29 noviembre 2007

¡Socorro! ¡Exijo una explicación!

Uno se levanta -como todos los días-, pone la pava, prende la radio y se va al baño a lavar los dientes. Vuelve, llena el mate, llena el termo, abre la ventana que da a las plantas y se sienta a leer los diarios en la máquina (los domingos no. Que me perdonen ustedes tecnojóvenes, pero yo necesito sí o sí recibir los volantes de pilates, pollerías, talleres literarios y escuelas privadas).

A partir de ese momento cualquier cosa puede pasar. Por ejemplo, tipear www.lanacion.com.ar y encontrarte con ésta nota del amigo Ventura. No. El de espectáculos, no. El serio, che.

Entonces la leés una vez. Y volvés a empezar, porque te decís a vos mismo: “todavía estoy dormido, no entendí”. Y la leés de vuelta. Y otra vez. A la cuarta te das por vencido. Y como no podés entender la nota, tratás de entender al que la escribió. ¿Necesidad de preservar tu relación con las fuentes, teniendo en cuenta que seguís los temas de Justicia? ¿Adopción de la línea editorial de tu jefe de redacción, que te dijo “palo y palo, el único autorizado para elogiar es Joaquín”? ¿Simple boludismo?

Para colmo, anoche uno se fue a dormir leyendo esto:

“ Una cultura que atraviesa lo comunitario desde el alarmismo social, la antipolítica, el sentimiento ciego, el protolinchamiento permanente, el cinismo, el termómetro de la inseguridad, el analfabetismo frente a toda cuestión compleja, la vacuidad temática del rating, el comportamiento histérico” (Nicolás Casullo, “Populismo”, en Las Cuestiones, pág. 132).

La cuestión es que uno le termina dedicando como veinte minutos a la lectura de miserables treinta líneas de La Nación. Y el día se empieza a complicar. Aviso desde acá que hoy llego tarde.

17 comentarios:

escriba dijo...

Los liberales todavía con neuronas ya hacen autocrítica, estimado.
http://lacienciamaldita.blogspot.com/2007/11/el-antikirchnerismo-bobo.html

No desespere.
Saludos

manolo dijo...

Mendieta
Me extraña, araña; “la platita, la platita”
Traducido, la majestad de la magistratura implica que cobro pero no pago.
Si no me queda otra que pagar, que me reembolsen con un aumento.
La familia Judicial es tropa propia de La Nacion, Republicanismo en estado puro.
Pero son tan impresentables que ni Lilita se anima a defenderlos en esta.
Un abrazo

Hal dijo...

La familia judicial es el producto de años de apadrinamiento político, ¿qué tiene de republicana? Andá a hacerles un test de republicanismo a todos los jueces y fiscales que le deben el cargo al Loco Román. Por favor, Manolo. Esos son más tuyos que de Lilita.

Andrés dijo...

Si el apadrinamiento político de la justicia es negación de la república, no ha habido nunca república alguna en el mundo y, si no les parece mal que me tome el atrevimiento de mirar al futuro, no la habrá.
Saludos

Hal dijo...

El apadrinamiento político puede ser una constante y eso, justamente, no convierte a la familia judicial en un baluarte del republicanismo sino de sus padrinos.

Andrés dijo...

El problema central de este asunto no es lo que escribió Ventura (esperable desde todo punto de vista, sobre todo si recordamos que no hace tanto salió a defender, gratis, a Martínez de Hoz) sino que le dedique tanto tiempo a la nota, Mendieta.

¿Cuatro lecturas? Yo no pude pasar del primer párrafo...

Saludos

Mendieta dijo...

Me gusta, me gusta. Manolo vs. hal hacen medir. ¿Qué quiere que haga Andrés? por desventura me empaqué leyendo.

Avallay dijo...

Bien uno se levanta lee los diarios y los blog amigos. Pero justamente evita leer algunas cosas de los diarios como Ventura (no digo que sea una cosa) y ahora por culpa suya terminé leyéndolo igual. Así no. Le parece poco castigo el partido que tuvimos el sábado?.
Ah, con la familia judicial no se jode.

Hal dijo...

avallay también es de la gloriosa?

manolo dijo...

Avallay
Mis disculpas a UD en lo que corresponda, pero la familia Judicial es como la Cadena de la carne.
Hay mucha gente trabajadora, pero esta llena de Samid. ;-(

HAL
Sos el Unamuno del Oeste, con Millán de Astary incluido.
1/Román tiene influencia en la PBA, en el fuero Federal y el resto del País es un 4 de Copas.
2/ Inclusive en la misma PBA, el empezó a tener fuerza después del 87.
3/El grueso de los nombramientos se realizaron en el periodo 83/87, cuando Armendáriz era Gobernador.
Tenía mas influencia Titi Martínez que Horacio.
4/ ¿Arslanian no se lleva bien con Román?, o es solo tu “enemistad manifiesta” de pueblo chico con Horacio.

Jorge Y. de la G. dijo...

"La familia Judicial es tropa propia de La Nación, Republicanismo en estado puro."

Hal, entendiste mal, Manolo se refiere al "republicanismo de ocasión" o "pour la gallerie", típico de tipos que durante el Proceso o el m*n*mismo no abrían la boca. Al respecto, cada tanto conviene releer esta nota del Perro Verbitsky dedicada al pensamiento del camarista federal Leopoldo Schifrin.

Un abrazo.

Hal dijo...

Pero Manolo, Unamuno era un nacionalista que se pronunció a favor de la civilización occidental cristiana y acompañó los primeros tiempos de la sublevación de Franco, casi que acá hubiera pasado por peronista. Lo mío está más cerca de Machado, llegado el caso.
1. Román tiene influencia sólo allí donde vos señalaste pero el país y la provincia están llenos de patriarcas como el Loco. Sólo lo cité como ejemplo.
2. Con los radicales, en Nación y provincia, los nombramientos se negociaban con el PJ por la conformación de las cámaras.
3. Habría que acudir a algún tipo de estadística oficial pero tengo la impresión de que la mayor parte de los jueces y fiscales en ejercicio fueron nombrados o ascendidos del 89 para acá. Aún si no fuera así, es sabido que, con el cambio de gobierno, muchos que eran de Boca se hicieron de River.
4. Arslanian se llevaba para el culo con Román, por eso es que nunca tuvo mayor injerencia en los nombramientos judiciales.

Cine Braille dijo...

Ah, la Comisión de Acuerdos del Senado en los 80... Lo que no hizo y deshizo don Vicente Leónidas ahí...

Anónimo dijo...

El discurso de Cristina (donde se refiere a gravar los salarios de los jueces) fue un discurso político y merece ser analizado políticamente. Decir que gravar esos salarios (cosa que me parece por supuesto correcta) es una "deuda" con el proceso de democratización o institucionalización del país, es más que un exceso verbal. Tan tirado de los pelos era la cuestión en su discurso, que es razonable buscarle una lectura política. Juntar el tema con el disgusto del Gobierno por el fallo de la Corte en materia de jubilaciones no es irrazonable.
Y finalmente, la "familia" judicial está constituída casi exclusivamente de gente que debe su designación a alguna palanca política. No digo que sea bueno o malo, simplemente que no tiene sentido caracterizarla como una institución llena de "liberales a la Argentina".

Néstor Sbariggi dijo...

La familia judicial es una corporación como cualquier otra. Y además piensan con algo de razón que les encargan resolver los entuertos que la política no puede y eso lo cobra. Un caso interesante y que lo tengo a unas cuadras de aca es la elección de Lomas. La política le pide que lo resuelva y la justicia contesta que le hacen falta recursos, que no tienen personal para contar tantas boletas cortadas, etc y que paren de recurrir urnas porque así no terminamos más. Te vienen con la lista entera.

En Pcia tenemos el tema de la ley de minoridad. Toda la familia judicial entera se oponía porque recortaba su poder. Si hay alguien que sintió La tensión entre la FJ y la política es María del Carmen Falbo. La tironearon de ambos lados con este tema, se la veía que quería encontrar un equilibrio muy complicado haciendo malabares.

Tema que da para largo, ya seguiremos.

Saludos

Avallay dijo...

Hal ahora somos un poco mas estimados no? De la Academia y criado en Avellaneda, puro, puro.
Manolo: es cierto es como otras corporaciones, pero ya eso de hacerse llamar doctor cuando no lo son mmmm, no pinta bien. Y ahí cosas contradictorias como señala el ingeniero la política se está judicializando porque la política no ofrece mediaciones, y en eso les doy un changüi. Sin embargo recuerdo un chiste de Quino: dos tipos se saludan y cuando uno dice soy el doctor tal, se convierte en estatua.
Ultima a los trabajadores judiciales se los están empomando con promesas e actualización salarial no cumplidas por la Corte. Empomando en el buen sentido
Salutti.

Hal dijo...

Ahora sí, hubiera empezado por ahí, estimado.