22 junio 2010

Lección


"Vení hija. Mirá el gol de Palermo. Aprendé lo que es el esfuerzo y confiar en uno mismo. Listo. Andá."

Tuiteado hoy, durante el partido.  
Admiro profundamente a los habilidosos, a los genios. Pero me emocionan hasta las lágrimas los trabajadores, los nadies. Los primeros nos dan belleza, sueños. Los segundos hacen el mundo.

8 comentarios:

La otra cara del Patacón dijo...

EL TITÁN!

LES DEJO UN PEDAZITO DEL POSTEO DEL PARTIDO: "Ahí está Gabriel Palermo, llorando de emoción en la tribuna cuando el Titán, su hermano, pisa la cancha. Ahí está “el grupo” (como dice Maradona) festejando ese gol del goleador histórico de Boca como si fuera el que define el campeonato. Es que todos saben del esfuerzo monumental (vale la paradoja) de Palermo y lo que significa ese grito mundial. Es el aura de Palermo. Es lo que genera su espíritu. Es Palermo Hollywood: el sesgo de fábula mitológica de la vida del Titán supera la ficción yanqui. Es un gol del grupo...

Ricardo dijo...

Emocionante. Hasta para un hincha de River o Gimnasia de La Plata.

Avallay dijo...

Me siento a contramano. No logro ver lo que tantos ven en Palermo y soy de emociones fáciles. Grité el gol, desde luego como lo grité contra Perú. Tal vez sea un actitud reflejo frente a la adulación de la prensa. Y me admira el estado físico de Palermo y la garra a los 36 años. Para mi Clemente Rodriguez fue el símbolo del partido, de la entrega, las ganas y la generosidad. Incluso Milito y Aguero no tuvieron el espacio que Palermo tuvo con el 1 a 0. Boludeces...lo que no comparto no es su comentario Mendieta, al contrario lo comparto, sino que ahora se consagre como símbolo del partido a un tipo que estuvo 10 minutos con el partido ya definido.

Mariano F dijo...

Mendieta querido, muy emotivo lo de Palermo. El tipo siempre está donde tiene que estar, los rebotes no le llegan por que sí, el se ubica en esas posiciones como un ajedrecista predice los siguientes movimientos. A pesar de ello, me siguen emocionando más los Tevez (que se inicio verdaderamente en mi equipo de Floresta) y verlo a Maradona en ese estado tan argentino en el que se encuentra (abrazo, beso, caricia, pura demostración, pura conducción democrática y consensual). El Diego le demostró a todos su valía. Como el tipo que fue el mejor jugador del mundo no está capacitado para dirigir la selección en la que fue figura?. Sólo en este deporte podemos decir que Maradona no sabe nada. Es como decir que Vilas no puede conducir la Davis, como que Manu el dia de mañana no podría conducir el basquet, etc,etc.
Pase lo que pase en lo que viene quedó demostrado que con buenos jugadores y una conducción que sabe, se puede llegar a hacer ilusionar un país y a nosotros los futboleros que a veces privilegiamos más al equipo propio que al seleccionado.
Saludos

Flavia dijo...

Coincido. Por eso amo a Riquelme y lo banco a muerte a Palermo. Y no me importa si parece contradictorio.

pais kaotiko dijo...

No coincido en la equiparación del Titán con los nadies que hacen el mundo.
Palermo pertenece a un género muy reducido, el de los que no están tocados por la varita y en lugar de quedarse con lo que la vida le tenía preparado, se pelean contra ella y mueren luchando la última de las grandes batallas.

Es como los hobbits del señor de los anillos, que teniendo destino de nadies, terminaron definiendo la suerte de su tierra.
No es poco.

Ana C. dijo...

Palermo es las dos cosas.

Anónimo dijo...

palermo hizo q el fútbol me golpeara el corazón como cuando escuchaba a mi viejo relatar las habilidades de erico y de la mata. abrz. normis