preocupe tanto a la sociedad como sí es la inseguridad (algo de esto escribió Lucas Llach hace poco y ahora no lo encuentro). Ojo: lean de vuelta. No digo que no sea importante "la dispersión de precios relativa". Estoy diciendo que no está -entre otras cosas gracias a los aumentos salariales- al tope de las preocupaciones sociales. Así y todo, yo hubiera dedicado un párrafo a la cuestión,  aunque más no fuera, insistiendo sobre la necesidad de dar más competencia a los formadores de precios, a la sazón, el discurso oficial sobre la cosa.

(Paréntesis autoafirmatorio sobre el párrafo anterior: por algo, precisamente, Clarín hace eje en el tema "inseguridad" y no en "Inlfación").

Cuando pueda tenerlo completo y releerlo seguramente tendré cosas para agregar. Pero la sensación es que CFK está muy por sobre el conjunto de la clase política argentina.


Ahora bien. Acá está el discurso completo de Mauricio Macri al abrir las sesiones de la Legislatura. Es tan cortito que al toque estaba colgado en la web. Y tan insulso que no me dan ganas de  nada. Ni de criticarlo, vean.

16 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

Lo del "estado de la Nación" es una concesión colonial de la constitución del 94 a la Constitución de USA

Mariano dijo...

Este es el artículo de Llach.

http://www.lanacion.com.ar/1349572-otro-vaso-de-whisky-para-el-alcoholico

Un abrazo

fede_mandel dijo...

Coincido con el análisis, Mendieta. Me parece muy buena la lectura sobre la indudable altura y calidad política de CFK como militante y estadista. Y también la enorme brecha que la separa del principal candidato opositor en miras al 2011.

No coincido tanto con la idea de que para Clarín la inflación dejó de ser un tema central, como sí lo sería la "inseguridad". Si uno lee el diario (si se hace el insalubre ejercicio) nota que lo único que falta es que saquen el suplemento Inflación cualquier día de estos.
Los ejes de las operaciones podrán ir variando y la mira podrá ir rotando de acuerdo al vaivén de los acontecimientos, pero realmente no veo que Clarín haya desistido de la lucha discursiva por instalarla como tema central para erosionar los indudables logros de la gestión.

Saludos.

El Canilla dijo...

Comparto las líneas generales del análisis, por lo que pude escuchar del discurso en el auto entre visita y visita. Creo que Clarín golpeará insistentemente dia por medio con el tándem i/i ( inseguridad /inflación) y la operación de desmitificación junto con el control de las variables es la pata floja de la acción de gobierno, por lo que no es malo apretar con la "seguridad" ya que si tenemos un estado " que manda" deberíamos poder encuadrar a los desprolijos (PF y los patanegras)

Anónimo dijo...

Estimado Mendieta, nuevo en esto del blog quiero compartir algunas sensaciones. Me parece que con su Discurso CFK los saco a pasear un rato por la política, casi como un paseador de perros, los fue a buscar a la puerta uno por uno, los ato en sus propias cuerdas (ideas inmóviles) y les dijo que dejarán de ladrar, que en estos tiempos hay que gobernar, legislar e impartir justicia, de paso se dio una vuelta para atender a los coorporativos, no importa su color y nos dejo ver a muchos, que la tarea será construir alternativas, aún en el propio nido.
Hoy también me senti Lisérgico con las declaraciones de algunos legisladores, pero ya no me rio por eso, siento que ese lastre también es nuestro.
Abrazos Indios

manuel el coronel dijo...

Alto punto del discurso fue cuando mencionó que este es un tiempo de "construir certezas". 2020 y más allá...

Charly dijo...

Consulta técnica: por qué consideran que la inflación no existe o es mínima, o producto de la dispersión de precios ?
A riesgo que Moreno me aplique una multa, las pastillas Tic Tac costaban en octubre 1,80, ahora no hay por menos de 2,40. Tuve que inventar un coeficiente para ajustar un abono a un cliente y le propuse con la entrada a la milonga, en octubre costaba $ 20. En enero se enojó muchísimo porque aumentó un 25% y llegó a $ 25.-, hoy ya le parece que me quedé corto y me mira con desprecio. Soy barato.
Hay o no inflación ?
Saludos cordiales

Ricardo VM dijo...

Me parece que se refirió indirectamente a la inflación cuando habló del destino de los créditos (mejorar la cap. instalada) y cuando dijo que la rentabilidad de los productores debería mejorar por mayor participación en la manufactura y no por precios.

Chofer fantasma dijo...

saludos

Francisco dijo...

La innecesaria agresión a Cobos es lo que más me llamó la atención. En el gran orden de las cosas no es relevante pero demuestra la pequeña persona que Cristina realmente es.

Mendieta dijo...

Ay Francisco, no seas pacato. Dónde "agresión"? Si hubieses dicho "Chicana", ponele. Lo discutimos. Peo a veces siento que se ponen en nenitos quejosos que quieren hacer pioladas (válidas como llevar una barra) pero se ponen en quisiquillosos cuando hay retruécano. Crezcan pibes! La vida es dura. Y la política más aún.
Saludos

Francisco dijo...

Por eso dije que en el gran orden de las cosas no es importante Mendieta. No te crispes.
Pero tratar así a alguien que no le puede responder muestra a las claras el tipo de persona que es.
En el gran orden de las cosas está el tema inflación pero como vos lo trataste guardo un piadoso silencio.

Anónimo dijo...

alta presidenta. normis.

Inconclusa dijo...

Me tocó terminar de escuchar el discurso mientras iba a la escuela, la presi nos hablaba sobre la importancia de dar un educación de calidad para devolver el esfuerzo que toda la sociedad en su conjunto hacía para invertir en educación. Escuchaba esto después de haber pasado una mañana entera buscando donaciones de pintura para mi escuela de ciudad en donde la escuela pública es considerada un gasto y no una inversión.
Pero cuando escuché el anuncio de la AUH para embarazadas lloré, porque muchas veces los problemas de mis pibes tienen que ver con los problemas madurativos que causa la desnutrición que también aumentó en ciudad.
Y sí las comparaciones son odiosas, pero necesitamos dar vuelta la tortilla, para que pueda preocuparme en estudiar para la facu y no en ver de dónde rasco pintura y útiles para mis pibes.
Un abrazo
@Lazanguanga

Victor dijo...

Estuvo sorprendentemente mesurada, poco crispada. Bien. Manejó los ritmos de la puesta en escena magistralmente. Un discurso bien clasemediero progre. Lástima que demasiado largo y muy poco asociado a la realidad.

damianivanoff dijo...

Cuenado terminó su discurso, yo sólo pude pensar "ser opositor hoy es ser un hijo de puta o no entender nada".