17 septiembre 2009

Apuntes menores del día después

Me gustó, mucho, el discurso de Raimundi. Conceptualmente, el que más lejos fue sobre el fondo de la cuestión. Que es, ni más ni menos, el rol de la comunicación social en una sociedad que pretende ser plural y democrática.
También me gustaron Carolina Moisés, de Jujuy, como siempre Rossi (más que su discurso su capacidad de generar, sí, lo digo, consensos) y algunas frases de Macaluse. De lo que pude escuchar, claro.
Ahora: se viene la avanzada contra el Senado y los senadores. Pichetto deberá cuidar a Giustiniani (acá van a apuntar todos los focos, todas las presiones y todas las operaciones) y por la bajo van a operar fuerte contra los senadores fueguinos. Pero el que la tiene claro en esto es Omix.
Un párrafo aparte sobre el rol del “periodismo” en la noche de ayer (el televisivo, claro): dan vergüenza. En serio: vergüenza al gremio. Porque no van a escuchar de mí ninguna defensa ni ningún pedido de “objetividad”. Mi postura al respecto es clara desde siempre: no creo en la objetividad periodística y el mito de la neutralidad de “la prensa”.
Precisamente por ello, considero que es ética la siguiente operación profesional: asumir la inexistencia de la objetividad públicamente, blanquear la posición ideológica o política de cada quién ante determinado tema y, precisamente por ello, asumir una distancia crítica y, sobre todo, autocrítica, con el tema señalado. Pues bien: anoche hicieron exactamente lo contrario: mostrarse desembozadamente en contra de la ley desde una supuesta condición de objetividad. E incluso más: como únicos poseedores de la moral.
Son patéticos. Y eso, y no lo digo en joda, me causa mucha tristeza.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

hacía mucho tiempo no hablaba con el negro raimundi. hoy volví a hacerlo porque sentí la necesidad de decirle q me había sentido representada en su discurso.
la contracara de los q dicen hablar en mi nombre en defensa de la libertad de expresión.
y cuánto ortiba dando vueltas en estas épocas, no. sabrán q cuando se desprendan d ellos no les van a avisar ni les van a agradecer tanta camiseta?
y los q le reclaman trabajo públicamente a los supuestos futuros multimedios estatales?
a cuántos se le acabarán los negocios.
hoy pensaba mendieta q sería un buen día para empezar con el blog. ya tiene nombre pero tengo miedo a la adicción.
y con ud satisfago buena parte.
no sé.
todavía es de día.
abrazo zocalero
normis

Anónimo dijo...

Siiii, Mendieta. Lo mismo digo, van a apuntar contra los fueguinos, anoche me sentí orgullosa de mis comprovincianos!

Y estoy segura que voy a volver a sentirlo para Senadores!

Abrazo!
Marcela

Lic. Baleno dijo...

Me gusto lo del viejo Delich.

Lucas Carrasco dijo...

Y lo de Vázquez, de la concertación, me pareció bueno.
Lo mejor, igual, me parece que estuvo en Raimundi, lejos; algunas cosas interesantes de Macaluse, la jujeña estuvo muy bien (y estuvo muy linda) y Delich también.


Fellner, el presidente de la Cámara, me hacía cagar de risa a cada rato: un pelotudo importante, eh!

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Hoy comentó un compañero kirchnerista redactor de la ley acá en Vicente López que durante las negociacioens en Diputados se negociaba cruzado en Senadores para que no haya cambios al proyecto y que tenga que volver a la Cámara de origen y que hubo ocupante de banca de la Cámara alta que dijo cosas como "en mi pueblo una radio de los indios, no, eh".
Saludos

Ricardo Moura dijo...

Pasadas las tres y media de la mañana —¡estaban desde las diez de la anterior!— Rossi salió a "pasos perdidos", y un "reportero" de esos que no están para preguntar sino acusar le preguntó —es un decir— si era verdad que iban a demorar el envío al Senado para impedir que Cobos lo demorara enviándolo a muchas comisiones, y muy afablemente, sonriendo, le contestó (más o menos) "Noo, eso que usted dice es una grave acusación contra el vicepresidente... Yo no creo que Cobos fuera a caer en ese tipo de maniobras dilatorias...". Etc. Un tipo que después de semejante trabajo (que debe haber sido agotador hasta para el más pintado) aún conserva esa lucidez y reflejos, merece todos mis respetos. ¡Chapeau, Chivo!

Claro que... si justo ocurre que Cristina viaje ... ¿qué le vamo'a'cé, no?

mv dijo...

Hoy a la noche, cerveza de por medio yo, ella con una sprite en el vaso, frente a mi propuesta de brindis por la media sanción de la ley, ella respondió sin levantar el vaso ni sonreir: "yo prefiero no hablar de eso". Y mi cara, que hasta el momento era de brindis, cambió. No era decepción, uno conoce a los amigos después de mucho tiempo. Era confirmación, quizás, pero no me alcanzaba. Y entonces le pregunté porqué. Y medio refunfuñando me respondió que le "parecía bien" derogar una ley de la dictadura pero que le generaba muchas dudas y desconfianza la ley que la estaba reemplazando. Y tiró algunos términos del estilo "organismo de aplicación", "control de medios", "monopolios", etc. Y le pedí que me profundizara, que me contara que era lo que le generaba dudas. Y ahí cayó la tragedia. No sabía. No había leido el proyecto. No había investigado nada. Había mirado la tele estos días. La tele!. Ella tiene 26 años, es casi egresada de filosofía, una amiga desde hace años. Y la distancia y la tristeza se abrió en mí y entre ella y yo. Desde ya que los periodistas (colegas míos en un futuro tb) son patéticos y me dan tristeza. Pero que la gente que uno tuvo o tiene cerca sea tan vacía, tan dejada como para que le expropien el pensamiento crítico y el interés, me dió más tristeza. A la salida pensé que había faltado que me dijera que el silencio es salud. Después hablamos de cosas sin importancia, y opinó contenta.
Salud compañeros que es un gran paso en nuestra naciente democracia! Hoy brindé por todos los que están y los que no pudieron estar con nosotros.

pepe subizar dijo...

mv, comparto tu distancia y tu tristeza. es un verdadero garrón que ahora que tenemos un gobierno que (con las diferencias que tengamos) nos representa desde el disfrute y la lucha, no podamos compartirlo con tantos, que uno termine con ganas de agarrarse a las trompadas con gente tan querida. pero, bue...
no dejo de festejar que nos juntemos con tanta gente que comparte la mirada y el camino y no conociamos.
abrazón,
pepe

Otro anónimo dijo...

mv: A mi me pasó cuando "lo del campo", con mi novia. Pero le regalé 3 o 4 ediciones de "El argentino" (el diario que no se vende) y logré cambiarla de bando.
¿Puedo considerarme un misionero?

Martín (Latino) dijo...

Mendieta, la forma en que los medios se pusieron a la defensiva tan groseramente y en tan poco tiempo es justamente la evidencia de que se necesita una ley de medios.
Fué como la reacción de un alérgico a la penicilina, evidenció lo que se suponía.

Y es cierto que no hay neutralidad, pero me parece que se puede opinar y también cubrir seriamente las noticias. No quiero nombrar a canal 7, pero se puede tener aunque sea un mínimo de respeto por el televidente o el oyente y darle una noticia como es y no como se quiere que sea. Lo que no hay que hacer, es lo que hacen Jorge Pizarro o Lapegüe, interpretar antojadizamente cada noticia, hacer getitos, bufar, etc. Cada día hay mas Pizarritos...

Salutes.