13 agosto 2009

Vamos, a opinar che!

Acá hay una columna publicada hoy en Página 12, titulada "Por una comunicación al servicio del proyecto nacional", que aborda gran parte de los temas político-comunicacionales que a menudo (por no decir siempre) se debaten y discuten en la blogosfera.
Sus autores son Sergio Fernández Novoa, Luis Lázzaro y Néstor Piccone. A saber: Vicepresidente de Télam, coordinador general del Comfer, director de Contenidos de la Secretaría de Medios respectivamente.

Qué opinan? Hay mucha, pero mucha, pero mucha tela para cortar eh!
Y nada de opinar con la camiseta puesta. Ya sabemos que somos todos compañeros. Ja.
Prometo dar mi opinión también, pero ahora los quiero leer a ustedes.

10 comentarios:

jose ruben sentis dijo...

Así como la economía es un tema tan delicado que no se lo podemos dejar en manos de los economistas, la comunicación, la buena, es tan necesaria que no puede estar solo a cargo de "tecnicos comunicadores".

Eduardo Real dijo...

Mendieta: Yo había explorado un poco los confines de este tema acá(1). A mi entender, hace rato que hay un conflicto abierto y explícito entre "Libertad de Prensa" y "Libertad de Expresión". Entre la "Libertad de Prensa" de la que sólo disfrutan los 4-5 oligopolios mediáticos, y la "Libertad de Expresión" de la que debiéramos gozar los 40 millones de argentinos. La opción es derecho para unos pocos o derechos para todos. La "Libertad de Prensa" es un resabio cultural de las épocas gutemberianas que debiera quedar subsumido DENTRO de la Libertad de Expresión, no AL LADO de la misma, porque la "Libertad de Prensa" es usada para ahogar a la "Libertad de Expresión", nuestra libertad, la libertad de todos.

(1) http://centroizquierda.blogspot.com/2009/04/la-nueva-constitucion-la-justicia.html

Lucho dijo...

Como decía Nietzche exagerando un poco las cosas como era su costumbre, no hay hechos, hay interpretaciones.
Y no podemos dejar que esas interpretaciones queden en manos de nuestros enemigos.
Saludos

Lucho dijo...

Para agregar algo más: estamos todos de acuerdo en que la comunicación es una de las grandes debilidades de este Gobierno. Pero me parece que no hay que cargar las tintas solamente en quienes tienen la responsabilidad específica de comunicar las cosas, sino también en Néstor y Cristina.
Ambos le tienen aversión al periodismo y los medios. Me parece que en parte eso es producto de una visión un poco antigua y cerrada. Están convencidos de que con los hechos basta y sobra y que a aquellos que se beneficiaron durante estos 6 años con las medidas oficiales no hay que explicarles nada. Al contrario, ellos, quienes se beneficiaron con mayor trabajo, más salud, educación, etc, iban a comunicar todo lo bueno de este Gobierno.
Y la 125 demostró que esto no es así. Que la única verdad es la realidad y que los hechos son importantes, pero las interpretaciones también lo son.
El bendito "sentido común" de "la gente" no es otra cosa que eso.
Saludos.

Brian, rosarino en el Chaco dijo...

Coincido con Lucho en lo de cierta incapacidad de NK y CF. Muchas de las medidas más fuertes que tomó el gobierno se tomaron por la contingencia y no por una decisión que estuviese en carpeta. Ellos tienen ese estigma del decisionismo inconsulto. No confían en nadie, ni en la gente del palo que aportaría más matices, más miradas. Se cansó de repetirlo en sus columnas Mario Wainfeld. Entonces, es difícil para uno como comunicador comunicar algo que te enterés después que ya sucedió. A partir de ahí hacés lo que podés. Y podés bastante poco, lamentablemente nos fue como nos fue.

Saludos

Brian, rosarino en el Chaco dijo...

Coincido con Lucho en lo de cierta incapacidad de NK y CF. Muchas de las medidas más fuertes que tomó el gobierno se tomaron por la contingencia y no por una decisión que estuviese en carpeta. Ellos tienen ese estigma del decisionismo inconsulto. No confían en nadie, ni en la gente del palo que aportaría más matices, más miradas. Se cansó de repetirlo en sus columnas Mario Wainfeld. Entonces, es difícil para uno como comunicador comunicar algo que te enterés después que ya sucedió. A partir de ahí hacés lo que podés. Y podés bastante poco, lamentablemente nos fue como nos fue.

Saludos

Marcelo dijo...

Me aburri en la mitad.

Ricardo dijo...

Yo opino que todos tenemos que opinar. Para empezar, digo...

Mi punto de vista es que el ganador de estas elecciones pasadas fue el Partido Mediático.
No ganaro de Narvaez, ni Michetti (capaz que Cobos si) sino ganaron los Medios.
Ellos pueden decir: "Muchachos, en la disputa por la 125 y en las elecciones ganaron los candidatos a los que nosotros les dimos cancha. Ahora portense bien, hagan lo que les decimos y, si no, en las próximas elecciones gana el loro (si nosotros lo proponemos como el salvador de la Republica y las Instituciones)"

Cada uno lee lo que quiere leer y eso es lo que lei yo en el artículo de Página 12.

El inconsciente colectivo social que parieron las corporaciones mediáticas es que este Gobierno es malo, corrupto, de malos modales y chavista.
Es difícil dar vuelta eso pero es la batalla que hay que dar, me parece.

Por las cosas que hizo, tendrían que haberse reventados las urnas de votos a Nestor.
Si no fue así (y encima gana un adefesio como de Narvaez) es porque los muchachos estos que escribieron esa nota en Página tienen razón: gano el discurso de la inseguridad, del campo y ahora están ganando la batalla de la pobreza causada por la inflación (para imponer medidas antiinflacionarias lopezmurphisticas).

¡Saludos!

Cosas dichas dijo...

Me lo llevo y hago un post. Eso sí. prometo publicarlo (tengo como 8 en borrador)


Saludos

ca dijo...

para empezar yo diría que el sentido y la realidad no existen. Hay formas de entender y mirar la vida en su conjunto, y por lo tanto se puede desmenuzar en partes. Si nos enfocamos en los medios de comunicación, cada uno de sus despliegues, es no sólo -y en el mejor de los casos- la visión de quien está hablando o escribiendo, sino también de los dueños del medio. Si nos vamos un poco mas arriba, hay repeticiones de visiones entre la serie de seres humanos que nos permiten englobar a grandes rasgos en sistemas de pensamiento.
Los que representan el sector económico, tienen en las manos la mayor cantidad de medios, en los que reflejan sus intereses instanlando un sentido. Los demás, miran de otra manera, y quisieran poder leer más diarios, pero como están intoxicados, ahora estan probando con escribir blogs y pelean por una nueva ley de radiodifusión.
Si miramos al rededor, es mayor el influjo del primer grupo en la sobremesa familiar, donde raramente se lee entre líneas. Entonces uno tiene que aguantar que una semana el asombro sea ingrid, a la siguiente el dengue, después las retenciones, gripe A, inseguridad, julio lopez, cromagnon, y con una reproducción tan fiel al medio de desinformación, que asusta. En cuanto a los otros temas, no existen.
En los ciudadanos, se da el fenómeno contrario; escuchan, leen y ahí arman y remarcan el sentido. Claramente hay un sentido instalado en el aire, impuesto a todos, que podemos elegir desechar, por haber encontrado otro u otros, sentidos. La tarea es entonces exponerlo, para que a cada vez más, les llegue otra mirada. Así pueden armar y remarcar otro sentido. Vamos encaminados a eso. Y nuestros enemigos deben tener miedo, por eso no hay que aflojar.
Los medios de comunicación no son otra cosa que la mejor forma de llegar al resto de las personas. Vivimos tan individualmente, y tan metidos para adentro, que para decir algo se necesita abrir la ventana y gritarle al mundo.
El fenómeno del mal uso del poder en los medios de comunicación es histórico, y cada época buscó sus maneras de decir, con grafitis, con revistas, con diarios. Si esperamos que los medios vengan a nuestras manos, estamos perdidos, nadie nos los va a dar. Por eso no hay que edificar al costado del camino, por eso hoy no nos servirían los grafitis, por eso cristina propone el cambio de la ley, ya no hay que estás más callados por no ver sentidos, por no creer, por estar podrido. Hay que volver al mundo, que se inventa cada día, a la conversación con el vecino, a la charla en la facultad, a la presencia en las escuelas, a la mayor cantidad de blogs y de diarios, de entrevistas y programas de televisión. Hay que decir, romper el discurso dominante, terminar con las frases hechas y la vida acostumbrada. Y acordarnos también que el mundo no nació con nosotros, que hubo otros, y por lo tanto, la cadena de pensamientos vienen desde hace mucho formando sentidos que se heredan.
habría que desmenuzar ahora la parte política, que es el asunto de los medios de comunicación. Porque es la forma de encadenar la vida. y qué es la política sino una forma de vivir colectivamente, manteniendo sentidos.