24 marzo 2009

24/33/30000/40000000

Otro 24 de marzo, a 33 años ya.
Y permitanmé una dedicatoria que saldrá de lo habitual. Desde que recuerdo –leáse desde 1983 para acá- todos los 24 de marzo se realizan, a lo largo y a lo ancho del país, marchas conmemoratorias exigiendo Juicio, Castigo y Memoria por los 30.000 desaparecidas y desaparecidos. Y si de algo estamos orgullosos y agradecidos a los movimientos de derechos humanos a lo largo de más de tres décadas es por su persistencia y, miren que palabra, por su serenidad.
Sí. Si hay algo que reconocer a Madres, Abuelas, Hijos, Familiares y militantes de los Derechos Humanos en nuestro país es su inconmensurable serenidad. Sufrieron en carne propia la muerte y desaparición de hijos, hermanos, madres, nietos, esposas, esposos, compañeras, compañeros. En carne propia, repito. Y nunca, nunca, pero ni una sola vez, hubo una sola persona que pidiera venganza, ni pena de muerte, ni –muchísimo menos- hayan accionado en forma directa agrediendo a los responsables directos o indirectos de la tragedia familiar en la que se vieron violentamente inscriptos.
Que distinto es pedir y exigir Justicia ante los gobiernos de turno y las instituciones que bramar desaforados pidiendo una mano dura que a nada conduce o penas de muerte por doquier.
Por eso, y tratando de honrar la memoria de los 30000 desaparecidos, es hora de ir planteando que todos los actos que se hagan este 24 -en Palpalá, en Rosario, en Córdoba, en San Miguel, en Buenos Aires y en cada pueblo de nuestra patria- tengan como destinatarios a los 40 millones de argentinos.
Sí, los 40 millones. Sí, todos. También para ellos, los dinosaurios que siguen pensando que los desaparecidos estuvieron bien muertos y que incluso se quedaron cortos con la represión.
Sí. Tan cortos se quedaron que, así como los 30 mil luchaban por un país más justo para las mayorías populares (y eso, mal que les pese y no quieran admitirlo, también es bueno para ellos), hoy hay cientos, miles y millones de compatriotas que diariamente siguen pensando más en el bien común, en la lucha contra la pobreza, en la Justicia y en cierta búsqueda de felicidad colectiva que en sus propios ombligos gordos.
Sí, retorcete de asco fascista: estas marchas las hacemos por la memoria de los compañeros, por Juicio y Castigo para los culpables y también por vos.
Criamos hijos, estudiamos, trabajamos, nos enamoramos, regamos las plantas, escribimos, soñamos.
No pudieron. No podrán. Estamos vivos.

11 comentarios:

guille dijo...

No olvidamos ,no perdonamos ,memoria ,verdad y justicia.
Abrazo mendieta.

Martin A. dijo...

mendieta soy martin un pibe con ideas muy similares a las tuyas,me gustaria saber más sobre vos y el proyecto que tenes aca,mi mail es mp.90.13@gmail.com , no encontre un mail tuyo pero buee si te interesa contarr,estoy muy interesado

saludoss a vos y a todos los compañeros

Dos dijo...

La verdad libera
Abrazo Compañero, me hizo empcionar otra vez.

OFF T: America se escucha en LP asi que mañana ahi estaremos !!

Cosas dichas dijo...

Tan es así como Ud dice Mendieta que ahora La Perla es nuestra la puta que los parió!
Un abrazo

Anónimo dijo...

que lindo mendieta... me gustan sus palabras... sueño con que haya mucha gente en este país que piense como usted, y que sueñe como usted

Politico Aficionado dijo...

No solo estamos vivos sino que, como dice la negra Sosa, "Todavía Cantamos..."

MaxD dijo...

Muy lindo texto. Y como si hiciera falta aclarar una obviedad, cuando decís "los 30 mil que luchaban por un país más justo para las mayorías populares" que no se entienda por "luchaban" solo aquellos que agarraron los fierros sino en su gran mayoría quienes lo hicieron con recursos aún más potentes y por ello debieron ser acallados también, cuando tan rápidamente se les terminaron los de los fierros y se dieron cuenta que eso (los de los fierros) no era su principal amenaza.

Andrea dijo...

Hola Mendieta muy buenos días:
Excelente post, a pesar de ser este el día que se recuerda, el más triste de los acontecimientos de las últimas décadas, debemos manternos felices para reivindicar a tantos compañeros caídos... fuertes para seguir su lucha...

Tengo 34 años no puedo tener memoria de estos hechos en lo personal, pero en lo colectivo, en lo social, en relación a intereses y conocimientos me siento identificada con aquellas utopías por las que día a día debemos luchar...
Nada tiene que ver la edad para perseguir la verdad y la justicia, nada es justificativo del desinterés de la mayoría de la juventud actual... con por suerte muy buenas excecpciones... (Que suerte uno nuevo bienvenido Martín)

Los momentos actuales muchos se parecen a los últimos días de Isabel en el gobierno, (con sus abismales diferencias en relación a la gestión llevada adelante como ejecutivo) pero nos debe hacer estar atentos, preparados y dispuestos a luchar contra la Oligarquía dispuesta a desestabilizar un país entero en pos de sus bolsillos...

Como mamá de niños pequeños, pude ver que se tomó el tema en cada una de las escuelas y se desarrollaron talleres impensados hace unos años por ¿el miedo latente? ¿el desinterés? ¿la desinformación?... no lo sé pero el lunes en cada escuela se habló el tema se mostraron quienes fueron los culpables y se pidio justicia y verdad...
Ni olvido ni perdón NUNCA MÁS.....
Un beso a todos
Andrea de Corral de Bustos

Sebastián dijo...

no se cumplen 33 años del Golpe de Estado de 1976, en realidad se cumplen 33 años que tuvimos que caminar para que los compañeros vuelvan con nosotros siendo proyecto, canto, sueños y pueblo.
Ayer estuvieron con nosotros, en cada una de las plazas, en cada una de las marchas, y están con nosotros todos y cada uno de los días en los que nos levantamos con la idea fija de construir una patria justa, grande y liberada.
saludos desde la plata!
Sebastián (21 años)

El Conurbano dijo...

Vivos y de Pie, compañero. De pie.

graciela b dijo...

Seguimos.