22 julio 2009

Rápido, que hace frío

Para la medición de Escriba.
¿Y si lo discutimos en la Mesa del Diálogo Social?
Aea, aea, pepé.

7 comentarios:

Andrés el Viejo dijo...

Esto suena razonable y responsable. No como la famosa asignación universal que le permitiría a De Narváez cobrar más que un desocupado con tres hijos.
Nada de Mesa. Decreto ya.
Saludos

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

¡Muy bien! Como dice el dicho popular: dos de cal y una de Alicia.
Abrazo !

burgues asustado dijo...

parece que vamos a discutir enserio, sino parecemos los politicos hablando de retención cero! un abrazo.

moderador dijo...

La justicia social es siempre un gerundio, no es nunca un presente, pasado o futuro, porque si la utopía se alcanzara alguna vez de inmediato moriría. Por lo tanto, a quienes hacen utopía les digo que deberían tener conciencia de que es la utopía la zanahoria que hace caminar al burro para mover el carro. Por eso, hablar sobre quién es de derecha o de izquierda me parece relativamente ocioso.

Hay un tema en el que quiero bajar la pelota al piso totalmente, y es que la justicia social se hace con guita, y la guita es un bien escaso; con lo cual digo que las tres banderas del peronismo nunca pueden ser analizadas por separado, porque nunca podré llegar a políticas prácticas de justicia social si no tengo claro cuál es mi esquema económico.

Por ejemplo, si elijo gastar la plata del Estado en hacer el tren bala y no elijo mejorar el Ferrocarril Roca, es claro que estoy optando; pero también es probable que el Estado no tenga plata ni para el tren bala ni para el Roca.

Y ahí viene un replanteo muy profundo sobre el hecho económico, porque nosotros durante muchos años pensamos que todo o casi todo lo tenia que hacer el Estado: la inversión, la infraestructura, etc. Es decir, el Estado debía ser empresario y además brindar un servicio social.

Y creo que hoy está claro que cada vez hay más diferencias, porque el mundo ha incorporado tecnología y bienes, y esa incorporación de tecnologías, deseos y bienes no la puede bancar toda el Estado.

Ahí es donde los peronistas tenemos que comenzar a modernizar nuestra visión programática. El tren bala también tiene que estar porque es una forma del desarrollo económico, como ocurre en España.

Yo me pregunto: ¿quién hace el tren bala y quién lleva a cabo la revolución educativa? La revolución educativa es actualmente una prioridad, y todavía hoy el 80% de los políticos en la Argentina consideran que la educación es un gasto y no una inversión.

Siempre es más fácil el subsidio universal, porque con un solo decreto crees que estás haciendo justicia social. El subsidio es un recurso que permite a los que llegan al poder de manera improvisada resolver las cosas a través de un decreto; y eso ocurre porque no pensaron en la realidad antes de sentarse en la silla.

Este debate es fantástico. De los años de democracia los peronistas hemos tenido la manija las dos terceras partes, ¿y qué hicimos? Si tenemos que hacer una revisión, tenemos que decir que luchamos contra la pobreza, creamos la pobreza y levantamos la pobreza. Es hora de parar la pelota y ver cómo recomenzamos.

Si todo es indiscriminado y si no tenemos nada que ver con todo esto, estamos complicados. Creo que hoy el replanteo es profundo y la justicia social requiere la concreción de una base programática que genere los ejes de decisión de un gobierno y la plata para usar en prioridades. Todo lo demás son buenos deseos.

CG (aquí http://www.institutojuanperon.org.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=66&Itemid=6)

Dos dijo...

Mejor q decir es hacer, mejor q prometer es realizar.
En la cancha se ven los hechos.

Avallay dijo...

Es mejor que la asignación porque esto se vincula al trabajo. Un derecho del trabajador esté o no ocupado. Vamoooo

Martín L. dijo...

Si la nota es de Piqué, casi podemos tener la certeza de que no va a hacerse. No sé si el tipo es jetta o tiene muy malas fuentes.