30 marzo 2011

Clase práctica de "todología"





Señoras y señores, este mini post tiene como único fin demostrar que un Licenciado en Comunicación siempre honrará su juramento Majuliánico: "Serás capaz de opinar absolutamente sobre cualquier cosa, en especial de aquellas de las cuales no tengas el más mínimo conocimiento, siempre y cuando lo hagas con la seguridad suficiente para que no se note".

Así es que hemos respondido este amable cuestionario que publican los amigos de ParteGeek, sabedores ellos de mis profusos e ilimitados saberes sobre informática, consumo por internet, nanotecnología y la Guerra de las Galaxias. 

Ojo, guambia, atenti. Que otros entrevistados anteriores son grosos como Zanoni, Esteban Bullrich y Gastón Trezeguet (?)
Nooo. Si me voy para arriba y hasta Bailando por un Sueño no paro.

8 comentarios:

Dormidano dijo...

Nosotros, que hacemos una profesión de la Todología, damos fe acerca de las dificultades que presenta el ejercicio de dicha ciencia. Por otro lado anunciamos además que los medios han parido otra ciencia prima hermana de la Todología: la Obviología. Atentos con ese apasionante estacionamiento del saber.

Coco dijo...

En cambio, mi hijo es comunicador, es kirchnerista PERO es serio. Lean la revista Artefacto, amigos. Abel: Un placer verte bien. Coco.

Nieves dijo...

Quiero decir que la todologia no es exclusiva de las ciencias de la comunicacion. Entre los parlamentarios es habitual su uso, casi como ciencia principal, seguida de cerca por otras de menor importancia

Ladislao dijo...

Cómo lo admiro Mendieta! Yo de chiquito, cuando me preguntaban qué iba a ser cuando fuera grande, respondía ufanado: Todólogo. Pero no pudo ser, fui tornero y otras yerbas, sobre todo yerbas.
Saludos

DIÁLOGOS dijo...

Yo soy licenciado en comunicación social, y escribo sobre (esto es objetivamente así): Filosofía política, política, economía, fútbol, sociología, alguna reseña que nadie lee sobre algún broli que leí, sociología, medios, las causas del delito y la criminalidad, alguna película y seguro que algo más que en este momento se me escapa y me da paja perseguirlo. En fin, de más está decir que no tengo la más puta idea de nada. Pero shhhh, no levanten la perdiz que capaz alguna minita me cree inteligente (aunque naturalmente se va con otro vago que tenga facha y abdominales de raviol, como debe ser!!!).

Coco dijo...

Sí, Nieves, Yo trabajé con políticos y, con alguna excepción, su narcisismo es tan grande que no admiten el no saber de un tema. Claro que esto tampoco es privativo de los políticos sino que también se da con ciertas características en gentes que existieron antes que los humanos y que hoy se denominan argentinos.

DIÁLOGOS dijo...

De todos modos, en el ranking (?) de profesiones donde impera la soberbia, los economistas, los periodistas y los abogados probablemente se lleven la parte del león.

Jack Duluz (Sub Cte Bizarro) dijo...

Renagau: lo invito a http://goo.gl/7oj5F

Péguese un vueltín. Se agradece...