31 marzo 2008

Respiremos profundo blogosfera…uno…dos…tres... Calma. Calma, che.


En estos últimos días la blogosfera se calentó a pleno y hubo mucha más polémica. Si bien el tráfico aumentó bastante, los que andamos en esto sabemos que el impacto y el universo de lectores y comentaristas en los blogs políticos y económicos son, hasta ahora, bien reducidos en nuestro país. ¿Tres mil? ¿Cinco mil? ¿10 lucas?

De ahí que podamos decir que los que tenemos un blog o somos comentaristas habituales nos conocemos casi todos. Es una manera de decir, claro: yo no lo conozco personalmente al Licenciado Baleno, o a Lucas Carrasco, o a El Criador de Gorilas, o MarianoT (a quien por cierto, aprovecho para agradecerle todo lo que me está enseñando desde su blog. Aunque no comparta su posición). Podría exagerar y decir que ni siquiera sé si existen, tanto como ellos no saben quién está y existe detrás de Mendieta.

El otro día Mario Wainfeld, en la actividad organizada por MEC, planteaba su disgusto con el anonimato de los blogs. Y yo pensaba, mientras escuchaba, algunas dificultades que tenemos los que empezamos en esto con un seudónimo: “Mendieta el renegau” es una identidad que excede a quien lo escribe. A esta altura tiene su propia personalidad, una manera de decir ciertas cosas y plantear algunos temas que no necesariamente serían planteadas de igual modo si lo hiciera por fuera del blog. Es más: me permite decir cosas que, por razones laborales, no podría decir con la misma libertad y liviandad que te permite un post. Y no porque me censuren o comiencen a perseguirme. Simplemente porque iría en contra de mí mismo, de mi trabajo. Al mismo tiempo, ese anonimato me impide “capitalizar” en mi vida real algunos aciertos analíticos que supo tener Mendieta. Para que se entienda: un día, en una reunión, alguien me bajó línea a mí citándome un artículo que yo había posteado. ¿Me expliqué?

Por qué digo todo esto: porque en varios blogs amigos que leo cotidianamente noto un nivel de agresión y de insultos en los comentarios bastante creciente. Amparados en el anonimato, claro. Ni siquiera se molestan en ponerse un seudónimo, crearse una identidad virtual. Porque con alguien que tiene una identidad, aunque sea virtual, se puede intercambiar, debatir, pelearse y hasta ponerse de acuerdo, incluso.

Algunos casos son tragicómicos: te insultan y te acusan de intolerante en la misma frase. Otros ni se molestan en leer el post en donde comentan y simplemente GRITAN con MAYUSCULAS amenazas a diestra y siniestra. Otros son más burdos aún: algunos somos empleados de Alberto Fernández, de la SIDE, de Fidel y de Chávez, de la CIA y de la Mossad, de los Jedi y del Lado Oscuro.

¿Y saben qué? Lamento decepcionarlos. No nos da para tanto. Eso sí: sigan pensando lo que quieran. Somos tolerantes de verdad.

Que tengamos, todos, un martes en paz.

25 comentarios:

Juanedu dijo...

Mortal lo de que le bajaban línea citándolo a ud!!!! Me encantó la situación!!!

Me lo imagino a ud poniendo cara de poker y diciendo: Pero qué inteligente el muchacho que piensa eso!!!

Un abrazo.

Lucas Carrasco dijo...

Bien dicho.Sabés que vengo pensando en eso. es más, estaba por cerrar el blog con mi nombre y abrir otro, pero no sé. Me daba bronca por cuatro pelotudos que insultan.
Me parece que lo definís bien al tema. Te faltó, la característica mendietista del asunto: qué hacer.

Lic. Baleno dijo...

En mi larga (bah... larga) experiencia en la internet he visto de todo. Preferi el anonimato porque he visto a cada loco circular por la red que la verdad que asusta. Pero tambien he sido publico (ejem!) y jamas tuve un encuentro desagrable (y muchos muy agradables), en fin, que cada uno haga lo que le parezca. Todo esta bien.
Con respecto a los insultos yo tome una decision desde el principio: Mi blog no es periodistico, es artistico, los comentarios vienen a mejorar y complejizar la obra. Los que no lo hacen se borran hasta que ni el polvo de sus huesos la america latina tenga.
Me diran que es censura, pero es censura en el sentido que un pintor usa el azul y no el verde, usa el azul! no censura al verde!
Como alguna vez dijo Dolina, cuando toca Troilo, toca Troilo, no hace una asamblea.

Néstor Sbariggi dijo...

Luego de màs o menos 15 años en internet firmando siempre con mi nombre las cosas que escribìa cuando abrì el blog lo màs natural fue seguir asì. Màs allà de alguna amenaza nunca concretada de algùn ofendido no he tenido. Me han preguntado "anonimamente" quien me pagaba tambièn. Pero no pasan de un par, completamente irrelevante.

Lo que si he tenido es luego de poner mi foto , gente que por ahì me dice "a vos te conozco de algùn lado y no se de donde, yo se que vos sos ingeniero"

A los que no entiendo es a los que volanetan (con mayùscula o no) el mismo comentario en todos los blogs. Salvo a algùn distraido no deben convencer a nadie.

Pero alguien que opine tendrìa que tener identidad, real o ficticia. Sino estàs discutiendo con nadie o con el "anònimo de las 15:20" que es màs o menos lo mismo.

Saludos

Jorge Y. de la G. dijo...

Mendieta:
Yo tengo el mismo intríngulis que Ud., y las razones de mi semi anonimato son muy similares a las suyas. A veces me cuestiono esa posición ya que me siento medio esquizoide, pero no le veo sentido a hacer pública mi identidad, en parte porque no tengo nada que ver con el ambiente político, periodístico o universitario que predomina en la blogósfera, así que mi nombre no le diría nada a nadie. Y mi vida laboral está totalmente al margen de la temática del blog, así que ahí decir mi identidad me podría perjudicar y no me serviría para nada.

Un abrazo.

Charlie Boyle dijo...

La insoportable levedad de mi ser impide el seudónimo, tanto en la vida pública como en la privada. Soy un agnolloti hecho a la vista, me gusta jugar con el personaje y el real, lo que no me ha traído pocos problemas.
Justamente comentaba en el blog de Lucas Carrasco que los blogs se convierten en un embole por dos cosas:
El copy and paste es muy facil y chantarlo en cualquier lado no tiene nada que ver
Segundo la agreción privatiza el blog. El Blog no es privado es público, por ende político, si alguien lo copa me está copanndo mi espacio.
La amenaza, que vengo denunciando desde hace días, hecha de este modo carece totalmente de sentido. La imagen es: un pelotudo, pago por no se quién molestando a un gil que pone en común con su comunidad sus cosas. Siento lo mismo que con los candidatos a los que mis hermanas no les daban bola.
En fin, ya se van a ir. Definitivamente no entienden esto.

Ana C. dijo...

Re cool eso de que te argumenten con una opinión tuya!

chacall dijo...

Nada mendieta coincido 100% con ud, respecto al nivel de agresiones e insultos, y sobre todo, que con poco tiempo hay que filtrar mucho comentarios de ese tipo para leer algo interesante (que por lo general lo dicen los 50 / 100 tipos que leemos siemprem, comentaristas o bloggers). Por eso por ahora decidí seguir leyendo todos, pero comentar solo en algunos.

Algo similar sucedió en algunos blogs (por ejemplo el de artemio) cuando fueron las elecciones en Capital. Luego la cosa volvió a transitar por carriles normales.

Y aunque no tengo tiempo para mi blog (ya voy a ver si lo retomo cuando pueda elaborar algo que me guste), hasta cuando uno hace comentarios el anonimato o el seudonimo, permite desdoblar lo que uno diría en ciertos ámbitos, en el trabajo, en el gremio, en la universidad, en el club, de lo que dice el seudónimo, muy de acuerdo con eso, como que hasta permite llevar ciertas posiciones a un extremo o jugar con ello que en la vida real a veces es mas complicado.


saludos!

El Canilla dijo...

Mario de Palermo para sus veteranos escuchas , en realidad me parece que se refería al anonimato del comentario que se pone como "anónimo", no al anonimato que te permite ser Mendieta o yo El Canilla. Y manejar nuestras personalidades com Superman-ClarKent, al decir del Menchi Sábat (estoy citando de memeoria y no recuerdo si figura en La Voluntad o en alguno de los libros del Cogote Bonasso).
Concuerdo con el Lic Baleno. el anónimo que insulta da la nota de color, como en la ronda discursiva-discutiva del café el que se acerca para "mandarnos a laburar".
El anonimato permite decir lo que cara a cara terminaría a las piñas.

Pero los que nos leemos , opinamos y aprendemos del otro en definitiva lo pasamos por alto y , si tuviéramos diez lucas de lectores seríamos Gardel , Zitarrosa y los guitarristas de los dos.
Lo que perturba y alarma al hombre ‑dice Epicteto‑, no son las cosas sino sus opiniones y figuraciones sobre las cosas.

Anónimo dijo...

Buen día Mendieta:
Más por fiaca que por otra cosa, suelo ser parte de la legión de "anónimos".
Está muy bien lo que plantea y creo que sintetiza en mejores palabras lo que más de uno piensa y/o intuye, en esta relativamente nueva forma de expresarse que son los blogs.
Yo agregaría algo que pensaba el domingo viendo cómo se masacraban en la cancha; los niveles de violencia y crispación que ya habituales entre nosotros.
Lo de las canchas, este pseudo paro de productores (y el hoy vanagloriarse de: "...mostramos capacidad de desabastecer" - o sea, presumir de su capacidad de cagarse en el resto del país). Todo un logro.
No sé si aún en las dictaduras el "clima" entre los ciudadanos comunes era tan espeso y tan ajeno a la simple noción del respeto mutuo (el respeto no como una formalidad, sino como algo tan elemental y profundo como reconocer al otro y su lugar) - Tampoco las dictaduras pudieron rescatar esa rémora hoy también habitual; el odio directo e irracional, al peronista, al negro, al pobre, al distinto, al que se cruce, en definitiva.
Puede sonar pomposo pero, si algo de bueno puede tener un blog es que es un espacio en el que pueden/podemos encontrarse muchos para discutir, pelearse (también amigarse) y sumando pequeñas escalas personales, ayudar a construir una sociedad más grande y mejor. Aunque sea charlándola.
Obviamente, no vivimos en Júpiter y no van a faltar los "intrusos" a los que poco les importa el sano ejercico de discutir.
Mucho más sano en cuanto en la web la distancia geográfica es un factor casi desechable, no así la posibilidad de acceder a realidades no siempre conocidas en detalle.
Saludos.

Raúl

Gerardo Fernández dijo...

Es todo muy loco. "Datos Duros" comentó el otro día la anécdota de cuando a Roberto Arlt le pidieron su nombre real...
Es como cuando en la radio pasan un mensaje de "Susana de Almagro" o "Susana García de Almagro"
En la radio siempre solicité apellidos porque eso me daba una idea de mayor responsabilidad por parte de oyente. Es una tontera, pero así lo sentí siempre.
Respecto a los Blogers ¿Cuál es beneficio del anonimato o el seudonimo? ¿Qué se puede decir lo que jamás se diría desde la identidad real?
Pregunto: El flaco que conocí en la Di Tella ¿Es Mendieta? ¿Y si era un farsante que usurpó el nick?
También conocí a "Datos Duros" ¿Es Datos Duros u otra persona?
Después le pregunté a Pablo de La Barbarie si conocía la identidad "realmente existente" de El Criador y me hizo un gesto como diciendo: "Eso no se hace" (pero me murmuró un nombre que incluso ya olvidé)
Lo que pasa es que todo es virtual. Todo es un dato: Una suma de ceros, números y letras.
No sé, pero siento que el bloger que usa seudónimo algo oculta.

Daniel I. Krichman dijo...

jaja.. qué discusión interesante!, cuánta tela para cortar! ¿Tendremos de verdad capacidad para decir cualquier cosa a cualquiera o hay una parte de nosotros sobre la que funcionan las "represiones" propias? Desde esa perspectiva ¿cuál es la importancia de decirlo con nombre y apellido o llamándose "Clara de Almagro"? La idea de que el nombre respalda la responsabilidad del que habla parece buena. Sin embargo "Pablo Neruda" era un seudónimo y ahí está su obra... En el tiempo, hasta podría pensarsae la situación inversa ¿Cuánta gente hoy compraría un libro de Ricardo Reyes Basualto, si alguien no le soplara al oído que se trata del mismísimo Pablo?
¡Muy buen tema don Mendieta!
saludos
danielk

Diego F. dijo...

Mendieta: hay mucho comentario repetido en los blogs, están spameando -y como ladra, a los gritos- incoherencias. Si viera los comentarios que recibí no sólo en el blog sino en youtube por los videos del campo se deprime. O se preocupa. Hablaron incluso de quemar libros. Se ve que como la interné es principalmente de clase media para arriba somos una minoría virtual y por eso son tan valiosos blogs como este, Escriba, Jorge, Tavos, etc.

Abrazo

Politico Aficionado dijo...

Confieso que el temor a ser tildado de antidemocrático me inhibió de proponer una razonable censura como la que propone el Lic. Baleno.

Sin embargo la presencia de posteadores que parecen disponer de tiempos infinitos para repetir sus brulotes ofensivos e insustanciales en todos los blogs del campo nacional, sin que ninguna refutación, por ajustada a la lógica que esta sea, pueda contener su incontinencia verbal, me convence de la conveniencia de invitarlos a escribir en los blogs de Perfil, La Nación, Crítica y otros donde serán mas apreciados.

Recientemente Labarbarie se vio obligada a cerrar un post ante una invasión de amenazas e invectivas como las señaladas, esto es muy lamentable pues significa que fue silenciada por estos patoteros.

Politico Aficionado

Mariano T. dijo...

No tengo problema con los comentarios, aunque normalmente borro los que tiene insultos bajos (no descalificaciones que si son válidas) y los que reivindican a gobiernos de facto.
Y mi identidad...nunca se sabe hacia donde van los procesos, y su relación con las actividades privadas de uno. Prefiero, ya que no soy oficialista, no ser identificado.

NatiNa dijo...

Este tema de la blogosfera esta resucitando a viejos "apocalipticos e integrados", tal como les llamaba Umberto Eco a quienes se horrorizaban o celebraban sin mesura a los medios de comunicacion masiva durante el siglo XX. Por mi parte, el blog me permite expresar lo que pienso de una maner rapida y facil, pero tambien hay que admitir que algunos son puras estupideces

Mendieta dijo...

A ver, Lucas: ¿qué hacer? Que se yo... Mire nomás en estos comentarios de más arriba. Tenemos quienes firman con su "verdadero" nombre, aquellos que usan seudónimos, aquellos que usan seudónimos y argumentan inteligentemente acerca de borrar comments cuando se les canta y etcéteras varios. Lo único que se me ocurrió hacer hasta ahora era plantear el tema y llamar a la calma. No me interesaba que me dieran bola aquellos que insultan sin más (es inutil), pero sí que fuéramos concientes de la situación el resto de la blogosfera que pasa por esta cucha.
Gerardo: Di Tella? Cuál? el Instituto? La heladera? Mendieta ahí? Tengo un doble? Ya expliqué, o intenté al menos, fudamentar el porqué de mi seudónimo. Igual hoy en la esquina de una Plaza me saludaron con un "Mendieta!!!!" así que le queda poca vida al otro yo. En cualquier momento me planto en el INADI pidiendo el cambio de documento.
MarianoT: que casualidad. A mi me pasa lo mismo. Como no soy oficialista no quiero que sepan quien soy.
Al resto, leí todos con mucha atención, muchas gracias por pasar.

Andrés el Viejo dijo...

Creo que fue Lenin el que dijo que el socialismo puede resolver muchos problemas, pero que siempre habrá imbéciles. Sobre los insultos, hay que hacerse la misma reflexión: son inevitables. Cda cual sabe si prefiere dejarlos o suprimirlos. No me parece tema de debate.
Sobre el anonimato, yo también me inclino por distinguir el anónimo del suedónimo. Tal vez porque durante muchos años escribí con seudónimo en publicaciones clandestinas o de legalidad precaria e igualmente precario destino de sus redactores. Ser Andrés el Viejo me resulta tan propio y personal como los seudónimos que hace tiempo dejé de usar. El anónimo no (aunque es justo reconocer que hay anónimos que despliegan un juego de espejos y son Anónimo Tal o Cual, o sea, el termino anónimo oficiando de seudónimo). Hegel inicia su Lógica diciendo que el puro ser es de lo que nada se puede predicar, es decir, la pura nada. De un anónimo nada se puede predicar, es decir, es la pura nada.

Lucas Carrasco dijo...

Juaz, lo de Andrés es genial.

Mendieta, una cosa, que creo obvia, pero está bueno rescatar, cuando yo te preguntaba qué hacer, había un solo comentario -rescatando la desopilante historia de cuando te bajan línea- pero luego, ya leyendo hoy, hay muchos que (nos conocemos todos, en el sentido que vos planteás) cuentan sus experiencias y está bueno, se arman argumentos, afinidades, lógicas y posiciones desde ahí.
Está bueno rescatar eso, el rol que jugamos los que comentamos, escribimos, debatimos, peleamos, y hay algo que me dí cuenta recién ahora leyendo los comentarios: la poca bola que uno le da a los imbéciles y, por la inversa, cuánta atención uno le presta a tipos con los que alguna vez en algún comentario, concordó. Con lo cual concluyo, como dice Andrés, que los anónimos insultantes hay que dejarlos. Y además concluyo en cierta idea de cuánto hay de colectivo en todo esto y cuánto de pulsiones tan parecidas a la vida real.

Saludos.

Jorge Y. de la G. dijo...

Mendieta: perdón por intercalar un mensaje personal.

Gerardo, nos debemos una mateada, ahí podemos charlar sobre lo que decís del anonimato.

Abrazos.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con lo del nivel de agresión en la blogósfera criolla.

Al contrario, es sorprendente la altura de las discusiones. Solo peguensé una comparada por, por ejemplo, la blogósfera política española o, aún peor, cualquiera de las que debaten sobre el conflicto de medio oriene y comparenlá con Mariano T. disintiendo con Sirinivasa o hasta Elemaco con su Tavos (no hablemos de Musgrave y Ana C. que son un caballero y una dama).

E.A.Q.N.F.

o sea

El anónimo que nunca falta
(pero que a veces interviene sin animarse aún - vaya uno a saber porqué- a ponerse un nick "definitivo")

Anónimo dijo...

Quise decir "comparada con" y medio "Oriente". Por eso no me pongo un Nick, no se tipear...

E.A.Q.N.F.

Anónimo dijo...

El apellido del Criador es Breeder y es egresado del Colegio.

Anónimo dijo...

compañero somos la rabia!!!

CristinaKirchner dijo...

Lo felicito. Exelente post, y que cierto. Se lo digo yo que se porque se lo digo (me entiende)