03 diciembre 2009

Ufa con Clarín

Se les nota mucho muchachos. Y eso es un bajón. Porque aunque ustedes no lo crean, y nosotros tampoco, la mayoría de la gente de verdad piensa que ustedes son independientes. Porque la mayoría de la gente no conoce los entretelones de las distintas actividades, profesiones y oficios que nos rodean. Por ejemplo: cuando yo voy a la tintorería y le pregunto al señor que me atiende si la mancha del saco va a salir y él me responde “vamos a tratar, aunque sea difícil”, yo le creo. Aunque el tipo me esté mintiendo y los que están planchando sonrían, yo le creo. ¿Por qué le creo? Por la sencilla razón de que de tintorería no sé un catzo.
Para colmo, si uno hace todo un alarde de esa profesión amparándose en el autobombo de la neutralidad, la objetividad y cosas tan trascendentes, ¿cómo no creerlo, cómo no creerles?
Mi viejo, que ya está jubilado, es lector de Clarín desde siempre. Alguna vez conté, acá, que yo aprendí a leer con el Clarín en la carnicería de mi papá. Como todo laburante, tuvo mejores y peores épocas. Épocas en comprar el diario y el Gráfico y la Billiken y épocas en que nada. Hace un par de años, cuando se jubiló, me dijo una tarde: “Cada vez tengo que ajustar más el presupuesto. Pero me quiero seguir dando algunos gustos, eh!, el diario todos los días y un Quini 6 por semana”.
Ese mismo tipo, mi viejo, que lo único que hace ahora es leer el diario, ver todos los partidos de fútbol del planeta tierra y jugar billar a tres bandas dos veces por semana, me confesó apenado mientras tomábamos mate en la cocina: “El diario (cuando dice diario es Clarín, ¿está claro?) ya no se puede leer. Antes yo lo leía y más o menos sabía como venía la cosa. En todo caso, si quería ver la versión de izquierda te ojeaba cada tanto el Página, y si quería ver lo que pensaban los liberales te afanaba La Nación, aunque nunca entendí por qué vos lo comprabas. Pero ahora me quedé sin diario, el diario para los tipos como yo. Siento que me mienten hasta en la formación de Racing”.

Es triste. Hay un montón de gente así huérfana. Y un montón de empresarios de medios que todavía no se apiolaron. Todavía.

Ah, saludos a Martin Bravo, eh.

13 comentarios:

El Asesor dijo...

Se desangeló. Perdió el aura, la inmunidad.

Lic. Baleno dijo...

Tal cual, si recorres las radios a la mañana ya no pone agenda. Yo laburo con radicales alfonsinistas, progres muy sindicalismo cool y señoras gordas y nadie le da mas bola. Internet tambien ayudo a tener un sustituto eficiente a la mano.

Cosas dichas dijo...

Esto es extraño, voy a copypastear una nota de mi autoría que tiene más de un mes de publicada:
(...) "El Grupo Clarín nunca entendió que la lucha no era para destruirlo y se victimizó. Las editoriales dieron cuenta de su estatuto de derrotado los días posteriores y así le permitieron al Estado recuperar el control de agenda. Nadie que esté subyugado y avasallado como dice estar el Grupo Clarín puede erigirse como “portavoz” de la objetividad y la verdad. Sus plumas periodísticas y la desesperación por la caída del precio de sus acciones en el mercado de valores le hizo perder algo mucho más importante: su capital simbólico, su posición como vocero y constructor de la realidad." (...)

Hagale la traducción a su padre

Saludos

Sebastian dijo...

"cuando dice diario es Clarín, ¿está claro?" como la gillette, o la plasticola. Ge-nial. abrazo

chelus dijo...

De la nota de Clarín: "...piedra libre para copar el edificio con las barras propias (ver Mafia de remedios: el gremio de Moyano está sospechado)."

¡Qué asociación de ideas, Ricardo Roa, qué terrible hijo de puta!

Anónimo dijo...

hace 25 años, un político que estaba preso me dijo: aunque no te informe una mierda ni te guste, nunca podés dejar de leer Clarín porque es lo que tiene en la cabeza la mayoría, la clase media que lee u ojea el diario
yo en ese momento hacía mix entre la voz y la nación, luego entre la nación y página, pero siempre seguí su consejo
ahora no puedo, los domingos lo sigo comprando pero lo tiro sin leer

valeria de almagro dijo...

Es asi la historia. En casa dejamos de comprarlo en el año 2008, porque cuando empezo a pelearse con el gobierno realmente perdio toda su compostura. Mi mama lo extraña (es muy melancolica la situacion), pero sabemos que el Clarin de antes ya no existe (quiza eso es una suerte), sabemos que se murio (como bien lo anticipo la Revista Barcelona). Ojala inventaran un nuevo diario "de centro". Perfil es un asco y Critica, esta dedicado a "pedirle" al gobierno una linea aerea y nada mas que eso

Meursault dijo...

Es que ahí está la cuestión. Es increíble que, en los tiempos que corren, haya alguien que no sepa de comunicación social. Creo que, hoy por hoy, es más importante que la educación sexual. Ya mismo una propuesta de reforma educativa que establezca la enseñanza de comunicación social desde primer grado hasta el último día de estudio de la carrera que sea.
Eso sí que sería una verdadera ley revolucionaria! Más que la ley de medios y todo lo que venga. A esta altura, creo que es básico.

Anónimo dijo...

En lo que respecta a Racing, todos los hinchas creemos que nos mienten con la formación, no puede ser que el Elefante Ramirez juegue en primera, pero la TV tambien? Estoy empezando a creer que es verdad.

Anónimo dijo...

yo tengo 25 y me crie con Clarin, me siento asi como dice tu viejo... me cuesta acostumbrarme al pagina12... saludos

Diego M dijo...

Aguante el Página 12!!!!
Yo también me crié como un "Clarinista" pero después de las últimas legislativas y de meditar varias noches con mi almohada, decidí que no le iba a dar más de comer a los que me mienten por derecha.
Al Página le falta un poco más de deportes, pero es un diario integral a mi entender, y El suple No y la Radar están excelentes.
Saludos!!

Anónimo dijo...

bueno, cuando surgió clarín fue toda una innovación, admitámoslo. quien carajo que laburara y viajara en transporte público podía leer asiduamente un diario como La Nación o La prensa? de sólo pensar en el tamaño y el formato, es obvio que sólo daban para leer en tranquilos escritorios. Clarín fue mucho mas maleable, con un lenguaje menos floripondio. Sumemos deportes, clasificados, chistes....que lindo combo para tantos millones de obreros que durante los cincuenta se incorporaron a la clase media (en este caso, al menos, cultural). Personas con aspiraciones de progreso (que obviamente no venían del campo ni de herencias, sino de servicios u empleos de industria), movilidad social peronista que aprovechó Frondizi: la de que de un obrero salga una maestra y de la maestra un profesional o cuentapropista. Eso fue clarín para mucha gente y sigue siéndolo, y además copó la tele, los premios y hasta las recetas de cocina, etc...NO ES FACIL

Anónimo dijo...

ANECdota: mi vieja militante de toda la vida. Por costumbre el diario se compra los domingos (por una cuestion monetaria) toda la vida clarin. Hace año decidio cambiar de diario por que le estaba causando un poco de acides. se pelio con el diariero durante tres meses para que le mande pagina (el diariero decia que ya habia bolches en el barrio que no daba para tres) despues de meses que le seguia mandando clarin le llego el pagina. mi vieja aguanto semanas hasta que le fue a decir al diariero que le mande de nuevo clrin. Textuales palabras de mi vieja "me aburre pagina. quien carajo entiende "radar" dejame de joder. leo analisis toda la semana. Yo quiero un poco de cholulaje el horoscvopo de la viva" y bue el diario sirve pal asadito y ella contenta.
abrazo..
Luis