27 abril 2008

DTs y Managers: Hablando de fútbol para hablar de otra cosa


Alguna vez lo insinuamos: la actual crisis política que atraviesa el gobierno nacional es directa heredera del éxito en los cuatro años y medio de Néstor Kirchner. Pero a diferencia de otros analistas y de cierto discurso oficial, que aducen que esto es debido a la “salida del infierno” y a que la ostensible mejora de los indicadores económicos traen aparejados –ahora- una disputa por la torta y el consiguiente conflicto, Mendieta piensa que esa reflexión peca de incompleta.

Cuando digo que la crisis de hoy es consecuencia de los éxitos de ayer quiero decir esto: Kirchner asume en 2003 con una incipiente reactivación económica producto de la brutal devaluación que el tándem Duhalde-Lavagna habían implementado luego de la crisis del 2001. Néstor aprovecha esa situación y, simplemente, la potencia en su gobierno. Pero en paralelo hace política en grande: renovación de la Corte Suprema y el significante aglutinador de esa etapa, la “política de memoria y derechos humanos”. La renegociación de la deuda, la inserción en el “cono sur” progresista. Hablamos de 2003-2005. La última gran batalla de esa etapa es el enfrentamiento con quien fuera su padrino: Don Eduardo de Lomas.

A partir de ahí, la siguiente sensación: nos va bien, medimos bien, la economía crece bien, la caja crece y crecen los apoyos. Todo está bien. ¿Para qué cambiar, si equipo que gana no se toca? (Esto escribíamos en abril de 2007, cuando el blog no existía: “algunos desde la tribuna nos empezamos a preocupar. Vemos que el equipo pareciera haberse contentado con lo conseguido hasta ahora y que se replegó para esperar la hora. Se fue para atrás, bah. Y los centros del equipo contrario empiezan a llover cada vez más cerca del área).

Y éste es el pecado: nadie pidió que cambiasen el equipo, sólo que – alejados del descenso, salidos de la zona de promoción, mientras se va subiendo en la tabla- hay que empezar a sofisticar el esquema de juego. Agregar variables tácticas, planificar jugadas preparadas, promocionar juveniles, mejorar el merchandising y –sobre todo- aprovechar la volada de que se sumaban hinchas para ampliar el estadio.

Muy bien. Nada de eso se hizo en tiempo y forma porque es mucho más difícil cambiar en etapas de éxitos que en situaciones de crisis. El equipo no se preparó para cuando llegara el momento de jugar la Copa Libertadores. Y eso es tan grave como no preparar un plantel picapedrero y batallador si inexorablemente te dirigís a competir en el nacional B.

¿Es, como se relamen algunos, este mal momento del proyecto político kirchnerista, irremontable? No necesariamente. La presidencia Néstor Kirchner también atravesó momentos de zozobra (Blumberg, Rovira en Misiones) y supo reaccionar hábilmente para reconfigurar el tablero a su favor. Claro que este momento es cualitativamente mucho más complejo: lo que era el puntal de la república virtuosa kirchnerista, la economía, se ve afectada. Y como nada se preparó consistentemente por fuera de este issue, todo parece entrar en un cono de sombras, en un temprano crepúsculo.

Por otra parte, hay algo que evidentemente complica el escenario del Club Atlético K: cuando Néstor impulsó la candidatura de Cristina a Presidente en 2007, se imaginó quitándose el buzo de DT y calzándose el traje de “manager”. Los que somos un poco futboleros sabemos que esa figura –exitosísima en los clubes europeos- nunca anduvo del todo bien por estas pampas.

Es momento de aclarar roles. Meter algunos cambios en el mediocampo para recobrar aire y volver a atacar. Por cuidar el resultado conseguido en los primeros 45 minutos de 2003-2007, aquella goleada, te acaban de meter unas cuantas pepas apenas comenzado el segundo tiempo.

Las oportunidades perdidas nunca regresan. Hay que crear otras nuevas. Dejar de vanagloriarse de goles pretéritos y embocar algunos nuevos. Lo digo yo, que todavía tengo que recurrir al zapatazo de Cárdenas.

20 comentarios:

Ana C. dijo...

Mendieta, quitarle méritos a lo de Duhalde-Remes-Lavagna, es simplemente deshonesto. Duhalde tendrá todos sus defectos, pero a la Argentina de enero del 2002 no la quería agarrar nadie ni con pinzas. Que hayan conseguido maniobrar la catástrofe y sacar al país más o menos indemne fue un milagro. Y la brutal devaluación era inevitable después del atraso cambiario producido por el modelo menemista, así que no sé por qué se las echa en cara.

La actual crisis política se debe a que Kirchner, un abogado, se cree que él solo sabe tanta economía como para manejar la economía de un país – encima la de un país con una historia difícil como la Argentina – cuando todo el mundo sabe que una persona que estudia derecho lo hace porque jamás fue capaz de resolver una simple ecuación lineal en el colegio.

Si Kirchner hubiera sabido algo, un mínimo, de economía, apenas lo que uno aprende sin saber demasiada matemática, hubiera sabido que el mejor momento para hacer reformas es, justamente, la bonanza, el auge, la recuperación, porque en ese momento no duele tanto. Pero de acuerdo con la tradición histórica de nuestra pobre Argentina, el momento de reformar va a ser el peor momento de todos, con las consecuencias de siempre.

Lo que no entiendo es cómo un hombre inteligente y sensible como usted se toma tantas molestias para justificar lo injustificable.

Lucas Carrasco dijo...

Muy buen post. Sólo que ningún equipo juega solo. El principal rival, también, y no solamente.

pastore dijo...

perdóneme Mendieta no es desde el 2007 que se vió la hilacha , hay muchos que venimos preguntándonos si Kirchner
representa o no una continuidad de
los moldes de dominación instalados en
los 90 en qué sentido las discusiones
actuales apuntan al cambio de los patrones
de desigualdad y a un real cuestionamiento
del modelo productivo vigente.
Pero amigo Mendieta lo que es francamente inaceptable
–provenga de intelectuales, periodistas o
de la clase política– es discutirlo a partir
de la aceptación del esquema binario (“si
no se está con nosotros, se está con ellos).
Amigo ésa es la trampa que se busca imponernos:
unos,
invocando el supuesto carácter
“nacional y popular” del Gobierno;
otros,
mirando con un solo ojo cómo
transpiran prejuicios clasistas y racistas,
movileros, gringos propietarios o clases
medias blancas, caceroleras o no.
Nadie duda de que, de cara al Bicentenario,
resulta imprescindible debatir
sobre las representaciones socioculturales
que encubren desigualdades
históricas o genocidios, que hoy
se continúan por otros medios.
Por ejemplo, habría que ver
cuán productiva sigue siendo
la idea de territorio “vaciable”
o aun de “desierto”,

que hoy
impulsan gobiernos provinciales
y empresas transnacionales,
para legitimar la
expansión de la frontera
energética y minera (no
sólo la sojera),

así como la
venta de grandes extensiones
de la Patagonia a propietarios
extranjeros.
Pero
para debatir todo esto
tendremos que mirar
de frente, con ambos
ojos, juntando cada
una de las piezas
del tablero y
apelando al conjunto
de nuestras
memorias
Maristella Svampa
"Crítica de la Argentina"
26 de abril de 2008

Mendieta dijo...

Ana C: o bien yo ando escribiendo para el carajo o bien ud. entiende de mis ladridos tanto como yo de economía. Explíqueme, despacito, dónde yo le quito méritos a Duhalde-Remes-Lavagna. Y quién le echó en cara la devaluación. Ana: deje de pelearse con las sombras.Y si le parece que estoy justificando digáselo a mis amigos K, que no creo que piensen lo mismo de lo que acabo de escribir.

Lucas: claro que juegan. Avisé que metieron goles a lo loco estos días y meses.

Pastore: tenemos una diferencia ideológica. Acepto que puede y debe discutirse si K representa o no una continuidad del modelo de los 90. Eso es una cosa. Otra cosa es desconocer los rasgos inherentemente polares (lo que Ud. llama binario) de la política. Mal que nos pese, la política es eso: conflicto.
Y otra cosa más: no me spamee con la nota de Svampa. Ya la había leído y prefiero debatir con sus argumentos.

Gracias, saludos.

Musgrave dijo...

Mendieta, usted conoce jugadores de primera que quieran venir a jugar al equipo?

Mire que el nuevo número de 10 viene de jugar toda su carrera en la B.

Anónimo dijo...

señor Mendieta , anoche pasaron por tvr los recibimientos que los Kirchner le hacían a Menem en los 90 estaban tan entusiasmados y seguros como ahora,
cuando hablan de disribución.
si es por las retenciones que tiene el petroleo, y los minerales o la pesca olvídese por que está todo en manos del maestro DeVido, un campeòn de la estrategia para la mordida.

le digo esto porque en el mismo programa pasaron cuando Néstor dijo desde el atril que no había irregulariudad alguna "fué entre privados" dijo expresamente.
y luego tuvo que hechar a 2 funcionarios muy importantes uqe llevaban los acuerdos internacionales sobre gas.
hay cierta coherencia en la mezcla de negocios privados y públicos desde los 90 hasta acá.
lo señala la suerte de este muchacho Ulloa que de chofer y quiosquero hace 10 años , pasó a ofrecer unos cientos de millones de dólares a telefé.
Ulloa, Kohan,Albistur Alederete, Eskenazi, Manzano, Uberti,Madaro, Cristóbal López, Kirchner parece que son parte de un proyecto .
A ese proyecto se refiere usted en su post?

Ignacio Pintas

Mendieta dijo...

Ignacio Pintas: no me llame señor que me sonrojo. Claro que me refiero, también, a ese. ¿No se da cuenta que soy empleado de Ulloa y salgo de joda con Cristobal López y Eskenazi?

Lic. Baleno dijo...

Coincido con Lucas. El tiempo en que el rival estaba dibujado no podia durar para siempre.
Mal que mal los rivales juegan y se recuperan, afinan sus estrategias y ven que hacen para no seguir siendo goleados.
Podian hablar los ex secretarios de energia o de agricultura en el 2004? no, ahora se pasean por todos los canales de cable. Es logico. Patrica Bullrich podia ser diputada 10 minutos despues de ser funcionaria de De La Rua? no, ahora puede serlo.
Se reconfiguro el espacio opositor.
Ahora existe al menos.
Es logico y es sano.

Ana C. dijo...

Mire esto, Mendieta,
"la brutal devaluación que el tándem Duhalde-Lavagna habían implementado luego de la crisis del 2001"

¿no queda medio feíto dicho así?


Y después me dice:
"Nada de eso se hizo en tiempo y forma porque es mucho más difícil cambiar en etapas de éxitos que en situaciones de crisis".

Ahí sí lo justifica, porque dice que es difícil reformar cuando las cosas van bien, lo que no es cierto. Es difícil cuando uno se acomoda en el poder y no tiene un proyecto de nada. Pero en eso usted no tiene nada que ver. Eso nomás demuestra que Kirchner, de gran presidente, nada. qelqqd

Mendieta dijo...

Lic. Baleno: 100% de acuerdo con usted.

Ana C: Ufa. 1) Si le parece feíto decir brutal es porque debe sentir algún tipo de culpa con la devalueta. Yo no. Era imprescindible.
2)Con respecto a la frase que ud. lee como justificatoria: en el párrafo anterior digo: "hay (había) que empezar a sofisticar el esquema de juego. Agregar variables tácticas, planificar jugadas preparadas, promocionar juveniles, mejorar el merchandising y –sobre todo- aprovechar la volada de que se sumaban hinchas para ampliar el estadio". Sabe qué: eso es una crítica.
Luego de la frase en cuestión, la justificatoria según usted, digo: "El equipo no se preparó para cuando llegara el momento de jugar la Copa Libertadores". Esa es otra crítica más.
Lo que usted, y quizás otros, entienden como justificatorio, es una maldita ironía. ¿Usted me cree tan pelotudo como para no saber que en los tiempos de bonanza deben hacerse los cambios estructurales?
Al final voy a hacer post redondamente oficialistas, así me critica con fundamentos. ¿Ahora me expliqué o tengo que ir a Bruselas para traducirme?

JPV dijo...

Mendieta,
su diagnóstico es impecable. Ahora bien, no cree que la goleada frente a Chiche en las legislativas de 2005 no terminó de relajar al equipo? Lo echó a Lavagna, comenzaron los conflictos con el campo, perdió la virginidad en casos de corrupción. Creo que si las elecciones hubieran sido en octubre de este año, habría sido mucho más complicado el partido. Gran blog, lo consulto permanentemente. Saludos.
PD: con Chocho, zafan.

Ana C. dijo...

Se explicó, Mendieta, se explicó muy bien. Yo también pienso que la devaluación era imprescindible, pero hay muchos que lo ven como una agresión al gran pueblo argentino, y por eso la confusión.

Un saludo.

(Nada desagradable imaginarse que se viene a Bruselas a discutir conmigo, aunque no creo que la discusión dure mucho, la verdad)

JPV dijo...

Me olvidé de algo, creo, importante. La política argentina es un campeonato corto, de seis meses. Se vive en campaña, el libro de pases está siempre abierto. No te podés relajar con los logros de una temporada...Abrazo.

chacall dijo...

En mi experiencia personal, no hay nada mas nocivo para un jugagor que la falta de confianza... cuando estás en la cancha no tenés que pensar, tenés que moverte a puro instinto, evaluando el panorama, pero de manera repentina.

Si ya no tenés la misma confianza en lo que hacías, si empezás a dudar del dt, o de si el dt te banca, te tomás unos segundos de más para pensar para dudar, que son fatales.

A esto sumale que ya saben por donde atacás, y por cuales son tus flancos débiles, aunque por ahora no saben bien como explotarlos, pero es cuestión de tiempo no más, que pasa primero, o vos te aggiornás y te sofisticás, o el rival aprende a explotar tus debilidades, todavía estamos en esa etapa, creo, y no se ve muy bien que va a pasar..

estábamos hablando de deporte no?

saludos!

inmEnzo dijo...

Muy bien, este debe ser el mejor equipo que tenemos desde el 83. En el primer tiempo le llenamos la canasta a lo mas irritante de la sociedad argentina. Grondona, La Soc Rural, los genocidas, los yanquis. Con Blumberg quisieron copar el medio campo y no pudieron, con Rovira, fue como un penal en contra que atajo el arquero. Pero en el segundo tiempo, me parece que esperabamos mas de Binner, Juez, Sabatela y menos de PJ. Estamos dejando muchos heridos al pedo y van a terminar jugando para el equipo contrario. Luego la historia los condenara, como a todos lo gorilas que jugaron con la iglesia y los terrateniente en el 55, pero tratemos de ayudarlos a estos compañeritos para que no se vayan al otro equipo, se entiende?

Saludos

Dos dijo...

Creo que el Profe Córdoba dijo una vez algo parecido a "me preocupa que que mi equipo tenga miedo de ganar".
Ya sé que suena parecido a condenados al éxito, pero siento que hay algo así en el aire.
Avalo en un 100% lo que Ud dijo sobre la abstinencia de quilombos y le sumo el empezar a tirar pases laterales cuando se ganaba cómodo, pensando en el partido del domingo que viene.
Y ahora estamos empatados y con lo contrarios en el área nuestra.
Es hora de arriesgar un poco más y salir a meter dos goles más para cerrar el partido.
De una vez.
Saludos
Portuario (2)

Néstor Sbariggi dijo...

Excelente post Mendieta. Todavía se está a tiempo. Esperemos que acierten con los cambios.

Saludos

MV dijo...

Coincido plenamente Mendieta!
Vendrán nuevos goles??

Generico dijo...

OK... estaba goleando y se me viniero al humo. Clavaron un par pepas y la hinchada de ellos explota con el "estan todos cagados, están todos cagados". Los de K, lanzan un tibio "y Néstor ponga huevo, y Néstos ponga huevo" (que nunca se sabe a ciencia cierta si es insulto o aliento)

Que hacemos? Sacamos un punta, y metemos un 5 para recuperar la balón (casi, le diría un ajuste a la Pasarella) o saco un medio y mando un punta más (o sea no enfrió nada manga de cerdos liberales, voy por todo)???

Lo dije alguna vez y hoy lo confirmo. Hay un nuevo Fernandez en el gobierno y según dicen, se quedaron afuera los tibios. Cada día, estamos más cerca del Míster Peregrino Fernandez para Jefe de Gabinete. Lástima que el Míster nunca ganaba.

DIDÍ dijo...

El problema es qué cambios se van a hacer. No es lo mismo meter un volante de contención creyendo que se puede aguantar el resto del partido que meter a Buonanotte, no?
Por ahora, el primer cambio fue sacar a un calesitero al estilo Alexis Sánchez y poner en su lugar a Oscar Ahumada, un cinco clásico. ¿Alcanza para ganar el partido? Muy bueno lo suyo, pero evocar a Cárdenas ahora es como evocar a Cámpora.