12 julio 2010

Civilización y barbarie mundialista

 

Preparensé. Vamos a tener que ser pacientes y comprensivos. Así como si hubiéramos ganado en Sudáfrica la legítima alegría popular se hubiera visto empañada por un sinfín de salames triunfalistas haciendo paralelismos entre el tercer campeonato y el tercer movimiento histórico (por decir algo), la victoria de España en el Mundial nos dará una nueva andanada argenta de declaraciones del tipo: “eso es producto de que son un país serio, que apuesta al consenso y al diálogo republicano”. También abundarán, por estos días, referencias a “la Moncloa”.
La culpa es nuestra. De los amantes del fútbol. Hemos convencido a mucha gente de que el fútbol es algo importante y –por izquierda, jugando de 9 o por derecha- hay una legión de confundidos que rápidamente son capaces de homologar once tipos corriendo atrás de una pelota con “el ser nacional”.
Sin embargo, debiera costarles un poco emparentar esto del “ser nacional” con el triunfo español, pero los amigos de las victorias ajenas que galopan por estas pampas no se fijan en detalles. Tendrán que ignorar las luchas separatistas de los vascos, la eterna pelea por las autonomías regionales, la cuasi ausencia del concepto “Nación” (por algo allá se llama El País y no La Nación el diario, verdad?) y nimiedades por el estilo. Y lo harán sin ponerse colorados ni un ratito. Hagamoslés el favor, también, de abstenernos de recordar que allá se han dado como gobierno una monarquía constitucional, que en el Parlamento socialistas y populares se dicen de todo menos bonito y ni se nos vaya a ocurrir tener la mala educación de decir: “que bueno que puedan festejar algo, porque pobres españoles. Están garpando el ajuste más salvaje de Europa como nos pasó a nosotros hace unos años”. No. No podemos arruinar la alegría de los argentinos que  se alegran con victorias ajenas y desprecian las propias.

Hoy estuve leyendo a un prototipo de estos. El diputado nacional, con perdón, Fernando Iglesias. El experto en globología. Empezó así en su twitter: “España merece ganar pero Holanda no merece perder. Repito: ¿no pueden ganar los dos?”. Siguió así: “Merecido, España. Y bien Del Bosque en sus declaraciones: ganamos en base a valores. Nada de LTA y SCH. El rencor es siempre perdedor”. Y terminó con esto: “Satisfacción x un país que en los últimos años hizo cosas admirables y está pasando un mal momento”.
Bueno. Saben qué? Estoy de acuerdo con él en casi todo: en la apreciación de dos equipos que juegan bien y en la injusticia de que uno triunfe, en su rescate de los valores como motor de un accionar, en desconfiar del rencor como última motivación. Muy lindo todo. Lástima que es el mismo tipo que decía que si ganaba la Argentina iba a ser para que “los Kirchner” se apropiaran de la victoria o boutades de ese tenor. Ni mencionar los desmedidos elogios a “los uruguayos” por su “hidalguía” al salir cuartos, no como “nuestra humillación” de salir quintos.
O sea: esa desmesura es la que me repugna. No solamente la berretada de, insisto, superponer un partido de fútbol de la selección con la Nación, como si fuera lo mismo el mapa y el territorio. Es esa sobrevaloración de todo lo que sea ajeno y ese desprecio por lo propio lo que tanto me avergüenza.

Son esos señores que, siguiendo –je, paradoja- una añeja tradición nacional, siguen repitiendo tácitamente el binomio civilización-barbarie. Pero señores que no han sabido garabatear aún el primer signo de exclamación de la primera línea de esto: “¡Sombra terrible de Facundo, voy a evocarte”.

Perdónalos Domingo Faustino. Es que también con ellos, junto a ellos, a pesar de ellos, tenemos que construir un país, una Nación y un pueblo un poquito mejor cada día. 
Ah: y en el próximo Mundial no jodan. Hinchen directamente por otro.

 

14 comentarios:

Nerd Progre dijo...

Los gallegos, envalentonados por la victoria, planean re-editar algunos de sus hits, nuevamente en sudamérica: ya vendrán haciendo fila Aznar, el demócrata defensor del Mundo Libre (el ex-socio de Jorge Doblevé, la puta que te parió), volverá Iberia, a operar tan bien nuestra aerolínea de bandera, y volverá (todavía a confirmar) la inquisición española (tal vez con un socio local, se rumorea Bergoglio).

Repsol y Telefónica dicen que "no va a cambiar nada" total, ya son dueños de todo.

Al que no le guste, ¡que le den por culo!.

;-)
FC
PD: Buen post. perdón, me salió el anti-español.

Néstor Sbariggi dijo...

A Iglesias le reconozco salir de la dimensión desconocida de lilitolandia a ir a debatir(?) con un público bastante hostil.

Ahora coincido con vos, en vez de tanta gansada, de que, si bien todo es político asociar todo a "lo K" se mostrase un poco más humano, alguna cualidad que demostrase que su cerebro es más que un montón de redes neuronales más redundantes que las de un junkie con síndrome de abstinencia podríamos tal vez tomarlo un poco en serio.

Un abrazo compañero

sin dioses dijo...

Alguno que otro desaforado podría decir que España ganó porque tiene muchas fosas comunes. Demos el tiempo necesario y lo veremos, eso si un poco tapado pero lo veremos.

De vierde man dijo...

Los discipulos de Domingo Faustino no han de estar muy contentos con el triunfo de la barbarie española, pero bue, si de subirse a un tren se trata, subámonos en éste que nos deja cerca.
La verdad que la alusión a Uruguay es patética. Como siempre. Uruguay jugó un mundial horrible, clasificó angustiosamente contra los coreanos y ganó "injustisimamente" (?) contra los Ghaneses. Tienen garra? Si, y que tiene que ver? Los Holandeses quizá no tengan esa garra, pero llegaron a la final jugando al "fulbo".
Y bue, este país da para todo...hasta Fernando Iglesias.

Mariano T. dijo...

De un cuarto puesto despues de perder dos partidos bastante parejos y por un gol a un quinto puesto por goleada y derrota aplastante hay mucho más de lo que dice la grilla.
Y si tenemos en cuenta que pocos jugadores de jerarquía tiene Uruguay, ni hablar.
Argentina fracasó en el mundial.
No es culpa de Cristina, ni debería ser usado políticamente, sería una boludez, lo mismo que usar un hipotético triunfo, pero sabemos que ese no es un código que se respete mucho acá (y en otras partes tampoco, fijense en Piñera)

Eva Row dijo...

Hola Mendieta:
El amigo nerd progre les llama gallegos, no se si había algún gallego jugando. Lo que sí ví es que cuando ganaron el mundial, un jugador (perdonen soy mujer y no identifico los jugadores) sacó la bandera de Cataluña y la besó frente a las cámaras, con eso tenemos entendido que España no es una nación sino un avasallamiento sobre territorios desde que Isabel echó a los moros e impuso el castellano como idioma obligatorio y prohibió los idiomas locales, hasta el mismo Franco que en Galicia colocó estos carteles en la ruta: NO SEA BESTIA, HABLE EL IDIOMA DEL IMPERIO.
Si alguien odiaba a España era Sarmiento, lástima que no dejó un slogan como el de "civilización y barbarie" para ubicar ese odio en algún contexto teórico. Sarmiento se lanzó a destruir (literalmente) la ortografía castellana, tuvo un proyecto explosivo de cambio de grafía que logró imponer en Chile gracias a su amigo Montt. Pero luego se perdió y es una lástima.
En cuanto a que el fútbol es la pasión nacional, me parece que quedó claro que es la pasión de muchas naciones, que es un deporte bastante universal. Además globalizado, mercantilizado, espectacularizado. Y no me gusta nada este destino del "fóbal", como se decía cuando era chica, y de verdad la barra de la esquina iba a la cancha todos los domingos. Cuando ni siquiera había televisión.

PD: en un evento, un funcionario muy alto del gobierno con el que estaba conversando, me contó que Fernando Iglesias tiene caspa, que le cae la caspa sobre la solapa mientras habla, que dá náusea verlo. Es un asco.

Nerd Progre dijo...

Si Eva, cometo el error de decirles "gallegos" a los españoles, independientemente de la región de origen.

También les digo "Tanos" a los italianos, y "Yanquis" a los ciudadanos de Estados Unidos de Norteamérica.

Quizás es un error de mi parte. Pero sigo pensando que el Reino de España hace muchisimo que no hace nada positivo por nosotros, más vale todo lo contrario.

No tiene que ver con "civilizacion o barbarie", ni nada por el estilo. Me cae mejor México que España, Cuba que España, Brasil que España, Portugal que España. Y conste que no nombré ningún país anglosajón.

Quizás si acá hubieran desembarcado empresas Cubanas y nos hubieran arruinado en más de una forma, con empresarios cubanos que actuan de la misma forma que los españoles, entonces odiaría Cuba en lugar de España. Pero eso no ocurrió así.:)

Ni que hablar del rey con el "por qué no te callas"...

Creo que si algo de bueno tuvo España murió al terminarse la república, y fué sepultada por Franco.

Bueno, eso. Me voy a quemar una bandera española y vuelvo.

;-)
FC

Jorge Devincenzi dijo...

Con no ser un especialista en futbol, veo esto: el equipo de España es un equipo todo el año, y sus jugadores pertenecen en su mayoría a equipos españoles. No es el caso argentino. De modo que tonterías adscriptas al tema futbolistico como "el ser" o "la identidad" nacional son una cosa en Espàñá y otra muy distinta en Argentina. Leí en algún blog que el Sudáfrica se enfrentaban Estados Nacionales: craso error, se enfrentaban seleccionadosz de futbol.

Reinaldo Larroudé dijo...

Pues por mi parte lo digo, aunque no le guste: “¡Que bueno que los españoles puedan festejar algo, ya que están garpando el ajuste más salvaje de Europa como nos pasó a nosotros hace unos años!”.

Si hubiéramos salido campeones nosotros, SOLO habría sido una (1) alegría más, ya que tenemos muchas razones para estar felices merced a la tiranía K.
Perdimos en el fútbol y no nos dolió.
Fuimos a animar a los jugadores con sonrisas y banderas, porque tenemos alegría en las venas por la dignidad de los logros en nuestro país.

Esperemos que los "gallegos" no lamenten, luego, enterarse de lo que ocurría con Baltasar Garzón y las consecuencias del ajuste.
Similar a nuestra experiencia con el EAM y el mundial '78.

Flavia dijo...

Y, hay que entenderlo al sr. diputado. Sospecho de donde viene ese apasionamiento repentino por España. El perspicaz acabó por darse cuenta que Carrió nunca va a llegar al Poder Ejecutivo en Argentina y tal vez sueña con que llegue a Monarca. Imaginátelo transformado en paje (ro) de Elisa la agorera.

Reinaldo Larroudé dijo...

Volví, porque soy muy bruto.

Doy por sentado que TODOS saben lo que nos pasó, pero hay diferencias generacionales.

Y, agradezco que, su texto haya sido un toque de atención, para clarificar mi comentario anterior.

Fue la incitación, necesaria e imprescindible, para incluir al EAM '78 y a Lacoste en Prontuarios X.

¡Muchas gracias!

Mariano F dijo...

Uruguay sacó menos puntos que Argentina, (11 vs 12 nuestros). Jugó con rivales tan endebles como nosotros (Sudáfrica, Ghana, el Francia más malo de las últimas décadas - de hecho el único punto de la france en el mundial, Uruguay; Nigeria, Grecia, nosotros) y con rivales comunes (Mexico 1 a 0 ellos, 3 a 1 nosotros; Corea 2 a 1 ellos colgados del travesaño, 4 a 1 nosotros, Alemania 2-3 ellos, 0-4 nosotros) y ellos jugaron dos partidos más.
Es cierto, nosotros individualmente somos más, pero los mismos genuflexos del sistema que hablan de que MAradona no sabe nada y que Tabarez es el mejor Dt del mundo, debería entonces, darse cuenta que tan mal no nos fue - teniendo en cuenta que fuimos un técnico aprendíz, y que Uruguay jugó un Mundial acorde a su gran DT.
Ahora, España fue un digno y justo campeón, jugando un gran fútbol e intentando respetar un estilo de juego. Se acuerdan éstos que se cansaron de criticar su juego que dicen ahora? Niembro es solo una parte de esos pseudo periodistas que mueven el culo según el resultado
Saludos

Quintín dijo...

Leer que a la Argentina le fue bastante bien porque sacó más puntos que Uruguay o que los españoles tienen solo el fútbol para festejar mientras que nosotros vivimos de alegría en alegría me hace pensar que un porcentaje de la población vive en la estratósfera de la realidad. Eso no justifica al diputado Iglesias, que comparte con los arriba citados la tendencia a meterse con lo que no sabe ni le importa.

Sugiero que a un lado y otro del espectro político dejen de jodernos a los que nos interesa de verdad el fútbol con verdades forzadas e inútiles.

jmm dijo...

Muy de acuerdo en la mala utilización de los selecionados deportivos como si fuera la Nación y sus politicas las que juegan. Por otro lado nada para discutir en lo deportivo, gano el único que quiso jugar siempre al fobal, les salió mal, más o menos, bien y muy bien. saludos