29 septiembre 2008

La mesa de los gurúes

Me encantan las discusiones que se forman en cualquier bar, un lunes cualquiera, en una primavera dulcemente lluviosa, en una ciudad que navega hacia la nada.

Por eso, a la tardecita, me siento en alguna mesa de la oficina del Negro, pido una Imperial y tiro un tema. Preferentemente, de algo que no sepamos mucho.

Hoy no fuimos nada originales: la crisis económica mundial. Aquí abajo, una apretada síntesis de las posiciones de los muchachos. Insisto: a ver si los blogueros económicos se juegan un poco y ponen un poquito de luz. ¿A dónde va el mundo?

El Negro viene a ser el más optimista. Este es el fin del hipercapitalismo financiero mundial, el derrumbe de los papelitos de colores de los derivados y un regreso a primeros planos de la economía real. Claro que, al suceder esto, se avecina una recesión mundial de la economía real, un progresivo y acentuado cierre de las economías mundiales y, agarrate catalina, eso va a pegar sobre todo en las emergentes, en la periferia. Los países centrales van a cerrar aún más sus fronteras y, bue, ya sabemos. Insisto: el Negro es optimista.

Mendieta se juega poco. Si la crisis no traspasa el campo de lo financiero, lo que viene es una mayor concentración en ese segmento: fusiones y adquisiciones y los consiguientes megaarchihiperrecontragrosos bancos de inversión. O sea: el avance del capitalismo con más capitalismo. Con lo cual van a ser aún más poderosos e influyentes. Con lo cual van a tener aún más poder de presión sobre los Estados. Sólo que ahora le van a pedir a los Estados más garantías. Mendieta piensa que los Estados nacionales van a tener más intervención en los mercados pero aún menos poder. O sea: más presencia, pero menos menos autonomía. Con lo cual podrían avecinarse tiempos de “presidentes” más dependientes de estos megaarchihiperrecontragrosos bancos. ¿Empleados? Eso sí, si la cosa se desborda hacia la economía real vamos corriendo a los botes y que se salven los buenos.

Manolito es el más drástico. “Viene un tiempo de restauración conservadora en el mundo”. Así, rotundo. Y sobrevuela la economía y la crisis para hacer un planteo mucho más profundo, geopolítico casi. “Está en riesgo latente la incipiente emergencia de la multilateralidad. Si para ordenar este desbande se ponen brigidos en USA y cierran el grifo de los dólares por el mundo, andá olvidándote de los mercados asociativos del sudeste asiático, la comunidad de naciones del Sur y Todos por Africa. Para colmo, si es que se derrumbara el Imperio como dicen los celebradores de desgracias ajenas, no hay nadie que quiera ponerse el sayo. Es más, si hay alguien que en este momento quiere ayudar a los yanquis a parar el quilombo, deben ser los chinos. Porque los chinos se preparan para comandar el mundo hace como 60 años, pero el plan es hacerlo dentro de 40. Todo eso dice Manolito, mientras pide más maní japonés.

Pinta lindo la cosa. Me queda la esperanza de que no sabemos nada de economía. Mejor me tomo el subte, tengo planes quinquenales que empiezan hoy.

5 comentarios:

OMIX dijo...

Entonces Mendieta, que hago?
Sigo chicaneando a los CC por sostenerlo a Prat Gay o me desafilio del PJ y me hago lobbysta de la Morgan.

vecino horacio dijo...

Hola Mendita!
Sencillo, claro y bien dicho lo tuyo como la filosofía del hijo del negro Fonta.
Soy el vecino más viejo que el abuelo. Aunque me quisieron afanar mi vejentud.
Creo que con este asunto no va a pasar gran cosa. Casi todos creen que los papeles con firmas y firmas son riqueza. Pero no son más que papeles. La riqueza son las fábricas, los campos, cultivados, las rutas y los trenes. Y la inteligencia que sabe hacer las cosas. Ni siquiera son los bancos que administran la nada. Mañana saco por fin mi blog que se va a llamar "Argentinos Independientes" y espero que esta vuelta no me ninguneen.

Verboamérica dijo...

O lo contrario... sin los dolares estadounidenses, aumenta la indisciplina del sur de América y aumentan las influencias de hacia los petro, rusky y sinodolares.

Diego F. dijo...

Si bien hay que reconocer un lado positivo que es ver cómo se desploman los garcas que tanto daño la han hecho al mundo, comparto el pronóstico pesimista. El capitalismo siempre encuentra cómo reiventarse y, para peor, siempre sale más poderoso que antes. Para que realmente cambien las cosas "para mejor", lo que tendría que pasar es que los dejen caer a los que timbearon fraudulentamente.. hasta donde tengan que caer. Pero eso no va a pasar, ya lo sabemos...
En fin, lo que no me parece nada feliz es que en este contexto el Gobierno nacional esté pagando sin chistar las "obligaciones" con los fondos buitre.

Abrazo

vecino horacio dijo...

Diego:
Hay capitalismo de mierda y capitalismo aceptable. También se pueden dar empresas sociales, pero no es fácil. Debemos aprender a manejarnos con empresas de los propios trabajadores y con cooperativas. Se que pueden ser más eficientes, pero hay que demostrarlo. Me parece que aún nos falta maduración. En cambio las empresas financieras como los bancos pueden ser asumidas por el Estado sin muchas vueltas y sin joder la libertad de nadie.