12 agosto 2010

Asignación Universitaria? Nah.


En la charla que diera hace un par de semanas en Santa Fe, el amigo Hernán Brienza fue incisivo con la bloguería cuando dijo algo así: Néstor Kirchner acaba de decir que "hay que profundizar el modelo" como motivación para continuar con el actual proceso político. Bueno, una misión interesante para los blogs sería discutir, precisamente, qué quiere decir "profundizar el modelo".
Recuerdo esto porque quizás hoy en Córdoba quiera decir algo de esto pero me olvide, acepto el desafío y empiezo.

Pero empiezo negando: esto, para mí, no es profundizar el modelo. Prometer una "Asignación Universal Universitaria" no es profundizar el modelo. O en todo caso, no debiera ser una prioridad. Que hay jóvenes que no poseen recursos para una carrera de grado? Becas grosas para ellos. Pero cuando la amplísima mayoría de quienes cursan en las universidades son de clase media para arriba, no pareciera ser la "universalidad" una medida que tienda a la justicia social.
Ah, que es un proyecto para conseguir el apoyo de los jóvenes? Bueno: acá Alejandro propone uno infinitamente más importante para la vida de los jóvenes argentinos. De la mayoría de los jóvenes.
Y que alguien le avise a Néstor que acá salí a criticarlo, que tanto.

Como diría Jaime de las Mercedes Cárdenas: "No os gusta? Tengo otra idea"

16 comentarios:

musidora dijo...

Para mi profundizar el modelo, entre otars cosas, sería legalizar el aborto.

No puedo imaginarme otra medida que ésta, que esté más en sintonía con la democratización que el kirchnerismo imprimió a tantas esferas de nuestra vida nacional.

La legalización del aborto es la continuación lógica de la política de derechos humanos, de las leyes sobre salud y educación sexual y de la ley contra la violencia hacia las mujeres, puestas en práctica en estos últimos años

un beso
paula

Musgrave dijo...

Mendieta, sepa que lo banco como siempre. Me cansé de postear sobre esto.

abrazo.

Andrea dijo...

Aja... interesante... acuerdo...
y gracias por el enlace al post de Alejandro no lo había leído.
Suerte para hoy en la docta
Abrazo.

sin dioses dijo...

Por supuesto que No, yo daría becas para estudiantes secundarios que acrediten pobreza.

ram dijo...

¿Y una "Asignación Universal Técnica"? - esto es, una asignación para promover la educación técnica, de oficios y entrenamientos para preparar laburantes (o posibles laburantes) para cubrir los baches de capacitación o mejorar las existentes.
No para chicos estudiantes, digamos, sino para chicos y no tan chicos con directa relación al empleo realmente existente (preferiblemente industrial).
Seguramente no tan "universal" y, supongo, mejor y más específico que una beca.

Jorge Devincenzi dijo...

Vayan a laburar, manga de privilegiados!!!

Flavia dijo...

De acuerdo. Pero además no sé si medidas de este tipo logren penetrar en ese universo que es bastante refractario, si a lo que se apunta es a lograr el apoyo de la juventud universitaria. Dicho esto sin soslayar el crecimiento del Frente Kirchnerista Universitario, q en el último congreso de la FUA duplicó caudal electoral.

Por fuera de eso, el tema de la vivienda es uno de los 4 o 5 en los q habría que ponerse de acuerdo para profundizar el modelo. Está bueno el planteo que hace Alejandro del tema y el debate que se generó en AP. Por un lado es algo que toca especialmente a la clase media, núcleo duro codiciado y necesario -en términos de apoyo- para la continuidad, pero hay q ver si el gobierno tiene las espaldas para bancarse el contragolpe de aquellos a los que probablemente se les vaya a tocar el culo (o el bolsillo, que es masssomeno lo mismo).

Sabemos que este gobierno no le escapa a los desafíos y tiene los huevos para bancarse algunas tormentas, pero tal vez no sea mala idea considerar "todo en su medida y armoniosamente". Por eso está bueno plantear temas de fondo, pero también propuestas que sean transitorias, paliativas o como quiera llamárseles, tal como expone Alejandro.

Saludos (y máchese, q el jueves lo permite).

Ricardo dijo...

Yo estoy de acuerdo: becas, que ya existen. Pero mejorarlas. No a la universalidad.
Si me parece que deberían meterse en los conflictos salariales de las Universidades Públicas, porque estar todos los cuatrimestres con la amenaza de paros rompe un poco las bolas. Y serviría para que todos digan: "ah, mirá como se preocupa por la educación superior este gobierno".

Me gustó la propuesta de ram.

Yo agregaría discutir los contenidos escolares, que me parece se pasan de anacrónicos ya.

Y el aborto, pero recién luego de ganar en 2011, porque yo no soy tan kirchnerista como D´Elía.

Saludos.

Resentido común dijo...

¿No habría que esperar para saber ué significa eso de la Asignación Universitaria? Tal vez no sea para los estudiantes universitarios actuales, sino para que accedan quienes de otra forma nunca podrán llegar a la Universidad. Abrazo

Eva Row dijo...

Mendieta,
profundizar el modelo quiere decir muchas cosas, entre ellas la de sacar a la luz una afectación sectorial. No importan las prioridades. Esa es una crítica típica de la oposición.
Los universitarios son un sector de gente en su mayoría mantenido por sus padres, de tal manera que están "sometidos" al arbitrio de quienes les pagan los estudios, que muchas veces influyen directamente en qué tipo de carrera han de estudiar. Y son sometidos a críticas y monitoreos sobre el resultado de sus exámenes. El título universatario de los jóvenes otorga oropeles sociales a los padres quienes lucran con esas devoluciones de la sociedad a costa del hijo.
La libertad de los universitarios respecto de sus padres es clave para que la educación terciaria mejore sustancialmente, y deje de estar atada a preconceptos heredados por la fuerza del control social paterno.
Si el Estado entrega un subsidio al joven universitario, sucederá como en el primario, tendrá que cumplir pautas de asistencia y regularidad en la presentación a exámenes, con lo que ahora será la sociedad quien le demande al estudiante su compromiso con el estudio: cosa que es un agujero en la pedagogía, y que permite que muchos estén perdiendo el tiempo en la Universidad ocupando un lugar que podía ocupar alguien más provechoso. El ambiente de militancia universitario es muy auspicioso, pero conocemos todos a los militantes eternizados en los pasillos que nunca terminan ninguna carrera. Siempre me negué a ningún control represivo de esa situación, como cuando Onganía puso el límite de aprobar una materia por año para perder la condición de regular. Pero esta asignación, bienvenida sea, va a operar naturalmente de selector de los estudiantes serios que no por estudiar tengan por qué dejar de lado la militancia.
Este es otro punto de vista. Sobre el tema de los alquileres para jóvenes: mi idea es la de hacer residencias estudiantiles dentro de la Ciudad Universitaria, bien organizados y gratuitos para todos los estudiantes que vivan lejos. Se hace en EEUU, no veo por qué no se va a poder hacer acá.

Tomás dijo...

Sepa esto.

Si esto sale, me voy a encargar personalmente de armar "La Mendieta en Sociales", donde vamos a aglutinar a todos los jovenes que quieran ir a devolver este subsidio delirante. Ah, y vamos a atemorizar a los caraduras que cursan dos veces por semana y cobran el subsidio.

Pero consensualmente, claro.

Anónimo dijo...

bueno, existen las becas del bicentenario para aquellos egresados de escuelas públicas que quieran estudiar carreras técnicas.

Farolera dijo...

Mendieta, estoy de acuerdo con usté. Y le digo más: si hay algo fundamental que modificar para ayer en pos de la "profundización del modelo", es la cuestioncita esa del Indec. Fíjese que la oposición ya ha avanzado sobre el tema: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/151194-48559-2010-08-12.html y así, a simple vista, parecería un proyecto bastaaaaaante razonable (aunque la bicameral y ciertas atribuciones del parlamento son sin duda discutibles). ¿Usté que piensa?

Anónimo dijo...

Terminar con los contratos basura en el estado y jerarquizar de una puta vez la carrera de administración pública debería ser una prioridad si es que queremos profundizar "el modelo".
Las empresas están llenas de gente formada en el estado que huye de los bajos salarios y la precarización laboral. A estos contratos no los alcanza los aumentos negociados. La precariedad es absoluta: sin obra social, aguinaldo, pagando monotributo, las vacacones y licencias dependen de la voluntad de los jefes de turno y un larguísimo etcétera.
Mal que nos pese, el estado nacional es el principal empleador en negro.
Sin un marco de trabajo estable, de mínima previsibilidad, es imposible lograr que los agentes estatales se comprometan de verdad con su tarea. Trabajo en cancillería hace años con estos contratos de mierda, cuya continuidad depende del jefe de turno.
Saludos
Sebastián

Gustavo Massa dijo...

No será que lo de ASIGNACIÖN UNIVERSAL pegó fuerte y ahora vamos a Asignaciones Universales para cualquier verdura?.-
Yo sigo bancando al modelo, pero a veces se dicen cada pelotudeces!!!!
Un abrazo, cumpa. Muy bueno lo suyo ayer en CIencias de la Información de la UNC.-

Victoria Buratti dijo...

Coincido! Quizás una asignación focalizada, pero creo que es fundamental promover la formación técnica.
Saludos.