21 noviembre 2008

Impotencia y testarudez

"Donde sea que estén los que nos supieron querer y fueron correspondidos, habrá sol"

Dos


Digamos que uno anda acostumbrado a ser minoría. Y a ser perdedor.

A ser perdedor más por el fútbol que por la política: somos de Racing. En el caso de Racing, perder es casi una forma de identidad constitutiva. Recuerdo a Juan preocupado, el día después de que Mostaza nos sacara campeón, diciéndome: “cagamos, ahora cagamos, se acaba la mística”. Porque con Racing casi nunca, pero en la política hemos ganado algunas veces. Por caso, aquella vez que nos alzamos con el Centro de Estudiantes con la UES en 1985. Ahí había que ganar, cuando ser de Franja Morada era cool, democrático y se come, se educa y se cura. O la vez que sacamos con el Frente Grande 14 por ciento en 1994 en Capital. Esa vez ganamos mucho más que cuando en 1999 ganó De la Rúa. Porque ahí, con la Alianza ganamos para perder.

También hubo veces en que perdimos pero no importaba. Como aquella asamblea de la JP de 1990 en que sólo un tercio decidimos desafiliarnos del PJ ante los indultos de Menem. Porque uno es populista, pero no tanto como para comerse cualquiera. Esas son las veces en que perder es una forma de orgullo triunfante. Esa se las voy a contar a mis nietos.

Decíamos que a veces ganamos y a veces perdemos. Pero nunca tenemos dudas de que somos minoría. Minoría porque nos gusta y nos apasiona la política, en una época en que no queda bien. No da Mendieta. No somos buen partido de las chicas ni de las suegras. Otra vez hablando de los pobres, sos un bajón.

Minoría porque somos esa clase de tipos que se sienten incómodos en el mundo del individualismo, el éxito personal y el rating. Nos gusta la buena vida y el sushi, claro. Pero preferimos el asado con los amigos y la copa de tinto la agarramos mal. Y somos minoría porque la buena vida sería mucho mejor si fuera menos buena para nosotros y mejor para todos.

Somos minoría porque somos giles. Porque nos bancamos a los amigos de la infancia, esos que te vieron crecer, despotricar contra lo políticos y la demagogia, y el clientelismo y los negros vagos –mientras nos tomamos un mojito en Palermo Bobo- cinco minutos antes de preguntarte si la estás levantando con pala y manguearte un contrato de ñoqui.

Somos minoría porque no nos creen nuestros vecinos. Porque no quieren creernos. Porque si nos creyeran tendrían que mirarse al espejo de su puto individualismo y se darían algo de vergüenza hasta que empiece Pergolini. Y ahí se vuelven a olvidar de su vergüenza para decirle a la pantalla: son todos iguales, no como nosotros que somos distintos.

Somos minoría porque tampoco confían en nosotros en los barrios en los que no vivimos pero son nuestro desvelo. Esos barrios que caminamos con temor de que no nos reconozcan y nos vengan a chorear el celular al susurro de eh gato, rapidito, lo billete, no te ortibés gato.

Somos minoría por todas estas cosas y muchas más. Y eso trae mucha impotencia.

Pero de vez en cuando una brisa nos levanta y metemos un gol previsional. O una cloaca. O una escuela. Aunque algunos de “nuestros” goleadores no sean nuestros. Y vemos que la mayoría con voz está re loca, nerviosa, sacadita y escribe editoriales en los diarios. Y ahí decidimos que nos chupa un huevo ser minoría: que no estamos acá para ser minoría ni mayoría, si no para seguir haciendo y siendo lo que somos: testarudos enamorados de la vida y la justicia social.

Así de fácil. Así de difícil.

Redistribución de la felicidad ya. Para todos. Pavada de plataforma.

Que mierda. Sigo firme acá.

23 comentarios:

Dos dijo...

Y justo cuando uno se cansa de que lo azoten los medios, los amigos, los vecinos, los autos importados, que todas las cosas sean ajenas y la marencoche, te aparece un Mendieta y te hace acordar de donde venís y adonde querés ir.
No hay caso, naci para pelear descensos.

Primo Louis dijo...

Aguante Mendieta. Hay que seguir aguantando y luchando. Nos pasa a los que intentamos hacer una diferencia en los espacios que sean, los que tenemos a mano, los que nos permiten sentirnos parte de algo más grande. Y nos dicen que somos más de lo mismo, que somos poco cuidadosos de las formas (claro: somos populistas!).
Felicidades, disfrutemos este gol y de estos momentos cuando nuestra idea de lo que política debe ser reaparece y les tapa la boca, aunque sea por un rato, a los pergolinis y los tenembaums (y a los troskos en la facu).
Saludos!

Lic. Baleno dijo...

Vamo a salir campeones este es el año, ustedes poniendo huevos y yo alentando.

Tomás dijo...

"Y somos minoría porque la buena vida sería mucho mejor si fuera menos buena para nosotros y mejor para todos."

Aplauso, medalla y beso.

*cleopatra* dijo...

Nada para agregar: magnífico y tan triste como lo que vivimos.

El criador de gorilas dijo...

Mendieta, me extraña: en el 94 fue 38%. El 14% es del 93.

No me diga que, fuera del fútbol, se conforma con salir tercero...

Mendieta dijo...

Criador: tiene razón. Es al Alzheimer. Menos mal que está Ud. ahí.

Fabiana o Gaviot dijo...

Redistribución de la felicidad... Ya estás cumpliendo con la plataforma, por lo menos entre los que te leemos. Gracias.

Demóstenes dijo...

Me siento USTED, Mendieta. Abrazo!!!

Anónimo dijo...

Tranquilo que ya pudimos corroborar que los triunfos pasan rápido...

Por caso el Campeonato del 2001, (ese vía crucis del paso a paso, esa cuestión de fe hecha milagro, ese resucitar de entre los muertos a la decimonovena fecha), era un riesgo de perdida de identidad, de vacío existencial ante el deseo saciado, un riesgo que el 2008 se encargó de comprobar efímero, superficial, espejismo en este desierto loco llamado Racing Club. Y ahí estaremos "aunque ganes o pierdas", sufriendo apasionados.

Y sabe una cosa Mendieta, las derrotas no se olvidan pero pasan más rápido aún que los triunfos...

Que no seremos nunca la mitad más uno pero somos mucho más que dos.

Juan

Diego F. dijo...

Sublime Mendieta, me gustó mucho su reflexión. No se olvide lo que alguna vez dijo Gandhi: aunque seas una minoría de uno, la verdad sigue siendo verdad.
Abrazo

jorge oscar garcia dijo...

Mendieta: la razón de nuestro éxito y supervivencia (a pesar de ser minoría), es que amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Y eso que Bergoglio y Cía. están en la oposición.

Fatiga dijo...

Somos minoría. ¿Somos minoría? Me parece que lo que pasa es que sacamos platea en medio de la popular visitante. Por lo que dicen los medios, perdemos todos los partidos por carro (aunque haciendo algunos goles de biógrafo) pero cuando termina el campeonato siempre terminamos dando la vuelta.

Surito dijo...

Me gustan mucho los comentarios de Diego F. y de Fatiga. Y su post Mendieta. La alegría para seguirla está adentro nuestro, alimentada por las pequeñas cosas que aún no se han perdido del todo.
Un saludo.

Cine Braille dijo...

Gracias Mendieta, vino bien esto suyo.

Anónimo dijo...

Gracias por estas palabras. Son realmente reconfortantes.

helena dijo...

Hay alguien que no se sienta minoria? Todos somos frágiles, aunque algunos solo lo descubran cuando están por entrar en un quirófano...tal vez la militancia más dura es la de tratar de ser congruentes, aceptando y a pesar de nuestras contradicciones...saludos

Anónimo dijo...

queres sentirte majoria asete hincha del rojo jajaj disculpa fue una broma no me aguante
el hombre suburbano

Anyuletta dijo...

Me sentí completamente identificada con tu post Mendieta. Y hasta conté en mi blog lo que me pasó a mi. Y parece que nos pasa a todos. Saludos!

Silvia dijo...

BRIAN ES UN PIBE DE LA MATANZA QUE SIGUE DETENIDO SIN CAUSA.
Brian es víctima de la seguridad de los delicuentes que siguen en libertad .
BRIAN ES REHEN DE UNA CAUSA QUE NECESITA “UN” CULPABLE.
Para Brian no hay justicia POR SER POBRE Y VILLERO.
• PARA BRIAN EXIGIMOS Inmediata libertad .
• PARA BRIAN RECLAMAMOS Irrestricto CUMPLIMIENTO DE LA LEY .
• PARA BRIAN , PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS.
• PARA BRIAN, UN ESTADO QUE SEA GARANTE DE SUS DERECHOS.

SI LOS ÚNICOS PRIVILEGIADOS DEBEN SER LOS NIÑOS:
INMEDIATA LIBERTAD PARA BRIAN.
SUMATE A LA CAMPAÑ POR BRIAN Y TODOS LOS BRIAN DE LA MATANZA.
MANDÁ TU ADHESIÓN A:forodederechosmatanza@gmail.com
prensamatanza@suteba.org.ar

DETALLANDO NOMBRE, ORGANIZACIÓN y/o a TITULO PERSONAL.
GRACIAS.GRACIAS.GRACIAS.

SILVIA BERARDI 1531720226 MARCELA SÁNCHEZ 1562531284 MARIA REIGADA 1553241573
ROQUE BETTINELLI 1564977876

Anónimo dijo...

hermoso mendieta. Perro loco

leandrog

Gaston L. Alvarez dijo...

Mendieta, felicitaciones, tu post me cae como anillo al dedo. No se si tan politizado ya que recien ahora me estoy interesando minimamente en politica, pero es tal cual esa sensacion de que una buena vez les vaya bien a todos, asi se a costa de que tengamos nosotros un poco menos.
Hay gente que realmente no se detiene a pensar en lo injusto de no tener para comer, para vivir.
Muchas veces creo que es cuestion de suerte, suerte que uno nacio en una familia que lo educo, le dio de morfar y lo incentivo. Pero tranquilamente podria haber tenido otro destino, en una familia pobre sin recursos, en donde no pueda alimentarme bien, no tenga educacion, sueños. Y ahi por un segundo, entendes un poco el todo, lo que es la exclusion.
Mientras vemos tele y nos quieren vender todo, y nos muestran que sin ese todo no sos nada, hay gente que se quedo afuera de eso, fuera del sistema. Y como uno cree que reaccionaria??, con amabilidad???. Una persona que no pudo desarrollarse fisica y psicologicamente como reacciona??. Nosotros los no pobres lo vemos como una locura, mira esta gente, sale a robar, que desgraciados, vayan a laburar...
Estas frases son moneda corriente, pero pensemos por un segundo, y si entre el paco que te consumio, el hambre que te aqueja, la violencia de la que venis, y te topas con una sociedad que te deja afuera...como se reacciona?.
Parte de eso me hace pensar que este gobierno quizas, mal o bien, esta intentandolo contra todo el individualismo imperante. Ya con eso alcanza para apoyar.
Saludos mendieta!

Verboamérica dijo...

A la redistribución de la felicidad, agrego la lucha por la patria de los platos grandes y los vasos llenos.